1 nov. 2011

PARAGUAY, convocan reunión para destrabar huelga de enfermeras paraguayas





  
enfermeras paraguayas en huelga
Asunción, 1 nov (PL) El viceministerio de Trabajo y Seguridad Social de Paraguay convocó hoy a una reunión tripartita para intentar destrabar la huelga anunciada por cinco días de las enfermeras de los hospitales públicos del país.

  Representantes de la Asociación Paraguaya de Enfermeras (APE), la viceministra de Salud Raquel Escobar, directivos del Instituto de Previsión Social (IPS), de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Asunción y miembros de la Comisión Bicameral del Congreso, fueron convocados para el diálogo.

Estaba previsto que la cartera de Salud celebrara este lunes un encuentro para tratar de dar solución a la medida de fuerza, pero no hubo trascendidos.

La Asociación reclama el respeto a sus derechos laborales y el pedido de escalafón salarial, sin recibir respuesta aún por parte del Congreso Nacional.

Un comunicado de la APE indica que la huelga dejará sin servicio a las enfermeras del Ministerio de Salud Pública, Hospital de Clínicas y el Instituto de Previsión Social (IPS).

Unas 10 mil asistentes de batas blancas se sumarán a la medida de fuerza, según María Concepción Chávez, presidenta de la Asociación Paraguaya de Enfermeras.

El gremio apuntó que los casos de urgencia serán atendidos en los hospitales pese a la huelga.

Un comunicado divulgado ayer por el Departamento de Enfermería del IPS señaló que la huelga no afectará los servicios de atención de ese centro hospitalario, donde laboran dos mil 600 enfermeras, de las que mil 600 laboran bajo régimen de contrato.

María Pérez, jefa del departamento de enfermería del nosocomio, dijo que se asegurará el servicio sanitario en el Instituto de Previsión Social.

De la misma manera, se garantizarán los servicios críticos y de urgencias a fin de que los asegurados no se afecten por la iniciativa de fuerza, aseveró Aida Notario, directora médica del IPS. Las consultas no se resentirán, sólo las cirugías programadas se verán un tanto afectadas, sin que ello implique la suspensión de las mismas, indicó Notario.

mv/jcd
 

Córdoba: Toman el Hospital Misericordia y hay protestas en el polo sanitario

Es por la falta de recursos. El conflicto de la Salud se extendió a la administración pública. El SEP protesta en todas las reparticiones provinciales.

HOSPITAL MISERICORDIA. La toma de los trabajadores (La Voz/P. Castillo).


Trabajadores de la salud de tres gremios realizaron hoy una toma del Hospital Misericordia de la ciudad de Córdoba, en el marco de la sexta semana del conflicto en la cartera de Oscar González pero también con reclamos puntuales.
Las áreas de administración y la dirección fueron bloqueadas por los manifestantes, quienes advirtieron que sólo se atienden emergencias y advirtieron que, pese a que se siguen entregando turnos a través del call center, no hay atención en consultorios.
Ana Charras, enfermera del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), dijo a La Voz que la medida fue resuelta por ese gremio, la Unión de Trabajadores de la Salud y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).
"Esto viene de hace rato, hubo ya una toma en mayo. Tenemos muchos problemas de recursos humanos que nunca se solucionaron. Faltan de base unas 50 personas en enfermería", dijo Charras.
Con el Hospital de Urgencias -de la Municipalidad de Córdoba- en estado "desesperante", la mayoría de los accidentados en siniestros viales terminan en el Misericordia.
Polo sanitario. Médicos y enfermeros cortaron en las primeras horas de esta mañana Bajada Pucará en el Polo Sanitario de la ciudad de Córdoba.
Automovilistas, colectivos urbanos e interurbanos fueron afectados por la medida en un sector en el que no había inspectores de tránsito, según informaron móviles periodísticos desde el lugar (ver Amenazan con tomar hospitales si hay descuentos masivos).
"Nosotros estamos cansados, pero no nos podemos ir a descansar, porque cada vez hay menos personal. El Gobierno pidió la cabeza de 10 a 15 personas del hospital, a 10 o a 15 personas le van a descontar a dedo", advirtió Estela Giménez, de Enfermeras Unidas, en diálogo con Mitre 810.
Ese grupo de enfermeras y la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) son las agrupaciones que encabezaron la manifestación en las primeras horas de la mañana. Luego, alrededor de las 11, lo hicieron trabajadores del SEP.
Cómo siguen las protestas. El jueves, la UTS junto a la Asociación de Trabajadores del Estado y las enfermeras autoconvocadas, repetirán los cortes en calles y rutas frente a los 27 hospitales que están en conflicto.
El viernes, el SEP realizará abandono de tareas 
y una movilización por las 
calles céntricas, que contará con la participación de los cuerpos orgánicos de la UEPC. Ambos piden discutir un aumento general.



ARGENTINA, ENTRE RIOS

Denuncian presunto maltrato de pacientes en el San Martín

Una mujer aseguró que enfermeros del nosocomio brindaron una mala atención a su hermano quien, tras pasar por el centro asistencial, murió "por un virus intrahospitalario". Manifestó que familiares de personas internadas deben limpiar las salas.

Vanesa Díaz indicó que su hermano murió por un virus intrahospitalario. (Foto: UNO/Juan Ignacio Pereira) Vanesa Díaz indicó que su hermano murió por un virus intrahospitalario. (Foto: UNO/Juan Ignacio Pereira)

Una mujer denunció maltratos por parte del personal de Enfermería del hospital San Martín de Paraná, y aseguró que en varias oportunidades los familiares de los internos deben limpiar las salas de internación.
 

La queja fue realizada a UNO por Vanesa Díaz, hermana de Sebastián Díaz, quien murió el 31 de agosto "por un virus intrahospitalario" y, según la mujer, fue atendido de mala manera por enfermeros de ese nosocomio.
  

"Mi hermano tenía una enfermedad de base, llegó al hospital el 5 de agosto por una cirujía de hemorroides. Fue internado en la sala 102, en el segundo piso". Durante su estadía "no lo controlaban, ni le tomaban la presión", aseguró la mujer que indicó además que la situación más delicada se dio cuando "tuvo una hemorragia y se descompuso en el baño.

 

"Los enfermeros sólo lo levantaron del brazo. Yo pedía que lo atienda un médico, porque si bien no estaba el doctor de cabecera, Eduardo Elías, hay un médico de guardia para esos casos". Sin embargo, según la hermana del enfermo, los enfermeros "no lo atendieron y uno de ellos me dijo que si seguía rompiendo las pelotas se ahorcaba".
 

Díaz sostuvo que en oportunidades en las que necesitaba ayuda de los enfermeros, éstos estaban "fumando o tomando mate", y que "los familiares de los internos teníamos que limpiar la sala. Yo limpiaba hasta las paredes, prefería limpiar antes que no lo hiciera nadie".
 

La denunciante dijo que tras recibir el alta, su hermano volvió a ser internado por presentar "un virus intrahospitalario" y que murió días después. "¿Cómo no va a haber virus hospitalario si nosotros mismos limpiábamos?", se preguntó.


Aseveró además que trató de hacer la denuncia ante la Justicia tras lo sucedido "pero la gente tiene miedo a salir de testigo porque volvemos a caer en el hospital, y para los que no tienen mutual hay represalias. Y esos mismos enfermeros son los que demoran en ponerte el suero o, como le pasó a mi hermano, están ocho horas para traer un médico de guardia".
 

La mujer señaló que lo que motivó hacer público lo sucedido fue el reclamo salarial que por estas horas lleva adelante personal del hospital San Martín. "No tengo problemas en que le suban el sueldo, pero que haya más control. Pasar un escobillón con agua no es limpiar. Si a mi me pagan 500 pesos limpio el hospital entero", afirmó, y añadió: "que protesten en la plaza o en otro lado, no con bombos en el hospital, donde hay gente enferma".
 

De todos modos, instó a que "la gente hable" porque "muchos pasan esto" y exigió que el trato en el nosocomio sea "como personas, no como animales".

MEXICO, Dará ENFERMERAS mexicanaS testimonio en reunión sobre Juan Pablo II

Papa Juan Pablo II

En los tres días de trabajo están previstas contribuciones de carácter teológico-pastoral. ARCHIVO

  • La conferencia dedicada al pontífice durará del 24 al 26 de noviembre próximo
  • María de Jesús Vílchez participará en un encuentro de trabajadores del sector sanitario

CIUDAD DEL VATICANO.- La enfermera mexicana María de Jesús Vílchez dará su testimonio en un encuentro de trabajadores del sector sanitario de diversas partes del mundo que se reunirán en El Vaticano para recordar el sufrimiento de Juan Pablo II.  

Vílchez compartirá su experiencia el 24 de noviembre próximo durante una mesa redonda que llevará por título 'Trabajadores sanitarios en la escuela de Cristo Médico y del testimonio del beato Juan Pablo II', informó el Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud.  

Vílchez, vicepresidenta para la región panamericana del Comité Internacional Católico de los Enfermeros y Asistentes Médico-Sociales, estará acompañada por un obispo español, un médico de Taiwán, otro doctor español y un activista humanitario alemán.  

La participación de la mexicana será parte de la XXVI Conferencia Internacional de ese pontificio consejo que tendrá lugar en Roma del 24 al 26 de noviembre próximo.  

El lema del encuentro es 'La pastoral sanitaria al servicio de la vida y a la luz del magisterio del beato Juan Pablo II'.  

'En los tres días de trabajo están previstas contribuciones de carácter teológico-pastoral. Se tratará de intervenciones inspiradas en la enseñanza del beato que, correspondientes al valor cristiano del sufrimiento, serán afrontados en una óptica interdisciplinaria', afirmó Zygmunt Zimowski.  

Zimowski, presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud, precisó que el encuentro pretende recordar la grandeza de Karol Wojtyla en su vida terrena, así como en el sufrimiento y en la muerte.  

Los organizadores informaron que el 25 de noviembre está prevista la celebración, en el Aula Pablo VI de El Vaticano, del concierto benéfico 'La cruz, la misericordia, la gloria'.  

Actuará el coro polifónico 'The Karol Singers', así como el coro y la orquesta sinfónica de Penza en Rusia. La recaudación será completamente donada a la fundación 'El buen samaritano' para la atención de las víctimas de la malaria, la tuberculosis y el Sida.

VENEZUELA, Abundan las deudas en el Hospital Militar

Poco se escucha de protestas en la sede del Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo (HMCA) de Caracas. Desde hace 16 años, tan sólo una acción similar en la que sus empleados dieron a conocer su descontento se llevó a cabo, y ayer la situación se repitió. Enfermeras, obreros, empleados y trabajadores administrativos del HMCA, tomaron este lunes las adyacencias de ese centro de salud para solicitar se cancelen los pasivos laborales, entre los cuales destacan la diferencia del bono vacacional, igualada al porcentaje fijado en septiembre por el presidente Hugo Chávez, el bono nocturno, la actualización del beneficio de alimentación a la UT actual y las deudas de uniformes desde hace cuatro años.

Rafael Ortega, técnico radiólogo del lugar, indicó que en el caso de los uniformes, por ejemplo, se exige al personal, al evaluársele, que hagan uso de su indumentaria de trabajo porque, de lo contrario, le suprimen lo correspondiente a la bonificación por buen desempeño.

Tres de las enfermeras que se encontraban en el sitio y prefirieron no ser identificadas, denunciaron que desde hace cuatro años no les cancelan de manera regular lo correspondiente para la adquisición de las ropas de trabajo, y en las calles cada muda asciende aproximadamente a Bs 450, además del mismo precio por un par de zapatos. Por tal motivo, "es casi imposible cumplir con el reglamento al tener que costear los gastos normales de cada quincena y descompletar de lo poco que ganan, porque el organismo no cumple con los pagos como debería", sostuvo Ortega.

En cuanto a la data para la cancelación de nómina al personal, otro de los presentes denunció corrupción en torno a dicha información, pues "se reflejan montos que se van a pagar y cuando se acercan los días de cobro desaparecen como por arte de magia y no es la primera vez que ocurre".

CÓMPLICES DE LO INDEBIDO Mientras protestaban, varios trabajadores fueron atacados y golpeados por presuntos simpatizantes del oficialismo, resultando malogrados dos enfermeros del centro asistencial.

Según ellos mismos les indicaron a los manifestantes, acudieron al lugar en respuesta a una convocatoria hecha por la dirigencia del hospital, para que evitaran la protesta.

A ellos se sumaron efectivos de la GNB que disolvieron la actividad haciendo uso de perdigones. Se supo que durante la cobertura del suceso, fue agredido el personal del canal Globovisión, resultando herido uno camarógrafos y prácticamente destruido su equipo de trabajo.

ANDREÍNA MOROS MACHADO

ESPAÑA, Sólo 4 de cada 10 enfermeras que acaban la carrera tienen trabajo

El ratio de enfermeras por paciente en Tarragona es más bajo que en el resto de España

NORIAN MUÑOZ | 31/10/2011 19:18
Dos enfermeras trabajando en un servicio de rehabilitación. - LLUÍS MILIÁN

En 2010 acabaron la carrera en la provincia de Tarragona 149 enfermeras (84 en Tarragona y 65 en Tortosa). De ellas, 131, casi nueve de cada diez, se colegiaron, condición indispensable para ejercer. Este año el número de las que se graduaron aumentó a 176 (90 en Tarragona y 86 en Tortosa), pero la cifra de las que se colegiaron sólo llegó a  68, es decir, sólo cuatro de cada diez tiene perspectiva de trabajar.

Las cifras las da a conocer la presidenta del Col·legi Oficial d'Infermeres i Infermers de Tarragona, Ana Maria Pedraza, quien remata anunciando que en lo que va de año también ha aumentado en un 190% el número de colegiados que se dieron de baja por no ejercer.

Son indicios todos de que una disciplina con 'paro cero' debido a una tradicional escasez de profesionales ahora está sufriendo los embates del desempleo.

Emigrar a Inglaterra

Así, pues, hay quien no duda en buscar mejor suerte. Pedraza ha firmado en el último año 20 certificados de enfermeros que se van a buscar suerte fuera, especialmente a Inglaterra.

Jordi Pàmies, de 28 años, que terminó la carrera hace seis, es uno de ellos. En pocos días espera estar instalado en Inglaterra.

Hace un par de años le cambiaron la jornada completa que trabajaba en el Hospital Joan XXIII por una media jornada de noche. Compensaba sus ingresos empleándose en dos o tres sitios a la vez.

Pero en los últimos meses el trabajo comenzó a brillar por su ausencia. «No podía contar con un sueldo digno en absoluto», cuenta, y además, como tantos, no sabía que iba a pasar con su contrato. Fue entonces cuando se planteó emigrar. En Inglaterra no tiene una oferta definida, aunque sí está apuntado a una agencia de enfermeros a la espera de que haya para él una oportunidad en la sanidad pública o en la privada.

Reconoce que su nivel de inglés es básico, así que «me tocará sufrir un poco en un principio», y  espera poder acogerse a un tipo de contrato que le permita vivir en el sitio donde trabaja.

Pero, además del tema económico, Pàmies dice que emigra porque le encanta su trabajo y estaba viendo peligrar la oportunidad de ejercerlo. «Lo que hago me da muchas satisfacciones», señala.

No tiene hijos, pero sí pareja, aunque de momento no viaja con él. Dice que está en una posición privilegiada respecto a otros compañeros del hospital que están viendo peligrar su futuro y que sí tienen familia.

Los que se quedan

Pero además del desempleo, la otra gran preocupación del colectivo que sigue trabajando es la sobrecarga y el empeoramiento de las condiciones de trabajo.

Una enfermera con más de quince años en el Joan XXIII relata que nunca se había vivido en el centro una situación parecida: «Trabajo en hospitalización y allí donde han quedado plantas abiertas se van absorbiendo especialidades, y no le hablo sólo de dos o tres, sino de hasta ocho o nueve distintas».

Esta mezcla de pacientes crea gran estrés a las trabajadoras, porque cada especialidad suele trabajar con protocolos diferentes y a las dificultades en la atención de los pacientes se suma el hecho de trabajar con médicos especialistas distintos. «Es verdad que las enfermeras somos generalistas, pero si te ocupas habitualmente en una especialidad trabajas más segura».

En relación a esta misma situación, una enfermera escribe en el blog del colegio: «Creo que ni a una trabajadora de supermercado la harían trabajar a la vez en ocho departamentos diferentes».

También se suma el hecho de que ahora los pacientes pasan menos tiempo en el hospital, así que cuando están ingresados son más 'agudos', necesitan más cuidados. «Se trata de agilizar al máximo el alta», cuenta.

Esta enfermera veterana confiesa que está desmoralizada: «Se respira tristeza, aunque de cara a los pacientes trabajamos con la mejor disposición posible, como siempre».

PARAGUAY Gobierno intentará destrabar huelga anunciada por enfermeras

El Viceministerio de Trabajo y Seguridad Social convocó para este martes a una reunión tripartita ante el anuncio de una huelga de cinco días por parte de las enfermeras de hospitales públicos.

La reunión está pautada para 08:00, en la Sala de Reuniones del Viceministerio de Trabajo y Seguridad Social.

La autoridad administrativa del trabajo ha convocado para este diálogo al gremio de enfermeros y enfermeras, a los representantes del Ministerio de Salud Pública, así como del Instituto de Previsión Social (IPS), de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción, y a los miembros de la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso Nacional.

Descubrí Europa y Destinos Exóticos a precios increibles

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...