21 dic. 2009

Unos 400 enfermeros cordobeses han emigrado para conseguir un trabajo

Los profesionales sanitarios aseguran que el sistema de bolsa única reduce las posibilidades de tener un empleo en su provincia
Aproximadamente 400 cordobeses diplomados en Enfermería han tenido que emigrar a otra provincia española o al extranjero para poder desarrollar su labor profesional. Así lo asegura el Sindicato de Enfermería (Satse) tras las últimas estadísticas en relación a esta materia. En torno al 25% de los enfermeros emigrantes están trabajando en algún país de la Unión Europea como Gran Bretaña, Francia o Italia, siendo Portugal el destino prioritario debido a la cercanía con la Península Ibérica. El 75% restante se encuentra en alguna de las siete provincias andaluzas restantes o en otra comunidad autónoma española.

Según el Satse, el principal causante de la elección de estos destinos por parte de los profesionales sanitarios es la baja ratio de enfermeros por cama que existe en la provincia cordobesa con respecto a otras zonas. Esta situación provoca que las expectativas de trabajo en los hospitales o centros sanitarios de la provincia sean "mínimas" y que "la única alternativa sea emigrar a otros lugares para encontrar un trabajo seguro". Y es que en comunidades autónomas como Castilla-La Mancha, según señala el sindicato, la totalidad de bajas son cubiertas, mientras que en Andalucía y, concretamente, en Córdoba "este tipo de plazas se quedan sin cobertura, ya que lo importante es "prescindir del máximo número de enfermeros posible". A esto hay que unirle la diferencia de salario entre unas provincias y otras que en ocasiones llega a marcar una diferencia que ronda los 350 euros mensuales, asevera el Satse.

Uno de los cordobeses que hace un par de años decidió emigrar para conseguir un trabajo es Antonio García, de 24 años, que se encuentra en un hospital privado de Gran Canaria. Para este joven cordobés conseguir un puesto de trabajo en algunos de los hospitales de la provincia es "casi imposible", ya que el sistema de bolsa única "reduce muchísimo las posibilidades de acceso". En su caso, antes de decidir trabajar en otra provincia, tan sólo le ofrecían contratos temporales "de un par de semanas" para cubrir vacaciones o bajas "que no me aportaban ninguna estabilidad laboral". Para él fue todo un acierto su decisión, ya que "además de conseguir un trabajo me ha hecho crecer como profesional".

En la misma situación que Antonio se encuentra Jesús Amo, un chico de 25 años que decidió buscar trabajo en Cataluña, tras terminar sus estudios en la Escuela de Enfermería de la capital cordobesa. "Fue irme allí y encontrar un empleo, algo que aquí es totalmente imposible", asegura Jesús. Y es que, según este joven, el sistema de contratación del Servicio Andaluz de Empleo es "totalmente lamentable", ya que reduce al máximo las posibilidades de una plaza fija, sobre todo, entre profesionales que han conseguido diplomarse recientemente.
http://www.eldiadecordoba.es/article/cordoba/591095/unos/enfermeros/cordobeses/han/emigrado/para/conseguir/trabajo.html



Encontra las mejores recetas con Yahoo! Cocina.
http://ar.mujer.yahoo.com/cocina/

Desde España: Enfermeras españolas en Reino Unido.-

Cuidando al paciente inglés

Buscan estabilidad laboral y mejorar en sus especialidades. Son enfermeros y enfermeras españoles que cada año, desde hace una década, se instalan en Reino Unido para trabajar en la sanidad pública británica. Sólo en 2009 se han hecho cien nuevos contratos a los que se accede después de una rigurosa selección y a los que se presentan sobre todo mujeres. Un equipo de INFORME SEMANAL ha estado en algunos de esos hospitales y les cuenta esta semana la historia de esas enfermeras que, aunque a menudo vuelven, empiezan la carrera profesional muy lejos de su casa. Es la paradoja de tener que “cuidar al paciente inglés” cuando según el Consejo General de la Enfermería en España hacen falta 150.000 enfermeras para que nuestro país se ajuste a la media europea.



Desde Galicia, España.-

«El peso lo llevan las enfermeras»
http://www.lavozdegalicia.es/vigo/2009/12/20/0003_8184471.htm
La señora lleva días ingresada. Es mayor y padece una enfermedad mental. Ya no está sedada. Como se encuentra incómoda, cada poco tiempo intenta destaparse, o se quita el pulsioxímetro -la pinza del dedo, que mide la concentración de oxígeno en sangre-. Cuanto más insiste ella, más paciencia esgrime el enfermero. «A ver, muller, ¿que lle pasa?», le sonríe casi susurrando, «Non quite a pinza, María», le pide, por su nombre (inventado, para no identificarla).

El doctor Cabadas asegura que «el peso de la uci lo llevan las enfermeras, porque tienen una labor asistencial, como nosotros, pero también social». El tratamiento de los pacientes depende de los médicos. Son ellos quienes deciden qué fármacos se administran, qué pruebas se realizan y qué decisiones clínicas se toman. Las enfermeras los administran. Son, además, las encargadas de hacer los ingresos. Y cada uno puede llevar una hora, explica uno de los profesionales, porque obliga a tomar varias vías que se usarán para monitorizar al paciente y para administrar fármacos, preparar radiografías, electrocardiogramas, tal vez intubar, conectar a las máquinas... Cada hora se registran en una ficha todos los valores de cada uno de los pacientes, para poder ir haciéndoles un seguimiento.

Dentro de una uci, uno entiende a qué se refiere su nombre: cuidados intensivos. Algunas escenas impresionan. Una enfermera acaricia la cara de una mujer a la que le queda ya poco tiempo. La mima. Pero el colectivo rechaza ese protagonismo: «Aquí somos un equipo».

Desde Paraguay.-

Enfermeras piden mejoras para evitar migración
http://www.ultimahora.com/notas/283575-Enfermeras-piden-mejoras-para--evitar-migraci%C3%B3n
"Las enfermeras se van porque acá no hay condiciones, por eso pedimos a las autoridades que mejoren esta situación", expresó la licenciada María Concepción Chávez, presidenta de la Asociación Paraguaya de Enfermeras, ayer durante una jornada de debate sobre el Día Internacional del Migrante.

Mencionó que Paraguay tiene un déficit en lo que se refiere a la formación de enfermeras universitarias calificadas. Además sostiene que a nivel local solo existen dos enfermeras por cada 10.000 habitantes. "Otro de los problemas consiste en que mientras un profesional enfermero gana G. 2.700.000, un profesional de otra área gana más de G. 3 millones, no es muy justo y esto hace que la migración se dispare, corren en busca de mejores condiciones", explicó Chávez.

Según datos proporcionados en el debate, alrededor de 400 profesionales ya abandonaron el país. "Nuestros seres queridos pueden quedar en cualquier momento sin la posibilidad de ser atendidos por una enfermera, ya que muchas quieren abandonar el país", acotó.

En la ocasión, también se presentó un material con preguntas que los profesionales que piensan migrar deben tener en cuenta.

Por ejemplo, el migrante potencial debe conocer las referencias de la agencia que le ofrece un trabajo: su registro legal, antecedentes, tipos de contrato y los honorarios.

Asimismo, se debe considerar su lugar final de destino: si cuenta con los servicios básicos, acceso a comunicación mediante llamadas telefónicas e internet. Manejar estos datos permite que la migración no se convierta en un viaje riesgoso, señalaron los profesionales.

Disfrutá en el Caribe y en muchas cuotas

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...