Vigo, España.-

Trabajadores de centros de salud sufren agresiones verbales o físicas de pacientes cada semana

http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2010/01/15/trabajadores-centros-salud-sufren-agresiones-verbales-o-fisicas-pacientes-semana/402957.html

Los ambulatorios estrenan un sistema de alarma que avisa a todos los ordenadores en caso de peligro

"Me siguió en moto, incluso un tramo en dirección contraria, insultándome, porque no le daba una cita para esa misma tarde ¡No había sitio, y no era urgente! Luego, una enfermera me aseguró que el paciente estaba a tratamiento psiquiátrico". Es el relato de una de las doce administrativas de un centro de salud de Vigo, María del Carmen Calderón, que trabajan en la primera línea de contacto con el paciente: el mostrador. Ese caso no llegó a mayores, pero tampoco fue denunciado, como muchas de las agresiones verbales que sufren a diario personal sanitario y no sanitario. Para casos de emergencia, ayer aprendían cómo pinchar un icono de SOS en el escritorio del ordenador para avisar a sus compañeros de que "necesitan asistencia".
Ése es el mensaje que sale entonces en el resto de los equipos informáticos encendidos de todo el centro de salud. Aunque simple, es la primera medida de seguridad que aplica el Sergas para prevenir situaciones de peligro. En Vigo, el número de agresiones físicas o verbales a trabajadores de centros de salud ascendió a 53 el pasado año, según datos de la Consellería de Sanidade. Esto indica que se registraron incidentes al menos una vez por semana. Los más agredidos fueron médicos de familia y enfermeras.
El socorrido ratón de ordenador para dar citas o tramitar recetas se transforma desde hoy en un disimulado pulsador de alarma. Ayer se activó en ambulatorios y PAC de la ciudad. Aunque algunos facultativos se quejaron de la simpleza del mecanismo, ya que no activa ninguna señal exterior ni avisa a la Policía, sí valoran su labor para atajar posibles agresiones dentro de las consultas.
La mayoría de las que se registraron el año pasado en el ciudad fueron dentro de una consulta, precisamente. Aunque se han reducido ligeramente con respecto al año anterior, en el que hubo 64 agresiones (en centros de salud de Vigo).
"¡Vaya! ¡El mío no funciona!", bromeó el jefe de Servicio de la calle Cuba, Luis Fransi Galiana, al explicar el funcionamiento del sistema. Precisamente, el centro que coordina sufrió una oleada de robos. "Hemos tenido [robos] un montón este verano. A mí me rompieron la cajonera y se llevaron mi tarjeta en un momento que salí a una urgencia. Pero agresiones no recuerdo", explica. De todos modos, alude a un criterio más subjetivo: "Lo que puede ser agresión para uno, puede no ofender a otro. Habrá que aprender a usar bien el sistema, si no pasará como con el cuento del lobo".
Las últimas agresiones que recuerdan los médicos se registraron en el PAC de Coia, que atiende de madrugada urgencias. Desplazados hasta el de la calle Bolivia, los médicos confirman que los facultativos que atienden por la noche, muchas veces "a borrachos", se llevan la peor parte. "Es acertado, todo lo que suponga una mayor seguridad, va a ser beneficioso", valoraron. "Cuando trabajas de cara al público, los pacientes se creen con derecho a casi todo", indican, no obstante, las trabajadoras Mar Nieto Díaz y María Begoña Callejo.
El Sindicato de Enfermería (SATSE) se había quejado de la situación de dicho gremio y aseguró que no se denuncian todos los casos. Sitúan las agresiones en todo el Chuvi durante 2009 en 35, "de las cuales 31 han sido mujeres, siendo un 30% de estas agresiones dirigidas a enfermeras".

Comentarios