18 nov. 2011

ARGENTINA, Hay ámbitos de formación pero sigue la falta de enfermeros

Hay ámbitos de formación pero sigue la falta de enfermeros


Bariloche (ADN).- A pesar de que en los últimos años se sumaron ofertas académicas para formar profesionales en enfermería, "el recurso humano está en emergencia", reconoció Rosa Díaz, coordinadora de la carrera en Enfermería del Centro Regional Universitario Bariloche. El hospital local hay 154 trabajadores en el área con incorporaciones recientes.

En los últimos años la Universidad Nacional del Comahue en convenio con el Ministerio de Salud instrumentó la Licenciatura en Enfermería en diversas regiones como Bariloche, el CURZA (Viedma) y en la provincia de Neuquén, con un título intermedio y formación para los auxiliares que prestan servicios actualmente en distintos hospitales.

Díaz señaló a ADN que el recurso humano en enfermería sigue estando en emergencia a nivel mundial y con un "déficit importante en la provincia".

La oferta académica se incrementó pero "no alcanza a cubrir el déficit que existe", dijo la profesional que estimó un faltante de 500 enfermeros en toda la provincia.

Consideró que la falta de enfermeros está ligada a varios factores como que "el trabajo exige cierto perfil, las condiciones laborales no son las adecuadas, no está declarada como tarea insalubre y el salario no es adecuado lo que obliga a que realicen doble turno y horas extras".

Para coordinadora de la carrera en el CRUB apuntó a la "falta de políticas claras en formación y debería ser una política de Estado".

La carrera en Bariloche tiene 120 alumnos y ya hay egresados de la carrera intermedia de enfermero, mientras que el próximo año se sumarán los primeros licenciados recibidos.

El director del hospital "Ramón Carrillo", Guillermo Di Lisio indicó que "tuvimos una mala época con un déficit importante pero en el último año se incorporaron entre 20 y 30 enfermeros al área y quedan pendientes más de 10 cargos para contratar".

Estudiantes y enfermeros comenzaron hoy las XIV Jornadas de Enfermería para la capacitación y la actualización de estudiantes y profesionales. (ADN)

La importancia de tener una enfermeria en el colegio

La importancia de tener una enfermeria en el colegio

 

El domingo 20 de noviembre se celebra el día Mundial de la Infancia, por este motivo la Sindicato de enfermería de Segovia destaca la importancia de estas profesionales en los centros educativos. Además, considera que la salud infantil y juvenil debe convertirse en una cuestión prioritaria en las políticas preventivas y que ésta debe comenzar en edades tempranas, durante su permanencia en los centros educativos: "Está demostrado que los hábitos que se adquieren en edades tempranas perduran en el tiempo, por lo que promover hábitos de vida saludable en la escuela es la mejor forma de evitar enfermedades futuras y los profesionales de enfermería son el personal más cualificado para llevarlo a cabo", según explica Alejandro Laguna, Secretario General del Sindicato de Enfermería y portavoz de esta organización.

Datos actuales destacan que España se sitúa a la cabeza de los países europeos en obesidad de niños y jóvenes. Por ellos, desde la Organización Mundial de la Salud se plantean políticas y planes integrales de prevención mediante la promoción de un estilo de vida saludable que incidirá, por ejemplo, en un menor desarrollo de diabetes (el 90% de los casos de diabetes se da en personas con sobrepeso). Por lo que "la educación para la salud es, sin duda, una de las áreas primordiales de intervención enfermera, siendo los centros escolares uno de los ámbitos en los que la presencia de la enfermería es, cada vez, más necesaria", especialmente cuando las políticas educativas promueven la integración de niños y jóvenes con patologías diversas (diabetes, intolerancias alimentarias varias, espina bífida) o se hace necesaria la administración de medicación.

Desde el SATSE, se indica que en las edades entre 0 y 14 años los accidentes infantiles son la primera causa de muerte de los niños y niñas. En estas edades hay más muertes por lesiones que por la suma de todas las demás enfermedades infantiles. Y estos accidentes se producen en un 15 por ciento en la escuela: "No se considera un privilegio la presencia de una enfermería cuando se produce un accidente en el colegio –muy habituales por otra parte– y éste dispone de un profesional cualificado para atenderlo y capaz de valorar si necesita atención en otro ámbito asistencial (centro de salud u hospital)".

La labor de la enfermería también abarca otros ámbitos de actuación como la concienciación de que determinados hábitos de comportamiento, como el consumo de alcohol o tabaco que puede tener consecuencias negativas para la salud en el futuro. Además también permite formar en una correcta educación sexual que promueve una sexualidad más completa y responsable.

ESPAÑA, SATSE

SATSE denuncia un déficit de más de 12.700 enfermeras en la sanidad de la región

( 0 Votos )
Un estudio realizado por el Sindicato de Enfermería sobre los recursos humanos en el ámbito de la sanidad de Castilla-La Mancha ha puesto de manifiesto que en los centros sanitarios de la región hay un déficit de 12.750 profesionales de enfermería. El informe se ha presentado este viernes en el marco del IV Congreso de Investigación en Enfermería que se está celebrando en Ciudad Real.
El informe, presentado por el responsable del Departamento de Investigación de SATSE Ciudad Real, Juan Carlos Muñoz Camargo, en el IV Congreso de Investigación en Enfermería que SATSE ha celebrado durante dos días en el Paraninfo de Derecho con la asistencia de más de un millar de profesionales, refleja que en las plantillas de los hospitales de Castilla-La Mancha hay 5.304 profesionales de enfermería y 4.008 médicos lo que supone una ratio de 1,28 enfermeras por médico. Una cifra muy alejada de la ratio de los países de la OCDE que es de 3,1 enfermeras por cada médico.

Para igualarnos con esa ratio harían falta en estos momentos 12.750 profesionales de enfermería en la sanidad castellano-manchega para mejorar las condiciones laborales y de jornada con las que cuentan en la actualidad las enfermeras del SESCAM.

SATSE manifiesta que este déficit supone que los profesionales de enfermería que trabajan en los centros sanitarios deben soportar la carga de esas enfermeras que faltan, y que ese déficit produce un aumento de la mortalidad puesto que, tal y como demuestran numerosas investigaciones, hay una relación entre la cantidad de personal de enfermería y los resultados obtenidos con los pacientes: "unos cuidados de enfermería de calidad hacen disminuir la tasa de mortalidad así como el número de días de estancia hospitalaria", como ha señalado Muñoz Camargo.

El estudio refleja igualmente que en Castilla-La Mancha la media por turno es de una enfermera por 14 pacientes, una cifra muy alejada de las recomendaciones de los organismos internacionales que la cifran entre cuatro y seis pacientes por enfermera.

En estos momentos de crisis, SATSE  apuesta por alcanzar y mantener unas ratios adecuadas enfermera-paciente y pide una mayor participación de los profesionales de enfermería, como conocedores del sistema sanitario, para acordar medidas de ahorro y de contención del gasto sanitario.

La presentación de este estudio se ha realizado antes de la entrega de premios y clausura del Congreso, que ha corrido a cargo de la  alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, acompañada por los secretarios autonómico y provincial de SATSE, Alejandro Laguna y Juan Francisco Ruiz, respectivamente, de la vicedecana de la Facultad de Enfermería de Ciudad Real, Julia Pinilla, y del responsable del Departamento de Investigación  de SATSE, Juan Carlos Muñoz.

En esta edición el Primer Premio SATSE CIUDAD REAL al mejor trabajo de Investigación, ha recaído en 'Análisis de la concordancia en pacientes con cataratas entre observadores, visitas y biometros', del que es autora Mª José Martín-Serrano Canalejas. El segundo premio ha sido para el trabajo 'Tasa de abstinencia tras una terapia de deshabituación y capacidad predictiva de los test Glover Nilson, Richomond y Fagerstrom', del que es autora Josefina Montero Sánchez mientras que el tercer premio ha sido para 'Eficacia en la cura del cordón umbilical con agua y jabón o con antiséptico, respecto al tiempo transcurrido hasta la caída del cordón' del que es autor Sergio Amores Camacho, todos ellos profesionales del Hospital mancha Centro de Alcázar de san Juan.

En cuanto al Premio especial "Marta García Calvo" presentado por alumnos de la Facultad de Enfermería de Ciudad Real ha sido para 'Abordaje de la infección en úlceras de extremidad inferior', del que es autora Laura Sánchez-Bárcena González.



ECUADOR , Los hospitales no hallan enfermeras

Los hospitales no hallan enfermeras

En el Hospital Eugenio Espejo. Lucía Naranjo tiene un contrato de tres meses y espera poder quedarse después de diciembre.

En el Hospital Eugenio Espejo. Lucía Naranjo tiene un contrato de tres meses y espera poder quedarse después de diciembre.

Tiempo de lectura: 5' 26'' No. de palabras: 823

Una enfermera para atender 18 camas. Esa es la situación en algunos servicios del Hospital Eugenio Espejo, aunque la norma internacional señala que lo óptimo es una enfermera para 10 ó 12.

Margarita Silva, líder de las enfermeras del piso de cirugía general, revela el dato y lamenta los despidos y las renuncias de las compañeras que se fueron al Hospital San Francisco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. "Se fue personal formado", dice.

El Eugenio Espejo en su última campaña de reclutamiento (hecha a través de la prensa, a inicios de noviembre) solicitó 50 enfermeras para suplir las ausencias, pero apenas se presentaron nueve aspirantes. El director de esta casa de salud, Rommel Martínez, asegura que a fin de mes se incorporarán 20 más que están en la rural. Pero no se cubre el déficit.

Se podría pensar que no hay suficientes enfermeras en el país, pero lo cierto es que las escuelas de enfermería gradúan cada año un promedio de 1 400 profesionales. Pero las nuevas enfermeras no aplican a los trabajos en las unidades públicas. Rosa Santamaría, presidenta del Colegio de Enfermeras de Pichincha, asegura que uno de los motivos es que no les dan estabilidad.

imagen

Martínez asegura que renovarán los contratos por lo menos para un año. No es la primera vez que el hospital hace una convocatoria para reclutar enfermeras. Antes tuvo el proyecto de aumentar 147 camas, por lo que a inicios de octubre se hizo una convocatoria para contratar a 115 enfermeras. Pero solo se presentaron 40.

Las convocatorias del Hospital Eugenio Espejo ofrecen contratos ocasionales, por tres meses. La enfermera Lucía Naranjo, que lleva un mes y medio en cirugía general, dice que su contrato acabará en diciembre. "Ojalá me atajen", señala esta profesional que antes trabajó dos años en el Oriente.

El trabajo de una enfermera es duro y de mucha responsabilidad. "No es chiste amanecerse al lado del paciente", dice una de las enfermeras del área de emergencia del Eugenio Espejo que prefiere mantener el anonimato. Cuenta que en la noche es cuando hay más presión porque no están los médicos tratantes. "A veces hay una enfermera en el área de cuidados que tiene 13 camas, cuando la norma dice que en áreas sensibles debe haber una enfermera por cada cuatro camas".

Las enfermeras también se alejan de las entidades públicas por la falta de recursos. "No hay facilidad de materiales, a veces necesitamos una medicación y no está disponible", dice Kathy Gándara, enfermera que terminó la rural y entró al Eugenio Espejo con un contrato de tres meses.

Otro tema que desmotiva al gremio es la baja valoración que les ha dado el Ministerio de Salud. Las enfermeras arrancan ahora como servidores públicos número tres, con una remuneración de USD 935, contrario a otros profesionales, que también estudian cuatro años y empiezan como servidores públicos número 5.

A este descontento se sumó el aumento de las ocho horas. Las enfermeras habían conquistado un horario de seis horas, en virtud de que deben trabajar mañana, tarde, noche y fines de semana. Pero esto no se tomó en cuenta.

Punto de vista

Rosa Santamaría/ Colegio de Enfermeras

'Hemos retrocedido 40 años'

"No entendemos el porqué ha salido casi un centenar de colegas en el país. Es injusto que hayan sacado profesionales a las que les faltaba entre 4 y 5 años por jubilarse. La enfermera no suele tener un negocio privado como los médicos, entonces qué van a hacer para tener una jubilación digna, les tocará ir a clínicas privadas donde les explotan, suelen tener una enfermera para atender tres pisos.

No acepto que se hable de corrupción, quizás haya algún caso de bajo rendimiento o maltrato, pero no de corrupción. Han salido compañeras líderes como Yolanda Núñez e Isabel Villacís, que pertenecen al Colegio de Enfermeras de Tungurahua.

Ahora se hacen contratos temporales, pero la gente quiere estabilidad e incentivos. Hay enfermeras que se han ido a Italia, España y Chile, donde son bien valoradas. Después de todo tenemos cuatro años de formación universitaria.

Nosotros sugerimos que se convoque a un concurso para dar nombramientos y van a ver cómo se llenan esas plazas. También pedimos que en la convocatoria que se haga se elimine el requisito de 2 años de experiencia, para que puedan entrar  las 1400 enfermeras que terminan su rural en diciembre.

Tuvimos 10 años de lucha con gobiernos de derecha para conseguir que nos respeten el horario de seis horas y ahora este gobierno de un plumazo ha borrado todo. Hemos retrocedido 40 años, cuando hacíamos turnos de 12 horas. Pedimos que se abra el diálogo y nos escuchen.

ESPAÑA, SATSE

Enfermeros denuncian amenazas de impagos de nóminas

tención Primaria tiene un agujero de 780.000 euros en su presupuesto en la provincia de Ourense, según aseguran representantes del personal de enfermería que les informó la gerencia en una reunión. Los representantes sindicales sostienen que el "agujero" impide la contratación de personal para sustituciones y podría provocar recortes en las nóminas. Varios sindicalistas asistentes al encuentro aseguran que durante la reunión se les explicó que la gerencia está consultando con la Consellería de Facenda cómo atajar la ausencia de fondos y se les reclamó que ahorren en gasto de material sanitario para intentar evitar los recortes en las nóminas. Los sindicatos afirman que en el encuentro estaban presenten tres responsables de la gerencia.

1El encuentro al que se refieren los sindicatos se celebró el día 9 con la gerente de Primaria, Pilar Fraga; la directora de enfermería, Monserrat Souto, y el director de recursos económicos, Eduardo González. Según los representantes de los trabajadores, estos responsables de la gerencia les afirmaron que si no consiguen remanente presupuestario suficiente, los casi mil empleados del colectivo de enfermeros no cobrarán una parte de su salario. Se aplazará el pago de una parte de la paga extraordinaria de diciembre hasta enero o febrero y se pospondrán los complementos de atención continuada. Las mismas fuentes destacan que el impago solo afectaría a trabajadores de esa provincia.

El Sindicato de Enfermería (Satse) sostiene que los cargos de Sanidade les explicaron que el vacío presupuestario está provocado por las contrataciones realizadas a causa de los procesos electorales -políticos y sindicales- de este año. Y aseguran que los directivos alegaron que el proceso de traslados de personal de medicina especializada a Primaria mermó los fondos públicos, motivo por el que Satse pide el cese inmediato de la gerente de Primaria por su "actitud negligente en el control de las cuentas públicas". Pilar Oviedo, secretaria de Satse, explica que no sabe "cómo se aplicará dicho recorte" pero destaca que "lo habrá ya que así lo han indicado".

Desmentido del Sergas

Desde CCOO y CIG confirman que la gerencia explicó en varias ocasiones que había un agujero presupuestario y que estudiaba recortes salariales. Sanidade lo desmiente "categóricamente" y afirma que la dirección de recursos humanos niega que se vaya a retrasar el cobro de nóminas. "Alguien de algún sindicato sacó esa conclusión" durante una reunión y ahora lo "están diciendo por ahí", matizan.

Mientras, Sanidade pide a los enfermeros que ahorren. "Nos piden que no malgastemos ampollas, gasas o stock" porque "no tienen un duro". Estos profesionales tienen prohibido solicitar permisos los sábados porque "no hay dinero para sustituciones y la gerencia sabe que está obligada por ley a suplir la falta". Actualmente solo se sustituye una de cada tres bajas y entre semana, la mayoría de ausencias se cubre con el personal que ya está en turno. Satse critica que los recortes no afectan a todos por igual y dispara contra los médicos que negociaron su complemento de productividad con la Xunta.



ESPAÑA, ZARAGOZA

Dos investigaciones sobre la calidad de vida de mujeres con cáncer de mama y sobre la atención sanitaria de calidad desde una perspectiva biomédica han sido distinguidas en la cuarta edición del premio Elena Escanero Gella de Investigación en Cuidados de Salud, convocado por la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad de Zaragoza y la Fundación Index con el objetivo de incentivar la investigación en el ámbitos de los cuidados de salud.

Dos investigaciones sobre la calidad de vida de mujeres con cáncer de mama y sobre la atención sanitaria de calidad desde una perspectiva biomédica han sido distinguidas en la cuarta edición del premio Elena Escanero Gella de Investigación en Cuidados de Salud, convocado por la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad de Zaragoza y la Fundación Index con el objetivo de incentivar la investigación en el ámbitos de los cuidados de salud.

Los trabajos han recibido los dos accésits ya que el primer premio ha quedado desierto y la entrega de galardones tendrá lugar este viernes en la Escuela de Ciencias de la Salud durante los actos de conmemoración de la patrona del centro Santa Isabel de Hungría, ha informado la institución académica en un comunicado.

El primer accésit será para Paula Ruiz, Máster en Salud, Mujer y Cuidados de la Universidad de Murcia, por 'Calidad de vida en mujeres que conviven cuatro o más años con el cáncer de mama'. Para la investigación, realizó un estudio a mujeres entre 38 y 64 años residentes en la región de Murcia que acudían a una revisión médica o a la Asociación Española de la Lucha contra el Cáncer.

Se pudo observar que transcurridos cuatro o más años desde el diagnóstico médico, las pacientes con cáncer de mama siguen reflejando problemas en todas las dimensiones valoradas, siendo las más alteradas el estado global de salud, el funcionamiento emocional, la fatiga, el dolor, el insomnio, el placer sexual, la perspectiva de futuro y los síntomas de brazo.

La evidencia científica muestra que las enfermeras deben realizar planes de cuidados personalizados, con mayor tiempo de dedicación, para mejorar la calidad de vida de estas pacientes.

Perspectiva bioética

El segundo accésit será para Aroa Delgado, Máster Universitario en Ciencias de la Salud por la Universidad de Zaragoza, por 'La atención sanitaria de calidad desde una perspectiva bioética. Estudio descriptivo en un hospital de Cantabria'.

En este caso, se realizó el estudio entre la plantilla de médicos, enfermeras y auxiliares de las unidades de hospitalización, llegando a la conclusión de que independientemente de la edad y de la categoría profesional, todos los trabajadores coincidieron en la necesidad de recibir formación sobre bioética, tanto desde el punto de vista del ordenamiento jurídico que la rige, como de su aplicación en sus tareas diarias.

De este modo, se valora la importancia que esta disciplina tiene dentro del ámbito sanitario para garantizar una asistencia de calidad. Las enfermeras y enfermeros fueron el grupo que en mayor porcentaje refirió haber recibido formación bioética pregrado. Esta categoría fue la que más importancia dio a la formación continuada, así como a la formación de los futuros profesionales.

El Premio Elena Escanero Gelsa se creó hace tres años, patrocinado por los padres de esta antigua alumna de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Zaragoza fallecida en accidente de tráfico, con el objetivo de estimular el trabajo de jóvenes comprometidos en el ámbito de la salud y orientados hacia las personas más desfavorecidas de la sociedad.


ESPAÑA, ALCALA

Alcalá de Henares • Actualidad • Sociedad
Luces, cámara, bisturí
Redacción - viernes 18 de noviembre de 2011 a las 13:55 horas

Acompañamos a enfermeros, anestesistas y cirujanos en una mañana de quirófanos  en el Príncipe de Asturias.

 

Si ha pasado por la experiencia, sabrá lo que se siente, pero no lo que se ve. Como Petra Benito, una vecina de Anchuelo de 49 años a la que acompañamos en su intervención de vesícula en el Príncipe de Asturias. Una operación de poco más de una hora moviliza a siete personas en el interior del quirófano, sin contar los enfermeros que le han realizado antes las analíticas o las que controlarán después cómo evoluciona su postoperatorio.  La luz violeta y la música del quirófano, el olor aséptico al que con el tiempo se acostumbran todos los cirujanos o el revivir a una anestesia son algunas de las experiencias por las que pasamos en una mañana entre batas azules.
 
Para Petra la jornada empieza poco antes de las siete de la mañana. La suya es una de las intervenciones más comunes a las que se enfrentan cada día en el hospital de Alcalá. Las piedras en la vesícula no han llegado a producirle dolores, pero su presencia podría llegar a causarle una pancreatitis. "Así que aquí estoy yo", dice Petra poco después de las siete y media de la mañana, recién llegada desde su habitación del Príncipe de Asturias a la antesala del quirófano.

Sobre esa hora llega también al hospital Ramón Martín Molinero, cirujano. A esa hora se preparan también en los vestuarios las cirujanas Estíbaliz y Ana; Jesús y Sara, enfermeros; y sus anestesistas, Fátima y Rosa. Se colocan la ropa esterilizada, el gorro, la mascarilla. Después del papeleo, de comprobar sus constantes y que no sufre ninguna alergia, aún despierta, los enfermeros llevan a Petra hasta el quirófano, una sala de última generación en la que se escucha la música de una emisora de radio y el olor es insípido pero intenso. Colgando del techo brillan las luces azules y verdes de las lámparas de leds. En la pared, un equipo informático permite consultar en cualquier momento el historial del paciente.

En un lado del quirófano Sara, la primera en lavarse las manos en un ritual desde las puntas de los dedos hasta los codos que dura casi cinco minutos, prepara el material que utilizarán en la laparoscopia: la cámara que introducirán en su abdomen, el cable con el que insuflarán CO2 para hincharlo y hacer que los órganos se despeguen, las pinzas con las que desde el exterior manipularán su vesícula. Mientras tanto Jesús comprueba que las pantallas de alta resolución por las que verán el interior de su abdomen y el resto del quirófano funcionan correctamente. Y Fátima y Rosa tranquilizan y anestesian a Petra: le inyectan los fármacos hipnóticos que la dormirán, los opiáceos que impedirán que aun dormida sienta dolor y los relajantes musculares que dejarán su cuerpo laxo. Y la intuban.   
Los enfermeros colocan la bata a los cirujanos, para que nada pueda resultar contaminado. Cuatro incisiones de poco más de un centímetro y una dosis de CO2 después y el abdomen de la paciente se hincha. Y la cámara de alta resolución nos conduce, en un momento, a un viaje al interior del cuerpo humano que ya puede verse en high definition por las pantallas del quirófano. En una clase práctica de anatomía, Ramón nos muestra, bajo el hígado, la vesícula de Petra. Y nos cuenta la hoja de ruta: grapar los conductos que llevan la bilis y la sangre a la vesícula para después cortarlos. Y separar con el bisturí la vesícula del hígado para sacarla por una incisión.

Pero todo es tan aséptico que la vesícula de Petra sale en una bolsa de plástico, que antes han introducido por uno de los cortes y en la que la han metido con cuidado. La piedra mide dos centímetros de diámetro. A los cirujanos ya solo les queda coser las incisiones. Mientras tanto Jesús, el enfermero circulante, comienza a recoger el quirófano. Pero para Fátima y Rosa, que durante toda la operación han vigilado las constantes, queda una operación tan complicada como la del principio: extubarla y regresarla de su profundo sueño. "Petra, despierta. Petra, ¿me oyes?", le pregunta Fátima en un volumen elevado. Petra despierta, y desde ahí la conducen a Reanimación, donde otras enfermeras vigilarán su vuelta de la anestesia. Todo ha salido bien, y al día siguiente estará en casa. Y los siete profesionales que han intervenido a Petra se preparan para otra operación, antes de que acabe la mañana.

 

Marina de la Cruz

Recorré Sudamérica a precios increíbles y en muchas cuotas

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...