7 may. 2011

ARGENTINA, CUANDO NO HAY QUIEN CUIDE NUESTRA SALUD

http://marisollema.wordpress.com/2011/04/26/cuando-no-hay-quien-cuide-nuestra-salud/

La cantidad de enfermeros en los hospitales públicos no son suficientes. El recurso fue declarado como crítico por la Presidencia de la Nación.      ¿Cuáles son las causas detrás de este fenómeno? ¿Cómo se ve afectada la salud  pública?

Según informes de la carrera de Enfermería de la Universidad de Buenos Aires (UBA), hay una enfermera cada cuatro médicos,  cuando debería ser a la inversa, de acuerdo con el Banco Mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS), indica en su informe "Panorama de la Fuerza de Trabajo en Enfermería en América Latina", que deben haber 2.000 enfermeros cada 10.000 habitantes, o sea, un enfermero cada cinco habitantes. En Argentina, este índice es del 0,58.

Por cada cinco médicos que egresan al año se recibe un solo enfermero, que obtendrá alrededor de 1.500 pesos como ingreso mensual promedio.

La Ciudad de Buenos Aires tiene 6.000 cargos sin cubrir, y en los hospitales bonaerenses se necesitan al menos 4.000 enfermeros, de acuerdo con el Observatorio de Recursos Humanos de la provincia de Buenos Aires. En el interior del país, la situación se agudiza.

Según datos de la Federación de Trabajadores de la Sanidad (FATSA), el déficit de enfermeros que existe a nivel país es una de las principales debilidades del esquema sanitario, ya que faltan 90.000 profesionales en todo el país.

Sandro Ortega, licenciado en enfermería e integrante de la agrupación "21 de Noviembre", una organización independiente que nuclea a enfermeros de todo el país, ilustró las condiciones laborales de los profesionales: "Hay sobreexplotación de trabajo. Te hacen trabajar doble turno, no te dejan que descanses. Un chofer de un micro que hace 24 horas que no duerme tiene altas chances de matar a todos. Un enfermero mata. O directamente no medica. A veces sobra medicación y es porque el enfermero en algún momento necesita cabecear, necesita dormir, o por miedo a no saber qué está haciendo, no hace nada". Sobre este punto coincidió Zulma Lovay, Secretaria Adjunta de la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE): "Una sola enfermera no puede lidiar con catorce cunas o respiradores en neonatología. No puede, algo no está haciendo.  Entonces los niños mueren. No es culpa de las enfermeras, es culpa del sistema que se fagocita los nombramientos y los pone en otros espacios que no son tan necesarios".

Un estudio hecho en 168 centros médicos de Pensilvania, Estados Unidos, demostró que un enfermero puede tratar hasta seis pacientes a la vez. Con sólo aumentarle un paciente adicional a cada enfermero, la probabilidad de muerte crece el siete por ciento en un hospital. Según Sandro Ortega "hoy en muchos hospitales hay un enfermero para 30 pacientes".

Emanuel Lara, presidente del Centro de Estudiantes de la carrera de enfermería en la UBA, es contundente al explicar el origen de la problemática: "El tema pasa por la falta de vacantes y de las condiciones de trabajo. Van de la mano. Hay un desfinanciamiento del sector público de salud que repercute en la enfermería. El Estado no tiene como prioridad un sistema de salud de calidad, público para todos". Lara comentó que esto se evidencia en que no hay concursos ni puestos de trabajo. Dijo que las condiciones laborales son de "explotación", y que por esta razón la enfermería no es elegida como una profesión "viable para vivir". También declaró que los enfermeros hoy tienen dos o tres trabajos y hacen "'changas" de enfermería.

Por otra parte, dijo que los enfermeros tienen "el salario muy bajo", y que su falta está relacionada con este aspecto. "Hay una responsabilidad del Gobierno que quiere un sistema de salud precarizado, que no tiene presupuesto, que sobreexplota a la gente contratada y que no toma más gente", denunció.

Sandro Ortega aseguró que hay 20.000 enfermeros que no se dedican a la enfermería a causa de los salarios, y las condiciones de trabajo. "Te hacen trabajar doble turno, no te dejan que descanses. Muchos piensan: '¿Me voy a exponer a hacer mala praxis por 2300 pesos? Laburo de cadete de lunes a viernes y tengo cero responsabilidad.'", ilustró.

Por su parte, desde la Jefatura de Enfermería del Hospital de Clínicas indicaron que no tienen autorizado tomar más gente por temas presupuestarios. Así recordaron la crisis que se desató en el 2009 con la Gripe A, cuando no había suficiente personal para atender a los pacientes, y enfermeros del hospital murieron a causa de la exposición con la enfermedad.

También indicaron que debería haber un profesional de la enfermería dedicado a un sólo paciente en caso de algunas enfermedades críticas, y no lo hay. El Doctor Oscar Paez, médico  pediatra del Hospital Gutiérrez, también compartió este punto: "La falta de enfermeros suficientes siempre se hace sentir más en las áreas críticas como terapia intensiva, terapia intermedia, infectología.  Allí la relación enfermeros-pacientes es muy inferior a lo que recomiendan todas las normas internacionales."

Fuentes del Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad que solicitaron no ser reveladas aseguraron que "es mentira que no se les está pagando a los enfermeros" y agregaron que "este es el único gobierno entre todos los que pasaron, tanto democráticos como militares, que es un pagador constante y sonante". Consultados sobre las causas de la falta de enfermeros, argumentaron que es un problema burocrático: "El proceso para ingresar a los hospitales públicos de la ciudad demora de 60 a 180 días. Muchas personas no aguantan y se van a trabajar a otro lado". Sin embargo, sí admitieron que los sueldos no son buenos: "Una persona con 37 años de antigüedad está cobrando 4.000 pesos. Es muy bajo".

En cuanto a la disponibilidad de puestos de trabajo, el Licenciado Ortega comentó que existen irregularidades: "Hay gente con Planes Jefas y Jefes de Hogar a los que hacen trabajar como enfermeros. Por otro lado, se emplea a muchos como monotributistas. Si vos agarrás el diario en el rubro 32, los hospitales públicos piden enfermeros monotributistas para evitar las cargas sociales. Con el monotributo se te van 500 pesos de los 1500 que cobrás. Es imposible."

La legisladora María José Lubertino (Encuentro Popular por la Victoria) dijo que le ha llevado sus inquitudes respecto a esta problemática al Ministro de Salud, y que ella la conecta con los bajos sueldos que se perciben en los hospitales y con la falta de consideración que obtienen los profesionales. También denunció "políticas del gobierno de Mauricio Macri como despidos masivos y persecución del personal", situación que dijo fue revertida por la intervención de sindicatos y por bloques de la legislatura. Lubertino expresó que la situación de los enfermeros es de "precariedad laboral", y que existen irregularidades como horas extras de personal que no tiene un contrato fijo y debe facturarlas a través de sus compañeros.

La Presidenta de ALE aseguró que  algunos de sus colegas recibieron presiones por parte del Sindicato Único de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (SUTECBA) y puso como ejemplo una situación por la que ella misma atravesó: "Yo ejercía un puesto de supervisión y por denunciar algunas cosas me sacaron. Porque según ellos, los cargos son de ellos. En los hospitales están poniendo gente por dedocracia o amiguismo. Es una corrupción. Ellos tienen el dinero de los módulos que es en negro. Entonces le dicen a los supervisores: 'Yo necesito que a éste le pases tanto'. Y ese no cumple la tarea, entonces ese espacio hay que llenarlo con otro y se gasta doble módulo. Es la gran bolsa de la barata del gobierno de la ciudad que le entrega a SUTECBA para que desbarate más".

Argentina es uno de los cuatro países que tiene doctorado en Enfermería. Por esta razón, países extranjeros reclutan enfermeros en nuestro país. Desde el ALE explicaron que por ejemplo Italia viene a reclutar enfermeros y les ofrecen entre 3500 y 4000 dólares. "Todos los chicos recién recibidos se van", comentó la Secretaria Adjunta Zulma Lovay.

 

HONDURAS, Enfermeras destacan logros en reducción muertes niños y parturientas

Enfermeras destacan logros en reducción muertes niños y parturientas
Más de cien profesionales de la enfermería esperan por pensiones Salud Pública
Anunciaron que esperan que para el 12 de este mes, Día de las Enfermeras, Salud Pública anuncie aprobación de pensiones y jubilaciones especiales, fecha que señalada para iniciar la lucha por su colegiatura.
http://www.7dias.com.do/app/article.aspx?id=98309

Ivelisse Sánchez, vice presidenta de la Asociación Dominicana de Enfermeras Graduadas (ADEG) (7dias.com.do)

 

Carlos Gril, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)
Vista parcial de las enfermeras que participaron en el seminario
 

SANTO DOMINGO (R. Dominicana).- La Asociación Dominicana de Enfermeras Graduadas (ADEG) denunció este viernes que más 100 enfermeras que sirvieron  por más de 30 años en hospitales públicos, languidecen esperando por una pensión que el Estado y la burocracia les regatean en desconocimiento de sus años de servicios.

 

Asimismo, expresaron que como consecuencia de la inercia, la lentitud y la dejadez por parte del Ministerio de Salud Público en otorgarle ese derecho laboral, muchas plazas no han sido cubiertas, lo que provoca precariedad en el servicio brindado a los pacientes en los hospitales públicos.

 

"Ahí, en esa lista, hay enfermeras con 30 y hasta 45 años de servicio que esperan por sus pensiones y jubilaciones. Exhortamos al ministro de Salud a que agilice esos procedimientos", dijo  Ivelisse Sánchez,  presidenta en funciones de la ADEG

 

El seminario

 

Las ejecutiva de ADEG ofreció sus declaraciones durante el acto inaugural del seminario "Objetivos del Desarrollo de Milenio en América Latina y el Caribe", el que definió como un encuentro que busca fortalecer el sector de la enfermería para el logro de los objetivos del milenio y un enfoque de la salud en Latinoamérica y el país.

 

Aunque dijo entender la situación económica por la que atraviesa el país, Sánchez dijo que las solicitudes de pensiones especiales y jubilaciones ya fueron sometidas al Ministro de Salud Publica, que tiene los expedientes en sus manos, por lo que esperan  que para el 12 de este mes, Día de las Enfermeras, les ofrezcan buenas noticias.

 

Reconoce Sánchez que entre el gremio y el ministro Bautista Rojas Gómez  ha habido siempre buena comunicación, lo que acrecienta la expectativa de que la solicitud a favor de las enfermeras, como también de una gran cantidad de auxiliares, sean atendidas satisfactoriamente.

 

Destacó que entre los temas a tratar durante el seminario figuran la importancia del trabajo de las enfermeras en la reducción de la mortalidad materna e infantil, actualizar los conocimientos de los participantes sobre el avance en el contexto regional y nacional y el rol de las enfermeras.

 

Asimismo, analizar las condiciones de trabajo de las profesionales de la enfermería y su rol en el marco de la salud y de igual manera, facilitar el intercambio de experiencias institucional e interpersonal.

 

"En este evento enfocaremos los avances obtenidos en reducción de la mortalidad infantil de cero a seis años, y de la mortalidad materna. También discutiremos, para conocerlos mejor, las metas y objetivos planteados para el 2015, según fue convenido con los organismos internacionales como la OPS y la OMS", puntualizó Sánchez..

 

En la actividad estuvo presente el médico Carlos Grill, consultor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), quien representó a ese organismo internacional.

 

 

Suanny Reynoso/7dias.com.do

 

«La enfermería es como la luz y el agua: la valoras cuando falta»

María Sabater Sánchez lleva 34 años trabajando en el Chuac, desde 1984 como supervisora del medio centenar de enfermeras del servicio de Cardiología. Estos días el trabajo del colectivo está siendo objeto de análisis en el congreso nacional de la Asociación Española de Enfermería en Cardiología, que por primera vez se se celebra en A Coruña con la participación de medio millar de profesionales. Ella se ha encargado de organizarlo.

-¿Qué temas han llegado al congreso?

-El programa es muy variado, con cursos de formación sobre temas como la sexología en el cardiópata, y en las mesas redondas nos centramos en tres temas fundamentales y muy actuales: la seguridad del paciente, la mujer y la enfermedad cardíaca, y la educación para el autocuidado.

-¿Ha evolucionado mucho el trabajo de la enfermería en estos años?

-Ha habido un cambio muy profundo. Recuerdo que cuando empecé buscaba cómo trasladar a los pacientes, a Santander o a Madrid, y hoy es al contrario: recibimos enfermos. Además, se ha vivido un cambio importantísimo en gestión, antes era asistencia pura, ahora damos una atención integral al paciente y ha habido un aumento muy relevante en nuestra área, con la creación de unidades y la incorporación de procesos.

-¿Y el trato con el paciente?

-La proximidad de la enfermera con el paciente no ha variado. El paciente cambia con la sociedad, con el hospital, pero al final todos somos personas con un rol en un determinado momento. La enfermera con el paciente siempre tendrá la misma relación, aunque el futuro va a pasar por la gestión de las patologías crónicas y la educación para el autocuidado, fundamental en cardiología.

-¿Además de cuidar, tienen que formar?

-Las enfermeras estamos ya educando al paciente, y al familiar, porque en Galicia hay mucha población mayor muy dependiente y es fundamental el autocuidado, porque se evitan ingresos. Somos el apoyo y la referencia en las dificultades, siempre planificamos los cuidados en función de las capacidades del paciente.

-¿Se sienten un colectivo reconocido?

-Siempre digo que la enfermería es como la luz y el agua: solo la valoras cuando te falta. Es verdad que ha sido muy invisible en el sistema sanitario, pero cuando se conoce, ya no se la pierde. Cuando el paciente tiene un problema y establece contacto, ya no la deja, y a partir de ahí ya no solo la defiende, sino que es fácil que la integre en su circuito de confianza para consejos y vigilancia. La sanidad también tiene que avanzar en esto, hasta ahora éramos bastante invisibles, pero la enfermería está al pie del cañón, sigue el ritmo, es dinámica y es imprescindible.

-¿Cree que la crisis puede tentar a recortar en recursos humanos?

-Ha habido recortes, por ejemplo en los sueldos, pero creo que todavía están por venir otros. Claro que tiene su repercusión, pero el sistema sanitario está acostumbrado a solucionar en el contexto que le toca, y si hay crisis, tendrá que resolver igual.

María Sabater supervisora del chuac

http://www.lavozdegalicia.es/coruna/2011/05/06/0003_201105H6C8991.htm

CUBA, “Si volviera a nacer, volvería a ser enfermera”

"Si volviera a nacer, volvería a ser enfermera"

E-mail Imprimir PDF
Aunque a esta mujer delgada, elocuente y de pelo canoso no le dicen "La Dama de la lámpara", como a su colega Florence Nightingale, sí tiene como ella la vocación de servir al prójimo y de aliviar, con sus cuidados y dedicación, el dolor humano.
Se trata de Amelia de la Caridad Silva Martínez, enfermera de profesión desde 1968, elegida por su descollante desempeño para, en su figura, felicitar al personal de enfermería de la suroriental provincia cubana de Granma, al conmemorarse en todo el planeta el 12 de mayo el Día Internacional de las enfermeras, en homenaje a Florence Nightingale, nacida un día como ese, y considerada ejemplo de abnegación, madre de la enfermería moderna y fundadora de la primera escuela de esa especialidad del mundo.
Se dice que es una profesión tradicionalmente ejercida por mujeres, y según datos estadísticos, más de 11 millones de ellas en el mundo laboran en hospitales y centros de salud rurales, escuelas, prisiones, zonas de guerra y campos de refugiados y desplazados. Ponen mil millones de inyecciones en todos los continentes, pues el 80 por ciento del total de la atención primaria de salud es dispensado por enfermeras. Son la columna vertebral de la mayoría de los equipos de atención de salud en el mundo, y prestan sus servicios no siempre en las mejores condiciones técnicas y estructurales, pero perennemente dispuestas a ayudar a quienes lo necesitan.
En Amelia se resume todo lo expuesto, por ello, causa admiración escucharla hablar con tanta modestia de una vida dedicada casi por entero al quehacer con los pacientes y a la docencia.
"Soy natal de Santiago de Cuba, de donde era mi papá -explica-. Vine definitivamente aquí a Bayamo a partir del triunfo de la Revolución. Cuando cursaba la secundaria básica, por la necesidad existente en ese entonces en la nación, nos ofertaron Magisterio y Auxiliar de Enfermería yo no estaba decidida por ninguna, pero el jefe de zona de los CDR me estimuló a elegir esta última.
"Salí airosa de toda el ciclo de selección, y fui a cursar estudios en Santiago de Cuba. Al principio me mantenía porque era necesaria, pero me fui enamorando de la actividad que iba a desempeñar en el futuro."
Recuerda con cariño ese importante lapso de su formación profesional, y señala su rotación por hospitales y policlínicos de la hermana provincia, hasta su incorporación en 1968 en el general universitario "Carlos Manuel de Céspedes", de Bayamo, con solo 16 años de edad.
"La extrema juventud que tenía me ayudó a contar con el tiempo preciso para participar en todas las tareas de la sala de Medicina donde laboraba, a hacer horas extra, a unirme a las Brigadas Rojas y a mi incorporación a la Sociedad Cubana de Enfermería
"Me sumé de inmediato a las investigaciones y a la superación. En el 78 comencé como profesora en el politécnico de la Salud, hice el post básico de Administración y docencia.
"Del 81 al 83 cumplí misión en la República Popular de Angola, como docente, trabajé en la Escuela de enfermería de Luanda, también rotaba por los hospitales apoyando la labor asistencial. Fue un importante y bonito período, del cual me siento orgullosa, por los resultados y porque cumplí, además de tener la posibilidad de ser portadora de uno de los más bellos valores, el internacionalismo."
Refiere emocionada su participación en la Misión Milagro en Ciudad de La Habana, y la atención a los dannificados del terremoto de Pakistán, "es indescriptible ese período, me marcó realmente, a lo cual se une haber podido hablar personalmente con el Comandante en Jefe antes de partir a esa tarea tan especial, qué decirte de su imponente personalidad y su delicadeza, en fin, es una imagen peremne en mi mente".
Por necesidad de servicios pasa a trabajar en la parte de atención primaria en el policlínco Jimmy Hirtzel, de Bayamo, como Jefa en el departamento de Enfermería,
hasta 2006, fecha en que nuevamente cumple misión internacionalista, esta vez en Venezuela, por tres años.
Actualmente es Supervisora del policlínico de marras y está en el ejecutivo de la Sociedad Cubana de Enfermería del centro, aunque en ocasiones presta servicios en otras áreas, e incluso apoya al Cuerpo de Guardia. Sus compañeros la distinguen y ofrecen el mejor de los criterios sobre ella.
En sus palabras hay convicción, y fuerza en sus gestos.
"No podía dejar de mencionar a quienes han hecho posible con su apoyo y comprensión todos mis éxitos profesionales: mi madre, mi esposo, mi hijo y mis queridas nietas. La mejor cosa que le puede pasar a una persona es tener familia.
"Cada año disfruto la jornada que se desarrolla por el 12 de mayo, sobre todo porque recibimos cariño y respeto por parte de los pacientes, para quienes trabajamos. Hacer un recuento de mi vida me hace concluir que si volviera a nacer, volvería a ser enfermera."

Descubrí Europa y Destinos Exóticos a precios increibles

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...