19 jun. 2012

Imponen cofias a futuros licenciados

En conocido instituto educativo

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 16 de junio.- La cofia tiene un significado de honradez, honestidad y principios que se deben llevar como ética profesional en el ámbito laboral, dijo Iván López Puc, director general del Instituto Educativo Felipe Carrillo Puerto, durante la ceremonia de Imposición de Cofias a siete alumnos de la carrera de Licenciatura en Enfermería de este plantel.

La tarde-noche del pasado se llevó cabo la Imposición de Cofias a alumnos de la carrera Licenciatura en Enfermería del Instituto Educativo Felipe Carrillo Puerto, en el cual seis alumnas de esta especialidad recibieron sus respectivas cofias, mientras que un joven recibió su gafete.
El director del plantel recordó que durante el inicio de este centro educativo en el año 2008 se tuvieron una serie de obstáculos, sin embargo con el apoyo y credibilidad de los alumnos y padres de familia se lograron superar, dando como resultado la graduación en el 2011 de alumnos de las carreras Derecho y Administración.
En cuanto a la ceremonia de imposición  de cofias, López Puc felicitó a los siete alumnos congratulados con este reconocimiento con el cual a partir de ahora están calificados para brindar sus servicios en el ámbito laboral.
Finalmente indicó que la cofia representa símbolos de honestidad, valores y principios que los enfermeros deben mantener en su código de ética personal y laboral.
Por su parte, la asesora de los jóvenes congratulados, Fravy Sagrario Barrera Blanco, dijo que la cofia de color blanco se ha considerado como símbolo de identidad en esta profesión, ya que representa el honor, la distinción y responsabilidad con la cual se identifica a las enfermeras entre otros miembros del equipo de salud.
Barrera Blanco explicó que la imposición de cofias es un compromiso ético y espiritual que está sustentada en un voto de confianza, credibilidad, sentido de pertenencia y acogimiento a su conocimiento, creatividad, comportamiento profesional y ético como pilares del cuidado.
Cabe mencionar que la cinta y la cofia significan la pureza y el grado de estudios que hasta el momento han cursado los enfermeros, lo que demuestra un emblema de la responsabilidad que tienen ante la sociedad.
Las alumnas que recibieron la imposición de la cofia son Betsy Areli Caamal Jiménez, Noemí Correa Jiménez, Keña, Jacely Simone Estrella Gasca, Yahairy Lagunas May, Wendi Azucena Pool Noh; y María Virginia Yam Pech.
Mientras que Víctor Ernesto Arana Hernández recibió la puesta de su gafete que sustituye a las cofias que únicamente se les coloca a las enfermeras.
Durante esta ceremonia se contó con la presencia de Rubén Sánchez, en representación del director del Hospital General de esta ciudad, Mario Tafoya; Enfermera Pilar Ortiz, en representación del jefe de la Jurisdicción Sanitaria Número 3, Abelo Xolot Chontal, así como familiares de los festejados.

Hacen falta 150 enfermeros en el "Noriega"


Por Andrea Terán / web@laverdad.com / Maracaibo

Los profesionales protestaron ayer dentro del recinto para exigirle una respuesta al Gobierno nacional. Las quejas también se escucharon de los enfermos, quienes explicaron que no reciben una atención digna en ese centro asistencial

Los profesionales de la salud protestaron en los pasillos del Hospital Noriega Trigo. (Fotos: Fabiola Portillo)

Martes, 19 Junio 2012 00:00

110 CLICS

El déficit total es de 150 enfermeros. Ayer, un grupo de dirigentes del Sindicato Autónomo Profesional de Trabajadores de la Salud sus Similares y Conexos del estado Zulia (Saptrasez) tomaron los pasillos del Hospital Noriega Trigo para hacer pública las maniobras que se ingenian al atender a los 30 mil pacientes que acuden mensualmente al recinto.

La protesta "pacífica" en la que participaron al menos 50 dirigentes que laboran en el centro desde hace 15 y 30 años inició a las 6.00 de la mañana con la toma de la planta baja. Allí los enfermeros se concentraron al menos por cuatro horas para exigirle al Gobierno nacional que evalúe la situación en la que se encuentra el hospital.

Rosaida Soto, secretaria general de Saptrasez, comentó que la directiva mantiene la misma nómina de 1988 cuando contrataron al menos a 800 enfermeros, de los cuales hoy solo existen la mitad. Sin embargo, comentó que la situación empeoró hace algunos años con la implementación de las misiones y la reducción del personal. 

"Ahora un enfermero debe atender a 50 pacientes, solo dos están a cargo del área de neonatología donde se encargan de 30 recién nacidos y uno trabaja para los médicos de consulta externa".

Los manifestantes agregaron que para brindar una atención de calidad debe haber una enfermera por cada seis pacientes que ingresan al hospital y que actualmente la cifra se elevó, pues cada una tiene que hacer maravillas para ocuparse con 40, 50 y hasta 60. 

Crisis

Algunos pacientes denunciaron la falta de equipos para exámenes médicos. "La unidad de rayos X permanece dañada, desde hace un año la están arreglando", indicó Soto. 

Según ellos los baños permanecen cerrados y hace una semana tampoco había agua. Sin embargo Eliut Guerra Aguilera, director del Hospital Noriega Trigo, desmintió todas las acusaciones excepto el déficit del personal de enfermería, que insiste equivalen a 145 profesionales.

"Hay 429 enfermeros en el hospital y 120 están de reposo, por estas razones hemos designado un grupo de 30 suplentes para que hagan relevo". Aseguró que el personal no está autorizado para paralizar las actividades pese a que un grupo de "inescrupulosos" pretendan desestabilizarlas. 

En marcha

Guerra señaló que el sector salud carece de necesidades y que, sin embargo, los proyectos del recinto se mantienen en pie, en especial el desarrollo de la tecnología. "En septiembre culminará la remodelación del banco de sangre, la unidad de rayos X y de esterilización. 

Quejas por doquier

Enrique Chacín, paciente. "Vine a hacerme un tele de tórax y me dijeron que debía recurrir a otro centro asistencial porque no hay rayos X".

Maritza Cáceres, paciente. "Tengo un prolapso, desde hace dos años me tienen que operar, cada cuatro meses me hago los exámenes y se pierden porque no me atienden".

Norma Jiménez, paciente. "A mi hermano tienen que dializarlo y como no hay espacio lo envían a la casa, deberían ampliar el hospital, aquí hay mucho espacio".

Doce enfermeras se preparan para ejercer su profesión en Finlandia

Han sido seleccionadas para trabajar en el país nórdico y mientras aprenden el idioma se liberan de sus temores por el cambio de cultura


Doce enfermeras se preparan para ejercer su profesión en Finlandia
El grupo aprende el que será su nuevo idioma. Foto: Roberto Ruiz.
«Buff, ¡Qué frío! Cómo que no». Es lo primero que se le vino a la cabeza a Patricia Gutiérrez, de 23 años, cuando leyó en un tablón del Colegio de Enfermería de Cantabria que Finlandia buscaba en en toda España diplomadas en esta rama dispuestas a hacer la maleta y emprender una nueva vida laboral en el país nórdico. Ni siquiera pudo asistir a la charla que varias autoridades finesas impartieron en Santander, allá por enero, para conocer más detalles del proyecto. Pero, en realidad, no le hizo falta. Recuerda que los telediarios de varias cadenas nacionales, radios y periódicos se hicieron eco de esta campaña de captación de enfermeras para cubrir una jubilación masiva de trabajadores de este sector en los próximos años El salario (un promedio de 2.772 euros/mes) y la posibilidad de adquirir un experiencia profesional «casi imposible» en España le motivaron. Y, arrinconadas las dudas iniciales, se lanzó. «Lo eché porque para estar aquí sin hacer nada.... Desde Navidades he trabajado solo dos fines de semana», cuenta esta laredana que terminó sus estudios de enfermería el año pasado. Entonces, pensó que las posibilidades de ser una de las seleccionadas eran más bien «remotas». Pero se equivocó. Tras superar tres entrevistas personales (todas ellas en inglés), el pasado miércoles dio su primera clase de finés junto a otros once compañeros. Todos ellos, después de este curso intensivo para aprender el idioma, viajarán a Finlandia para dedicarse a la profesión que un día soñaron y que, con mucho esfuerzo, han estudiado. El vuelo de partida está previsto para octubre o noviembre.
Búsqueda de empleo
Con Patricia comparten pupitre Verónica, de 24 años, y Sara de 23. Escuchan atentas a la profesora que no para de escribir palabras en la pizarra. Les está enseñando como presentarse en finés. Algo así como «Me llamo Sara y soy de España». Lo más básico. Ambas confiesan estar cansadas de echar currículums sin que nadie les dé una oportunidad. «Estoy apuntada en casi todas las bolsas de empleo de España pero en las ofertas te piden experiencia de dos años y si nadie nos contrata no la podemos tener», alega Sara que vive en Palencia. Más suerte tiene Verónica que, en la actualidad, está trabajando como enfermera en el servicio de Urgencias, en Valdecilla. Eso sí, aclara, que «es un contrato temporal que termina en septiembre». Justo para la fecha en que se embarcará en esta aventura. «Lo hago porque yo acabé hace casi cuatro años y veo que mis compañeras trabajan con contratos que se renuevan cada dos meses. Y la situación va a peor. Tienes ya una edad en la que quieres tener su sueldo, hacer cosas...».
Las tres comparten la idea de que «es mejor marcharse ahora, siendo jóvenes, que dentro de unos años. Nos va a servir para perfeccionar el inglés y conocer otra cultura». Dicen sentirse unas privilegiadas porque han sido escogidas entre los más de 2.000 candidatos que se presentaron a esta llamada nacional del proyecto 'Trabajo en Finlandia Occidental'. En total, marcharán de España 36. «Buscaban que conocieras otro idioma y, sobre todo, que tuvieras otras vivencias en el extranjero». La experiencia profesional no era condición imprescindible. Bastaba con ser diplomadas. Y ellas cumplían los requisitos a rajatabla pues mientras que Verónica y Patricia han estado de Erasmus, Sara ha vivido un tiempo en Dublín.
Aún así no esconden sus miedos. «Va ser un cambio muy brusco, un cultura totalmente diferente y, en cualquier momento, nos podemos derrumbar», reconoce Verónica. Pero todo será cuestión de adaptarse.
¿Y el idioma? «Es importante pero no tanto. Estamos tranquilas porque nos han dicho que la mayoría de personas hablan en inglés». Aún así confían en manejarse con fluidez en finés después de este curso que les financia el Fondo Social Europeo dentro de la red EURES (European Employmen Services) a la que ellas pertenecen. De momento, lo llevan más o menos bien. «La pronunciación es parecida al castellano pero son palabras larguísimas, da fatiga al verlas» bromea Sara que elogia a la profesora porque nos lo está enseñando «realmente bien». Previamente, al curso tuvieron una clase en la se les habló del choque cultural de los dos países. «Nos han dicho que valoran el silencio y que, hasta el español más tímido, les va a parecer que habla mucho. Y también que tener muestras de cariño con tu pareja en la calle está mal visto».
Incógnitas
No obstante, aún tienen muchas incógnitas por resolver. «De momento, no nos han dicho el sueldo exacto sin tasas, ni al lugar al que vamos. Para nosotras es importante saber si vamos a trabajar en un hospital, en una residencia de mayores...». Las tres aseguran que les gustaría trabajar en un hospital público por aquello de que "sumas puntos". Pero si hay algo que ya les han dejado claro es que en el país nórdico el grueso de la población acude a la sanidad privada. «Ellos le dan más importancia».
Lo que sí saben que su desembarco en Finlandia les costará «entre 2.000 y 2.500 euros, contando el viaje, el piso que alquilar, homologar el título...» Y, además, dicen, que tras indagar por internet y comparar precios se han dado cuenta que «el nivel de vida allí es mucho más alto». Pero todo será acostumbrarse. Por delante tienen dos años. El tiempo que, en principio, permanecerán en Finlandi

Las enfermeras podrán indicar fármacos a pacientes crónicos

REDACCION 17/06/2012

Profesionales de enfermería del Distrito Sanitario Córdoba podrán indicar medicamentos a pacientes con patologías crónicas. Para ello, el distrito está desarrollando un curso de Indicación de Enfermería en el que participan 23 profesionales con el objetivo de implantar los protocolos de seguimiento de tratamientos farmacológicos individualizados a pacientes con patologías crónicas.

La formación se está llevando a cabo en el centro de salud Aeropuerto y están participando 19 profesionales de enfermería del distrito sanitario Córdoba y 4 del distrito sanitario Guadalquivir. El curso tiene como objetivo dar a conocer a los profesionales los contenidos del Decreto 307/2009 de 21 de julio, capacitar a las enfermeras participantes en el manejo de los grupos farmacológicos indicados y regulados al amparo del decreto, aplicar intervenciones enfermeras para la obtención de los criterios de resultados esperados en el abordaje de personas con diabetes y motivar a los profesionales para el desarrollo de actividades educativas regladas tanto en grupo como individualizadas encaminadas a este fin. La actividad, de metodología teórico práctica es semipresencial.

Más de 500 futuros enfermeros de emergencias se ponen a prueba en simulacro


/imag/efe/2012/06/17/20120617-4643935w.jpg
Enlaces relacionados

Madrid, 17 jun (EFE).- Más de 500 futuros enfermeros de emergencias de España se enfrentarán mañana lunes en el municipio de Villaviciosa de Odón a un simulacro en el que la explosión de un camión cisterna cargado con material tóxico desencadenará un accidente múltiple con más de cien víctimas.

El simulacro es parte del examen final de los alumnos del título de Experto Universitario en Urgencias y Emergencias de la Escuela de Ciencias de la Salud de la Organización Colegial de Enfermería de España, que se imparte en 52 colegios de enfermería del país.

Se simulará un accidente grave en el que estarán involucrados nueve vehículos, con diferentes tipos de colisiones, una explosión con un derrumbe posterior de un edificio de viviendas y más de cien víctimas de diversa consideración.

Los participantes desconocen los detalles del simulacro, que contará con efectos especiales y maquillaje llevados a cabo por profesionales de cine para dar un mayor realismo.

En una zona los sanitarios deberán actuar con traje NBQ para evitar la exposición a gases muy tóxicos, con cuatro personas contaminadas y grave riesgo para toda la población en varios kilómetros.

En total participarán más de 500 profesionales, dos helicópteros de salvamento, veinte vehículos asistenciales de emergencias sanitarias, un camión de catástrofes, una unidad de NBQ para actuar en casos de amenaza biológica, radiológica o bacteriológica, dos unidades de bomberos, un hospital de campaña y tres puestos mé

Encuentro Regional de Enfermería en la UNPAZ

Hoy, no existe en salud una unidad de conceptualización de las cosas esenciales que el Estado debe hacer y de qué modo, sobre todo en políti...