31 oct. 2009

General Pico, La Pampa, Argentina.-

GENERAL PICO 
Enfermero detenido por supuesto “ejercicio ilegal de la medicina” 
 http://www.eldiariolp.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=45836&Itemid=31

General Pico - Un vecino de esta ciudad dedicado a la enfermería se encuentra detenido desde el jueves de la semana anterior a disposición del Juzgado Penal Nº 3, en el marco de una profunda investigación que impulsó una profesional médica por la supuesta “falsificación” de su firma.

Según pudo conocer ayer El Diario, el hombre -de apellido Leiva- se negó a prestar indagatoria el último viernes en Tribunales ante graves acusaciones en su contra, como son las figuras de “Falsificación de documento, Defraudación y Ejercicio ilegal de la medicina”.
La investigación comenzó la semana anterior, cuando una médica clínica de apellido Martínez denunció el caso ante el fiscal Carlos Pellegrino, quien rápidamente elevó las actuaciones al Juzgado Penal Nº 3.
Fuentes consultadas por este diario permitieron conocer que el enfermero habría falsificado la firma de la profesional para elaborar “documentación relacionada a la actividad médica” durante la atención de un paciente afectado por una grave enfermedad.
En ese marco, trascendió que Leiva le habría facturado alrededor de $ 14.000 a una obra social, hasta que se detectaron las irregularidades.
El enfermero fue detenido en la tarde del jueves pasado en su lugar de trabajo y en la mañana del viernes fue conducido al Juzgado Nº 3 para brindar indagatoria, acto al cual se negó, amparándose en su derecho de defensa.
En tanto, respecto a su actual estado de detención, las fuentes puntualizaron que por un lado se debe a la gravedad de los delitos denunciados y por otro a la necesidad de llevar adelante distintas diligencias en la causa, algunas de las cuales se cumplimentaron en las últimas horas y otras están previstas para los próximos días.
En la mañana de ayer el secretario del Juzgado Nº 3, Maximiliano Boga Doyhenard, sumó a la investigación dos declaraciones, precisamente una ampliación de la médica denunciante y la testimonial de una mujer que posee un parentesco directo con el paciente que atendió el enfermero, practicando un supuesto “ejercicio ilegal de la medicina”.
Para las próximas horas está prevista la incorporación de nuevo material en la causa, como es el resultado de una “pericia caligráfica”.

Desde Venezuela.-

Médicos y enfermeras rechazan traslados y retornan al Vargas 
 http://www.entornointeligente.com/resumen/resumen.php?items=966650

Quince días duraron las enfermeras y adjuntos del servicio de cirugía del José María Vargas en el Hospital Rísquez esperando para trabajar. Pero en casi tres semanas no recibieron a ningún paciente, por lo que decidieron regresar a las instalaciones del Vargas y trabajar con el único quirófano operativo del centro de salud.

"Ya tenemos dos años deambulando por el Rísquez y el Militar y aquí siguen sin hacer las remodelaciones, pero ahora nosotros vamos a presionar desde aquí", dijo Betty Acosta, licenciada en Enfermería. En noviembre del 2007 la Dirección del hospital anunció la remodelación de la emergencia y de los quirófanos. En vista del cierre temporal, los cirujanos fueron trasladados al hospital Rísquez. Seis meses después, fueron reubicados en el Hospital Militar Carlos Arvelo, en donde les ofrecieron cuatro quirófanos. No obstante, en agosto de este año se les limitó el uso de las salas de operaciones a la mitad. En septiembre el convenio entre ambas instituciones cesó y hace un mes el director del Vargas, Francisco Hernández, anunció la mudanza del Servicio de Cirugía a los cuatro quirófanos del Rísquez. "El Militar queda muy lejos y además ellos necesitan hacer remodelaciones en su espacio. No podemos quejarnos y le agradecemos por el año y medio que nos recibieron. Logramos hacer al menos dos mil operaciones", declaró Hernández en aquella oportunidad. El personal de enfermería desconoce las razones por las que no se recibieron pacientes en el Rísquez. "Creo que hubo un error de comunicación entre los directores. A nosotros nunca nos dijeron qué estaba sucediendo y qué iba a pasar con el equipo. Prácticamente estuvimos 15 días cumpliendo horario, sin hacer nada", comentó una enfermera, quien prefirió no identificarse. Desde este lunes las enfermeras se encuentran en el Vargas reorganizando el estar, la oficina y el pantry. Se instalaron en la sala 19, donde se encuentra el único quirófano del hospital. Acosta informó que ya se realizó una cirugía de tórax y para hoy se tienen planteadas más cirugías con los adjuntos del servicio, en vista de que los residentes fueron reubicados en otras sedes hospitalarias por los constantes reclamos en los retrasos de la remodelación. "Ahora estamos donde debemos de estar. El Vargas es nuestro lugar de trabajo y de aquí nunca debimos salir. En ningún otro hospital han sacado a la gente mientras hacen remodelaciones", agregó Acosta. Ante la situación, se intentó conocer la posición actual del director de la institución y las razones por las que no se concretó el traslado de los médicos al Rísquez, pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo respuesta. El Algodonal espera reunión Los trabajadores del El Algodonal esperan que hoy se realice la reunión que pautó el director de Salud del Distrito Capital, José Luis Odremán, como parte del compromiso que hiciera para mejorar la situación de seguridad del hospital.



Beatriz Cruz Salazar
EL UNIVERSAL

Tucumán, Argentina.-

SALUD PUBLICA - CONFLICTO SALARIAL

http://www.lagaceta.com.ar/nota/350365/Informaci%C3%B3n%20General/Se_enojaron_descuentos_haberes_tomaron_Avellaneda_.html

Se enojaron por los descuentos de haberes y tomaron el Avellaneda 

 
Yedlin y autoconvocados retoman el diálogo. 
Enardecido por los descuentos de los días de paro que sufrieron en el sueldo de octubre, el personal autoconvocado del Hospital de Clínicas Nicolás Avellaneda realizó ayer -desde las 9 hasta las 14- una toma simbólica del establecimiento. Uno de los autoconvocados se enojó y rompió un vidrio de un pasillo. Dijo que no fue en contra de nadie, sino para descargar la bronca por el descuento de haberes.
"Lo que pasa es que el Estado se apropió indebidamente de hasta el 70% de nuestros magros salarios (más de $ 1.000) ya que nos descontaron entre nueve y 17 días de paro y de quite de colaboración. Hay quienes cobraron sólo $ 500, y con eso deberán mantener la familia", expresó a LA GACETA, molesto, Horacio Pecamiche.
Agregó que en los demás hospitales de la provincia sólo se descontaron entre tres y cinco días. "Presentaremos una denuncia porque el Estado viola los derechos humanos ya que el salario tiene carácter alimentario", adelantó Pecamiche.
Los trabajadores comentaron que trataron de hablar con el director, José Oscar Rogero, pero no los quiso atender. Se mantuvo encerrado en su oficina durante varias horas, por iniciativa propia, mientras los trabajadores deliberaban en el hall. Nuestro diario pidió hablar con Rogero pero su secretario -que ofició de vocero- informó que el médico no atenderá a la prensa mientras continúe el conflicto. Anoche nuestro diario volvió a insistir, pero el médico no respondió ninguna llamada telefónica.
En opinión de Braulio Fanlo, psicólogo del hospital, "las reducciones de sueldos fueron salvajes", y por eso -dijo- están tan indignados. "Esto es una provocación, un apriete que nos realizan un día antes de que nuestros delegados se reúnan nuevamente en el arzobispado con representantes del Gobierno", sostuvo.
Esta tarde, a las 16, los ministros de Salud, Pablo Yedlin, de Economía, Jorge Jiménez y de Gobierno, Edmundo Jiménez, reanudarán el diálogo con los autoconvocados y con el arzobispo, Luis Héctor Villalba, como mediador en la negociación salarial.

Críticas del ministro

"Durante el encuentro analizaremos y discutiremos algunas propuestas para mejorar la situación salarial del personal de la salud, distintas variables que se ajustan a las posibilidades que tiene el Estado en este momento. Pero no anticiparemos a la prensa cuáles serán nuestras propuestas", respondió Yedlin al ser consultado por LA GACETA. Criticó, por otra parte, el proceder del personal del hospital Avellaneda. "La destrucción de escritorios, vidrios y tarjeteros -bienes del Estado- y la privación de la libertad del director Rogero -lo encerraron con candado en su oficina- no contribuyen a zanjar diferencias ni al diálogo", reflexionó el ministro. Hoy, a las 10.30, los delegados de los hospitales realizarán una reunión extraordinaria en el Avellaneda, debido a los desproporcionados descuentos de haberes que sufrió su personal.

Desde Sevilla, España.-

Profesionales de la Sanidad protagonizan hoy una protesta para exigir una ley para jubilación parcial, un derecho que no pueden disfrutar pese que está reconocido


 Tienen 60 años cumplidos y más de 30 los han dedicado a la salud de los demás. Quieren jubilarse, pero ni el sistema sanitario ni el Instituto Nacional de la Seguridad Social, ni los tribunales de Justicia se lo permiten por la dilación del Gobierno en regular este derecho. Francisco Pascual, fisioterapeuta de profesión; Ana Delgado, enfermera; y Antonio Gracia, cirujano pediátrico, se echarán esta tarde a la calle, en la Macarena, junto con otros compañeros, para reclamar ante el Parlamento andaluz un derecho que tienen reconocido en el Estatuto Marco -la jubilación parcial anticipada- pero que no pueden ejercer por la falta de su desarrollo normativo. Se sienten discriminados frente a otros profesionales, como los docentes, que pueden acogerse a esta retirada progresiva del mundo laboral.

"No queremos dejar de trabajar, sino reducir nuestra jornada. La jubilación parcial anticipada es una fórmula para que los médicos mayores como nosotros, con 60 años, podamos compartir nuestra plaza fija con otro médico joven, que esté en paro", explica Francisco Pascual.

La jubilación parcial anticipada está reconocida en el Estatuto Marco del personal sanitario y da la opción a los profesionales de los servicios de salud de reducir hasta un 80% la jornada laboral al cumplir los 60 años, siempre que cumplan con una serie de requisitos como atesorar 30 años cotizados. Esta posibilidad también se recoge en la ley 40/2007, cuya disposición adicional séptima establece un plazo de un año para que este derecho se desarrolle en normas reglamentarias. Ya ha pasado el plazo, el próximo 4 de diciembre se cumplirán dos años, y la ley tan reclamada por este sector de la sanidad aún está por escribir. Unidos en la Plataforma para la Jubilación Parcial, estos profesionales reivindicarán este derecho en una protesta que comenzará a las cinco de esta tarde en el Hospital Macarena y que terminará en el Parlamento.

"Hemos acudido al Defensor del Pueblo, a la Delegación del Gobierno, a todos los partidos políticos, a los sindicatos y a los tribunales", recuerda Ana Delgado. De momento, "nadie hace nada", añade esta enfermera que ha ejercido durante 35 años y que quiere reducir su jornada en el SAS.

En su lucha por ejercer este derecho, varios profesionales han acudido a la Justicia. Unos tribunales han dado la razón a estos trabajadores, al considerar que ellos no son culpables de la falta de una ley, como es el caso del Tribunal Superior de Justicia de Canarias; pero otros jueces dicen que sin regulación, no hay derecho, como se recoge en una sentencia de la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. La sentencia que unifica los distintos criterios de los jueces la dictó el Tribunal Supremo el pasado 22 de julio, que concluyó que este personal estatuario no tiene derecho a la jubilación parcial por estar pendiente de desarrollo. Con esta decisión, todo depende ya de que las administraciones apuesten por crear la ley. Mientras tanto los años pasan y los miembros de la plataforma temen que nunca podrán disfrutar de su derecho. Ya han recogido 3.000 firmas contra una situación que ven "injusta" frente a otros trabajadores de la Administración.

Descubrí Europa y Destinos Exóticos a precios increibles

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...