7 oct. 2012

Enfermeri@s sufren estrés por la sobrecarga de trabajo


Los enfermeros trotan

El staff de enfermería del hospital Álvarez denuncia las dificultades a las que se enfrenta como consecuencia del grave déficit de personal. Organizaciones del sector también reconocen y señalan la problemática.


RSS
    (1) Comentario.            
La falta de personal de enfermería parece ser un problema "silenciado" por las autoridades responsables.

Un hombre de ambo azul sale trotando del pabellón B -"Internación/Quirófanos"- e ingresa, también al trote, al pabellón A –"Internación/Clínica"- del Hospital Álvarez, en el que, desde enero (cuando un incendio afectó el pabellón D, donde originalmente se encontraba la sala de guardia), funciona una pequeña guardia improvisada. "Ese muchacho es un enfermero", explica Beatriz Godoy, que también es enfermera en el hospital y prefiere ser llamada Betty. En este nosocomio, como en todos los hospitales del país, existe un importante déficit de enfermeros, por lo que el personal está sobreexigido, y sus miembros pasan de un paciente a otro, sin respiro. En el Álvarez, por tanto, los enfermeros trotan.

 

Betty es enfermera voluntaria, tiene 73 años y sonríe mucho. Hace 50 que trabaja en el Álvarez. Fue testigo de la progresiva disminución del personal de enfermería que, en las últimas décadas, ha afectado el funcionamiento y perjudicado la calidad del sistema hospitalario nacional. "Tenemos un déficit amplísimo porque cuando una enfermera se va de vacaciones, o muere, o se jubila, no la reponen. Y así pasamos de un plantel que hasta hace algunos años contaba con más de 500 enfermeras, al actual, que no llega a las 200. Hoy en día necesitaríamos alrededor de 500 enfermeras más", detalla Betty mientras guía a este cronista por las calles internas del hospital.

 

La construcción del Álvarez es antigua –cumplió 115 años-, con pabellones separados y repartidos en un terreno de dos hectáreas (a diferencia de lo que sucede en hospitales modernos, que generalmente funcionan en un edificio centralizado con circulación interna entre los distintos pabellones). Los números que calcula Betty no se alejan mucho de los que maneja el Departamento de Estadística y Personal del Hospital. De acuerdo con esos datos, en el Álvarez trabajan 415 médicos y 190 enfermeros que atienden, por mes, una media de 41 mil pacientes ambulatorios y 700 internados. La relación -no hace falta ser un experto en matemática- supera los dos médicos por cada enfermera que trabaja en el hospital.

 

La Sociedad Argentina de Enfermería (SAE) plantea que, a nivel nacional, la relación médicos/enfermeros es de ocho doctores por cada miembro del personal de enfermería, cuando debería ser a la inversa. Para decirlo de una manera sencilla: hay más médicos que enfermeras cuando, en términos ideales, debería haber más enfermeras que médicos. Desde el Departamento de Personal del Álvarez plantean, al igual que Betty, que se necesitan al menos 500 enfermeros más para brindar una correcta calidad de atención.

 

Que menos de 200 enfermeros deban realizar el trabajo calculado para 700 implica una situación en la que el personal de enfermería se ve ampliamente sobrecargado. Dice Betty: "Muchas veces los enfermeros, por falta de compañeros, por falta de personal, se tienen que quedar doble turno. Y esto lleva a que en muchas ocasiones se enfermen por tener tanto trabajo, tanta responsabilidad. Tendrían que atender cuatro o cinco camas, y a veces están atendiendo 10 o 12, y llega un momento en que algún enfermo se pone más grave, porque no pueden atender debidamente a todos". Por eso, aclara, están desesperados por más nombramientos, porque la situación afecta la salud y el trabajo del enfermero, y la salud y atención que recibe el enfermo.

 

Betty, que sonríe mucho, ahora no sonríe. La situación la preocupa. Pero al menos –si es que sirve de consuelo- Betty no es la única que está preocupada. Iván Sotomayor también es enfermero en el Hospital Álvarez y trabaja en "Internación Clínica" y en vacunación. Es joven, pero luce cansado: "agotado", dice él. Sotomayor trabaja doble turno; casi no hay enfermero que no lo haga. "El personal se ve afectado por la sobreexigencia, tanto mental como físicamente. Hay enfermeras con fuertes dolores de columna, y la gran mayoría sufre problemas de estrés. Eso es producto de estar continuamente exigido y pensando en las tareas que hay que realizar sin los instrumentos ni el personal suficiente", dice, y entonces se entiende por qué luce agotado.

 

Esta sobreexigencia tiene sus consecuencias también en lo que atañe a la prestación del servicio hospitalario: "Principalmente, hay una pérdida en la calidad de atención. Si un enfermero tiene que atender la cantidad de pacientes calculados para dos o tres, merma la atención dedicada a cada paciente y al trabajo en general", dice Sotomayor. Y amplía: "Apurarse implica riesgos. Hay muy buenos profesionales, pero son humanos, y hacer las cosas rápido puede llevar a que cometan errores. Sin necesidad de llegar al extremo de la muerte, se pueden provocar secuelas en el paciente o aumentar su tiempo de internación".

 

En el vacunatorio (un trailer ubicado en el estacionamiento, detrás del pabellón C –Internación-) a Sotomayor lo esperan 15 pacientes. Tiene que apurarse. No puede hablarles, calmarlos si están tensos, explicarles la situación. Tiene que apresurarse y no le gusta hacerlo.  El enfermero plantea, además, otro problema que es consecuencia de la falta de personal y que está ligado a la celeridad con la que debe trabajar: existe un alto riesgo de "automatizar" las tareas, lo que puede llevar a que se cometan errores graves. Y pone un ejemplo: "Un enfermero en un hospital privado –prefiere no especificar nombres- sabía que el potasio venía en un paquetito verde y el cloruro de sodio en un paquetito rojo. Un día cambiaron los colores y, como lo tenía tan automatizado, usó potasio en vez de sodio y mató a un paciente".

 

En cuanto a las causas del déficit de enfermeros y enfermeras, las opiniones de Betty e Iván Sotomayor se complementan. Por un lado, el sueldo es bajo, mientras que el grado de explotación es alto. La carrera de enfermería tiene grado universitario y dura tres años; los bajos salarios y la necesidad de trabajar dobles turnos desmotivan a los jóvenes con ganas de estudiarla. "La relación sueldo/explotación no es la adecuada", dice el enfermero y ríe con resignación. Además, explica: "La enfermería está vista como una profesión de poca autonomía. Los enfermeros son vistos más como mucamas que como profesionales de la salud, más relacionados con el confort que con el cuidado médico. El enfermero no sólo baña a los enfermos o les hace la cama; está capacitado para hacer muchas tareas médicas sin que sea necesaria la presencia de un médico en la habitación: poner sueros, colocar respiradores, dar inyecciones, etcétera".

 

Betty lo respalda; ella conoce la historia: "Hace algunos años, las enfermeras se dedicaban al paciente y estaban las mucamas que eran las que los cambiaban, los lavaban y hacían ese tipo de cosas. Ahora no, la enfermera hace todo: de mucama y de enfermera. Así se ahorran sueldos, pero se sobrecarga al personal".


Ampros, en pie de guerra con el hospital Español

El gremio hizo un piquete por una sanción a un empleado y reclamos salariales. Los directivos de la institución justifican la actuación y aseguran estar abiertos al diálogo "por los canales correspondientes".


imagenes
zoom
Ampros, en pie de guerra con el hospital Español

Los profesionales de la Salud se manifestaron frente al nosocomio. (Fotos: Marcos García)

La suspensión de un enfermero por parte del hospital Español hizo estallar un fuente conflicto con Ampros -gremio que nuclea a profesionales de la Salud- que considera injustificada la medida en medio de un reclamo salarial.

Un grupo de afiliados al sindicato corta la calle San Martín frente a la entidad en reclamo de diálogo y en repudio de la sanción, mientras que las autoridades del nosocomio justificaron la medida disciplinaria en un incumplimiento de deber para con un paciente y aclararon que negociarán "a través de los canales correspondientes".

El conflicto de fondo comenzó hace poco más de un mes, cuando Ampros pidió al hospital –como referente de clínicas privadas de la provincia- iniciar las tratativas en el ministerio de Trabajo de la Nación para llegar a un nuevo convenio colectivo de trabajo.
 
"El hospital Español contestó afirmativamente a la propuesta (...) pero repentinamente Ampros abandonó la negociación en el ministerio de Trabajo, aunque no sabemos por qué", aseguró a Los Andes el letrado de la institución, Osvaldo Lima (h), quien explicó que, en este sentido, no pueden negociar "en la calle" con el gremio y que están dispuestos a hacerlo en la cartera laboral nacional, que es "el ámbito donde corresponde tratar el tema".
 
El director médico del hospital, Walter Vázquez, fue tajante al respecto: "No vamos a negociar unilaterlamente y fuera del marco legal aunque corten la calle san Martín todo el día; y no es un capricho, es un tema de legalidad", dijo a este diario.

Ampros denunció además de manera pública "aprietes" contra empleados por su participación en la vida gremial y señaló como caso puntual la suspensión por 3 días del enfermero Luis Ávila el 20 de septiembre pasado.

El director médico del hospital, Walter Vázquez, negó categóricamente que haya una persecución por motivos sindicales y justificó la sanción a Ávila en que abandonó su puesto laboral durante una cirugía. "El enfermero se fue de su lugar de trabajo, que era el quirófano y donde había urgencias que tratar, para participar de una asamblea, lo que para una institución sanitaria es incorrecto. No se lo sancionó por pertenecer a Ampros", explicó Váquez.
 
Respecto de los reclamos salariales, el directivo aclaró que aunque los médicos no cuentan con un convenio colectivo de trabajo el hospital hace "un gran esfuerzo". "Como no hay un convenio se ha aumentado (el salario) heterogéneamente en base a un criterio de excelencia, a capacidad y a compromiso, por lo que ha habido gente que quizá recibió en los últimos años el 5, 10 o 15 por ciento de aumento", dijo, a la vez que destacó la capacitación como otro beneficio importante para los trabajadores del hospital.

En cuanto a los enfermeros, Vázquez aseguró que los nucleados en ATSA –otro de los gremios sanitarios- han tenido aumentos del 201 por ciento desde 2008, y que llegarán al 225 por ciento hacia fin de año.

Sin embargo la secretaria general de Ampros, Isabel del Pópolo, se mostró firme en su reclamo esta mañana en el piquete frente al hospital: "Muchos profesionales llevan cuatro años sin aumentos y en otros casos les han aumentado sólo un 10% en lo que va del año", criticó en declaraciones a radio Nihuil.

Además aseguró que es "mentira" la justificación de Vázquez por la suspensión del enfermero Ávila. "Cuando se retiró a la asamblea estaba el subdirector. Es una mentira total que se estaban haciendo cirugías; justamente el subdirector estaba hablando en los pasillos", dijo.
 
Mientras un centenar de afiliados a Ampros generaba un caos vehicular sobre calle San Martín, el director del hospital minimizó la protesta al considerar que "la gran mayoría de los manifestantes no es empleado del hospital".
 
"Unos 15 empleados participan del reclamo y de ellos sólo uno es médico, por lo que no se puede considerar que el reclamo sea representativo de la realidad del hospital", consideró Vázquez.

Los ingresos que percibe un profesional médico del hospital están divididos en dos, por un lado está el sueldo que cobran como empleados del nosocomio, es decir, por atender a los socios, y por el otro, está lo que reciben en concepto de honorarios por cirugías, consultas y atención a pacientes que no son socios y se atienden por medio de alguna obra social o medicina prepaga.

Cabe aclarar, con respecto a este último punto, que los ingresos adquiridos por este medio son no remunerativos, dicho de otra manera, es el profesional el que factura por sus servicios al hospital.

El problema surge cuando por exigir legítimamente un aumento salarial desde el hospital se toman represalias que terminan perjudicando y dividiendo a los trabajadores.
 
Algunos profesionales sostuvieron que desde el hospital les aumentan las consultas a los socios y les quitan las de particulares, por el sólo hecho de comprobar que apoyaron los pedidos de mejoras salariales.

No es un tema menor, teniendo en cuenta que un médico como empleado del nosocomio cobra un sueldo cercano a los 4 mil pesos y que necesita de las consultas extra para poder llegar a fin de mes.

Versiones encontradas por el paro del 12

Ampros adelantó que, de persistir el conflicto, hará un paro "contundente" en el hospital Español el 12 de octubre próximo. Vázquez restó todo dramatismo a la situación al asegurar que "el día 12 de octubre el hospital trabajará con total normalidad".
 
Según el directivo, que 15 empleados se plieguen a la medida de fuerza no afectará el normal desenvolvimiento de la institución, que cuenta con casi 1.000 trabajadores.
 
"En situaciones normales contamos con entre 50 y 70 bajas por enfermedad o licencia mensuales, por lo que 10 bajas por huelga no afectarán en lo absoluto al hospital", reforzó el gerente y contador del nosocomio, Humberto Egea.

De todos modos las autoridades aclararon que serán "absolutamente respetuosas" del derecho a huelga y las leyes laborales.

Enfermería aboga por aprovechar mejor los recursos en investigación

La investigación desarrollada por los enfermeros en los últimos meses está siendo objeto de análisis en el V Encuentro Regional de Investigación en Enfermería que ayer y hoy se celebra en la capital palentina.
La presidenta del Colegio Profesional de Diplomados de Enfermería de Palencia e integrante del Comité Científico, Carmen Bárcenas, destacaba ayer el éxito de esta convocatoria, «Hay 250 personas participando en este encuentro, lo que es sorprendente y significativo de que es necesario continuar investigando en los momentos actuales aprovechando los recursos disponibles».
Bárcenas indicaba que esta actividad permite entrar en contacto con los grupos de investigación que abordan las distintas áreas en las que profundiza la enfermería, que van desde clínica especializada a atención primaria, pasando por redes sociales o conceptos éticos necesarios para evitar la comisión de errores importantes.
«Las distintas ponencias que se están desarrollando permiten ver en qué punto se encuentra la línea de investigación, dónde estamos ahora y lo que se ha ido avanzando en el último año», comentaba la presidenta del Colegio Profesional de Diplomados de Enfermería de Palencia.

TIEMPOS DE CRISIS. La crisis en la que está inmerso el país castiga a sectores como la investigación y la enfermería, tal y como reconoce Carmen Bárcenas. Ante esta situación, cree necesario que se apueste «por echar imaginación y aprovechar mejor los recursos con los que se cuenta para poder continuar hacia adelante».
Asimismo, comentaba que muchos no saben la labor de investigación que se desarrolla en el campo de la enfermería. «Se desconoce este trabajo que llevamos a cabo pero lo cierto es que se  se lleva haciendo toda la vida».
Por último, destacaba que precisamente este trabajo «permite mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y ahorrar costes».

“En enfermería nunca hemos pasado un bache tan drástico como este”

Un control de enfermería en la planta de un hospital.

Seis de cada diez profesionales de Enfermería sienten en España el síndrome de Burnout, o del profesional "quemado"; ocho de cada diez, estrés; cerca de nueve considera que el ambiente laboral se ha deteriorado y más de la mitad opina que la atención a los pacientes ha empeorado en los últimos tiempos.

Estas son algunas de las principales conclusiones del Estudio 'Percepción de estrés en los Profesionales de Enfermería en España', que ha elaborado el Sindicato de Enfermería SATSE a través de una encuesta realizada a un total de 1.173 enfermeras de todo el país durante el pasado mes de julio. El perfil mayoritario entre los encuestados es mujer, entre 26 y 55 años, y con contrato fijo.

En su presentación, el secretario general autonómico de SATSE, José Antonio Blaya, explicó que el principal objetivo del Estudio ha sido conocer "la repercusión de la actual situación de precariedad laboral en la salud personal y calidad de vida de los profesionales, así como en la atención que se presta a los usuarios del Sistema Nacional de Salud".

"Nuestras secciones sindicales recogen prácticamente a diario denuncias de profesionales que aseguran que no pueden. Hace pocas fechas muchos profesionales del Área II de Cartagena lanzaron un comunicado en el que aseguraban que no se hacían responsables de los errores que pudieran cometer, ya que se veían desbordados".

Según indicó Blaya, los testimonios de los profesionales que han participado en el estudio son el mejor "termómetro" para comprobar el grado de enfermedad que tiene nuestra sanidad y a tenor de sus resultados se puede afirmar, con toda rotundidad, que "la salud de nuestro sistema sanitario ha empeorado en los últimos meses y si no cambian las cosas se verá abocado a una situación insostenible y desoladora, no solo para el profesional sino también para los pacientes".

Blaya recalcó que "los enfermeros tenemos tiempo para hacer curas y los cuidados de los enfermos, pero nos vemos obligados a obviar la actualización de historiales porque es físicamente imposible, y tenemos que quedarnos fuera de nuestro turno para trabajos como este, que son imprescindibles, y fuera de toda remuneración. Los profesionales de enfermería hemos pasado baches, pero nunca tan drásticos como éste".

Los principales resultados del estudio son que más de ocho de cada diez profesionales (84%) se siente estresado y seis de cada diez (62%) "quemado". Asimismo, muchos profesionales manifiestan dolencias y perjuicios físicos, y por ejemplo, un 97% padece tensión muscular; un 93%, nerviosismo, temor o angustia; un 43% sufre problemas sexuales, y un 86% tiene trastornos del sueño.

De otro lado, más de la mitad (51%) cree que la atención a los pacientes ha empeorado, y es que ocho de cada diez (80%) considera que no hay personal suficiente, y también ocho de cada diez (82%) no dispone del tiempo necesario en su jornada laboral para atender a los pacientes como desearía. Además, cerca de nueve (88%) de cada diez enfermeras consideran que han empeorado sus condiciones de trabajo, y un porcentaje similar (86%) cree que el ambiente laboral se ha deteriorado.

Contrarrestar el estrés

Ante esta situación, el sindicato de enfermería desarrollará distintas medidas y actuaciones con el objetivo de ayudar a los profesionales a prevenir y actuar ante el estrés. Entre otras, se dirigirá al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y al resto de administraciones sanitarias a nivel autonómico enviándoles el estudio e instándoles a que se "tomen en serio" este problema, y adopten medidas concretas y eficaces contra esta situación.

Asimismo, el sindicato promoverá la realización de jornadas que ayuden al profesional a prevenir los síntomas del estrés y a intentar mitigar o acabar con ellos cuando ya los sufran, y  reeditará una guía de prevención y actuación contra el estrés, que busca el mismo objetivo de ofrecer pautas de actuación que ayuden a mejorar su calidad de vida a los trabajadores afectados.

Por último, el Observatorio de la Enfermería de SATSE creará un departamento específico para hacer un seguimiento exhaustivo y continuo de la repercusión del estrés en los profesionales de toda España, en aras a tomar nuevas actuaciones a futuro.

"Muchas veces tenemos que pedir disculpas porque sabemos que los cuidados que dispensamos no son los que deben ser. Según la OMS, el siglo XXI debería ser el de los cuidados y, sin embargo, cada día tenemos un sistema más medicalizado".

Por todo ello, opina que "debemos resolver dos problemas gravísimos: en Murcia seguimos a la cola de España y de Europa en el ratio de profesionales de enfermería (en Murcia hay más auxiliares administrativos que enfermeros) y con la crisis se han impuesto los consabidos recortes y una austeridad presupuestaria que está acabando con el sistema de salud que todos habíamos conocido".

VENEZUELA: Convenio para mejoramiento salarial de 3.500 enfermeros

El gobernador del estado, Henrique Fernando Salas, firmó un convenio con representantes del Colegio de Enfermería de Carabobo, a través del cual se establecen cuatro cláusulas que favorecerán a un total de 3 mil 500 profesionales, adscritos a la Fundación Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud).
El acto oficial se realizó en la Residencia "Quinta Carabobo", donde estuvieron presentes directivos de este gremio, presidido por Siomara Rengifo, presidenta; Julio García, secretario; Carlos Mujica y Roberto Alvarado, vicepresidentes del Colegio de Enfermería en Puerto Cabello y de Valencia, respectivamente.
Acompañaron al gobernador su esposa, Carolina Anka de Salas; el procurador del estado, Leonel Pérez Méndez; el presidente de Insalud, Enrique Bolívar; Jesús Gánem Arenas, secretario de Relaciones Políticas e Institucionales; María Elena de Bell−Smythe, entre otros.
De acuerdo a lo señalado por el gobernador, en el acuerdo firmado se establece el incremento de 10 a 15 días continuos, no acumulables, para el disfrute del descanso trimestral. Otra cláusula tiene que ver con al aumento de días para el disfrute de vacaciones. Sobre este aspecto, explicó que los enfermeros que tengan de uno a cinco años de servicio, podrán disfrutar 21 días hábiles, de seis a 10 años 24 días hábiles, de 11 a 15 años 27 días hábiles, y más de 16 años 35 días hábiles.
"Se extenderá el alcance de la Prima de Responsabilidad a todo el personal de enfermería de la red hospitalaria y ambulatoria, la cual está establecida en la cláusula 8 de la Contratación Colectiva. Dicha prima solo abarcará al personal de la Chet, al Hospital Adolfo Prince Lara de Puerto Cabello y los ambulatorios urbanos I y II". También precisó que se hará entrega al Colegio de Enfermería de un subsidio único anual de 70 mil bolívares, destinado a ayudas para gastos médicos del personal adscrito al Ministerio de la Salud".
Siomara Rengifo agradeció al Gobierno Regional la consideración que ha tenido con el gremio, el cual desde hace algún tiempo estaba solicitando los beneficios socioeconómicos.

Enfermería aboga por aprovechar mejor los recursos en investigación

La investigación desarrollada por los enfermeros en los últimos meses está siendo objeto de análisis en el V Encuentro Regional de Investigación en Enfermería que ayer y hoy se celebra en la capital palentina.
La presidenta del Colegio Profesional de Diplomados de Enfermería de Palencia e integrante del Comité Científico, Carmen Bárcenas, destacaba ayer el éxito de esta convocatoria, «Hay 250 personas participando en este encuentro, lo que es sorprendente y significativo de que es necesario continuar investigando en los momentos actuales aprovechando los recursos disponibles».
Bárcenas indicaba que esta actividad permite entrar en contacto con los grupos de investigación que abordan las distintas áreas en las que profundiza la enfermería, que van desde clínica especializada a atención primaria, pasando por redes sociales o conceptos éticos necesarios para evitar la comisión de errores importantes.
«Las distintas ponencias que se están desarrollando permiten ver en qué punto se encuentra la línea de investigación, dónde estamos ahora y lo que se ha ido avanzando en el último año», comentaba la presidenta del Colegio Profesional de Diplomados de Enfermería de Palencia.

TIEMPOS DE CRISIS. La crisis en la que está inmerso el país castiga a sectores como la investigación y la enfermería, tal y como reconoce Carmen Bárcenas. Ante esta situación, cree necesario que se apueste «por echar imaginación y aprovechar mejor los recursos con los que se cuenta para poder continuar hacia adelante».
Asimismo, comentaba que muchos no saben la labor de investigación que se desarrolla en el campo de la enfermería. «Se desconoce este trabajo que llevamos a cabo pero lo cierto es que se  se lleva haciendo toda la vida».
Por último, destacaba que precisamente este trabajo «permite mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y ahorrar costes».

Realizarán las jornadas regionales de Enfermería

Entre el 10 y el 11 de octubre se llevará a cabo en el Centro de Convenciones y Eventos de Posadas las Jornadas Provincial y Regional de Enfermería, bajo la consigna "calidad en la diversidad de cuidados".
Durante el encuentro se debatirán distintos temas que hacen a "la realidad de la Enfermería de la Provincia de Corrientes, APS y la planificación en salud, desafíos y vacunas, trato humanizado, objetivos, estrategias de enfermedades para el cuidado Materno Infantil".
Además se tratará la "recusitación cardio pulmonar (RCP) del neonato, prevención de patologías cardiovasculares, incidencia en las colisiones de motos, intervención de la Enfermería en patologías reemergentes (Coqueluche) y la salud mental en la comunidad".
Por otra parte los enfermeros de la región analizarán los aspectos de los "residuos patológicos, las infecciones intrahospitalarias y acerca del síncope e hipertensión infantil". Para informes e inscripciones, los participantes deberán comunicarse al Departamento de Enfermería del Ministerio de Salud Pública Junín y Tucumán de 7:00 a 12:00 o al tel/fax 376-4447870 o el mail: msp_dptoenfermería@yahoo.com.ar.

FUDEN, UAM y la AECID becan a 16 enfermeras latinoamericanas para cursar un experto universitario en Cuidados Neonatales

   La Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN), la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) han becado a un grupo de 16 enfermeras de Latinoamérica, procedentes de El Salvador, Guatemala y Nicaragua, para cursar en España el Experto Universitario en Cuidados Neonatales, título propio de la UAM y FUDEN.

    Esta estancia forma parte de las acciones previstas en el convenio que FUDEN y la AECID están llevando a cabo en Centroamérica con el fin de mejorar la salud materna e infantil en los países de esta región y de reducir la morbilidad y mortalidad en ambos grupos de población.

   Las enfermeras latinoamericanas que se van a formar han superado, previamente, un proceso de selección en sus países de origen. Todas son licenciadas en Enfermería y desarrollan su trabajo diario en áreas vinculadas con la salud materna.

    Una vez regresen a El Salvador, Guatemala y Nicaragua impulsarán la organización de iniciativas académicas similares con el fin de replicar la experiencia y los nuevos conocimientos adquiridos en sus países de origen. Los contendidos del Experto en Cuidados Neonatales se centran en los cuidados de la madre durante la gestación, parto y puerperio, y en la atención del recién nacido y el lactante, sano o con problemas de salud.

   FUDEN y la UAM pusieron en marcha en 2010 la 'Cátedra FUDEN-UAM para el desarrollo de la Enfermería', una iniciativa pionera en la universidad pública española que pretende generar conocimiento enfermero y trasladar sus resultados a la sociedad, a través de la formación de mejores profesionales.

   De forma paralela, FUDEN y la AECID vienen trabajando desde el año 2010 en un convenio de cooperación que pretende mejorar la calidad de los cuidados de salud materna e infantil prestada por los profesionales de enfermería y los recursos comunitarios en el primer nivel de atención de los sistemas públicos de salud de El Salvador, Nicaragua y Guatemala.

El 84% de las enfermeras sufre estrés por la sobrecarga de trabajo

El sindicato SATSE ha encargado un informe para conocer cómo repercuten la crisis y los recortes en la salud del colectivo

El 84% de las enfermeras sufre estrés por la sobrecarga de trabajo

«A más recortes, peor salud para todos». Este es el mensaje que el Sindicato de Enfermería (SATSE) lanzó ayer tras presentar un estudio sobre el estrés en este colectivo, integrado mayoritariamente por mujeres. El informe -realizado por encargo de la central a una empresa de sondeos en base a una encuesta realizada a 1.173 enfermeras de hospital de toda España-, pone de manifiesto que el 84% se siente estresada y lo que aún es peor, un 62% dice haber llegado ya al punto de sufrir el síndrome «del quemado».
El informe fue presentado ayer de forma simultánea en varias ciudades, entre ellas, Bilbao. La responsable de Salud Laboral de SATSE Euskadi, Carmen Vide, no dudó en responsabilizar de esta situación a los recortes de gasto llevados a cabo por todos los servicios de salud, que «acarrean una sobrecarga de trabajo», dado que la práctica habitual es no «cubrir las bajas laborales».
Según la encuesta, la situación de presión se manifiesta de igual manera en todos los grupos, ya que no hay diferencias en función del sexo ni la edad. A consecuencia del estrés, la inmensa mayoría de los encuestados (el 97%) padece problemas osteomusculares; un 93% presenta problemas de nervios, temor o angustia; el 86% trastornos del sueño y el 43% alguna disfunción sexual.
A la vista de estos datos, Vide consideró que las condiciones de trabajo que padecen los profesionales de enfermería superan «los límites razonables» porque a la sobrecarga laboral en sí, se añade la cada vez mayor presión de los pacientes o de su entorno.
Más episodios violentos
En este punto, Carmen Vide resaltó que el «creciente descontento ciudadano» repercute en el trato que reciben las enfermeras por parte de los usuarios de la sanidad. «Como la gente está más crispada, la paga con quien tiene delante, que son las enfermeras». Esta percepción de la sindicalista está respaldada por un informe de Osakidetza que pone de manifiesto cómo en los últimos cinco años se han triplicado los episodios violentos, ya sea en forma de insulto, agresión física o amenaza, hasta contabilizar 371 ataques físicos o verbales en 2011. «Pese a ello, no se ha reunido ni una sola vez el observatorio para el estudio de la violencia en el ámbito sanitario que se creó en 2008», denunció.
El informe de SATSE pone también de manifiesto la percepción que las enfermeras tienen de la atención que reciben los pacientes. El 51% piensa que la calidad ha empeorado. ¿La razón principal? «No hay personal suficiente». Esto es lo que contesta el 80% de las encuestadas. Para reafirmar esta apreciación, la mitad del colectivo asegura que tiene que alargar su jornada (sin remuneración) para realizar actividades que no ha podido llevar a cabo en horario laboral. También el 51% comenta que en numerosas ocasiones tiene que trabajar en unidades que desconoce para suplir ausencias. Esta suma de circunstacias lleva a nueve de cada diez profesionales a decir que «en algún momento se ha sentido superado».
A juicio de SATSE, es preciso «poner remedio a esta situación» por lo que supone de deterioro de un servicio básico. Por ello, van a remitir el informe a todas las admininistraciones con competencias en materia sanitaria.

El 50 % de las enfermeras cree que la atención a los pacientes ha empeorado

Un estudio del Satse indica que no hay personal suficiente para atender a los enfermos

P. G. DEL BURGO LVALENCIA Una encuesta del Sindicato de Enfermería Satse realizada en julio a 1.173 enfermeras de todo el pais concluye que la atención de los pacientes ha empeorado, según sostiene la mitad de las profesionales consultadas. Otro 80 % afirma que no hay personal suficiente para atender a los enfermos y que no dispone de tiempo para atender a los pacientes como desearía.
Más de la mitad prolonga de manera no remunerada su jornada laboral y casi la mitad es desplazado a unidades desconocidas. El estudio indica que el 84 % se siente estresado, el 97 % padece tensión muscular, un 43 % tiene problemas sexuales y un 86%, trastornos de sueño.
Los recortes han conseguido que los enfermeros estén desmotivados, insatisfechos, estresados y que seis de cada diez sufran el síndrome de Burn out (estar quemado). El sindicato Satse indica que los resultados muestran que "la salud del sistema sanitario ha empeorado en los últimos meses" y que si no cambian las cosas, "se verá abocado a una situación insostenible y desoladora para el profesional y el paciente".

Enfermeros del 061 comienzan este viernes una huelga indefinida "por las condiciones laborales impuestas"

Los trabajadores del Servicio Provincial de Jaén EPES 061 comienzan este viernes una huelga indefinida como protesta ante las condiciones laborales impuestas, con aumento desproporcionado de las horas de trabajo y la disminución de los sueldos. Igualmente, informan de que, a pesar de la huelga, "los servicios mínimos garantizan al cien por cien la atención al ciudadano", si bien "solo se verán afectadas las actividades extra asistenciales", como las horas destinadas a la formación y a la docencia.
Temas

Los trabajadores del Servicio Provincial de Jaén EPES 061 comienzan este viernes una huelga indefinida como protesta ante las condiciones laborales impuestas, con aumento desproporcionado de las horas de trabajo y la disminución de los sueldos. Igualmente, informan de que, a pesar de la huelga, "los servicios mínimos garantizan al cien por cien la atención al ciudadano", si bien "solo se verán afectadas las actividades extra asistenciales", como las horas destinadas a la formación y a la docencia.

Por su parte, el Colegio de Enfermería de Jaén va a velar por la defensa de los derechos de este colectivo, "un grupo de profesionales reducido, ya que sólo hay 12 enfermeros en plantilla fija y dos o tres eventuales para las dos bases que existen en la provincia, una en Jaén y la periférica en Bailén". Así, "estos empleados públicos, al igual que el resto de profesionales del Sistema Sanitario Público Andaluz, se han visto afectados por las reformas impuestas a través de los diferentes decretos de la Administración autonómica y central".

La aplicación de estas medidas, que incrementan la jornada laboral por encima de las 1.530 horas de trabajo efectivo en cómputo anual con una disminución "sustancial" de salarios, "ha sido impuesta unilateralmente sin dar opción a negociación alguna para su implantación". "En algunos aspectos, estas medidas serán todavía más lesivas para los profesionales de EPES 061 debido a su condición de personal laboral no estatutario ni funcionario", asegura el presidente del Colegio de Enfermería de Jaén, José Francisco Lendínez.

Asimismo, estos profesionales han manifestado "su incertidumbre y preocupación ante la posibilidad de que estas medidas de recorte presupuestario desemboquen en ajustes de plantilla y expedientes de regulación de empleo (ERE)", a los que pueden acogerse las empresas públicas desde la entrada en vigor de la última reforma del mercado laboral.

Por último, los profesionales de EPES 061 defienden la necesidad de que las administraciones "dispongan de los recursos humanos y técnicos necesarios para proporcionar una mayor cobertura asistencial a la totalidad de la población en situaciones de emergencia sanitaria".

Los enfermeros seguirán manifestándose los martes en contra de los recortes

Vista general del Consejo Interterritorial de Salud, en el que representantes del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas debaten hoy sobre la revisión de la cartera de servicios de la sanidad pública. EFELa ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato (5i), posa con los representantes de las comunidades autónomas, al inicio hoy del Consejo Interterritorial de Salud. EFE

Madrid, 3 oct (EFE).- El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha anunciado hoy que continuará manifestándose todos los martes durante las próximas semanas en contra de los recortes que, dicen, afectan a su trabajo y a la atención que reciben los ciudadanos.

En un comunicado, el SATSE ha señalado que en una reunión celebrada hoy con el resto de organizaciones que forman parte de la Plataforma Sindical y de Asociaciones Profesionales de Empleados Públicos, se ha acordado "intensificar las acciones reivindicativas".

De esta manera, cada día de la semana los profesionales de un sector se movilizarán para denunciar "la situación de precariedad laboral" y "el deterioro" de los servicios públicos.

El SATSE ha señalado, asimismo, que se están ultimando las denuncias contra el Gobierno ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) "por vulneración del convenio de Negociación Colectiva", y ante la Comisión de Peticiones del Parlamento europeo.

Además, ha anunciado que pedirán a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, y a los grupos parlamentarios que recurran ante el Tribunal Constitucional el Real Decreto-Ley de recortes.

Sobre los presupuestos generales del Estado para 2013, el secretario general de SATSE, Alejandro Laguna, se ha mostrado convencido de que "traerán más recortes que los ya anunciados", ya que -ha asegurado- "las previsiones de ingresos realizadas por el Gobierno son irreales".

Seis de cada diez enfermeros sufren el 'síndrome del quemado'

Un estudio del Satse revela también que el 84% de los sanitarios padecen estrés debido a la precaridad laboral

El 84% de los profesionales de Enfermería que trabajan en la sanidad pública asegura sentirse estresado en su trabajo y hasta el 62% dice estar padeciendo el síndrome del burn out o del quemado, como consecuencia del empeoramiento de su situación laboral que están ocasionando los recortes en sanidad. Así se desprende de un estudio con más de mil enfermeros realizado por el sindicato de Enfermería Satse, y que se presentó ayer de forma simultánea en varias ciudades españolas como Huelva, para conocer en qué medida está afectando la actual situación de "precariedad laboral" de los profesionales sanitarios a su salud personal y, asimismo, a la atención que se presta a los pacientes.

En la encuesta realizada el pasado mes de julio han participado 1.173 profesionales de Enfermería (84% de ellos mujeres) de entre 26 a 55 años, de los cuales el 67 por ciento tenían contrato fijo.

"Los enfermeros se sienten enfermos", reconoció María José García, responsable del estudio, ya que presentan síntomas como tensión muscular (97%), nerviosismo, temor o angustia (93%), trastornos del sueño (83%), agotamiento emocional (67%) e incluso problemas sexuales (43%). "Me gustaría saber cuantos profesionales optarían por abandonar la Enfermería si tuvieran otra salida laboral", se preguntó.

El problema de todo ello, según explicó la responsable del estudio, es que "esta situación acaba afectando a la calidad de la atención que se presta", ya que esto se traduce en "lentitud de pensamiento, falta de concentración o problemas de memoria". Algo en lo que coinciden los propios encuestados, ya que hasta un 51% admite que la atención de los pacientes ha empeorado en los últimos meses.

La culpa de esta situación, según apuntan los participantes en el estudio, es la situación actual de recortes que se está sufriendo en España, que les afecta directamente y hace que ellos sean también la "puerta de entrada" de las quejas de muchos ciudadanos. "Somos el muro de las lamentaciones para los ciudadanos", añadió Laguna.

En la encuesta, el 88% denuncia que sus condiciones de trabajo han empeorado, el 80% considera que no hay personal suficiente en su hospital o centro de salud para atender adecuadamente a los pacientes, y hasta un 82% reconoce que no disponen del tiempo necesario en su jornada laboral para atender a sus pacientes como deberían.

De hecho, esto está haciendo que muchos trabajadores hagan horas de más para hacer lo que les queda pendiente, algo que la responsable del estudio considera "un error" porque "la administración no es consciente de ello y favorece que sigan pensando que todo sigue funcionando bien".

Enfermeras y docentes se movilizan, EXIGEN AUMENTO DE SUS SUELDOS

Enfermeras y docentes se movilizan

EXIGEN AUMENTO DE SUS SUELDOS
 Hoy a las protestas de los maestros, que se viene cumpliendo un mes, y con negociación en marcha, se han sumado a la de los enfermeros y enfermeras del sector salud, quienes decidieron acatar un paro de 24 horas, en exigencia al incremento de sus remuneraciones, además del presupuesto para su sector y el nombramiento del personal contratado. 
Loida Soto Gastelo, representante del Colegio de Enfermeras, indicó que la medida de protesta se cumple porque, desde hace 20 años no tienen incremento de haberes; asimismo refirió que esta jornada de lucha es de carácter preventiva, pues no descartan el inicio de una huelga indefinida. 
Por su parte, David Rengifo Chanchari, dirigente del SUTEP, sostuvo que el magisterio no aceptará el incremento de los 300 soles que el que el gobierno les quiera dará por única vez, por lo contrario ellos piden que sea de manera permanente. 
Cabe resaltar que en desde ayer se viene realizando la Sexta Asamblea Nacional de del SUTEP, donde se está evaluando si se suspende esta medida de lucha, toda vez que la reunión de delegados es resolutiva. (L. Tapullima).

Falta de médicos y enfermeros en recuperación y cuidados intensivos

Los recortes repercuten en la atención que se da a la población. El informe elaborado por CC OO pone como ejemplo de ello la falta de enfermeros en la unidad de recuperación del Hospital Clínico y de médicos en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Comarcal de Ronda.
En la unidad de recuperación, desde el 1 de octubre, ha empeorado la ratio de enfermeros por cada paciente asistido tras una operación. Hasta esa fecha, había cinco profesional de enfermería en los turnos de mañana, tarde y noche para atender a diez personas. Ahora solo hay cuatro en el turno de noche, hecho que está en contra de las recomendaciones de diversos organismos y sociedades científicas.
La UCI del Hospital Comarcal de Ronda también tiene un importante carencia. Aunque en ella trabajan seis especialistas en medicina intensiva, en la práctica solo son 3,66, en función del tipo de contrato que tienen esos profesionales. Dos trabajan al cien por cien de jornada, dos lo hacen al 50 por ciento y los dos restantes están contratados al 33 por ciento. «Sumando las contrataciones, la plantilla real es de 3,66 médicos, lo que la sitúa al borde cumplir las necesidades de subsistencia. Esos profesionales no pueden faltar al trabajo ni un solo día y están sobreexplotados»,

Enfermeros vigueses preparan una manifestación de todo el sector en Santiago

Denuncian su tasa de paro, que no se cubran las bajas o que no se convoquen oposiciones

REDACCIÓN Un grupo de enfermeros vigueses aglutinados bajo el nombre "Enfermería Galicia" ultima una manifestación el miércoles día 10 en Santiago (11.00 horas) en defensa de la profesión y con el apoyo del Colegio Oficial de Enfermería de Pontevedra, el Sindicato de Enfermería Galega, el Foro de la Profesión Enfermera y el Sindicato Galego de Profesionais da Sanidade. Los organizadores se quejan de las altas tasas de paro en el sector, de que no se cubran las bajas laborales "mermando de manera grave la calidad asistencial" y de la no convocatoria de oposiciones en los últimos 3 años. La marcha transcurrirá desde San Caetano hasta la Consellería de Sanidade y los organizadores dispondrán de autobuses para que asistan profesionales de toda Galicia.

Las enfermeras, “quemados” por los recortes

El 84% de los profesionales de Enfermería que trabajan en la sanidad pública asegura sentirse estresado en su trabajo y hasta el 62% dice estar padeciendo el síndrome del 'burn out' o del quemado, como consecuencia del empeoramiento de su situación laboral que están ocasionando los recortes en sanidad.

Así se desprende de un estudio con más de mil enfermeros realizado por el sindicato de Enfermería SATSE para conocer en qué medida está afectando la actual situación de "precariedad laboral" de los profesionales sanitarios a su salud personal y, asimismo, a la atención que se presta a los pacientes.

 En concreto, en la encuesta realizada el pasado mes de julio han participado 1.173 profesionales de Enfermería (84% de ellos mujeres) de entre 26 a 55 años, de los cuales el 67%  tenían contrato fijo.

"Los enfermeros se sienten enfermos", ha reconocido la enfermera María José García, responsable del estudio, ya que presentan síntomas como tensión muscular (97%), nerviosismo, temor o angustia (93%), trastornos del sueño (83%), agotamiento emocional (67%) e incluso problemas sexuales (43%).

El problema de todo ello, según ha explicado la responsable del estudio, es que "esta situación acaba afectando a la calidad de la atención que se presta", ya que esto se traduce en "lentitud de pensamiento, falta de concentración o problemas de memoria".

Algo en lo que coinciden los propios encuestados, ya que hasta un 51% admite que la atención de los pacientes ha empeorado en los últimos meses.

 "Cuando no llegas, la tensión y los nervios se disparan, y se pagan en el trabajo, donde impera el mal ambiente", ha añadido Alejandro Laguna, secretario general de SATSE.

 La culpa de esta situación, según apuntan los participantes en el estudio, es la situación actual de recortes que se está sufriendo en España, que les afecta directamente y hace que ellos sean también la "puerta de entrada" de las quejas de muchos ciudadanos. "Somos el muro de las lamentaciones para los ciudadanos", ha añadido Laguna.

Profesionales sanitarios del Hospital de Talavera dirigen el I Curso de Identificación Precoz del Paciente en Riesgo

Un equipo multidisciplinar formado por médicos especialistas y enfermeros de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital

General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina van a dirigir el I Curso Nacional de Identificación

Precoz del Paciente en Riesgo, que va se va a llevar a cabo los próximos 21, 22 y 23 de noviembre.

7 de octubre de 2012


Profesionales sanitarios del Hospital de Talavera dirigen el I Curso de Identificación Precoz del Paciente en Riesgo
TALAVERA DE LA REINA, 7 (EUROPA PRESS)

Un equipo multidisciplinar formado por médicos especialistas y enfermeros de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina van a dirigir el I Curso Nacional de Identificación Precoz del Paciente en Riesgo, que va se va a llevar a cabo los próximos 21, 22 y 23 de noviembre.

Se trata de una actividad formativa que pretende enseñar al alumno a valorar de forma sistemática a un paciente y reconocer los signos y síntomas patológicos que lo identifican como 'paciente en riesgo', ha informado el Sescam en nota de prensa.

Los doctores Sancho Rodríguez, Gonzalo Leoz, Almudena Simón, Francisco Alba y Ruth Corpas, médicos intensivistas de la UCI del hospital talaverano, van a dirigir la primera edición de este curso, dirigido principalmente a médicos residentes y enfermeras de todas las especialidades médicas.

En la elaboración de los contenidos didácticos de este curso han colaborado las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales de Ciudad Real, Cuenca, Albacete, del Provincial de Toledo y del Hospital Universitario La Paz, de Madrid.

Según el doctor Sancho Rodríguez "la identificación precoz del paciente en riesgo es fundamental para evitar las demoras en el tratamiento o una atención inadecuada de los pacientes ingresados en las plantas de hospitalización convencional, independientemente de la causa de su ingreso". Añade además que "también contribuye a reducir la estancia hospitalaria y a prestar una asistencia bajo criterios de eficiencia, con la consiguiente reducción de costes".

TRES PILARES EN

El curso de Identificación del Paciente en Riesgo gira en torno a tres pilares: el "aviso precoz", entendido como la identificación de un paciente potencialmente en riesgo y la activación del sistema de atención rápida; "la valoración sistemática del paciente", reconociendo signos y síntomas de deterioro, y por último la "toma de decisiones iniciales", que deriva en un primer manejo inicial y canalización a los especialistas adecuados si fuese necesario.

Así, esta actividad formativa se basa en que el cuidado integral del paciente depende de varios profesionales de la salud, que el paciente potencialmente en riesgo puede estar localizado en cualquier parte del hospital y que el médico intensivista, sin ayuda de otros especialistas y estamentos, no puede identificar por sí solo a todos los pacientes en riesgo.

El programa previsto integra las charlas teóricas con los talleres y escenarios clínicos, con el objetivo de lograr una adecuada formación teórico-práctica desde la óptica de la participación y la interacción.

Futuros enfermeros de Cádiz quieren curar necesidades

Un grupo de jóvenes enfermeros lidera la iniciativa


En el código ético de todo enfermero aparecen cinco máximas que se consideran claves y fundamentales en su responsabilidad como profesional sanitario. Éstas son: conservar la vida de los pacientes, aliviar el sufrimiento, prevenir las enfermedades,  fomentar la salud y cuidar. Cuando estas tres premisas  se llevan de por sí en el código genético del enfermero vocacional, salen a borbotones del corazón y empiezan a surgir iniciativas como la que en cuestión de semanas se va a poner en marcha en la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de Cádiz.

Un grupo formado por doce futuros enfermeros ha impulsado un proyecto con el que pretenden ayudar a los más desfavorecidos de una manera muy sencilla. La idea es sacar rendimiento, en el sentido más social de la palabra, a una facultad por la que pasan cientos de alumnos a diario con una vocación especial de ayuda al prójimo. En concreto, estos futuros enfermeros se han propuesto recaudar un euro al mes por cada alumno, docente y personal administrativo, aunque también hacen extensible esta petición a otras facultades y a la ciudadanía en general.
Cada tres meses el dinero que se recaude irá destinado a un proyecto benéfico que se dará a conocer previamente a través de la página web de la universidad, correos eletrónicos, cartelería repartida en lugares estratégicos, trípticos y pequeñas sesiones informativas dentro de las aulas.
Sergio  Arrieta es uno de esos futuros enfermeros que trabajan en este proyecto altruista. Actualmente cursa el tercer año de carrera y su objetivo es asentar la iniciativa entre este año y el siguiente "para que una vez que nos vayamos la semilla continúe germinando en promociones sucesivas".

Para la recaudación, se colocará una urna a final de cada vez y principios del siguiente en el hall de entrada de la Facultad. La persona que colabore desde el principio recibirá un documento acreditativo que irá sellando mes a mes. Aquellas personas que logren completar el cuaderno tendrán derecho a participar en un sorteo cuyo premio será una cantidad de dinero que el agraciado podrá donar a la organización benéfica con la que tenga especial predilección.

Los responsables del proyecto han determinado que la primera recaudación irá destinada a la Fundación Virgen de Valvanuz, que con motivo de la crisis se ha visto superada en su demanda de ayuda a los que más lo necesitan. Una vez culminado este objetivo, el siguiente proyecto se decidirá entre todos los que quieran aportar ideas a la dirección de correo electrónico creada al efecto: todocomienzaporpequeñosgestos@uca.es.

El origen
Sergio Arrieta, el ideólogo de la iniciativa, explica cómo se le ocurrió. "Un día, estando en primero de carrera, me bajé del autobús en una parada anterior a la de nuestra facultad y mientras caminaba para ir a clase acaparó mi atención el anuncio de un niño que tras agotar todas las posibilidades de asistencia en nuestro sistema y existiendo un hilo de esperanza en otro país, anunciaba su enfermedad pidiendo la colaboración ciudadana para hacerle frente. Fue ahí cuando empezamos a plantear el proyecto, aunque éste no recibió el último empujón hasta el año pasado, tras un seminario de Salud Pública sobre Desigualdades Sociales, impartido por la profesora Amelia Rodríguez, que nos hizo ver que existe un mundo no muy lejano lleno de carencias. No nos lo pensamos más, los enfermeros teníamos que aportar nuestro grano de arena, y mostrar una vez más nuestro compromiso con los que más nos necesitan".

Desde ese momento no han parado de trabajar para conseguir materializar el objetivo, con la ayuda constante de su profesora, Amelia Rodríguez, aquella persona que un día les terminó de abrir los ojos a un mundo lleno de necesidades por cubrir.

Sin olvidar la parte académica
Pero no hay que olvidar que esta iniciativa se enmarca dentro de una facultad, donde lo primero es contribuir al aprendizaje académico de sus alumnos. Por eso, coincidiendo con la entrega de la recaudación, los responsables del proyecto organizarán una pequeña jornada en colaboración con la Universidad de Cádiz donde vincularán cada proyecto a un aspecto de la Enfermería. De esta forma, las jornadas que se celebren serán protagonizadas y en honor de la fundación que percibirá la ayuda, dando a conocer su cometido y los problemas sociales y de salud de los que se preocupa, objetos de su creación. Por ejemplo, coincidiendo con la entrega al comedor social Valvanuz, los ponentes invitados tratarán asuntos relacionados con la nutrición desde el punto de vista de la salud y la Enfermería.

Sergio Arrieta ha querido agradecer a la Universidad de Cádiz la colaboración que ha prestado en todo momento para que este proyecto se pueda materializar en las instalaciones de la facultad. Del mismo modo, ha agradecido al Colegio Oficial de Enfermería de Cádiz su compromiso a participar activamente y dar a conocer la actividada a los más de 5.000 colegiados.

Descubrí Europa y Destinos Exóticos a precios increibles

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...