6 oct. 2013

Paro médico continúa en el interior del país

El llamado a paro por parte de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), sigue ganando terreno en el interior del país.

En el hospital Nicolás A. Solano de La Chorrera, las enfermeras y enfermeros se sumaron al paro, y salieron a protestar al ritmo del popular tamborito.

Ellos rechazan el proyecto de ley 611 que permite la contratación de médicos extranjeros para laborar en el interior del país.

Mientras que en la provincia de Colón enfermeros y enfermeras de la policlínica Hugo Spadafora, también se unieron al paro

De igual forma, en la ciudad de Chitré, un grupo de médicos especialistas e internos del hospital Gustavo Nelson Collado se sumaron a la medida de fuerza.

El paro médico cumplió este lunes su quinto día y los galenos insisten en que solo levantarán la medida, cuando el presidente Ricardo Martinelli vete la norma aprobada en la Asamblea Nacional.

enfermeros evaluarán a los pacientes en las del Santa Lucía

Urgencias desaparece del Rosell y los enfermeros evaluarán a los pacientes en las del Santa Lucía

El gerente Jaime Guirao anuncia la apertura de una Unidad de Atención Integral al Anciano y una consulta para apoyar a los cuidadores en el hospital del Paseo y el gerente del SMS repite hasta 10 veces que «no cierra»

01.10.2013 | 04:00
Sanitarios durante una protesta.
Ads by a2zLyricsAd Options
Sanitarios durante una protesta. Felipe garcía pagán

MARÍA JESÚS GALINDO Los enfermeros del servicio de la puerta de Urgencias del hospital de Santa Lucía van a hacerse cargo del triaje de los enfermos, es decir, de valorar la gravedad de cada caso, para ver qué pacientes son los que requieren asistencia médica inmediata. «Se trata del método Manchester, que ya funciona en varias áreas de salud de la Región. El enfermero hace el papeleo, toma las constantes al enfermo y le pregunta qué por qué motivo ha ido a la puerta de Urgencias, con el fin de clasificar qué nivel de respuesta requiere. Agiliza el triaje y la atención de los pacientes », argumentó ayer el gerente del área sanitaria de Cartagena, Jaime Guirao.

En Urgencias habrá tres áreas de trabajo: la 1, para respuestas inmediatas; la 2 para niveles intermedios; y 3, 4 y 5, para casos no tan graves o pendientes de pruebas y habrá 30 camas para estancias medias» A su vez, su homólogo en el Servicio Murciano de Salud (SMS), José Antonio Alarcón, matizó que este método de trabajo «se usa en más del 60% de las puertas de Urgencias de España» y aprovechó para reiterar hasta en más de 10 ocasiones que el «Rosell no cierra». Añadió qe el Santa Lucía tiene capacidad para absorber las Urgencias».

Guirao hizo estas declaraciones en una rueda de prensa, justo después de comunicar el cierre de Urgencias a los sindicatos. En ningún momento, el gerente utilizó la palabra cierre para referirse a la inminente clausura de este servicio en el Rosell, que conlleva la clausura de los servicios de Laboratorio y Rayos adscritos a Urgencias del Paseo. Guirao habló de «traslado de la puerta del Rosell y de la unificación de las urgencias en Santa Lucía». Asimismo, aclaró que este «trasvase del Rosell al Santa Lucía se hará a lo largo de octubre y será de un día para otro» y añadió: «Se potenciará la presencia de los profesionales en cada turno. Así, por la mañana habrá 15 médicos, en lugar de los 10 u 11 que hay en estos momentos. Por la tarde, habrá 11 médicos más los residentes, en vez de los 5 o 6 actuales; y por la noche serán seis más los residentes, en lugar de los cuatro que hay ahora. Además, habrá diez enfermeros en cada turno y no ocho como ahora».

Guirao justificó el cierre señalando que ahora con dos puertas de urgencias y después de observar el funcionamiento del Santa Lucía dos años, «la frecuencia media de enfermos al Rosell es de entre 80 y 90 pacientes al día, mientras que en el Santa Lucía ronda los 21». La Unidad de Corta Estancia (UCE), que se abrió este año en el Rosell para evitar el colapso de pacientes en Urgencias con enfermos que requerían estar en observación entre 48 y 72 horas, estará en Santa Lucía.

Sobre Psiquiatría indicó que los agudos se trasladarán a la U52 «para lo que se ha pedido a los profesionales que nos digan qué medidas son necesarias para hacer el cambio». De este modo, en el Rosell se quedarán Alergias, Dermatología, Rehabilitación y radiologías programadas, Consultas Externas, una Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA), es decir, las operaciones que no requieren ingreso, ya que el paciente se va a casa ese mismo día, y 10 quirófanos abiertos «faltaría más», apostilló Guirao, quien acto seguido apuntó: «Del 15 de enero al 15 de septiembre, la actividad quirúrgica ha aumentado un 55%». Además, mantendrá un punto de apoyo para facilitar el contacto de enfermos y profesionales con el Santa Lucía.

Añadió que se potenciará el modelo sociosanitario con la nueva Unidad de Atención Integral al Anciano, de 9.00 a 17.00 horas, y en la que trabajarán médicos de familia, internistas y geriatras y enfermería. Asimismo, avanzó que el Rosell acogerá una nueva consulta, Cuidando al Cuidador, para dar apoyo psicológico y educación sanitaria a familiares y precisó que el Santa Lucía tiene entre 600 y 700 camas y en el Rosell 400 «si hacen falta».

LOS ENFERMEROS DELHAMBRE (III) Cruz Roja


SON MÁS LAS SOLICITUDES DE EMPLEO Y AYUDA ECONÓMICA QUE LAS ALIMENTARIAS. PETICIONES PARA PAGAR LA LUZ, EL AGUA, EL ALQUILER, PARA COMPRAR UNAS GAFAS A UN HIJO O MEDICAMENTOS. «NO PUEDES IMAGINAR CUANTOS DNI ESTAMOS PAGANDO ESTE AÑO».

REPORTAJE. Javier Pérez

Muy de Cruz Roja
En Cáritas Interparroquial son  muy amables pero me dicen que no. La experiencia con los medios ha sido desigual y temen que la gente se confunda y haga colas en su sede tras la publicación del reportaje. Lo intento varias veces, y nada. Sin embargo, nos dan soluciones: ellos conceden ayudas alimentarias a traves de programas muy estrictos pero Cáritas Almuñécar entrega alimentos de forma autónoma. Allí iremos, unos días después. Ahora toca cambio de planes y pasear hasta la sede comarcal de la Cuz Roja. Llego después de cruzar la fachada del bar Dos Mundos. Y pienso en las casualidades.
El programa de alimentos por la solidaridad es un proyecto «muy de Cruz Roja», me dicen casi antes de sentarnos, aunque el abanico de prestaciones que ofrecen va mucho más allá. «La ayuda sicológica es tan importante como la alimentaria», describe Manuel Trinidad, Presidente Comarcal, especialmente para  las familias procedentes de «contextos seguros», que nunca imaginaron llegar a esta situación. Pero me llevo una sorpresa: son más la solicitudes de empleo y ayuda económica que las alimentarias. Peticiones para pagar la luz, el agua, el alquiler, para comprar unas gafas a un hijo o medicamentos por los que hay que abonar el 40 por ciento,… Pequeños ladrillos que se convierten en muros insalvables. «No puedes imaginar cuántos DNI estamos pagando este año», dice Fuensanta Pérez, trabajadora social.
Sentados en torno a una gran mesa, en un amplio despacho, me describen situaciones que conocen bien. Como las de familias en «emergencia social», con todos sus miembros en paro, que han agotado sus prestaciones por desemplo, abocados al impago del alquiler o la hipoteca, quizá al deshaucio. Cruz Roja, que no puede asumir esas deudas, los deriva a sus servicios de vivienda para que negocien la dación en pago o el alquiler social. Por eso el programa de empleo es una de sus joyas más mimadas. Cerca de  200 personas han obtenido orientación laboral o prácticas en empresas. Medio centener de contratos justifica la satisfacción. Tambien apuestan por los menores de las familias que atienden. Les proporcionan material escolar, formación,organizan escuelas de verano y «meriendas solidarias» o procuran que no les falte una alegría el día de Reyes. Y asesoran legalmente, especialmente en derecho de extranjería.
Más que cifras
Hasta este verano, unas 400 familias han recibido ayuda alimentaria o económica. La previsión de este año era atender a 6000 personas. La expectativa, sin embargo, se cumplió a comienzos de 2013. Cada més se reparten 2 toneladas de alimentos no perecederos, a los que añade, habitualmente con sus propios fondos, productos de alimentación infantil, higiene y limpieza del hogar. La cuestación del Día de la Banderita, destinada especificamente a ayudar a personas afectadas por la crisis, recaudó el doble que en 2012. «La gente ha reaccionado de una forma tremenda», dice satisfecho Manuel Trinidad.
La organización sobrevive gracias a ese y a otros recursos propios, como el Sorteo del Oro o los 1500 socios que pagan cuota. También por las donanciones. Un establecimiento aportó ropa por valor de 6000 euros. Esas y otras ayudas han permitido la existencia de un pequeño ropero, básicamente para niños y transeuntes. A estos últimos, que han aumentado condiderablemente, se les entrega un kit de emergencia. Nunca dinero. Se les compra el billete de autobús o la medicina. Hay que evitar la picaresca
La cara de la Cruz
«Cruz Roja no existiría sin voluntarios», nos dicen unánimes. Su fama les precede y ni siquiera necesitan campañas  de captación. «Además, este es  un momento propicio para invertir tiempo en el servicio a los demás», asegura Nuria Ruiz, Coordinadora, «ellos son la cara de la Cruz Roja». Los voluntarios están involucrados en todos los procesos: la organización del almacén, los repartos, la escuela de verano, los talleres de formación para búsqueda de trabajo on line, la preparación del currículum o las clases de español o de árabe. Los hay con trabajo y desemplados, incluso jóvenes de 16 a 17 años que quieren echar una mano en sus vacaciones.  Hay 300 voluntarios en activo y 900 adscritos.
La imagen  más visible de Cruz Roja son los socorristas, las ambulancias, las pateras, pero hay mucho más, ya lo ven. Desde las 8 de la mañana  hasta que cae la noche. Con el transporte adaptado o las tareas en pequeños poblados de inmigrantes subsaharianos, temporeros eternos, que no pueden acceder a un servicio público por falta de documentación. También están ahí, con ropa, mantas o el modesto papel higiénico… Y en otro nuevo núcleo de dolor: la llegada de pateras se ha reducido en un 80 por ciento pero los inmigrantes regularizados, que llevan residiendo muchos años en España, lo estan pasando mal. La mayoría trabajaban sin contratos en el sector de la construcción  y no tienen, aseguran, derecho a prestaciones. Además, carecen de las redes familiares de los españoles, verdadero músculo anticrisis del país.
El músculo de Cruz Roja es tambien el de sus profesionales, empeñados en prestar una ayuda integral a los más desfavorecidos. Seguros de su filosía de dar peces y caña. Se congratulan de que los organismos y entidades estén coordinados a través de la Mesa de Atención a las Familias del  Ayuntamiento  Motril.  «Creo que lo estamos haciendo bien», dice Fuensanta. Así parece. Son una decena de trabajadores que organizan y dan sentido a una obra de titanes. Ellos tambien son la cara de la Cruz. El mástil del banderín del córner.

Los médicos y enfermeros gallegos resisten a la crisis


Solo medio centenar de profesionales sanitarios se fueron a trabajar al extranjero durante este año
agencias. a coruña - 06-10-2013

Las ofertas de trabajo en el extranjero para profesionales sanitarios, especialmente médicos y enfermeros, están teniendo en Galicia escasa repercusión ya que este año apenas algo más de medio centenar se dio de baja en sus respectivos colegios para trasladarse a otros países. Así, en los cuatro colegios de médicos gallegos, han sido un total de 29 los que se han de baja para marcharse fuera. 'Aunque esto no significa que se vayan a trabajar', precisan desde estas entidades colegiales, que aclaran que a ellos no les consta las razones de la baja.

Una enfermera en su puesto de trabajo.
Una enfermera en su puesto de trabajo.

En concreto, explican que puede ser porque hayan encontrado un empleo; pero también porque lo hagan en busca de una salida profesional, sin tener garantía de trabajo. Este mismo argumento sostienen desde los colegios de enfermería, en los que han sido en torno a 31 los profesionales dados de baja para marcharse al extranjero. En ambos casos, se trata de un número muy bajo teniendo en cuenta el número de colegiados, más de 13.000 en el caso de los médicos y más de 10.000 en el de los enfermeros.

En A Coruña, con 6.200 médicos colegiados, de las bajas registradas, hubo 13, hasta septiembre de este año, para irse al extranjero frente a los 15 del año pasado. En Pontevedra, con 4.216 colegiados, se dieron de baja 12.

En la provincia de Lugo, con 1.493 médicos, hubo 24 bajas, ninguna para el extranjero; frente a los 3 de 2012. En Ourense, una provincia con 1.480 colegiados, hubo, hasta el 26 de septiembre, 4 bajas por traslado al extranjero de un total de 39, un número idéntico al contabilizado en 2012.


CERTIFICADOS

Por otra parte, según el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, en 2012 el número de solicitudes de certificados de idoneidad -que se expiden para poder trabajar en el extranjero- ascendió a un total de 114 en Galicia.

En Enfermería, la situación es similar. 'Excepto que, a lo mejor, sean graduados que terminan y van trabajar, no como enfermeros, si no como auxiliares o en otro trabajo que no tenga que ver con esta función', aclara el presidente del Consello Galego de Enfermería y del Colegio de A Coruña, Sergio Quintairos. Mientras, en Lugo, con 2.184 colegiados, solo uno se marchó al extranjero, al igual que en 2012. En Ourense, con 1.526 profesionales, lo hicieron un total de 8 personas. En el caso de la provincia de A Coruña, fueron, entre enero y agosto, un total de 22, frente a los 23 del año pasado; los 7 de 2011 y los 11 de 2010. Del Colegio de Pontevedra, no facilitaron datos.

Sobre estas cifras, Sergio Quintairos cree que 'por cultura' son pocos los que optan por marcharse.

Los enfermeros tachan de «dictatorial» el pacto de Valcárcel con los médicos

El secretario general del Satse, José Antonio Blaya, denuncia que el presidente del Gobierno regional y los facultativos «se han saltado la mesa sectorial y no respetan las reglas del juego»

05.10.2013 | 22:36
 
José Antonio Blaya. gloria nicolás

José Antonio Blaya.









RAQUEL GALLEGO Los enfermeros temían que hubiera un acuerdo bajo la mesa de los médicos de la Región con el presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, y eso es precisamente lo que ha ocurrido. «Nosotros también estábamos en contra de la bajada de horas de los eventuales, con su correspondiente bajada de sueldo, pero lo que no se puede hacer es saltarse las mesas sectoriales. No respetar las reglas de juego y que el presidente de la Comunidad acabe desautorizando a la consejera de Sanidad y al gerente del Servicio Murciano de Salud», explica

secretario general del Sindicato de Enfermería (Satse) de la Región de Murcia, José Antonio Blaya. Una decisión que, encima, «repercute a todos los servicios sanitarios», apunta.
Para él, no es coherente que los médicos se presenten en la puerta del Palacio de San Esteban y que Valcárcel lleve a cabo «una forma de trabajar dictatorial», en la que no tiene ni siquiera en cuenta la opinión de la consejera de Sanidad y del gerente del SMS, que han sido elegidos por él mismo para encargarse de la Sanidad Pública.
En cuanto a las listas de espera quirúrgica, las crean, según el secretario general de Satse, «los médicos. Nosotros trabajamos las 24 horas administrando cuidados a los pacientes. Cumplimos nuestra jornada laboral completa. Mientras otros, de una jornada de ocho horas, trabajan cuatro». Además, Blaya señala que, «los quirófanos a veces están vacíos y no se hace uso de ellos. Al paciente le da igual operarse a las nueve de la mañana que a las ocho de la tarde. Debería de estar en funcionamiento mañana, tarde e incluso si es necesario noche». «El problema insiste Blaya es que no se están gestionando bien los recursos que tenemos. Y, o nos ponemos todos firmes, o en enero estaremos intervenidos por Montoro y n

Enfermeros denuncian irregularidades en hospital de Alvear

Los profesionales aseguran que en el nosocomio local muchos trabajadores están en negro, faltan medicamentos y hay acomodamiento de militantes políticos.
por MDZ Sociedad6 de Octubre de 2013 | 07:00

Como si fuera una paradoja, los enfermeros del hospital Enfermeros Argentinos de General Alvear están llevando a cabo una pequeña protesta en el interior de ese nosocomio denunciando distintas irregularidades.

Si bien ello no significa un cese de las actividades, los profesionales han colgado una serien de carteles en sus puestos de trabajo donde explican las problemáticas qure viven a diario en el hospital.

Según comentó María del Carmen Quiroga, una de las enfermeras, a FM Viñas estos reclamos se realizan porque "vamos a seguir siendo manoseados por estos personajes no teniendo nada". Además explicó las malas gestiones que hay con el personal de enfermería, siendo que gran parte no está en blanco porque "tiene trabados expedientes en personal".

Por otro lado, señaló que la ambulancia del nosocomio fue donada al Gran Mendoza: "Dijeron que iban a plotearla a Mendoza en el año 2012 y los equipos fueron enviados a San Rafael, con el argumento de que aquí no hacían falta".

Quiroga también denunció que "hay punteros políticos que tienen la familia completa trabajando en el nosocomio". Además la farmacia carece de medicación por "la mala administración de los directivos actuales".

¡Travel Days especial Brasil! Disfrutá el verano con súper ofertas

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...