30 jul. 2016

Conocé a Plasticola, la enfermera payaterapeuta agredida por la ministra Chahla

Sus compañeros se organizaron contra este abuso de poder convocando a una asamblea interhospitalaria.



El hecho de agresión trascendió por las redes sociales, además hubo una manifestación en el hall central del hospital y fue el puntapié inicial para convocar a una asamblea interhospitalaria de trabajadores de la salud. Las muestras de apoyo y solidaridad hacia Alejandra llegaban desde distintos hospitales y de diferentes lugares del país. También, pero en menor cantidad, comentarios en su contra elaborados por personas afines al gobierno y desde perfiles creados para tal fin; publicaciones que se desvanecen ante la lectura con el sentido común. Pero ¿quién es esta trabajadora que generó tanta muestra de solidaridad?

En nuestro sector es muy frecuente tener una doble jornada de trabajo. Salimos del hospital e ingresamos a alguna clínica o algunos trabajan en otros rubros, como por ejemplo el ingenio, la docencia o la venta ambulante. Pero a pesar del cansancio decidimos encontrarnos para conversar y parar la pelota por un instante hasta que un café se agote lentamente. No quería perder la oportunidad de conocer a la enfermera de la que hablaban las redes sociales y que había obligado moralmente a la ministra de salud a pedirle disculpas.

Llegó en una moto, el medio de transporte más común que usamos los laburantes de la salud para transportarnos de un lugar a otro, de un trabajo a otro, con nuestros hijos a cuestas. La misma era blanca, que cuando la estacionó, se sacó el casco y la pude reconocer. Su sonrisa reveló la identidad no secreta de Plasticola, la payaterapeuta que hace de la lucha que enfrentan diariamente sus pacientes oncológicos, una celebración de la vida por sobre el cáncer. Me contó que es jefa de enfermeros en el servicio de oncología del hospital centro de salud, y que trabaja desde 1995. Se especializó en cuidados paliativos y su interacción con estos pacientes la llevó a tomar su decisión más importante.

"Mi misión en la vida es acompañar a las personas a morir y ayudarlos a manejar el cuerpo. Trabajo con pacientes adultos. Mi tarea en esta vida es tratar de que el enfermo paliativo dignifique su vida. Estamos casi todo el tiempo con ellos y nos terminamos agotando. Es muy difícil contestar preguntas que te hacen los pacientes tales como: ¿me estoy muriendo no? Reímos de la muerte tomándola con mucho respeto tratando de desdramatizar esa situación horrible que atraviesa el paciente oncológico", me explica Alejandra de una forma apasionada.

Fue difícil levantar el ánimo de mis compañeros en oncología, porque incluso muchos enfermeros tenían antecedentes de intentos de suicidio. Levantarlos fue una de mis tareas más difíciles. Necesitaba que todos tengamos una actitud diferente ante la vida, y por suerte lo logramos entre todos", me confesaba mientras por sus ojos se asomaba la siempre alegre Plasticola.

Contagiándome de energía me dice: El tiempo es fundamentalmente vida, y tenemos que vivirlo a full; muchas veces nos enfocamos en los juicios de valores de lo que interpretamos de nuestra experiencia y nos olvidamos de lo esencial que es la vida, el tiempo. Porque el tiempo es vida y tenemos que vivir a fondo, vivir el hoy. El café lentamente se agotaba y su calor se desvanecía mientras Plasticola me daba cátedra de empatía humanista, de terapias paliativas, de risoterapia con sus neurotrasmisores, del sufrimiento y de la muerte. Incluso me dijo "Si tuviese un cáncer prefiero morirme en mi sala".

Aproveché para preguntarle sobre el episodio polémico con la ministra Chahla en su sala de oncología. "Yo me puse contenta cuando me enteré que la ministra iba a visitar mi sala, ya que ¡la tenemos adornada por entero!" comenzó contando Alejandra. "Cuando la doctora entró – continuó ella- hubo una familiar (de un paciente) que le dijo que su esposo se iba a morir de frío porque no había frazadas en la sala, lo que era verdad". "Ella se puso muy furiosa (la funcionaria) porque en el ministerio había frazadas, y se transformó en una situación fea cuando comenzó a culparme, junto al director de que eso era producto de una mala gestión nuestra; y sinceramente yo no estoy acostumbrada a que me griten".

Alejandra y Plasticola, ambas doloridas por el episodio, encontraron una amplia solidaridad desplegada por las redes sociales. Trabajadores de distintos gremios, incluidos SITAS, SITRE y ATSA hicieron llegar su apoyo hacia la licenciada, convocando a una manifestación en el hall central del hospital centro de salud haciendo sentir en las ventanas de la casa de gobierno, el repudio al autoritarismo y al maltrato laboral. Explicó emocionada: "Me sentí muy feliz por todo el apoyo… nunca me hubiera imaginado tanta demostración de compañerismo, y de sentirme tan cuidada por todos mis compañeros… ¡fue impactante! Me siento en deuda con toda esa gente que sin conocerme me apoyaba… es un verdadero privilegio para mí".

Sacando su optimismo debajo de la manga, me cuenta" lo positivo es que le pude decir, a pesar del susto (porque me daba miedo de que por una frazada me quiten la matricula): yo me hago cargo de lo que no pido pero no me eche la culpa de todo lo que pasa". La funcionaria manzurista la citó en la casa de gobierno para pedirle disculpas, el mismo día que se convocó la asamblea interhospitalaria que iba a tratar el punto de la violencia laboral. El gobierno comprendió el mensaje: si nos tocan a uno, nos tocan a todos, y que los trabajadores unidos son una fuerza imparable.

Era la hora de despedirnos. Luego de su enseñanza las tazas quedaron vacías, las sodas a medio vaso sin gas y las galletitas palmeritas intactas. Alejandra desarrolla su noble trabajo como payaterapeuta desde el 2007, y para la sorpresa de muchos lo hace ad honorem. Incluso muchas veces aportando dinero de su bolsillo para el bienestar de los 18 pacientes internados diariamente en la sala de oncología del hospital Centro de Salud. Se despidió sonriendo dejando una profunda admiración.

Comprendí que Alejandra Plasticola es una súper heroína del comic de la realidad que atiende a miles de trabajadores y pobres que concurren al hospital público cuando los asecha la muerte. No tiene motivos para ocultar su doble identidad terapéutica: enfermera y payaterapeuta porque vive (y se desvive) por sus pacientes. Es un soplo de humanismo que los llena de vida y, ante los ojos de todos los que trabajamos en salud, es un verdadero cachetazo viviente a la doble moral de los funcionarios del gobierno que manipularon las tasas de mortalidad infantil durante los años kirchneristas

Profesionales creen que la sanidad pública está ante "su peor verano"


El Sindicato Médico advierte que el presupuesto sanitario andaluz para contrataciones estivales ha caído a la mitad desde el año 2008
Estamos ante el peor verano y el peor momento de la sanidad pública malagueña debido a las restricciones en la contratación". La rotunda afirmación de un trabajador del Hospital Regional -palabra más, palabra menos- era compartida por cualificados profesionales y por dirigentes sindicales consultados


Las vacaciones estivales sin las correspondientes sustituciones no son más que la guinda de un déficit que le viene estallando a los gestores desde hace varios meses, que sobrecarga a los trabajadores y repercute en los pacientes. Desde mayo ya se vienen suspendiendo citas, pruebas y tratamientos por la falta de contratación de enfermeras. UGT denunció hace varios meses la anulación de citas a unos 60 pacientes en Neumología del Civil, luego Satse sacó a la luz que se habían suspendido pruebas de oídos para unos 30 niños en el Materno y un día después este mismo sindicato informaba que el área donde se rompen las piedras del riñón trabaja tres en lugar de cinco días hábiles a la semana porque no se sustituye a una enfermera jubilada. 

El déficit de recursos ha motivado dimisiones de al menos tres cargos intermedios, hartos de tener que hacer encaje de bolillos para mantener la asistencia con el grifo de la contratación cerrado. Incluso el anterior gerente de los hospitales Regional y Clínico, José Luis Doña, fue destituido por pedir más inversión. 

El responsable de Sanidad de CCOO en Málaga, Rafael González, admitía que las restricciones en los contratos son generalizadas en Andalucía, pero aseguraba: "Somos la provincia andaluza que está más al límite". La causa -según esgrimía- es que Málaga es la provincia con peor dotación en distintos parámetros asistenciales y a la vez la que tiene más población sin empadronar, que usa la sanidad pero no se tiene en cuenta para la asignación de recursos. 

"Es el peor verano [en contrataciones] desde que abrió el hospital", apuntaba un profesional del Clínico. "Es más, no sólo es el peor verano, sino la peor coyuntura", añadía. 

Coincidía con el representante de CCOO en que la sanidad pública malagueña está infrafinanciada; no sólo por la población no censada, sino porque está a la cola de Andalucía, que a su vez es la comunidad autónoma con el gasto sanitario per capita más bajo de España. La media es de 1.208 euros por habitante y año a nivel nacional. Andalucía -con 1.044 euros- es la que tiene la proporción más reducida. 

Antonio Martín, presidente del Sindicato Médico de Málaga, incidía en el mismo argumento: con menos presupuesto hay menos asistencia. Y según sus datos, de 2008 a 2016, los recursos destinados a la contratación estival han caído a la mitad. A nivel autonómico, la partida presupuestaria para afrontar las vacaciones estivales se ha recortado de 133 a 60 millones. 

"Y con la mitad del dinero no se puede dar el mismo servicio. Sin duda es el peor verano y el peor momento de la sanidad pública. Se está desmantelando", concluía. Martín denunciaba también la precariedad a la que están sometidos los trabajadores. Como ejemplo ponía los contratos al 33% para médicos de urgencias que luego son sobrecargados de guardias porque estas horas son más baratas que la jornada ordinaria. Así, afirmaba que se da la perversión de que un residente del último año cobra más la hora que un facultativo que ya tiene una especialidad pero que está en tiempo de jornada complementaria. 

Aunque la precariedad no sólo repercute en el bolsillo de los profesionales. También en su trabajo y en la atención que reciben los pacientes. Un cirujano explicaba que como los contratos no son prolongados en el tiempo, a veces llegan a quirófano enfermeros sin experiencia previa o sin formación específica en la especialidad. "Cuando sólo hay un enfermero nuevo no pasa nada porque los demás le enseñan, pero cuando todos son nuevos, la situación es dramática. Así, el hospital se va deteriorando. Y la causa es que no hay más dinero y punto", sostenía. 

Un profesional reconocía que en su servicio pueden "llorar con un ojo", pero denunciaba que -salvo contadísimas excepciones- no se cubren permisos, ni bajas maternales, ni jubilaciones. "Y ahora la Administración dice que ha abierto el Hospital del Guadalhorce; pero no se ha abierto nada porque las consultas que se pasan allí se han dejado de prestar en el Clínico". 

El representante de CCOO advertía que tras el verano "algún tipo de medida habrá que tomar" para responder a "tantos recortes". 


La dirección del Carlos Haya se compromete a paliar la falta de enfermeros en la UCI

Satse ve con buenos ojos la respuesta del hospital al 'caos' en el servicio que habían denunciado

Fachada del Carlos Haya.
Fachada del Carlos Haya. La Opinión

Tras dos meses intensos de denuncias por parte de la enfermería de la UCI del Carlos Haya, a través del Sindicato Satse, ante «la falta de personal y la deficiencia de medios materiales», el hospital se comprometió ayer con la plantilla «a subsanar la situación». En concreto, la dirección del centro acordó en una reunión con los representantes de los enfermeros y auxiliares del servicio una mejora de los recursos disponibles, desde el número de profesionales hasta la organización en la unidad, pasando por el mobiliario (camas, sillones...).

José María de la Rosa, delegado de Satse en Carlos Haya, ve «con positivismo» el compromiso adquirido en el encuentro. «Hemos salido bastante satisfechos aunque esperamos con cautela el desarrollo real. Ahora toca esperar», decía a la salida.

Asimismo, detallaba que, a pesar de que no se había cuantificado el número exacto de profesionales a contratar, el SAS se ha comprometido a revisar las ratios establecidas actualmente (sanitarios por camas), ya que, según el sindicato, «están desfasadas» y, en primer lugar, a cubrir los descubiertos que existen en la plantilla de la UCI, «algo prioritario porque el servicio está funcionando por debajo de los mínimos y, al menos, hay que garantizar esos puestos con inmediatez».

Además, el sindicalista destacaba que se había tratado también la importancia de una mejor comunicación entre los colectivos y que en unos dos o tres meses estaba prevista la próxima reunión en la que se evaluaría la ejecución de las medidas que se van a tomar en este periodo.

La reunión se produjo finalmente después de que los sindicatos de enfermería Satse y de auxiliares de enfermería USAE, junto al personal de enfermería de la UCI del Carlos Haya, remitieran el pasado lunes un comunicado para criticar de nuevo la ausencia de respuesta de la dirección del hospital «al problema de falta de profesionales» en el servicio. En él, recordaban que el pasado día 13 de junio, el personal de enfermería de la unidad hizo llegar un escrito al director gerente, «en el que le denunciaban una situación inadmisible para el correcto desarrollo asistencial», motivo por el que solicitaba su dimisión. Del mismo modo que aseguraban que «la gerencia estratégicamente, quiere utilizarnos o llevarnos a un conflicto de mayor envergadura. Salida no deseada, pero que si es la única que se nos ofrece, será la que se lleve a cabo».

Taller de Rcp " Aprendiendo a Salvar Vidas estuvo en Jose C. Paz

La Dirección de Defensa Civil y Emergencias de la Municipalidad de  Malvinas Argentinas, a cargo de Lic. Sandro Ortega, Conjuntamente con el Director de Defensa Civil de la Municipalidad de José C. Paz a cargo Marcelo Moreno, estuvieron presentando y  llevando adelante el Taller de Rcp " Aprendiendo a Salvar Vidas”  en la Escuela de Promotores de Salud , ubicado en Hipólito Irigoyen 308 entre Triunvirato  y Asamblea de dicho distrito, donde los alumnos estuvieron haciendo prácticas de cómo actuar  en un caso de emergencia y en caso de ser necesario como realizar Reanimación Cardiopulmonar (R.C.P.) y la utilización del Desfibrilador Externos Automático (D.E.A.).

El Taller  de Rcp  es totalmente gratuito para toda la comunidad nos comenta el Lic. Sandro Ortega 

¡Ya llegó Travel Days! Súper promos para vos

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...