4 mar. 2013

La falta de recursos humanos afecta también a los enfermeros

Jujuy En el ámbito de la salud pública

La falta de recursos humanos afecta también a los enfermeros

El personal sufre recargos forzados de horas en los hospitales.

La falta de recursos humanos afecta también a los enfermeros
La falta de recursos humanos afecta también a los enfermeros

 El problema de los recursos humanos que muestra desde hace tiempo la salud pública de la provincia no es exclusivo de los médicos y otros profesionales del arte de curar, sino que también alcanza al personal de enfermería y de servicios generales de los diferentes hospitales que dependen del Estado provincial. Por ejemplo, el recargo de horas es uno de los principales inconvenientes que debe afrontar el personal de enfermería.

Detrás de esta situación se esconde una suerte de esclavitud y de violencia laboral, porque los recargos son forzados, no remunerados y pocas veces compensados por los directivos y superiores que obligan a los trabajadores a extender su jornada laboral para cubrir las guardias de otros colegas que no llegaron para el correspondiente relevo.

Ema Mercado, una enfermera con más de 20 años de servicio, expuso esta realidad a través de una carta enviada a El Tribuno de Jujuy. La mujer sostuvo en la misma que "es injusto que al personal de enfermería se le imponga el recargo forzado, esto es que se lo obligue a trabajar ocho horas de más cuando falta el compañero que debe recibir la guardia".

La mujer indicó que la tarea es forzada porque ningún trabajador está en condiciones físicas y psicológicas para realizar ese esfuerzo. "Aún así, con amenazas y llamados de atención de nuestros superiores, debemos cumplir las directivas", refirió. Al mismo tiempo, Mercado aseguró que esas horas extras no son remuneradas y que por una resolución ministerial los recargos deberían ser compensados. "Esto último tampoco se cumple sin no hay personal", afirmó.

Sostuvo que para los enfermeros es inhumano trabajar en esas condiciones. "El cansancio físico y mental nos expone a cometer algún error en las prestaciones y, de producirse, ello sería insalvable judicialmente", apuntó, a la vez de señalar que por lo mismo la atención de los pacientes no asegura calidad.

Asimismo, remarcó que existe una falta de respeto hacia los derechos que se encuentran plasmados en las constituciones nacional y provincial y en el estatuto del empleado público. Además exhortó a los enfermeros a la unidad para salvaguardar los derechos y luchar contra las reglas que les imponen, que no están contenidas dentro del marco legal, sino que constituyen un abuso de autoridad".

Subrayó que en esta profesión las necesidades físicas, psicológicas y sociales no son tenidas en cuenta. Puntualizó que los recargos forzados "nos están enfermando física y mentalmente, cuando el Estado debe garantizar el cuidado de nuestra salud para evitar que el personal afectado se vea obligado a realizar tareas livianas o hacer uso de licencias por enfermedad, siendo una de las más comunes el Síndrome de Bournot.

Por último, Mercado llamó a la reflexión a las autoridades de salud y solicitó el pago de los recargos para aquellos enfermeros que puedan y quieran realizar la tarea. También apuntó a los cuatro o cinco gremios que nuclean a los trabajadores del sector, para que defiendan los derechos fundamentales de sus representados y denuncien la violencia laboral en existe en ese ámbito y que se refleja en el recargo forzado.

Recorré Sudamérica a precios increíbles y en muchas cuotas

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...