17 jul. 2010

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. - Enfermero envenena a su esposa enfermera....

LA MUERTE POR ENVENENAMIENTO DE LAURA G.A. PRESUNTAMENTE A MANOS DE SU ESPOSO
El crimen imperfecto
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. -
http://www.canariasahora.com/noticia/142639/
Sólo la denuncia de la familia de la víctima ha permitido investigar una muerte que hubiera pasado inadvertida. El sospechoso está en prisión.
 
Detenido un enfermero del Insular por la muerte de su pareja, enfermera del Negrín

El personal del Negrín recibió la noticia ''con pavor''

Le fue suministrando poco a poco pequeñas dosis de veneno hasta que la mujer, de 34 años, no pudo resistirlo más. Tras varios días ingresada en el hospital, la joven murió víctima de una fuerte intoxicación. Su marido ha sido arrestado como supuesto autor del envenenamiento. Ni la maestría de la insuperable obra de Hitchcock serían capaces de narrar una historia tan dantesca, porque la Policía sospecha que el presunto autor de este asesinato planeó una muerte lenta que no despertara las sospechas de nadie. La denuncia de la familia acabó con el intento del presunto asesino, porque de lo contrario la muerte de Laura G. hubiera sido registrada sin causas penalmente llamativas.

El pasado miércoles, un enfermero del Hospital Insular de Gran Canaria fue detenido y trasladado a la Supercomisaría de Las Palmas de Gran Canaria como sospechoso de la muerte de su pareja, también enfermera pero en este caso del Hospital Doctor Negrín. La familia de la víctima puso en conocimiento del Juzgado de Guardia sus sospechas de que la muerte pudo haberse producido por un lento envenenamiento que condujo primero a la enfermedad y luego al fallecimiento.

Algo extraño estaba pasando hacía meses, así que familiares y algunos compañeros de la víctima no dudaron en denunciar y pedir una investigación tras producirse la muerte. Pero la denuncia fue presentada cuando ya era demasiado tarde para salvar la vida de Laura G. A., una enfermera que hizo las maletas hace ocho años para dejar su Granada natal y buscar trabajo en las Islas Canarias.

Las primeras averiguaciones apuntan a que el sospechoso presentaba un trato exquisito y muy protector hacia su pareja, lo que nunca hizo sospechar a nadie del continuo aspecto enfermizo que presentaba la víctima, que mejoraba cuando acudía a su trabajo en el hospital Doctor Negrín y que empeoraba cuando estaba en su domicilio conyugal.

La autopsia realizada a la mujer arrojó la existencia de diversos metales y de mucha glucosa. Los laboratorios cotejan las sustancias halladas en el cuerpo con los líquidos y otros productos incautados en los registros efectuados.

Pero Iván R. A., el enfermero acusado de envenenar presuntamente a su esposa, Laura G.A.,con la que tiene un hijo de menos de dos años, se declara inocente. Tras prestar declaración este viernes durante una hora y media, la jueza María Auxiliadora Díaz Velázquez, sustituta del titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer Número 1 de Las Palmas de Gran Canaria, decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, imputándole un delito de homicidio.

Es probable que la jueza dicte un auto para inhibirse del caso, a fin de que sea el Juzgado de Violencia sobre la Mujer en Telde (Gran Canaria) quien se encargue del mismo, ya que fue en este municipio (concretamente en el barrio de La Pardilla) donde ocurrieron los hechos.

Los primeros en declarar fueron los familiares de la víctima, que gritaron en los pasillos que nunca se fiaron de él. La madre descartó que su hija tuviera una enfermedad previa y quería que los medios de comunicación difundieran la imagen con el rostro del detenido. "Que todo el mundo lo vea y se vea a este individuo en toda España", manifestó al grito de "me la estaba envenenando como las ratas".

La causa permanece bajo secreto de sumario.

Chubut, Argentina.-

DIRIGENTES SINDICALES SOSTIENEN QUE LA PROPUESTA SALARIAL NO RESULTA SATISFACTORIA
ATE, ATSA y UPCN se levantaron de las paritarias de Salud
http://www.diariodemadryn.com/vernoti.php?ID=120856
El secretario General de ATE, Omar Navarro confirmó que junto a sus pares de ATSA y UPCN dejaron las paritarias con la Secretaría de Salud porque consideraron que no están dispuestos a discutir “miserias” cuando la provincia tiene recursos y se concluyó que hasta que no haya una propuesta acorde a lo que consideran que merecen los trabajadores no volverán a sentarse.
Navarro dijo que la discusión estuvo centrada en los salarios del sector de enfermería “pero la propuesta del Secretario de Salud no los satisface ya que la mejora era muy poco significativa” agregando que es un problema crónico porque los enfermeros tienen un sistema de horarios que los mantiene cautivo  durante las 24 horas al mes lo que impide que gocen de los francos semanales.
El gremialista sostuvo que el argumento de esos horarios es la falta de personal que se irá  subsanando en el tiempo en función a los egresos de profesionales de las escuelas de enfermerías, “pero está complicado por que las mensualidades no se van concretando por cuestiones que se desconoce y hay gente con títulos habilitantes que no pueden ingresar al sistema sin saber cuál es el problema”.
El dirigente indicó que el dato central en Salud tiene que ver con la antigüedad “porque el personal que trabaja en salud cobran una antigüedad inferior al resto de la administración pública y no hay fundamentos para no reconocer esa diferencia; entiendo que debe haber una equiparación que es común al resto y en particular el aumento de los sueldos al sector de enfermería merece una discusión más profunda”.

Generosa Fratassi: ¡Que descanses en paz...! (Quilmes, Bs. As.)

Inhuman los restos de Generosa Fratassi
http://www.elsolquilmes.com.ar/noticias.php?n_id=35370&edicion=846
La Comisión Permanente de Homenaje a Madres de Plaza de Mayo de Quilmes, anunció que mañana, se llevará adelante la inhumación de los restos de Generosa Fratasi, la trabajadora de la salud del Hospital de Quilmes, asesinada por la dictadura militar y cuyos restos pudieron ser identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense.
"Miguelina Fratassi, Madre de Plaza de Mayo de Quilmes, fue una luchadora incansable, que busco a su hija hasta el último día de su vida. Hoy reciben los restos de Generosa; Carmela, Teresa y toda su familia, quienes siguen luchando contra la impunidad de ayer y de hoy, desde la Comisión", explicaron desde la entidad.
El acto se llevará adelante mañana a las 11, en el en el panteón especial destinado a los desaparecidos de Quilmes, que se ubica en el cementerio de Ezpeleta.
La historia de Generosa ha quedado definitivamente atada a la de Silvia Isabella Valenzi, que aún permanece desaparecida y a la de su hijita, nacida en cautiverio y robada por el represor quilmeño Jorge Bergés.
La denuncia de ese hecho fue lo que selló la suerte de Generosa y de su compañera, Maria Luisa Martinez, también desaparecida.

Había sido secuestrada por la dictadura militar
Generosa, la enfermera solidaria que el 17 de Julio recibió sepultura en Quilmes

Federico Gabriel Sequeira
www.rompecabezasrosita.blogspot.com.
Treinta y tres años después de su secuestro, los restos fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense. Su historia es emblemática, y muestra hasta qué punto la solidaridad era un arma que el gobierno de facto no podía tolerar.


Fue una italiana que en los treinta y dos años que vivió, le hizo honor a su nombre. Generosa Fratassi, la enfermera del Hospital Iriarte que fue secuestrada sólo por contrariar la versión que negaba el parto de una detenida, podrá por fin descansar en paz.
Este sábado, a las 11, y con la presencia del intendente de Quilmes, se realizará el entierro de sus restos en el Cementerio Municipal de Quilmes, ubicado en Ezpeleta.
Nada se supo de la mujer después de que el 14 de abril de 1977, Fratassi fue capturada por cuatro hombres, en la puerta del Hospital de Quilmes.  Recién el retorno de la democracia, en 1983,  y las investigaciones que impulsó el gobierno de Raúl Alfonsín, a través de la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas), permitió sumar un dato, aunque ínfimo: a Generosa la habían visto en el centro clandestino de detención “El Vesubio”, junto a la partera María Luisa Martínez, su compañera de trabajo, a quien habían secuestrado siete días antes.  El dato lo había aportado una de las pocas sobrevivientes de ese lugar, Elena Alfaro.
Pasaron casi tres décadas desde entonces, y más de treinta y tres años de su desaparición, una cantidad de años mayor a la edad que la propia enfermera tenía cuando se la llevaron. Sin embargo, mediante la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas, el Equipo Argentino e Antropología Forense logró identificar sus restos.
En medio, la Cámara Federal de La Plata llevó adelante los Juicios por la Verdad, con el impulso de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) platense. Y por allí pasaron la hermana de Generosa, la hermana de la parturienta que puso en marcha la red de solidaridad que terminó convirtiendo a la enfermera en víctima, también lo hicieron muchos de quienes por entonces eran médicos y enfermeros en el hospital quilmeño. Buena parte de ellos dijo no recordar los hechos.
Pero los hechos quedaron claros para muchos otros de los protagonistas, que los fueron reconstruyendo. Y que permitieron armar el rompecabezas.

EL PARTO
Silvia Mabel Isabella Valenzi tenía 20 años y un embarazo de cuatro meses cuando desapareció, un 22 de diciembre de 1976, saliendo de La Plata rumbo a Quilmes. Nada se supo de ella, y en vano fueron todos los esfuerzos de sus padres, y del resto de su familia para encontrarla.
Para saber de su paso por el centro clandestino de detención Pozo de Quilmes, en la actual sede de la DDI, a cien metros del hospital Iriarte, habría que esperar, al menos, hasta 1982, cuando el entonces Obispo Jorge Novak recibiera abiertamente a familiares y empezara a confeccionar listas de secuestrados, para cruzar datos.
Allí, la madre de una joven bernalense, hoy también desaparecida, conoció a Rosa Isabella Valenzi, la hermana mayor de Silvia. A partir de allí se sabría que Silvia había estado en el Pozo de Quilmes.
De su destino final, en el Pozo de Banfield, durante algo más de una veintena de días, desde la mañana posterior al parto, y hasta que se perdiera todo rastro, se sabría ya en democracia.
Pero ya en 1977 se supo del parto, y de la inusual situación de que este tuviera lugar en un hospital (por entonces) municipal, como el Iriarte, dado que la joven se encontraba en calidad de secuestrada.
En la noche del 1º de abril de 1977, Silvia Isabella Valenzi fue llevada a la Maternidad del Hospital, fue atendida, y alrededor de las 3 de la madrugada del día siguiente, nació su hija, a la que llamó Rosita. Tres horas más tarde, la madre era llevada por uniformados en una camioneta sin identificación.
Al ser arrastrada por los pasillos del hospital, gritó su nombre y su domicilio, en La Plata. Una partera que la escuchó mandó a avisar a su familia, en forma secreta, y por un anónimo. Era María Luisa Martínez, y sería secuestrada en su casa de Quilmes el 7 de abril.

LA INTERVENCION DE GENEROSA
Seis días más tarde, la madre de Silvia Isabella Valenzi se hizo presente en el hospital Iriarte, y explicó su situación. Una enfermera le dijo que la bebé había quedado alojada en el nosocomio, porque había nacido con bajo peso, y no se la podía retirar, pero que nada se sabía de la madre.
Concepción Isabella Valenzi, la madre de Silvia, fue acompañada por Generosa Fratassi hasta la oficina del director del hospital. Todo le fue negado a la mujer, desde la presencia de la bebé, hasta la existencia del parto, y los demás detalles que la enfermera había narrado.
Ante la desmentida de Roberto Iriarte, el entonces director del nosocomio, Fratassi fue lapidaria: “no lo niegue más, doctor, que el nacimiento fue anotado en el Libro de partos”.
Las dos mujeres debieron salir de la oficina, y la angustiada madre también del Hospital. En el camino un médico le dijo que su nieta aún estaba en Neonatología, y la mujer confesó a su familia que hasta había creído ver a una pequeña con la que sintió una especial conexión. Nada pudo hacer.
El Libro de partos fue luego burdamente tachado, y en lugar del nombre de Isabella Valenzi, que pudo seguir leyéndose, se inscribió NN.
Un día más tarde, ya 14 de abril de 1977, y mientras realizaba sus tareas habituales, Fratassi recibió una llamada de Carlos Eduardo Miranda, portero del Iriarte, quien le comunicó que un hombre la buscaba en la entrada. Cuando la mujer llegó, eran cuatro los sujetos, estaban armados, y la atenazaron de los brazos.
Generosa salió el vilo, llevada por los desconocidos, y con sus pies arrastrándose sobre el suelo, para perderse en la misteriosa noche de la dictadura, de la que sólo podría salir treinta y tres años después.


República Dominicana.-

ADEG llama a las enfermeras a integrarse a campaña de prevención contra el dengue
 http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=206452
SANTO DOMINGO.- LA Asociación Dominicana de Enfermeras Graduadas  (ADEG) llamó al personal de enfermería del país a integrarse de forma espontánea a las actividades de prevención y control del dengue que desarrolla el Ministerio de Salud Pública a nivel nacional, ante el brote de la enfermedad que afecta a la población. La presidenta de la ADEG, Dulce Emilia Medina de Pérez,   también exhortó a las profesionales de enfermería a que cada vez más oferten una atención de calidad y oportuna, de modo que puedan contribuir con la disminución de la tasa de morbilidad a causa de este problema y de otros prevenibles. Medina de   Pérez puso el gremio que agrupa  a las profesionales de enfermerías a disposición del Ministerio de Salud Pública, para colaborar con la campaña que desarrolla.

"Combatir esta enfermerdad no es solo una tarea de las autoridades de Salud Pública, sino que es responsabilidad de toda la ciudadanía, porque las familias también debe contribuir a prevenirla, adoptando medidas en sus hogares y entorno, para evitar que se formen reservorios del mosquito productor del dengue", planteó.

Consideró que las profesionales de enfermería deben mantenerse firmes en estos momentos, ante la presencia de un problema de salud nacional.

Cree que el personal de enfermería debe integrarse a las labores de asistencia y prevención,  aunque se encuentren de de vacaciones.

Entiende, además, que el momento es oportuno para que el Gobierno comience a nombrar los 600 trabajadores de enfermería que se comprometió, como parte del acuerdo arribado con la Coordinadora de la Salud recientemente. 

Recorré Sudamérica a precios increíbles y en muchas cuotas

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...