13 mar. 2010

La Plata, Buenos Aires.-

Policiales | Escándalo en el San Martín
Hay otros siete bebés intoxicados
http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-73840-titulo-_Hay_otros_siete_beb%C3%A9s_intoxicados 
Los casos se dieron a conocer tras el fallecimiento de un nene prematuro, de 17 días, que estaba internado junto a otros dos recién nacidos. Los tres ingirieron codeína a través de la lactancia. Es una droga derivada de la morfina.
La Justicia Penal de La Plata investiga otros siete casos de bebés intoxicados con la peligrosa droga derivada de la morfina, en el servicio de Neonatología del policlínico San Martín, además de las tres criaturas confirmadas en la edición de ayer, uno de los cuales, prematuro, de 17 días, falleció a consecuencia del gravísimo cuadro que presentaba.
La fiscal en turno de nuestra ciudad Maribel Furnus, quien lleva adelante la investigación, dispuso ayer la exhumación del cadáver para su posterior autopsia. La medida fue solicitada por Julio Beley, en el rol de particular damnificado, de la familia del nene fallecido. Tal como anticipó Trama Urbana de manera exclusiva, la fiscalía constató la intoxicación de tres bebés, con una droga denominada codeína, derivada de un opiáceo. Los nenes se encontraban en el sector de incubadoras y habían ingerido esa sustancia a través de la lactancia.
Visiblemente indignados, los familiares de esas criaturas, dijeron que se enteraron recién ayer a través de la edición del diario Hoy, de la droga que había sido suministrada en forma ilegal a los bebés, ya que en el hospital les venían diciendo desde la semana pasada que se “trataba de un virus hospitalario”. Incluso, la abuela de uno de los bebés sostuvo que “hasta las culpaban a ellas y a las madres de haber ingresado el virus al policlínico” (ver aparte).
Esa información aportada por los familiares de las pequeñas víctimas no fue validada por las autoridades del nosocomio ni por el ministerio de Salud bonaerense. Sin embargo, el director asociado del centro de salud, Néstor Tamone, dijo que el hecho comenzó a mitad de semana con “una denuncia del servicio de Neonatología” sobre el desmejoramiento de tres pacientes bebés, y el posterior fallecimiento de uno.
“Luego se tomaron las medidas en el servicio y en el relevamiento se encontró una sustancia, que es la codeína (derivado de la morfina), en la sala de Neonatología, lo que motivó que la dirección notificara a la fiscalía e iniciara un sumario interno”, explicó.
La fiscal Furnus dispuso un análisis sobre los tres niños y el allanamiento en el área de Neonatología del hospital ubicado en calle 1 y 72.
El allanamiento fue ordenado por el juez de Garantías nº 6 Fernando Mateo y durante el procedimiento se incautaron todas las historias clínicas de los bebés intoxicados. La documentación ya era analizada ayer por la fiscalía.
El director del San Martín dijo desconocer los resultados de los análisis realizados. Pero la fiscal Furnus ya cuenta con las conclusiones de un estudio realizado por el mismo laboratorio del hospital, practicado a la orina de los bebés, con resultado positivo de la droga codeína.
Ayer, la fiscal recibió información sobre la existencia de al menos otros siete casos de bebés intoxicados con la misma sustancia.

Investigación

La ruta de codeína a las incubadoras


Los investigadores judiciales y los especialistas médicos coincidieron en señalar que las cápsulas de codeína no debieron estar en ningún momento en la sala de Neonatología, por lo que se investiga ahora cómo llegaron a ese lugar, quién las suministró y por qué. La fiscal Furnus se reunió ayer a la mañana con autoridades del hospital, y los identificó en la causa. Fuentes de tribunales confirmaron que la codeína fue ingerida por los bebés a través de la lactancia. Los dos chiquitos que estaban internados junto al que falleció ya lograron revertir el cuadro, y sus familiares analizarán la posibilidad de un traslado.

“Decían que el virus lo había traído el bebé que falleció”

Rosa Arenas es la mamá de Antonella Milagros, que nació el 22 de diciembre pasado, a los seis meses de gestación. La otra mamá se llama Aylen, tiene 17 años y su hijo, Amílcar, nació el 15 de febrero pasado. Se enteraron de que los bebés estaban mal el 28 de febrero, cuando llegaron al área de nutrición del hospital San Martín y les comentaron que debían pasarlos a terapia porque se habían contagiado un virus “que había traído otro bebé”. Ese bebé, supuestamente ingresado la noche anterior, falleció el 28 de febrero. En nutrición había, además, otros dos bebés: uno fue dado de alta y el cuarto está internado en el Hospital de Niños.

“Nadie nos informó nada. Por el diario nos enteramos de que habían encontrado esta droga en la orina”, contó Adriana Quintero, la madre de Aylén, que además denunció el estado deplorable de las instalaciones del hospital.  “Los baños están desbordantes y las mamás se sentían culpables al creer que ellas pudieron haber ingresado el virus”, lamentó, no sin recordar que en los últimos días vio “a una enfermera limpiándose los pies con un bisturí”.
Las madres y sus familiares están convencidos de que las víctimas fatales “son por lo menos 10” y por eso reclamaron que se presenten a la Justicia todos los padres de los bebés que hubieran estado internados en Neonatología entre el 27 de febrero y el 2 de marzo pasado, cuando se radicó la denuncia. También desmintieron que alguna autoridad les haya brindado alguna explicación.
“Veíamos que todos los chicos tenían los mismos síntomas -aseguró la abuela de Amílcar- hinchazón abdominal, moretones y la piel amarillenta, además de vómitos”, pero “a todos nos informaban cosas distintas”. ¿Cómo pudo llegar la codeína a ese área?
“No entendemos”, dijeron las mamás, “pero sabemos que no tenía por qué estar ahí”.
“Suponemos que se las dieron por la sonda, ya que a nuestra leche la mezclan con hierro y calcio” y “pudieron poner la droga creyendo que era calcio”, especuló Aylén. Las mamás contaron que esos materiales llegan en envases plásticos “con el nombre escrito con fibrón”. ¿Pudo ser un error?
“Las enfermeras creen eso, pero en la farmacia dicen que ahí no faltó esa droga”, aseguró Adriana Quintero, convencida de que “se tiran la pelota entre ellos”, pero “ninguna autoridad del hospital nos puso al corriente de lo que estaba pasando”. Lo primero que preguntaron al advertir que los bebitos no mejoraban fue si podían derivarlos a un centro especializado, lo que finalmente no hicieron porque “nos dijeron que podían contraer otro virus y ya habían agotado sus pocas defensas con éste”. Según Quintero, los médicos mencionaron que el “virus en cuestión” podía ser “esteriquia colli o gran negativo”, aunque los peritajes terminaron por probar que era una intoxicación con una droga ilegal.
Las familias estiman que los chiquitos serán dados de alta entre “el miércoles y el jueves”, estimó Rosa, y todos coincidieron en adelantar que apenas suceda eso “los llevaremos a Casa Cuna y el Hospital de Niños para que nos confirmen que están bien”. Todos han sido sometidos a un tratamiento medicamentoso por 14 días.
El área de Neonatología tiene tres áreas: nutrición, terapia intermedia y terapia intensiva. Los otros bebitos fallecidos -“yo ví los cuerpos”, reveló Quintero- habrían estado alojados en estas últimas dos salas.

Cádiz, España.-

Una empleada denuncia por acoso a la residencia de la Cruz Roja
http://www.diariodecadiz.es/article/sanfernando/652177/una/empleada/denuncia/por/acoso/la/residencia/la/cruz/roja.html
Alicia Muñoz, con un reciente diagnóstico de fibromialgia y un 24 % de minusvalía, tiene abierto un expediente y ha sido suspendida 45 días de empleo y sueldo
Alicia Muñoz, posando días atrás frente a la residencia de la Cruz Roja.
En estos días Alicia Muñoz cumple los 45 días de suspensión de empleo y sueldo fruto del expediente disciplinario que le abrió la dirección de la residencia de la Cruz Roja. Pero su historia, explica, comenzó mucho antes. En noviembre de 2008. Ella, jefa de planta de Enfermería, comenzó a tener un dolor lumbociático de tal calibre que no podía ni andar. Por ello, tuvo que cogerse una baja por enfermedad y comenzó a tratarse, aunque el dolor, en vez de mitigarse, se expandió por el resto de su cuerpo. Tras semanas de pruebas y más pruebas del traumatólogo, y tras otras tantas de rehabilitación, finalmente Alicia fue derivada al reumatólogo, donde se le diagnosticó fibromialgia, una patología neurodegenerativa, con un 24 por ciento de minusvalía.

Mientras pasaban estos siete meses en los que Alicia estuvo de baja, muchas fueron las cosas que cambiaron dentro de la residencia. La primera de ellas, a los pocos días de su marcha, la sustitución de una compañera en su cargo, por lo que Alicia se reunió con la dirección del centro, quien le trasladó un mensaje de tranquilidad. "Tú preocupate de tu salud, que es lo más importante ahora mismo", afirma esta enfermera que le dijeron tras ese encuentro.

Pero la sorpresa, al volver, fue mayúscula. No sólo no volvía a su puesto, del que había sido definitivamente relegada, sino que además el cupo de horas que tenían que trabajar todas las enfermeras había aumentado de ocho a doce horas. Ella, por su diagnóstico, no debía estar tanto tiempo ejerciendo y debía hacerlo además evitando un determinado tipo de movimientos debido a su enfermedad. Alicia también debía acudir a rehabilitación a Cádiz, aunque no por eso, apunta ella, se le redujeron las tareas.

Pero la gota que colmó el vaso se produjo hace tan sólo unos meses. Su versión de lo sucedido es la siguiente: Se acercaba la hora de rehabilitación, ella debía marcharse y la carga de trabajo le impedía atender a uno de los mayores, que necesitaba la aplicación de un medicamento. Se produjo entonces una discusión entre Alicia y la jefa de planta en la que la trabajadora se negó finalmente a aplicarle el medicamento porque se tenía que ir. Ambas se enzarzaron en una discusión que concluyó con frases subidas de tono y cuyo resultado fue la apertura del expediente disciplinario y la suspensión de empleo y sueldo.

Fue entonces cuando Alicia no pudo aguantar más y decidió denunciar por acoso laboral a la residencia, una denuncia que acogió el juzgado de instrucción número 2 de San Fernando, que ha sido admitida a trámite y sobre la que se han instruido diligencias previas por haber indicios de delito. Será en pocos días cuando ella tenga que ratificar la denuncia para personarse como acusación particular, llevada por Enrique Montiel. Tendrá que testificar también el director de la residencia, quien por cierto, no ha querido hacer declaraciones a este periódico.

México.-

Enfermería busca becas de CONACyT  

http://www.milenio.com/node/400587

El director habló sobre las necesidades geriátricas. Será de los pocos programas en el país.
Torreón, Coahuila.- La Escuela de Licenciatura en Enfermería, está cada vez más cerca del rango de Facultad; en esta ocasión es el director de Jaime Alemán Amezcua quien guía los trabajos para obtener esta meta en la Universidad Autónoma de Coahuila, Unidad Torreón.
Esto se debe a que el programa de Maestría en Enfermería con énfasis en el Adulto Mayor está por comenzar, el próximo semestre, por lo que se ha buscado el aval del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT).
Alemán Amezcua, junto a un grupo de docentes, estuvo a principio de semana en las oficinas del Consejo para presentar la defensa del programa de Maestría y buscar algunas becas para los posibles estudiantes ya que el cursar el programa sin este tipo de apoyo podría representar un gasto de hasta 150 mil pesos en total.
Tal cantidad sería difícil de costear por los egresados de la misma Escuela pero siempre es posible hacer uso de becas que otorgan instituciones como: Telmex, Santander y el mismos Consejo.
Aunque se espera que la misma Universidad subsidie algunas becas o parte de ellas para dar más oportunidades a que enfermeros y enfermeras cursen este programa.
De acuerdo al director, la especialización en geriatría es de vital importancia no sólo para la Escuela, sino para La Laguna y el norte del país pues no existen espacios especializados de salud ni de otro tipo para este sector de la población que está en aumento.
Es parte de los resultados del programa de planificación familiar que impuso el Gobierno en décadas anteriores lo que ha incrementado este grupo social, aunque nunca se consideró que como mayoría requerirían de atención especial en las distintas áreas de la vida como son la salud, el transporte, recreación y educación.
La realidad nacional es que existen menos de cinco centros de salud y atención integral para el paciente geriátrico y que aún en lugares como "Casa del Anciano" en Torreón, no hay enfermeras geriátricas, son generales.
Este programa académico no es el único que se promueve en la Escuela, también está el Postbásico de Administración de Servicios de Hospitales, que lo cursan ya enfermeras de diferentes clínicas de la Región; también está el curso de cuidados intensivos, ahora algunas estudiantes están en el proceso de prácticas en clínicas como el ISSSTE, San Ángel, Español, entre otros.
De hecho, la Escuela se ha visto beneficiada desde la rectoría y la coordinación, pues en las últimas semanas, Mario Alberto Ochoa Rivera, rector, entregó a los jóvenes los instrumentos musicales con los que se podrá constituir de manera formal la rondalla; además José Manuel Martínez Gallegos, coordinador de la U.A. de C. Torreón, apoyó el departamento de arte y cultura con la designación de un profesor para el grupo de teatro, el cual acudirá a las instalaciones de la institución para que los jóvenes ahí practiquen.

CLAVES:

Hay otras escuelas de Enfermería que trabajan en torno a la atención del paciente geriátrico, algunas de ellas están en Nuevo León, Jalisco y Guanajuato.
Es con la especialista María Elena Espino Villafuerte, de la Universidad de Celaya en Guanajuato, con la que se ha trabajado en el desarrollo del programa de posgrado en geriatría.
La maestría se abrirá a la par en Saltillo como en Torreón, por lo que Marina Ángeles Villarreal, directora de la Escuela en la capital del Estado, acudió junto a Jaime Alemán para defender el programa en CONACyT.

España

267 agresiones de pacientes en 2009

LA NUEVA ESPAÑA.
LA VOZ DE ASTURIAS
En un 15% de los casos se llegó al ataque físico y otro 81% correspondió a amenazas e insultos, según datos del Sespa

Enfermeras y médicos son los más acosados, pero también hay celadores y auxiliares
Insultos, amenazas e, incluso, golpes, es algo a lo que se enfrentan cada vez con mayor frecuencia los médicos, enfermeras y resto de personal que trabaja en los centros de salud y hospitales del Principado. A lo largo del pasado año, 267 pacientes quisieron tomarse la justicia por su mano y protagonizaron algún tipo de agresión, bien física o verbal, contra trabajadores sanitarios. Así se desprende de los datos avanzados ayer por el Servicio de Salud del Principado (Sespa), que dan cuenta de un volumen de conflictos similar al de 2008, cuando hubo 272 agresiones.
Las enfermeras siguen siendo el colectivo más afectado. Son las que más acoso sufren, seguidas de cerca por los médicos. De los 267 agresiones registradas en 2009 en centros dependientes del Sespa, 103 tuvieron como 'diana' a enfermeras, lo que supone el 38,5% de los casos. Los facultativos víctimas de actos hostiles a manos de pacientes fueron 94. Otros 39 ataques correspondieron a auxiliares de enfermería, y 15, a auxiliares administrativos. La disconformidad y agresividad de enfermos y familiares se extiende a todos los estamentos. Entre los atacados, amenazados o insultados de 2009 no sólo hay médicos y enfermeras, sino también celadores (7), odontólogos (2), trabajadores sociales (2), fisioterapeutas (1) y hasta técnicos en radiología (1).
En un 15% de las ocasiones se trató de una agresión física. Por contra, amenazas e insultos concentran el mayor volumen de situaciones conflictivas, con un 81% de los casos (144 amenazas y 72 insultos). El 4% restante se enmarcó como intento de agresión (otros once casos).
35 fueron a la vía judicial
Al igual que ocurriera en 2008, las agresiones perpetradas por pacientes enfadados tienen una clara connotación de género, puesto que el 80,14% de las mismas se produjeron sobre féminas trabajadoras. La diferencia es notoria. En el estamento de médicos hubo 64 agresiones contra mujeres profesionales, frente a 33 hombres. En enfermería, más de lo mismo: 92 víctimas mujeres ante 11 varones.
Cada vez son más los trabajadores agredidos del Sespa que deciden presentar denuncia judicial contra quienes les atacaron. En 2009, fueron 35 los profesionales que acudieron a los tribunales. De esas demandas, 25 fueron llevadas por el servicio jurídico del Sespa.
Las agresiones al personal sanitario dieron un giro importante en 2008, cuando los tribunales asturianos dictaron la primera sentencia que calificaba estos actos como delito de atentado, tipificado con dos años de prisión. Desde entonces, se han emitido ocho sentencias en el mismo sentido.
El aumento de amenazas y de situaciones de conflicto en las consultas ha llevado al Sespa a reforzar los sistemas de seguridad. Tal y como avanzara EL COMERCIO, ocho centros de salud de Oviedo, Gijón y Avilés disponen ya de un dispositivo de alarma de mesa contra agresores.

España.-

Un nuevo material evitará los 30.000 pinchazos que sufren los enfermeros

Una directiva de la UE obliga a que las agujas sean sustituidas por mecanismos que protejan al personal de accidentes al atender a los enfermos 

http://www.eldiariomontanes.es/v/20100313/sociedad/otras-noticias/nuevo-material-evitara-pinchazos-20100313.html

El personal de Enfermería en España sufre cada año más de 30.000 pinchazos accidentales cuando está atendiendo a pacientes con agujas o jeringuillas. A partir de ahora, se podrán evitar en un 85% de los casos gracias a la aprobación esta semana de una directiva europea que obligará a todos los Estados Miembros a utilizar nuevos dispositivos más seguros.
La normativa fue aprobada este lunes por el Consejo Europeo de ministros de Empleo y Asuntos Sociales, y ha contado con el apoyo del Ministerio de Sanidad y Política Social y la iniciativa del Consejo General de Enfermería de España, que lleva promoviendo desde hace años la implantación de medidas de bioseguridad para que, en caso de que se produzcan un accidente de este tipo, no sea causa de ningún tipo de infección.
De hecho, y según explicó el presidente de esta entidad colegial, Máximo González Jurado, de estos pinchazos accidentales que sufre el personal de Enfermería el 10% se produce cuando están atendiendo a un paciente con hepatitis C, el 5% cuando atienden a un paciente con VIH y el 2% con pacientes con hepatitis B.
«La infección no es segura en todos los casos, dado que en el caso del VIH pueden recibirlo pero no desarrollarlo, pero en cualquier caso el riesgo es muy alto», aseguró González Jurado. Además, a la propia infección hay que unir la «estigmatización» que acompaña a estos profesionales, como reconoció el propio González Jurado, quien resultó infectado por hepatitis hace muchos años y aseguró que «si lo dices, te cuelgan un cartelito».

Rosario, Argentina.-

 Homenaje al desaparecido Ariel Morandi

http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2010/03/12/noticia_0011.html

Hoy será homenajeado Ariel Morandi, el militante desaparecido durante la dictadura que estuvo cautivo en el centro clandestino de la ex Fábrica Militar Domingo Matheu, cuando a las 17 sea inaugurado el centro de salud municipal de barrio Plata, en Crespo y Lamadrid, que llevará su nombre.

Morandi era enfermero en el sanatorio Plaza hasta el día de su secuestro, el 11 de mayo de 1978. Su desaparición es uno de los crímenes de lesa humanidad que son investigados en el juicio oral contra cinco represores que se desarrolla en el Tribunal Oral Federal 1 de Rosario.

Disfrutá en el Caribe y en muchas cuotas

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...