9 jun. 2016

Furia y golpes en hospital por falta de vacunas



El dramático suceso ocurrió en el Hospital Piñero del barrio porteño de Flores. Un hombre que había concurrido al centro asistencial, se enfureció cuando le comunicaron que no había más aplicaciones antigripales por falta de presupuesto, persiguió a un enfermero, lo atropelló y luego lo sometió a una paliza. Estado de movilización, temor e indignación entre los empleados del nosocomio.

n caso dramático que pudo terminar en tragedia se produjo en el Hospital Piñero del barrio porteño de Flores. Un sujeto, enfurecido porque no le habían aplicado la vacuna antigripal, aguardó la salida del enfermero que le dio la negativa, lo atropelló con el auto y luego lo atacó a golpes. El atacante escapó, y el empleado de salud quedó inconsciente y con un fuerte traumatismo en la cabeza.

Los empleados del nosocomio denunciaron la falta de seguridad en el lugar, la promesa incumplida del Gobierno de la Ciudad de brindar vacunas para todos y aseguraron que harán una medida de fuerza para exigir mejores condiciones de trabajo.

De acuerdo a lo que denunció Angélica Díaz, jefa del vacunatorio del centro asistencial situado en Varela al 1300, el hecho ocurrió pasadas las 17 de este miércoles. "Mi compañero José Pacheco se vistió y salió del hospital para tomar el colectivo. En ese momento, un hombre al que le habíamos tenido que decir que no podíamos darle la vacuna antigripal porque no tenemos más, pese a que el Gobierno de la Ciudad hizo una campaña de vacunación para todos, lo siguió con un auto bordó, patente ATT977, le tiró el vehículo encima, pero mi compañero pudo eludirlo con dificultad".

Acto seguido, el sujeto, fuera de sí, dejó el rodado, se bajó y la emprendió a golpes contra Pacheco, que cayó al suelo, se golpeó la cabeza y quedó inconsciente en la calle. El enfermero "tiene la boca lastimada, la sien y tiene un tajo en la cabeza, le vamos a hacer una tomografía computada. No está bien y no está consciente"señaló Díaz.

La licenciada en enfermería aseguró que "tenemos mucho miedo porque la gente está muy violenta y no tenemos las garantías para poder trabajar como corresponde. Vamos a juntarnos todos en el hospital para exigir mayor seguridad, porque acá dejan entrar a cualquiera, por ejemplo este hombre que atacó, entró con el auto y los únicos que pueden ingresar el vehículo son quienes trabajan acá".

Angélica contó la situación que se vive en el centro asistencial. "El Gobierno de la Ciudad sacó publicidades e hizo una campaña para que todos se vacunen. Este fin de semana dimos 2.500 vacunas y se nos terminaron. El lunes pedí más y en el ministerio de Salud nos dijeron que no había más. Entonces la gente se pone violenta y no entiende que nosotros no tenemos nada que ver con la falta de insumos. Además, estamos trabajando desde las 7 de la mañana, hacemos horas extras porque no hay personal".

Para terminar, Díaz aseveró que "tenemos la patente del auto del agresor, necesitamos que todos nos ayuden a encontrarlo, porque tenemos terror de volver a trabajar y además ya quiso matar a un compañero, es posible que vuelva a matarnos a cualquiera de nosotros".

Una nueva agresión a dos enfermeros colma la paciencia de los trabajadores

La plantilla amenaza con cerrar el centro de salud el próximo miércoles salvo para atender los casos de urgencias


a sido un capítulo más del rosario de agresiones que se están registrando en el centro de salud de Lepe. El pasado jueves, las víctimas fueron dos enfermeros, que sufrieron violencia en su consulta. Este nuevo caso de agresión ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de los trabajadores tras una serie de hechos violentos que padece este dispositivo asistencial y que, habitualmente, han tenido como víctimas a los facultativos. 

Desde el propio centro de salud se admite que se trata de comportamientos incívicos de algunas personas, lo que está provocando miedo en el personal que presta allí sus servicios. Tanto es así que en el juicio que se celebró esta misma semana por la agresión a un médico, éste tuvo que soportar posteriormente las amenazas del inculpado y sus acompañantes. La situación ha provocado que varios profesionales estén recibiendo asesoramiento psicológico. 

La indignación ha llegado a tal nivel que la plantilla del centro de salud plantea realizar un cierre de este dispositivo asistencial el próximo miércoles, día en el que se celebrará juicio por otra de las agresiones, dejando tan solo disponible el Servicio de Urgencias. 

Ante esta situación, la Delegación Territorial de Salud indicó que "desde el Distrito Huelva-Costa se van a reforzar las medidas de vigilancia y seguridad en el centro sanitario, a la vez que se han promovido acciones de colaboración con las fuerzas y cuerpos de Seguridad y el Ayuntamiento con vistas a garantizar la protección de los profesionales". 

Salud recordó que, "como sucede en estos casos, se ha activado el protocolo diseñado por la consejería, que implica la oferta de apoyo tanto psicológico como jurídico a los profesionales afectados. Esta actuación se enmarca en el plan de prevención y atención a agresiones para los profesionales del sistema sanitario, puesto en marcha en 2005. 


La delegación condena y muestra su más enérgica repulsa a esta clase de sucesos. Cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, dentro o fuera de un centro sanitario, no puede justificarse bajo ningún concepto.

¡Ya llegó Travel Days! Súper promos para vos

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...