14 ago. 2012

BUENOS AIRES, EL SECRETARIO DE SALUD SUARENSE SALIO AL CRUCE DE LAS CRITICAS

Aspitarte: "Si considero que me equivoco, me voy"
Desde el área de enfermería del hospital local habían señalado que el funcionario acosaba laboralmente y maltrataba a los empleados de la institución.
     CORONEL SUAREZ -- El secretario de Salud municipal, doctor Juan Aspitarte, desestimó las acusaciones de acoso laboral realizadas desde el área de enfermería del hospital suarense, y aseveró que cuando "se quiere imponer orden, uno es un despótico, y cuando se exige se respeten los horarios, es un autoritario".
     "En vez de valorar las cosas que se están haciendo, hablan de una especie de maltrato extraño que yo no descarto (sic). No me parece muy importante, y si hay gente que es muy sensible y se ofende fácil, lo charlaremos; y si en ese aspecto habría que pedir disculpas, yo no tengo problema en hacerlo", comentó.
     De este modo, el funcionario salió ayer al cruce de las declaraciones realizadas por las jefas de enfermería del hospital municipal Doctor Raúl Caccavo de Coronel Suárez, que habían solicitado al Concejo Deliberante la renuncia del titular del área argumentando acoso laboral y malos tratos.
     "No entiendo el motivo por el cual han armado semejante lío; si existe, les pido que me lo hagan llegar por escrito a la secretaría de Salud. Y si considero que estoy cometiendo graves errores, por la gente me voy; si el intendente (Ricardo Moccero) cree que perjudico la gestión también me dirá que renuncie", indicó.
     Aspitarte dijo "no entender" la actitud de los profesionales médicos nucleados en la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud de Coronel Suárez que apoyaron la protesta de las enfermeras.
     "Estamos hablando de cuestiones de dinero, de negociaciones; no estamos entre carmelitas descalzas si después todo es maltrato. Yo estoy tratando de cuidar el dinero de la gente; ellos, sus intereses", refutó.
     "Me parece hasta gracioso que pidan mi renuncia por esta cuestión: los argumentos son todos ambiguos, porque dicen que me río, que me burla o que maltrato. No los entiendo", agregó.

Causales.
En referencia a las causales que llevaron a la sanción disciplinaria de la jefa de Enfermería Alicia Gerk y al tinte mediático que tomó la movilización de enfermeras y profesionales de la salud al palacio municipal pidiendo una urgente reunión con el intendente Moccero, Aspitarte indicó que todo se suscitó tras la actitud de las enfermeras de retener a una coordinadora de la Universidad Provincial del Sudoeste previo a la realización de una conferencia de prensa.
     "Está programado para el próximo año el inicio de la licenciatura en Enfermería. Por ello, la UPSO y la Universidad Nacional del Sur pidieron que nombremos un coordinador de la carrera a nivel local, y cuando lo hicimos parece que le pisamos la cola a una serpiente", aseguró, en clara referencia a la disconformidad de las enfermeras ante la designación de la profesional Gladys Reconfsky al cargo, por considerarla una designación política.
     "Cuando autoridades de la UPSO vinieron a Coronel Suárez para lanzar en forma oficial la licenciatura en Enfermería, algunas personas que trabajan en el área de salud boicotearon su llegada planteándole su disconformidad por el nombramiento de Reconfsky, reteniendo a la funcionaria universitaria Laura Lucas más de 15 minutos, haciendo esperar a todos los presentes", añadió.
     Aspitarte señaló que dentro de sus potestades está el nombrar un coordinador ante las universidades; y también señaló que la suspensión "es algo interno que no tiene tanta importancia como para hacerlo público".
     "No le veo la magnitud para que (el concejal del Frente para la Victoria, Héctor) Dalmau hable de cachivache. Es un chico que no tiene ni idea para qué tiene la cabeza, al menos en salud (sic); en otros aspectos supongo que si", expresó, ante las declaraciones de ediles opositores que respaldaron la actitud de las enfermeras.


Sin concesiones

     Aspitarte valoró la rigidez en la toma de decisiones en pos del buen funcionamiento del nosocomio local. "Trabajamos para que el hospital funcione cada vez mejor, que tenga mayor tecnología, que se controle y respete el horario de trabajo; es decir, en el cumplimiento estricto. En eso no voy a cejar", aseveró.

Incorpora la Especialidad de Enfermería en Gerontogeriatría

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) incorpora a sus programas de enseñanza la Especialidad de Enfermería en Gerontogeriatría, para brindar a la población adulta mayor atención y cuidado a los diversos problemas de salud que se presentan en esa etapa de su vida.

 
En un comunicado, explicó que el aumento de la población adulta mayor obliga a la creación de programas académicos que atiendan con especial énfasis a este importante sector poblacional. 
 
Con la impartición de esta especialidad se tendrán mayores vínculos con instituciones de salud como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretaría de Salud federal, el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) y el Instituto Nacional de Geriatría (ING), con el propósito de desarrollar la práctica clínica de Gerontología y de Geriatría, bajo la asesoría de personal especializado y cuyo objetivo es la atención integral del adulto mayor.
 
El personal de enfermería especializado del IPN contribuirá a la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación, para mejorar las condiciones y esperanza de vida del adulto mayor.
 
La importancia de contar con esta especialidad radica en que hoy en día las instituciones de salud han creado códigos especiales para las enfermeras y los enfermeros que tienen estudios de posgrado, lo cual facilita al personal avanzar en el escalafón dentro de la institución.
 
La implementación de la Especialidad de Enfermería en Gerontogeriatría coloca al IPN a la vanguardia, toda vez que son limitadas las universidades que ofrecen programas de especialidad en esta área del conocimiento, capaces de definir la problemática inherente al envejecimiento de las personas y plantear las respuestas técnico-humanistas más adecuadas.
 
De acuerdo con el programa de estudios en el primer semestre se impartirá Gerontología Social, Fundamentos Teóricos-Metodológicos en Enfermería, Práctica Gerontológica y Psicología del Adulto Mayor.
 
El segundo semestre incluye Enfermería Geriátrica, Práctica Geriátrica, Diseño y Gestión de los Servicios de Salud Geriátrica, Rehabilitación del Adulto Mayor y Nutrición del Adulto Mayor.

Denuncian a enfermera y mucama de geriátrico por malos tratos


(Miguel Cané) - Una enfermera y una mucama del centro asistencial José Ingenieros de Miguel Cané fueron denunciadas por malos tratos a una interna con problemas motores.
La denuncia, que fue radicada el 21 de julio en la comisaría departamental quemuense por una hija de la víctima, se debe a malos tratos verbales y físicos como baños con agua fría, dificultad para acceder a la comida, retraso en la higiene personal y en el cambio de pañales, entre otras situaciones.
Desde la dependencia policial se dio intervención al Ministerio de Salud de la provincia a través del jefe Zona Sanitaria II, Javier Benítez, y este viernes las acusadas fueron notificadas formalmente de la denuncia en su contra.
El director del mencionado centro asistencial, Pablo Crespo, confirmó los hechos, pero aclaró que la denuncia se realizó mientras él se encontraba de licencia.
"Desde que asumí como director, en marzo de 2011, yo me comprometí a que este centro de salud funcione bien y las cosas se hagan de manera clara. Por eso, avalo el proceso investigativo", dijo y agregó: "Soy el primero que quiere que se aclare e investiguen este tipo de situaciones".

Actuaciones.
Crespo, además, confirmó que las empleadas acusadas aún continúan trabajando en el lugar y que el Ministerio de Salud de la provincia ya inició actuaciones administrativas contra ellas.
El hogar de ancianos tiene alojados a ocho adultos y funciona como anexo dentro del mismo edificio del establecimiento asistencial desde hace al menos 15 años. Los internos son atendidos por el mismo personal de enfermería del Ministerio de Salud, pero no depende directamente de esa cartera sino del Ministerio de Bienestar Social.

Lo que los médicos no pueden denunciar

SOCIEDAD › UN JUEZ DE LOMAS DE ZAMORA ORDENO ARCHIVAR UN CASO DE AUTOINCRIMINACION

Lo que los médicos no pueden denunciar

Una joven que concurrió de urgencia a un hospital municipal de San Francisco Solano fue denunciada por posible aborto tras su atención. El juez consideró que la joven no podía ser puesta a decidir revelar intimidad para salvar su vida.


 Por Horacio Cecchi

Un juez de Lomas de Zamora ordenó garantizar los derechos de una joven, de extracción muy humilde, que había acudido a un hospital público en busca de atención urgente, luego de haber sufrido la pérdida de un embarazo de 22 a 24 semanas de gestación. La joven fue atendida por una asistente social que decidió darle confianza, escucharla, preguntarle datos, y después denunciarla a la policía. Con esos datos, el fiscal de turno ordenó investigarla. Pero del allanamiento a la casa lo único que se obtuvo fue un feto que, determinaron los especialistas, no sufrió violencia. La defensora oficial pidió la nulidad de la denuncia porque fue obtenida por violación del secreto profesional y porque la imputada no puede declarar en su contra. El fiscal pidió que se rechazara el pedido de nulidad. Pero el juez, Gabriel Vitale, dio la razón a la defensa y en un fallo de avanzada ordenó archivar la causa.

El 8 de mayo pasado, la asistente social Fanny Levano Peralta, del Hospital Municipal Eduardo Oller, de San Francisco Solano, se presentó en la comisaría 4ª de Quilmes para denunciar que una paciente, M.C.E., que había ingresado a la guardia como "parto domiciliario sin feto", fue consultada y respondió que "no lo vio, que no sabía y que enseguida pidió ayuda y que la trasladó una amiga al hospital", tal como figura en la denuncia. Más tarde, la madre concurrió al hospital y allí la asistente se enteró de que ella tampoco sabía nada, y que su hija le había pasado "un balde con sus necesidades y tiré los desperdicios al pozo ciego", tal como le refirió la mujer.

Después de la denuncia, se desató el circuito inquisidor del Estado, tal como lo definió el juez de Garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale. La fiscal 6, Andrea Nicoletti, pidió el allanamiento de la vivienda de M.C.E., en el barrio Santa Rosa, de Quilmes. Nicoletti, dispuesta a raspar las paredes con tal de arrancar pruebas, pidió que en la casa de M.C.E. se buscara "... un feto, envoltorios y cajas correspondientes a medicamentos que se relacionen con medicación destinada a interrumpir el embarazo y medicación al mismo efecto, prendas de vestir y toallas y todo objeto que contenga manchas hemáticas, anotaciones y libretas que contengan datos sobre médicos, parteras, etc., tickets de compra expedidos por farmacias, constancias de atenciones médicas en relación a M.C.E., como también todo elemento que en el lugar del hecho se determine que resulte de interés en la presente".

Vitale sostuvo que la fiscal "sólo pudo dar con el feto y su placenta". Y, para colmo, de la autopsia surgió que el feto nació "muerto sin lesiones traumáticas... Que la muerte del feto fue producida por mecanismo no violento y a consecuencia final de un paro cardíaco no traumático...".

La defensora oficial Karina Costas pidió la nulidad del caso partiendo de que la denuncia era nula, ya que la imputada había declarado en su contra y se había violado el secreto profesional. Pero el fiscal Ramiro Varangot, que sucedió en el caso a Nicoletti, pidió que se rechazara el pedido. Vitale sostuvo siguiendo la pauta de la Asociación Pensamiento Penal, presentada como amicus curiae, que "el derecho a la salud se encuentra consagrado en la Constitución Nacional", y que la Cedaw estableció "la obligación de los Estados de eliminar la discriminación contra la mujer en lo que respecta a su acceso a los servicios de atención médica durante todo su ciclo vital". Agregó que existen artículos del Código Penal que obligan al funcionario de la salud a denunciar posibles delitos, pero que también se castiga la violación del secreto profesional y el daño que pudiera provocar en el paciente.

Vitale recuerda el artículo 18 de la Constitución que establece:

"... nadie será obligado a declarar contra sí mismo...". "La averiguación de la verdad por parte de los Agentes Criminalizantes –agrega Vitale– echa mano a cualquier medio, violentando garantías constitucionales de defensa en juicio, debido proceso e igualdad ante la ley por haber utilizado la Salud Pública como espacio, ya que seguramente un sistema de salud privado de ningún modo hubiese colaborado con el inicio de la persecución penal estatal (...)."

Y en relación con la autoincriminación en un caso de aborto, citó la jurisprudencia del caso Natividad Frías, utilizado por la Corte, donde se sostiene la invalidez de la "prueba involuntariamente producida por la imputada al exhibir su cuerpo y referir maniobras abortivas en procura de auxilio médico". Vitale finalmente ordenó la nulidad de lo actuado y el archivado de la causa.

Varangot no siempre acusó por la muerte de un feto. En el caso de Fátima Catán, embarazada que murió quemada en agosto de 2010 en Villa Fiorito, el fiscal se negó a acusar a Martín Santillán, la pareja de Catán, sospechado de haberla quemado viva, y lo mantuvo como testigo, hasta que el mismo juez, Gabriel Vitale, ordenó imputarlo, medida que en marzo pasado fue acompañada por la sala II de la Cámara de Apelaciones.

horaciolqt@yahoo.com.ar

¡Ya llegó Travel Days! Súper promos para vos

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...