20 de abr. de 2010

Chaco, Argentina.-

Crisis sanitaria
Nuevo paro en Salud Pública
http://www.agenciacta.org.ar/article13943.html

ATE convocó a un nuevo paro de Salud Pública en todos los hospitales y centros de salud de la provincia del Chaco por 24 horas para mañana. La concentración será en la Plaza 25 de Mayo, frente a Casa de Gobierno, con modalidad de radio abierta y conferencia de prensa a las 9.30, y panfleatada informativa en el centro de Resistencia. Es en repudio al trabajo en negro, salarios caídos, y hospitales empobrecidos.

El delegado normalizador de ATE y secretario general de la Federación Nacional de Salud de la CTA, Héctor Carrica, señaló que “la idea del paro por los agentes de la salud surge a partir de reuniones realizadas en distintos sectores sanitarios, frente a la demanda de representación por parte de los trabajadores desesperados".

Agregó: "A raíz de las crisis sanitarias desatadas en 2009, se refleja el desmantelamiento del sistema de salud y la falta de políticas de prevención y recurso humano para enfrentar el conflicto epidemiológico”.

A modo de diagnóstico de situación, Carrica indicó que “hay un Estado sin prevención, sin organización, sin cobertura que se compromete con el trabajo calificado del personal en situación laboral precarizada, en negro”.

Subrayó que “la medida busca encontrar una solución a la mala situación en la que están los trabajadores precarizados de salud, que es uno de los sectores más vulnerables que existe, comprendiendo a médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, administrativos, personal de limpieza y mantenimiento”.

Por último, "Pelusa" Carrica aseguró que “se garantizan las guardias mínimas permanentes en todos los servicios, por lo cual la atención a la gente se mantendrá a pesar de las medidas a realizarse”.

Campana, Buenos Aires.-

Inhumanos
Aseguran que un geriátrico allanado en Campana era un posible Cromañón

http://www.terra.com.ar/canales/informaciongeneral/214/214418.html
El fiscal Juan José Maraggi, que encabezó el operativo realizado el pasado viernes en un geriátrico de la ciudad bonaerense de Campana donde fueron rescatados unos 18 abuelos en estado de abandono, aseguró que el supuesto hogar deancianos era un posible Cromañón.

"Había unos 18 abuelos, muchos de los cuales estaban atados a sillas de ruedas pidiendo agua. Algunos se encontraban acostados, atendidos por un médico y cinco mucamas vestidas de enfermeras", indicó el funcionario judicial, que comparó el hecho a la tragedia del boliche de Once, ocurrida el 30 de diciembre de 2004 y en el que murieron 194 personas.

El fiscal de Zárate-Campana detalló que "en la cocina había más de 100 cucarachas sobre la comida", y agregó: "las estufas, sin tiro balanceado; no había matafuegos. Podría haber ocurrido una situación similar a la de Cromañón por negligencia de gente que todavía no se ha presentado a la Justicia", precisó.

En declaraciones a la prensa, Maraggi también dijo que los abuelos le comentaron que "no se higienizaban desde hacía dos o tres meses". El fiscal informó que hasta el momento los dueños del lugar no fueron localizados por la Justicia", pero aseguró que "son gente conocida en Campana".

Los 18 abuelos rescatados ya fueron trasladados al hospital "Federico Abete" del Municipio de Malvinas Argentinas. La causa, caratulada como abandono de persona, se inició tras la denuncia de un ex empleado que fue contratado para tareas de limpieza, pero luego le ordenaron labores de enfermería.

El hogar de ancianos, denominado clínica "San Camilo", ya fue clausurado por la denuncia presentada, por la falta de higiene y la gran suciedad en las instalaciones, donde había gran cantidad de ratas y cucarachas.

El edificio, compuesto por tres plantas, se encuentra habilitado como clínica, pero desde hace tiempo funciona como geriátrico.

El pasado viernes, voceros policiales ya habían confirmado que las instalaciones de la clínica, ubicada en la esquina de Rivadavia y Sívori de la mencionada localidad, mostraban "estado de abandono", al igual que sus ocupantes.

La Plata, Prov. Buenos Aires.-

Policiales | En un centro de salud de Los Hornos
Ladronas hirieron con un bisturí a una enfermera y le robaron el sueldo
http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-79833-titulo-Ladronas_hirieron_con_un_bistur%C3%AD_a_una_enfermera_y_le_robaron_el_sueldo

Eran dos. Ingresaron con la excusa de que querían tomarse la presión. La víctima estaba sola. La arrastraron del pelo y una quiso cortarle la cara, pero la joven se la cubrió con el brazo. Escaparon con 1.800 pesos. Un antecedente cercano.
Anoche no quería saber nada más, quería renunciar a todo... la pasó mal, y encima le robaron el sueldo”. Así se refirió un enfermero de un centro de salud de Los Hornos a lo que vivió su compañera del turno noche (hija de su mujer), a quien dos ladronas la arrastraron del pelo y la lastimaron con un bisturí, para llevarse lo único de valor que encontraron: lo que acababa de cobrar.

El hecho sucedió a 8 cuadras de otro centro de salud comunitario que también fue escenario de un violento atraco hace 19 días. Eso fue en el centro de salud nº 1 (ver aparte) y lo de ayer en el centro de salud nº 2, ambos a cargo de una cooperativa y dependientes de la Municipalidad de La Plata. Este está ubicado en 66 y 143 y, al igual que en el nº 1, después de las 18 sólo queda una enfermera para asistir urgencias sanitarias, tomar la presión o llamar a una ambulancia, ya que en ese horario no disponen de médicos. “Trabajamos con la puerta cerrada”, explicó Andrés Pinelli a Trama Urbana, pero ¿cómo saber a quién abrirle y a quién no? “Si viene una mujer con un chiquito y nos dice que tiene fiebre, ¿se la vamos a tomar a través de la puerta?”, se preguntó el enfermero. La respuesta es fácil. Todavía no eran las 12 de la noche del viernes cuando llegaron dos mujeres diciendo que querían tomarse la presión. “Una tenía un tatuaje en el cuello”, relató Pinelli en base a lo que le contó la víctima, Paola Ponillaus (26). La joven les abrió y enseguida supo que estaba en peligro. Una de las chicas sacó un arma de fuego y la obligaron a entrar en una oficinita, donde le pidieron las llaves para acceder a los consultorios. “Pero nosotros no las tenemos”, aclaró Pinelli, convencido de que las ladrones buscaban ansiolíticos: “Suponen que acá hay porque atiende un psicólogo, pero los psicólogos no medican, sino los psiquiatras”.

Al advertir que medicamentos no había, arrastraron a la enfermera hasta el office donde tenía sus pertenencias y allí permaneció vigilada por la que tenía el arma, mientras la otra seguía revisando las instalaciones. No encontró nada. Y volvió a donde estaban la víctima y su compinche. Volvió, más alterada y con un bisturí.

Pedía plata y no dudó en amenazar de muerte a Paola, hasta que le tiró un puntazo directo a la cara y la chica, rápida de reflejos, lo evitó cubriéndose con el brazo. Ahí fue a dar la filosa hoja, abriendo un corte que fue superficial, pero pudo ser grave.

Unos instantes después las delincuentes encontraron en la mochila de la enfermera lo que tanto buscaban: dinero. “Se llevaron los 1.800 pesos que había cobrado del sueldo”, detalló Pinelli y, diciendo “ya está”, se retiraron. En estado de shock, la víctima no llegó a advertir cómo escaparon. Lo primero que hizo fue pedir ayuda, que no tardó en llegar. Los médicos de una ambulancia la asistieron por el corte y un patrullero de la comisaría Tercera salió en busca de las agresoras. Al cierre de esta edición seguían prófugas. “Ya pedimos seguridad, pero el secretario de Salud (de la Municipalidad) nos dice que no hay presupuesto. El problema es que no hay enfermera que nos dure”, concluyó Pinelli.

Antecedente: otro asalto brutal, a ocho cuadras

En la madrugada del 31 de marzo pasado, una enfermera de 46 años vivió una odisea similar en el centro de salud nº 1 de Los Hornos, ubicado en 144 y 59 bis.

Una pareja con un nenito de 2 años la redujo y, tras amenazarla, tirarle de los pelos y encerrarla en una oficina, se alzaron con varios objetos de valor y huyeron en una moto. Más tarde fueron detenidos. “Abrí porque un muchacho me explicó que el bebé estaba ahogado”, explicó Osvalda Beatriz Dos Santos, que en ese momento estaba sola en el edificio. Ni bien entraron, el joven sacó un arma. “Me agarró de los pelos y me arrastró hasta una oficina, me encerró y se pusieron a juntar todo lo que pudieron”, detalló la damnificada.

Silvia, una compañera de Beatriz, recordó que el Centro de Salud sufrió varios robos en los últimos meses. “Es que de noche hay una sola persona”, afirmó, destacando que Beatriz ya acumula tres asaltos a mano armada.

“Acá de noche es un peligro y se nota que falta presencia policial. Sabemos que no hay personal suficiente, pero las enfermeras quedan muy expuestas”, agregó otra de las empleadas de la salita.
El centro de salud atiende cerca de 40 personas en el turno que va de las 19 a las 7 de la mañana.

Dramático relato de una enfermera
http://www.eldia.com.ar/edis/20100419/policiales3.htm

"Pensé que me iba a matar", dice Paola Ponillaus (28), una enfermera de un centro de salud de Los Hornos, que en la madrugada del sábado fue salvajemente atacada por dos mujeres, que primero se hicieron pasar por pacientes, pero terminaron sacando un arma de fuego para intimidarla y exigirle la llave de los consultorios. Sin embargo, como la víctima no tenía lo que le pedían, una de las ladronas la atacó salvajemente con un bisturí y le produjo varias heridas cortantes en el brazo, además de robarle 1.800 pesos.

"Ya estamos cansados de pedir seguridad. Somos una cooperativa de enfermeros, donde la mayoría somos mujeres, y saben que por las noches estamos solas. Ahora tengo que estar pidiéndole a mis familiares que me vengan a acompañar a la noche, porque sino tengo miedo y no puedo trabajar", reconoció la joven en diálogo con este medio.

El desmedido ataque ocurrió cerca de la medianoche. La enfermera se encontraba sola en el centro de salud municipal nº 2, ubicado en calle 66 y 143. En ese momento llegaron dos mujeres, de entre 25 y 30, que dijeron que se querían tomar la presión.

"Fuimos caminando hacia el único consultorio que estaba abierto, y yo quedé entremedio de las dos. Entonces, la que estaba atrás me agarró de los pelos, y me llevó arrastrando hasta una oficina", relató la damnificada.

Fueron minutos de extrema tensión. Las ladronas pretendían abrir a cualquier precio los consultorios, presuntamente en busca de ansiolíticos. "Pero yo les decía que no tenía las llaves", aseveró la víctima. Entonces, mientras una de las mujeres le apuntaba con un arma de fuego, la otra se puso a revisar las instalaciones en busca de elementos de valor.

"Pero no encontró nada y al rato volvió con un bisturí. Estaba alterada. Y de pronto, por detrás de la otra chica, se abalanzó y me tiró un puntazo a la directo a la cara. Pero yo me alcancé a cubrir con el brazo. Después me siguió cortando. Por suerte el bisturí estaba viejo, sino hubiera sido peor", explicó la joven agredida.

Hungría.-

En la localidad húngara de Kirskunhalas
Detenidos dos enfermeros por forzar a sus pacientes a mantener relaciones sexuales

http://noticias.terra.es/2010/mundo/0419/actualidad/sexo-enfermeros-condenados-institucion-mental-pacientes.aspx
Varios de los empleados obligaban a los pacientes a practicar felaciones a otros internos para conseguir cigarrillos, comida o agua. Además, los golpes eran frecuentes y las palizas se repetían a diario.

El caso se dio a conocer después de que dos enfermeras denunciaran la crueldad y el abuso con la que sus compañeros trataban a los internos.

Dos enfermeros del psiquiátrico de la ciudad húngara de Kiskunhalas han sido detenidos acusados de forzar a los pacientes a practicar sexo, según afirma el diario local Blikk.

El caso se dio a conocer después de que dos enfermeras denunciaran la crueldad y el abuso con la que sus compañeros trataban a los internos.

Según una de las trabajadoras, identificada por el rotativo con el nombre de Éva, varios sanitarios violaban a los pacientes a diario, a menudo forzándoles a realizar sexo oral a otros pacientes por cigarrillos, comida o agua.

"Lo peor sucedía por las noches", asegura la enfermera.

Otra de las trabajadoras, identificada como Judy, ha afirmado que los pacientes eran golpeados de forma brutal y que los propios agresores amenazaban a sus compañeros para que no denunciaran los hechos.

Nurse Jackie.-

El terror de los médicos
http://www.lavanguardia.es/gente-y-tv/noticias/20100419/53911132757/el-terror-de-los-medicos.html
La serie Nurse Jackie critica con dureza el sistema sanitario norteamericano e inyecta una dosis de realismo a un género que muy a menudo se centra en el espectáculo y en el médico-héroe y se aleja del paciente
Olvídense del hospital espectacular y equipado con alta tecnología que aparece en series como Urgencias o Anatomía de Grey. Olviden a los eficaces doctores capaces de hacer un diagnóstico de un vistazo, olviden esos pasillos brillantes, limpios y bien iluminados. Olviden las palabras amables y las sonrisas. Aquí el hospital es un laberinto de túneles estrechos, sucios y descuidados, llenos de penumbra y con luces que no funcionan, ascensores que huelen mal y salas de espera inhóspitas presididas por los gemidos de los pacientes. En Nurse Jackie el género médico no es una excusa para explicar historias heroicas de doctores que salvan vidas, ni tampoco un mero vehículo para relatar los líos amorosos de médicos y residentes. Esta serie se centra en el hospital y en la vida que hay entre sus paredes, y esto es precisamente lo que la convierte en una ficción médica distinta a todas las demás, pues no elimina toda esa realidad que las demás intentan pasar por alto: que los pacientes sufren, que muchos esperan la muerte y que es un lugar que rezuma dolor y desesperanza.

El tono general de la serie, eso sí, es humorístico –el tipo de humor negrísimo que tanto se estila en Showtime– y consigue arrancarnos sonrisas en las dosis justas para que la realidad que nos está contando no nos resulte demasiado cruda. Combina la dureza con el sarcasmo, pero el humor siempre parte de la desesperanza, la bilis, de los golpes que da la vida. La combinación, que recuerda a la brillante Breaking Bad, da como resultado una serie cruda, pero al mismo tiempo cómica, que adopta la mirada del paciente en vez de tener al médico como protagonista. "Si estás estirado sobre una camilla es porque estás viviendo el peor día de tu vida", explica Edie Falco, protagonista y alma mater de la serie. Por eso no hay grandes ventanales, sino salas de espera inhóspitas, miradas perdidas e imágenes religiosas colgando de las paredes. Porque esa Dios a quien, según los argumentos de Jackie, deberás acudir si quieres salir de ésta con vida.

Una visión cruel de la sanidad
Esta enfermera hace un retrato duro y despiadado del sistema sanitario norteamericano que es la espina dorsal de la serie. Lo describe como un organismo incompetente, deshumanizado y ahogado por la burocracia, en el que visitar a un médico implica rellenar formularios y hacer largas colas para ser atendido, además de pagar un dineral que no todo el mundo se puede permitir. Jackie habla de la desigualdad entre pacientes, reclama una sanidad justa para todos y señala especialmente a los doctores, individuos muy a menudo ineficaces, ególatras, de trato frío y con una enorme ceguera ética.

Si The Wire nos descubrió que el policía puede ser un tipo gris, hundido en una vida rutinaria y que jamás en su vida ha apretado el gatillo,  Nurse Jackie nos descubre que ser médico no implica ser un genio del diagnóstico, ni querer ayudar a los demás, ni haber salvado vidas a troche y moche. De hecho, los doctores que aparecen en esta serie son indiferentes al sufrimiento del paciente. E incluso cuando éste se les queda a mitad de una operación, o cuando cometen errores de diagnóstico que lo llevan a fallecer, su indiferencia es total. Simplemente, niegan en su conciencia haber formado parte de ello.

Carácter insurgente
Sólo la enfermera Jackie es sensible a la tristeza y al dolor humano que se vive en el hospital. Su personaje, encarnado por una excepcional Edie Falco (mamá Soprano), se dedica en cuerpo y alma a resolver las injusticias que se cometen contra los pacientes. Allí donde hay un enfermo indefenso, aparece Jackie dispuesta a engañar, mentir, falsificar o robar a los médicos para hacer justicia. Conocedor de los defectos del sistema sanitario norteamericano, el personaje intenta subsanar los errores del hospital por su cuenta, aunque para ello tenga que saltarse las reglas o las jerarquías.

Precisamente ese carácter insurgente suyo ha llevado a la crítica a compararla con el doctor House. Al fin y al cabo, ambos personajes llevan bata blanca, son bordes con todo el mundo, están enganchados a los calmantes y nos hacen reír con su ironía. Pero aquí se acaban todas las comparaciones, pues mientras House vive centrado en los diagnósticos y considera a los pacientes un estorbo, Jackie vive centrada a los pacientes y considera a los doctores como un obstáculo para hacer bien su trabajo.

Sin embargo, la enfermera no es un ángel caído del cielo.A medida que avance la serie, que acaba de ser estrenada en Calle 13, el espectador descubrirá que Jackie tiene también tiene un lado oscuro. Precisamente el equilibrio entre la maldad –que mantiene en su vida privada– y la bondad –que muestra en el trabajo– es la clave de un personaje que en Estados Unidos se convirtió en un éxito veraniego inesperado para el canal Showtime, que acaba de estrenar su segunda temporada.

Acusada de apoyar a Obama

El retrato que Nurse Jackie ofrece de un sistema sanitario corrupto, ahogado por la burocracia y que pone el talonario por delante de los enfermos ha suscitado un largo número de críticas que acusan a la serie de apoyar las tesis de Barack Obama. Viendo la serie, dicen, uno se convence de la necesidad de acoger la cobertura global propuesta por el presidente. Si a eso le añadimos que Edie Falco participó en la campaña de Obama en su camino a la Casa Blanca es fácil entender el recelo que ha despertado entre los estadounidenses la serie, que ha conseguido dividir a la opinión pública.

SANTO DOMINGO, Rep. Dominicana.-

Sector enfermería paralizará labores en hospitales por cinco horas
 
http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=195778
 
La coordinadora Nacional del Sector Salud (COONASESA), anunció para el miércoles un paro de labores en los hospitales por cinco horas, en protesta porque han sido excluidas de las negociaciones del gobierno y el Colegio Médico Dominicano (CMD) para lograr un aumento salarial. La presidenta de COONASESA, Dulce Medina, indicó que la comisión negociadora del gobierno pretende obligar a los demás sectores de salud a que acepten como bueno y válido el acuerdo a que puedan llegar con el CMD sin su participación.

En ese sentido, advirtió que los profesionales y técnicos de la salud afiliados a ese gremio no aceptarán ningún acuerdo de aumento salarial que no sea el resultado del diálogo y negociación con los interlocutores representativos de todos los sectores de la salud.

No obstante, anunció que este martes, a las 5:00 de la tarde, visitarán al vicepresidente de la República, Rafael Alburquerque para dialogar sobre la situación.

Se recuerda que para el miércoles está programado un nuevo encuentro entre la comisión gubernamental y los representantes del CMD, donde se espera se llegue a un acuerdo definitivo entre ambas partes.

Argentina.-

Más diputados nacionales que piden la Ratificación del Convenio 149.- 

http://ilonurse.blogspot.com/2010/04/mas-diputados-nacionales-que-piden-la.html

TRAMITE PARLAMENTARIO Nº 33
 14 de Abril de 2010
Diputados: MACALUSE, ARGUMEDO, LOZANO, ITURRASPE y BENAS: PROYECTO DE LEY. CONVENIO SOBRE EL EMPLEO Y CONDICIONES DE TRABAJO Y DE VIDA DEL PERSONAL DE ENFERMERIA 149,  ADOPTADO POR LA ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO EN SU CONFERENCIA GENERAL 63,  DEL 21 DE JUNIO DE 1977. RATIFICACION. 
Exp. (2166-D-2010) 
Comisiones: RELACIONES EXTERIORES Y CULTO / LEGISLACION DEL TRABAJO