25 ago. 2012

Los empleados sanitarios ven una «declaración de guerra» en el ajuste que prevé el Principado

Los representantes de médicos, enfermeros, auxiliares y celadores comparecen juntos y acusan al Gobierno regional de «ir mucho más allá del decreto de Rajoy» al ampliar la jornada

Oviedo, J. A. ARDURA

«Es una declaración de guerra en toda regla por parte del Gobierno asturiano». Los sindicatos profesionales de todos los estamentos de la sanidad asturiana fueron así de categóricos y contundentes a la hora de valorar la nueva jornada laboral que pretende imponer el Principado en aplicación del real decreto dictado por Mariano Rajoy para que todos los trabajadores públicos realicen, al menos, treinta y siete horas y media a la semana. Los representantes sindicales de médicos, enfermeros, auxiliares y celadores acusaron ayer al Gobierno asturiano de aprovechar esa ampliación de jornada para cambiar de manera sustancial la organización del trabajo en la sanidad regional y, lo más importante, «suprimir de un plumazo más de mil empleos». Los sindicatos SIMPA, SATSE, SICEPA-USIPA y SAE no se quedarán de brazos cruzados. Anuncian asambleas de manera inmediata y prevén un «otoño caliente» de movilizaciones y huelga general si el Gobierno socialista aprueba una resolución para imponer la nueva jornada laboral a partir del 1 de septiembre.

«Estamos ante la ampliación de jornada más dura de toda España», aseguró Francisco Menéndez, secretario general del sindicato de celadores y personal no sanitario. «El personal de la sanidad asturiana va a trabajar 18 días más al año y un promedio de entre 70 y 80 horas más que en cualquier otra autonomía», detalló el representante sindical. «Cada hora de más para un empleado de la sanidad es una hora menos para un compañero de trabajo, que se va ir a la calle», afirmó Margot Marquésjavascript:cargarFckEditor(´pTexto´);, secretaria general del sindicato de enfermería SATSE. «No nos oponemos a trabajar dos horas y media más, es el momento de arrimar el hombro, pero han cambiado todas las condiciones laborales que había hasta ahora», cuestionó Marqués. Los sindicatos de la sanidad piden un tratamiento similar al que han recibido los trabajadores de la función pública asturiana: poder ampliar la jornada en media hora diaria, para evitar una supresión masiva de puestos de trabajo. «La jornada laboral que impone el Gobierno socialista supondrá la pérdida de más de mil empleos, sólo en la sanidad. El Principado aplica un decretazo sobre el decretazo de Rajoy y sólo a los trabajadores de la sanidad. Pedimos el mismo trato que se da al resto de trabajadores del Principado», mantuvo María José Fernández, del Sindicato de Auxiliares en Enfermería (SAE).

«Es una auténtica declaración de guerra por parte del Gobierno del Principado, no del de la nación. Nos van a movilizar, no nos queda más remedio que defendernos», valoró el secretario general del Sindicato Médico del Principado de Asturias (SIMPA), José Antonio Matador, quien responsabilizó al Gobierno socialista de «querer el conflicto en la sanidad asturiana». Según el dirigente del SIMPA, el Principado quiere cambiar «para siempre» las condiciones de trabajo en la sanidad asturiana, pactadas en las décadas anteriores.


Los sindicatos calculan que el Principado suprimirá más de 2.500 empleos públicos

El Sindicato Médico del Principado responsabiliza al nuevo Gobierno regional de aplicar «medidas muy parecidas a las de la empresa privada». «Quieren convertir la sanidad pública en su cortijo, para hacer lo que ellos digan», afirmó José Antonio Matador. «Con el pretexto de esta ampliación de jornada nos cambian las condiciones de trabajo de manera radical, disminuyen el empleo y nos suprimen el descanso de las guardias, algo que no ha hecho nadie en España».

Los sindicatos profesionales de la sanidad sostienen que el Gobierno del PSOE ha cargado la mayor parte de los ajustes sobre su sector. «Volvemos a la jornada de 1987, con 1.650 horas y tres días de libre disposición. Estamos ante el empecinamiento del Gobierno socialista de Asturias contra la sanidad, que va mucho más allá de una mera ampliación de jornada en dos horas y media», afirmó María José Fernández, del sindicato de auxiliares de enfermería.

La falta de información del Ejecutivo regional sobre las consecuencias que tendrá la aplicación de la nueva jornada laboral en el personal del Principado fue una de las quejas en las que coincidieron ayer sindicatos de la sanidad, la educación y la función pública. «No nos han dado cifras, algo básico en una negociación de este tipo», indicó Francisco Menéndez, de SICEPA-USIPA. «El Gobierno regional ha pretendido un paripé. No tenía ninguna intención de negociar. Después de seis años convocaron la mesa sectorial de negociación un 14 de agosto y fijaron la mesa general un solo día después de esa primera reunión», reprochó Matador, quien dio por hecho que en octubre habrá una huelga general de la sanidad en Asturias: «Presentaremos una contrapropuesta al Gobierno regional antes del 1 de septiembre e informaremos a los médicos en todos los centros de trabajo para movilizarnos».

Ante la falta de datos por parte del Principado, los sindicatos realizaron ayer sus propias estimaciones sobre el impacto que tendrá en el empleo la nueva jornada laboral, comunicada ayer por el Gobierno regional. La conclusión es que se perderán más de 2.500 empleos. «Con el aumento de jornada en dos horas y media, se perderá un empleo por cada quince trabajadores», avanzó Francisco Menéndez, una ratio que también comparten sindicatos de la educación y la función pública (consejerías del Principado). Esa ratio prácticamente coincide con las estimaciones de pérdidas de puestos de trabajo realizadas por sindicatos de esos tres sectores de la Administración regional.

l Sanidad. Los sindicatos profesionales cifraron en más de mil los empleos que se perderán en la sanidad pública asturiana, en la que trabajan alrededor de 16.000 personas. El ajuste afectará tanto a personal médico como enfermeros, auxiliares y celadores, según los sindicatos. «En la sanidad, tres cuartas partes de la plantilla trabajan en turnos rotatorios, por eso se van a perder muchos empleos», precisó Margot Marqués, del SATSE.

l Educación. Los sindicatos están a la espera de que salga la primera convocatoria de interinos, el próximo día 28, pero calculan también la pérdida de más de mil empleos de los aproximadamente 12.000 que hay en la educación pública: cuatrocientos en la Educación Secundaria, doscientos en Primaria, treinta y siete en centros de profesores y recursos, quince interinos que cubrían las plazas de horas sindicales y el resto, personal jubilado, del que sólo se repone el 10 por ciento.

l Función pública. En las consejerías del Principado trabajan unos ocho mil empleados, a la espera de la publicación de la relación de puestos de trabajo (RPT). Los sindicatos calculan que la ampliación de jornada supondrá una reducción de quinientos empleos.


VENEZUELA: Gobernación de Carabobo recibió demandaslaborales del Colegio de Enfermeros

Luego de varias protestas que el Colegio de Enfermeros llevará a cabo en la región carabobeña, finalmente hubo un consenso entre la organización y la Gobernación del estado, con la finalidad de aclarar los puntos en lo que respecta al ajuste salarial que ha solicitado el mencionado gremio en estos meses, entre los que resalta la homologación del contrato colectivo.

Asimismo, Siomara Rengifo, presidente del ente gremial, indicó que se espera que el mandatario regional examine las demandas laborales y se pueda dar una solución a corto plazo a la problemática que presentan los trabajadores de la salud, quienes han expuesto en repetidas ocasiones la cantidad de desavenencias que deben enfrentar no sólo como ciudadano sino en el ejercicio de sus labores. 

URUGUAY,Prueban que ya no existen los puestos reservados para ellas

Los hombres también comienzan a animarse a realizar tareas que hasta hace algunos años les eran ajenas, no por una reivindicación de su sexo, sino porque el mercado lo requiere

Psicólogos, asistentes, secretarios, enfermeros, limpiadores o promotores. Y la lista sigue. Es que cada vez son más los puestos laborales tradicionalmente ocupados por mujeres en los que los hombres se están haciendo un lugar. Esta tendencia, extendida en el mundo y todavía excepcional en Uruguay, es silenciosa en comparación con los reclamos que en las últimas décadas ha realizado la mujer para poder desempeñarse sin prejuicios en tareas típicamente masculinas.

Es que los hombres se abren paso en puestos de trabajo asociados a la mujer sin reivindicaciones de género de por medio sino debido a un cambio en las condiciones de reclutamiento. La demanda de personal cada vez más capacitado y las dificultades para retenerlo explican que las exigencias que tiempo atrás podían tener los empleadores respecto al sexo vayan quedando poco a poco de lado.

Si bien la paulatina desaparición de los prejuicios influye en este comportamiento, en Uruguay uno de los factores determinantes para la inserción del sexo masculino en áreas donde no tenía casi presencia es la baja tasa de desempleo registrada en los últimos años, explicó Neker De la Llana, gerente de Servicios Profesionales en Manpower. En el período abril-junio de este año el desempleo se ubicaba en un 6,5%.


El cambio de mentalidad que han tenido las empresas en los últimos cinco o seis años también influyó en la creación de este nuevo escenario, todavía emergente, consideró por su parte Federico Kuzel, gerente de Consultoría de Recursos Humanos en KPMG.«En un mercado de pleno empleo, la posibilidad de hacer cortes poblacionales que no estén asociados al desempeño es menor», sostuvo el experto.

«Por suerte cada vez hay menos clientes que te puedan justificar por qué tiene que ser un hombre o una mujer, sea el puesto que sea. Hoy en realidad las empresas buscan a la mejor persona», explicó el ejecutivo.

Sin embargo, reconoció que en el caso del reclutamiento de personal para ocupar puestos de secretaría, las empresas siguen, automáticamente, pensando en mujeres. En este caso el prejuicio no es sólo de los empleadores sino de la sociedad en general, ya que son muy pocos los hombres que se capacitan para cumplir esta tarea.

En el Secretariado Ejecutivo del colegio José Pedro Varela, por ejemplo, este año no hay ningún hombre inscripto, mientras que entre 2010 y 2011 fueron apenas seis los que hicieron la carrera. Esto no quita que sean varios los que se postulan para este tipo de cargos sin capacitación específica para poder trabajar mientras terminan de cursar sus estudios.

Desde la institución explicaron a El Empresario que «cada vez va quedando más claro a nivel social que es una tarea que pueden realizar tanto hombres como mujeres». En este punto también coincidieron Kuzel y De la Llana. De todos modos, prevalecen las diferencias: los secretarios suelen desempeñarse en el ámbito político y gubernamental al tiempo que las secretarias son mayoría en las empresas.

Kuzel explicó que en otro tipo de cargos, como el de asistente, donde la figura femenina no está tan impuesta, es más notoria la creciente participación de los hombres, a diferencia de lo que ocurría algunos años atrás. Sin ir más lejos, la Encuesta de Remuneraciones y Beneficios Adicionales de PwC, que releva información de más de 90 empresas del mercado, indica que de 2007 a 2012 los hombres asistentes pasaron de 0% a 2%; en el caso de los secretarios la relación se dio a la inversa.

Por otra parte, también hay secciones o categorías, dominadas hasta el año 2007 por el sexo masculino, donde se ve un claro incremento en la cantidad de mujeres. Los casos más notorios son gerente y jefe de Recursos Humanos.

Otra de los roles donde comienza a ser frecuente encontrar hombres es la enfermería. Aún así la proporción de ocho mujeres cada un hombre se ha mantenido estable en los últimos años. Gonzalo, enfermero de la Asociación Española, contó que evaluó junto a unos amigos otras carreras vinculadas a la medicina y finalmente decidió estudiar enfermería porque había mayor posibilidad de inserción laboral. Si bien en la puerta de emergencias de la mutualista la mitad de los enfermeros son hombres, se trata de una situación particular, contó.

SE ESTÁN PREPARANDO

Que los hombres elijan estudiar carreras universitarias donde históricamente predominaron las mujeres demuestra que el camino de inclusión que empezó a recorrer el mercado laboral es de ida.

De la Llana señaló como uno de los casos más emblemáticos el de las facultades de Psicología, donde predominaban las mujeres y ahora hay cada vez más hombres. Sostuvo, de todos modos, que esta relación también se da en facultades como la de Ingeniería, donde el predomino masculino se va rompiendo año a año.

Según el experto, las personas empiezan elegir qué estudiar en forma más holística, principalmente porque el mercado impone cada vez menos trabas por género, por lo cual la elección puede ser más libre.

Esto se relaciona con una tendencia aún más general, que todavía no es muy evidente en Uruguay, por la cual en el mundo las organizaciones «miden y evalúan el nivel de diversidad que tienen», ya sea sexual, cultural o racial. Lo que se busca es un mercado que sea mucho más inclusivo, concluyó.

VENEZUELA,Trabajadores de la salud se reunieron en la sede del Impres, Instituto de Previsión Social del Médico

Salud pide progreso
Representantes del gremio de la salud piden descentralización del sistema, sueldos dignos y rescate de la infraestructura, pues no quieren pago de deuda con bonos Petrorinoco y exigen discutir convención colectiva
VANESSA HACES GONZATTI

Trabajadores de la salud se reunieron en la sede del Impres, Instituto de Previsión Social del Médico para entregar un documento al Comando Venezuela, en el cual plantean sus denuncias y propuestas en caso de resultar electo el candidato Henrique Capriles Radonski.

Enfermeros, médicos, odontólogos y demás trabajadores de centros de salud tuvieron representación en el encuentro, que a ratos tuvo mucho de político. El presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, entregó a Kico Bautista, quien acudió en representación del Comando Venezuela, el documento.

Allí le plantean al candidato opositor que el Estado le dedique un porcentaje mayor del PIB a la salud, que los centros se administren descentralizadamente, el rescate de la infraestructura y la meritocracia al momento de asignar cargos, sueldos dignos para los trabajadores y jubilados, entre otras propuestas. León Natera denunció también el resurgimiento de enfermedades que hace 14 años habían sido erradicadas, entre ellas la tuberculosis.

DIVERSOS REPRESENTANTES 
Un joven estudiante de Medicina próximo a graduarse, Giovanni Provenza, afirmó que el gremio médico está cansado de que se utilice la salud con fines demagógicos. "Es terrible ver cómo los pacientes tienen que esperar hasta tres meses por una operación", apuntó.

Ramón Agüero, presidente de enfermeros de Caracas, afirmó que "el país requiere de un sistema de salud digno, que además nos garantice seguridad".El tema de la violencia a la cual están expuestos los trabajadores del sector fue recurrente en casi todos los voceros. William Ratía, representante de los trabajadores de salud, denunció que así como hay médicos que solamente ganan 2.000 bolívares mensuales, hay camilleros o vigilantes que devengan salario mínimo. Hizo un llamado a que se firme un contrato colectivo sectorial digno, y explicó que no se ha discutido uno en 20 años.

El acto contó también con la presencia de Juan Manuel Olivares, médico y candidato a la gobernación del estado Vargas. Enfatizó que la misión Barrio Adentro I y II fue exitosa en un principio, pero terminó en fracaso. Citó el ejemplo de que entre 2010 y 2011 el gobierno pretendía construir 787 módulos nuevos y sólo construyó uno, así como otros módulos quedaron inoperantes. Asimismo, denunció que Barrio Adentro III se creó para remodelar 150 hospitales y hoy en día hay 621 obras incompletas. "La descentralización en el sistema de salud es esencial", concluyó.

SINDICATOS DESCONTENTOS 
Por su parte, diversos sindicatos de la salud rechazaron la intención del gobierno de pagar con los petrobonos las deudas. El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Hospitales y Clínicas, Ismael Ocanto, manifestó que desde el año 1997 les deben las prestaciones sociales y sus intereses.

Denunció también que los trabajadores que fueron transferidos de la Alcaldía al Ministerio de Salud en 2009 no están recibiendo sus beneficios. A eso también se le agregan las deudas de prestaciones sociales y los tickets de alimentación.

Jornadas "ENFERMERÍA, UNIVERSIDAD Y SOCIEDAD: reflexiones a 100 años de la reforma universitaria"

Programa 8:00 Inscripción.   8:30 Palabras de bienvenidas   Dr. Leonel Tesler. Director del Departamento de...