12 feb. 2017

EL NUEVO DESAFÍO DE ENFERMERÍA

La enfermería es una de las profesiones que está siendo sometida a múltiples cambios, que afectan a sus dimensiones técnicas, teóricas y prácticas entre muchas otras. Si a esto le agregamos que es una profesión que acompaña la mayoría del tiempo a los individuos (sanos y enfermos) durante las diferentes etapas del ciclo vital, podemos concluir que la enfermería se encuentra hoy en un lugar de desafío para el cambio y la evolución.
Nombre de la Calle Enfermería
Enfermeros Caminando
Por esa razón, enfermería está teniendo presencia en las calles (aunque algunos colegas le cueste creer que debemos salir a la calle). Compañeros, es la única manera de que nuestros funcionarios nos escuchen sobre el proyecto que quiere imponer la Ministra de Salud. Creo que todos tomando conciencia de que es la única manera de hacernos oír es poner en la agenda de nuestros legisladores, a la base de la enfermería con nuevas sugerencias, modo y forma de trabajo, y todo lo que creamos que es justo y necesario tomando como marco de referencia, a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se ocupa principalmente de todos los elementos que afectan al trabajador.
En el Artículo 7 del Convenio 149 de la OIT sobre el empleo y condiciones de trabajo y de vida del personal de enfermería se subraya la necesidad de:
"Mejorar las disposiciones legislativas existentes en materia de Higiene y Seguridad del trabajo adaptándolas a las características particulares del trabajo del personal de enfermería y del medio en que éste se realiza.
En la Recomendación 157 (sección IX) relacionada con dicho convenio se da una orientación más concreta y se indica en particular que:
"Se debería recabar la colaboración del personal de enfermería y sus organizaciones representativas para asegurar la aplicación efectiva de las disposiciones relativas a la protección de la salud y de la seguridad del personal de enfermería."
pirovano presente
Colegas, la participación de todos en cada lugar de nuestros trabajos, lograremos un enriquecimiento de experiencia, conocimiento y criterio, es, sin lugar a dudas, el desafío más importante y la vez más estimulante de nuestra actividad como profesional de enfermería.
Sandro Ortega

Hadassah. Ayudando a los israelíes etíopes a encontrar carreras en enfermería

Itongadol.- El Hospital Hadassah esta vez trae la historia de Baza "Maya" Alemitu, una de las primeras israelíes etíopes en formar parte del programa Achotenu de Hadassah para entrenar a enfermeras.

Baza "Maya" Alemitu se formó como médica en las Fuerzas de Defensa de Israel. "Me encantó. Todo lo que quería después de terminar mi servicio en el ejército era ser enfermera", cuenta la chica etíope de 26 años de edad. "Estaba destrozada cuando mi calificación psicométrica no estaba lo suficientemente alta, pensé, para entrar en cualquier escuela de enfermería en Israel".

Aunque Alemitu abandonó Addis Abeba, Etiopía para ir a Israel a los 7 años, es una de las miles de israelíes etíopes que se han topado con el prejuicio cultural implícito en la Prueba de Entrada Psicométrica, un equivalente SAT que muestra a los solicitantes de educación superior en Israel. Generalmente, los israelíes etíopes alcanzan un 25 por ciento menos que la población judía general, por lo que la prueba psicométrica de Israel es una barrera infranqueable para la mayoría de los jóvenes de esta comunidad de 135 mil. Sólo el 11 por ciento de los israelíes etíopes de 22 a 35 años de edad tienen una licenciatura, en comparación con el 42 por ciento de todos los judíos israelíes de la misma edad.

Hoy en día, Alemitu está internada en la sala de cirugía general Hadassah-Hebrew University Medical Center después de participar en un programa piloto innovador para entrenar a enfermeras israelíes etíopes. El programa, llamado Achotenu, se lanzó hace cuatro años, pero fue llevado a Hadassah en 2016. Alemitu es una de las primeras en participar en Achotenu, fundado por la organización sin fines de lucro JobKatif. Ahora apoyado por la Escuela de Enfermería Henrietta Szold Hadassah-Hebrew University en Jerusalem; Hadassah, la Organización Sionista Femenina de América; Y JobKatif, el programa cuenta actualmente con 18 estudiantes en la escuela de enfermería que están trabajando para obtener una Licenciatura en Ciencias en enfermería.

Los comienzos de Achotenu, sin embargo, surgieron de un tiempo completamente diferente y con un propósito completamente diferente.

El tiempo era agosto de 2005 y el lugar era Gush Katif en el sur de la Franja de Gaza. Unas 8 mil personas fueron trasladadas después de la retirada unilateral de Israel de Gaza. No se podía hacer nada por las casas que quedaban, pensó Yosef Zvi Rimon, un joven rabino nacido en Tel Aviv, pero podría abordar la cuestión de los medios de subsistencia perdidos. Rimon, rabino de Alon Shvut, al sudoeste de Jerusalem en Gush Etzion, creó una agencia apolítica para ayudar a los evacuados de Gush Katif a encontrar trabajo. Llamado JobKatif, ayudó a 2.600 personas a entrar en el lugar de trabajo. Rimon fue galardonado con el Premio Presidencial de Israel por el Voluntariado en 2008.

Para el 2013, con el 85 por ciento de los evacuados en edad laboral empleados, Rimon se dirigió a otra población que necesitaba empleo remunerado. "Vi a jóvenes etíopes trabajando como cajeros de supermercados, guardias de seguridad de centros comerciales y asistentes de hogares de ancianos", recuerda. "Me pregunté: '¿No aspiran a profesiones más estables y dinámicas?' La respuesta fue: '¡Por supuesto que sí!'".

JobKatif añadió otro mandato. "El primer paso fue descubrir lo que los israelíes etíopes quieren hacer, y el segundo, eliminar los obstáculos", dice Judy Lowy, directora ejecutiva británica de JobKatif. "Aprendimos rápidamente que un número abrumador de mujeres etíopes, y muchos hombres, sueñan con carreras de enfermería. Hemos investigado más y hemos aprendido que hay una escasez masiva de enfermeras de hospital en Israel ", cuenta señalando que en relación enfermera-paciente, Israel se clasificó 35º de 35 en el índice de 2013 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

El principal obstáculo fue el psicométrico. Cuando Lowy descubrió que los hospitales gubernamentales del país reservaban lugares para que algunos estudiantes se matricularan en un curso de dos años y medio de título de enfermera registrada sin un examen psicométrico, JobKatif aseguró 11 ranuras en cuatro hospitales para un programa piloto. "Lanzamos Achotenu -que significa al mismo tiempo "nuestra hermana" como "nuestra enfermera"- en octubre de 2013, en silencio y sin fanfarria, porque no teníamos idea de si estábamos en el camino correcto", dice Lowy.

Alemitu estaba entre los 11 israelíes etíopes de primera y segunda generación, de 23 a 37 años, seleccionados para el piloto. Todos ellos se habían graduado de la escuela secundaria pero tenían bajo puntaje en su psicometría. "Acababa de obtener mi bajo grado de examen y estaba tratando de aceptar que nunca iba a ser enfermera cuando oí hablar de Achotenu. Sin embargo, era tarde. El registro estaba cerrando y corrí para conseguir mi nombre", relata.

Los candidatos fueron evaluados de acuerdo con los métodos desarrollados por el renombrado psicólogo israelí Reuven Feuerstein, Ph.D., en la década de 1950 para los inmigrantes norteafricanos de Israel, un sistema diseñado para eliminar el prejuicio cultural midiendo la capacidad de aprendizaje en lugar de comparar el rendimiento con las expectativas determinadas por el fondo. Todos los estudiantes del programa -excepto uno que abandonó por razones no académicas- obtuvieron fácilmente sus diplomas de Enfermería Registrada, dos de ellos summa cum laude.

El personal de JobKatif los siguió a lo largo del programa, enseñando habilidades estratégicas de aprendizaje y ofreciendo tutoriales y clases de enriquecimiento junto con la matrícula y subsidios mensuales de vida y apoyo emocional. Este apoyo a menudo se centró en cómo los etíopes son vistos en Israel y cómo se ven a sí mismos, expresó Lowy.

"Nos dirigimos, por ejemplo, a cómo responder a la sorpresa entre compañeros de clase cuando los estudiantes de Achotenu obtuvieron buenos resultados de exámenes. Otra cuestión era su dificultad para escuchar a los profesores en el gran auditorio. Resultó que todos se sentaron en la parte de atrás, sintiendo que era su lugar. Tomaron una decisión de grupo para seguir adelante", cuenta.

Mientras que el programa piloto de RN fue un éxito, la mayoría de los hospitales prefieren las enfermeras académicas, es decir, aquellas con una Licenciatura en Ciencias en enfermería. Para ayudar a sus estudiantes, Achotenu tendría que penetrar en las escuelas de enfermería académicas. Fue en este punto que, en opinión de la psicóloga organizacional de JobKatif, Arielle Sullum, intervino un mayor poder.

"Yo estaba en Estados Unidos a principios de 2015, y le dije a mi tía sobre el piloto de Achotenu. Ella tenía un amigo en Hadassah y me puso en contacto. El momento no podría haber sido más perfecto, porque HWZOA acababa de recibir una dotación de una enfermera, empresaria y filántropa llamada Patricia Lapan. ¡Ella lo había destinado a estudiantes de enfermería jóvenes desvalidos! La Beca de Enfermería Lapan siguió", asegura Sullum.

"La beca Lapan ayuda a los inmigrantes, proporciona empleos y fortalece la atención de la salud, todo en uno", dice Nancy Falchuk, una ex presidenta nacional de Hadassah y ex enfermera. "Es el sionismo en su mejor momento".

JobKatif también estaba encantado. "El apoyo de Hadassah envía un mensaje positivo no sólo a la comunidad etíope de Israel, sino más allá", dice Lowy.

Con Hadassah a bordo, JobKatif continuaría su paquete de apoyo. El siguiente paso, entonces, fue traer a la Universidad Hebrea de Jerusalem. "La enfermería es un camino de movilidad social excelente si es rigurosa", dice Miri Rom, Ph.D., directora y decana asociada de la escuela de enfermería. "Estábamos entusiasmados por ello y nos preparamos para lo que anticipábamos sería una feroz batalla con la Universidad Hebrea por encima de los requisitos de entrada".

Para sorpresa de Rom, no hubo batalla. "La universidad abrió sus corazones y puertas. Ellos aceptaron voluntariamente adaptar su procedimiento de admisión, usando la prueba de Feuerstein y reestructurar la entrevista obligatoria para centrarse en la competencia". El programa toma cinco años, con un año preparatorio agregado al grado existente de cuatro años, y requiere un grado promedio de 80 a lo largo de esos años. De los 100 candidatos que solicitaron, se aceptaron 15 mujeres y tres hombres y, en octubre de 2016, cuatro meses después de anunciar el programa, comenzaron.

Todos los estudiantes tenían diplomas de escuela secundaria y IDF o Servicio Nacional detrás de ellos. Muchos tenían antecedentes médicos. Manloush, de 22 años, había sido asistente dental en el Cuerpo Médico de la FID y trabajaba en una clínica dental después de su alta. Tamar, también de 22 años, había sido asistente de un hospital durante su Servicio Nacional, pero sólo después encontró trabajo en la fábrica. (Los estudiantes prefieren no divulgar sus apellidos.)

"No hace falta decir que cada miembro de la clase está muy motivado", dice Rom. "La enfermería es un compromiso de toda la vida con los pacientes, donde no se necesita menos del 100 por ciento todos los días".

Alemitu también tomará clases para mejorar su RN a un BSN en el Centro Médico Shaare Zedek en Jerusalem, incluso cuando ella trabaja en el Hospital Hadassah con su compañero Raúl Tadela, experimentado en el programa piloto de Achotenu. "Rahel y yo queríamos internar en Hadassah porque es grande y bien conocido. Estoy decidida a hacer todo el camino y convertirme en una enfermera académica, tanto para mí y para lo que represento en mi comunidad. Me ven como un éxito, un ejemplo de lo que podemos lograr", concluyó.

Los médicos se suman al paro de maestros de inicio de clases

Será el 6 y el 7 de marzo, como el de los docentes. Y alcanzará a 600 hospitales de todo el país.

La Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa) anunció que el 6 y 7 de marzo realizará un paro en los 600 hospitales públicos de todo el país en reclamó de paritarias sin el techo del 18 por ciento.

La medida coincide con el paro docente planeado para esos mismos días, en rechazo a la decisión del Gobierno de no hacer paritarias nacionales y delegar la negociación en las provincias.

"Votamos por unanimidad un paro de 48 horas de toda la salud. En el país van a parar esos días más de 600 hospitales y centros de salud de toda la Argentina, y en esas 48 horas, 6 y 7 de marzo, vamos a hacer el esfuerzo por confluir con la movilización de todos los sectores de la educación, particularmente la docencia primaria y universitaria", señaló Jorge Yabkowski, presidente de Federación de trabajadores de Salud (Fesprosa). 

Fesprosa forma parte del grupo de gremios de la CTA autónoma que hace más de un año dejó de responderle a Hugo Micheli e ignoró la unidad que cerró el miércoles con Hugo Yasky.

De todos modos, como adelantó Ricardo Peidró a LPO, esos sindicatos planean la misma agenda de conflictividad que los restos de la CTA y la CGT. Uno es ATE, el próximo a anunciar un paro. 

Un centenar de familias recuperan su vivienda en Ecuador gracias a Enfermeras para el Mundo


Una de las casas construidas en Manabí (Ecuador) con el apoyo de la entidad. ENFERMERAS PARA EL MUNDO

Hace 10 meses, el terremoto de 7.8 grados en la Escala de Richter que asoló la costa oeste de Ecuador provocó la pérdida de centenares de vidas, así como la destrucción de un número importante de edificios y diferentes infraestructuras de base (centros de salud, postes eléctricos, carreteras, fuentes de abastecimiento de agua, etc.)

Desde el primer momento Enfermeras para el Mundo (EPM) fue consciente de la magnitud del desastre y de la necesidad de desarrollar un plan de acción para mejorar las condiciones de vida de las personas afectadas por el terremoto. Para ello, EPM llevó a cabo una importante campaña de recaudación de fondos y de búsqueda de apoyo de diferentes financiadores.

Actualmente la organización realiza un balance con resultados positivos: más de un centenar de familias monomarentales ha podido acceder a una vivienda segura, 50 familias han mejorado las condiciones de acceso al agua y saneamiento de sus hogares, ya que se les ha provisto de equipamientos (lavabos y letrinas) que garantizan la higiene y salubridad; y un millar de personas —de las que el 70% son mujeres— han fortalecido su capacidad de resiliencia para superar el trauma provocado por el terremoto así como sus competencias para hacer frente a los riesgos de salud pública.

Tres de cada cuatro enfermeras vascas ha sufrido un accidente biológico

Un pinchazo, corte, o salpicadura durante el ejercicio profesional acarrea graves riesgos de contagio

VITORIA - Tres de cada cuatro enfermeras vascas -más de un 73%- han sufrido un accidente biológico (pinchazo, corte, o salpicadura de fluidos) durante su ejercicio profesional, por lo que Satse Euskadi reclama medidas de seguridad y preventivas "que den solución inmediata a esta alarmante cifra de accidentes".

Según el Barómetro Enfermero, más de un 73% de los profesionales de enfermería vascos asegura haber sufrido un accidente biológico durante su ejercicio profesional. En esta nueva oleada del Barómetro, elaborado por el Sindicato de Enfermería, Satse, los 4.608 enfermeros de todo el Estado encuestados han manifestado su opinión sobre la incidencia de los accidentes biológicos en el ejercicio de su profesión.

Respecto a la muestra de enfermeras vascas encuestadas, el uso de material inadecuado, las malas condiciones del lugar de trabajo y el tipo de técnicas y procedimientos son, a su juicio, los principales factores que influyen a la hora de sufrir este tipo de percances. Entre los profesionales de Euskadi es mayoritaria la opinión de que la enfermería es la profesión sanitaria con más riesgo de sufrir este tipo de accidentes. En concreto, un 78,64% así lo considera, mientras que un 18,93% entiende que el riesgo es similar en todas las profesiones sanitarias. Tan solo un 2,43% cree que otras profesiones conllevan un mayor riesgo que la enfermería.

De otro lado, un 88,35% de los profesionales de enfermería vascos encuestados conoce la existencia, en su centro de trabajo, de un protocolo sistemático de actuación en caso de producirse accidentes biológicos. Un 9,22%, por su parte, apunta que no tiene conocimiento del mismo.

La difusión de esta encuesta entre los profesionales de enfermería se realiza de manera paralela al trabajo que está desarrollando el Observatorio de Bioseguridad con el objetivo de recopilar datos e información sobre la situación en la que se encuentran los centros sanitarios en esta materia, en relación a la actividad laboral de los enfermeros.

MÁS PREVENCIÓN A juicio de Satse, administraciones sanitarias y empresas que gestionan centros sanitarios "están haciendo caso omiso a la Orden de 2013 que establece las medidas necesarias para la prevención de lesiones causadas por instrumentos cortantes y punzantes, y que traspuso la Directiva europea aprobada en 2010".

La organización sindical recuerda que, dada su actividad diaria, la enfermería es "un colectivo especialmente afectado por este tipo de lesiones que conllevan una alta posibilidad de contagio de más de una veintena de virus potencialmente mortales, entre ellos los de la Hepatitis -tanto B como C- o del VIH, entre otras enfermedades transmisibles, datos que se ven corroborados por la percepción que sobre esta materia tienen los enfermeros".

De forma periódica, el Barómetro Enfermero aborda tanto cuestiones propias de la profesión como otros asuntos de interés sanitario, con el objetivo de determinar aquellos aspectos que resultan más relevantes para los profesionales. - E.P.

En los hospitales de Maracaibo las enfermeras usan bolsas en vez de guantes


Los hospitales de Maracaibo están "en estado vegetal". La falta de insumos alcanza el 90 por ciento, según cifras extraoficiales, mientras que la deficiencia de personal de enfermería en la región roza el 75 por ciento. La situación pasó de ser preocupante a decisiva para la salud de los zulianos, especialmente la de los niños a los que se les niega la atención en los centros hospitalarios, porque no hay medicamentos para atenderlos.  Así lo reseña laverdad.com

Por Mariela Nava

Ninoska Romero, es enfermera del área de pabellón en el Hospital Chiquinquirá desde el 2006, califica la situación que atraviesa la salud del estado como "crítica y peligrosa". Confirmó que a todos los pacientes "se le piden los insumos porque no hay nada para atenderlos". Da igual si la emergencia es ambulatoria o requiere cirugía, hasta que el familiar no complete la lista de medicamentos e implementos para la intervención o el tratamiento, no se le atiende. La enfermera reiteró que el mismo escenario se repite en todos los hospitales y con pesar señaló: "Los pacientes y sus familiares hacen maravillas para comprar lo que les piden".

Pedir en los autobuses o en las calles, vender los electrodomésticos del hogar o empeñarlos, es parte de esas "maravillas" que la situación arrastra a llevar a cabo para comprar una receta. Reina Castillo, confesó a La Verdad, en la entrada del Chiquinquirá, que en su casa ya no le queda nada. "Tengo a mi hijo hospitalizado hace dos meses con bronquitis. Primero empeñé el microondas y la licuadora, pero cuando vi que no los podía recuperar comencé a vender el resto para seguir el tratamiento. Ya no tengo nada, vendí mis corotos por la salud de mi hijo".

Romero fue tajante: "De esos casos hay muchos, yo supe de un señor que cambió su televisor por una sutura". Sentenció que en el área donde trabaja -pabellón- la situación es "peor" debido a que los insumos son más costosos. "Allá piden desde la gasa hasta el jabón antiséptico y la gente tiene que esperar, las que más sufren son las embarazadas. Lo peor es que el director del hospital sabe que no hay insumos y no hace nada". A esto se le suma la escasez de medicinas, que según la Federación Farmacéutica Venezolana, ocho de cada 10 medicamentos no se consiguen en el país.

Enfermeros reclaman por precarias condiciones de hospital


Ni alcohol tienen en el principal centro de salud de Santa Bárbara. Cumplieron 72 horas de vigilia a la espera de respuestas

Enfermeros del sur del lago de Maracaibo protestan desde el martes por las condiciones infrahumanas en las que trabajan y exigen el cumplimiento de los acuerdos contractuales. Hoy a las 7:00 am cumplieron 72 horas de vigilia. Se declararon en asamblea permanente a la espera de que las autoridades regionales y nacionales den una respuesta a sus exigencias.

Son 350 profesionales los que reclaman sus derechos en el Hospital 3 de Santa Bárbara del Zulia, centro de salud de referencia de los municipios Catatumbo, Colón, Jesús María Semprún y Francisco Javier Pulgar. "Hicimos una caminata para que la ciudadanía nos acompañe en esta lucha, ya que todos estamos afectados", indicó Geovanni Pirela, secretario del Colegio de Enfermeros del Sur del Lago.

"Desde agosto de 2014 la Dirección Regional de Salud dejó de cancelarnos, arbitrariamente, un bono por localización rural o fronteriza, a pesar de que hay un dictamen de la Inspectoría del Ministerio del Trabajo". Explicó que han hecho innumerables gestiones con la Gobernación del Zulia y no han recibido respuesta.

Afirmó que una comisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia se acercó al lugar y recorrieron el hospital para constatar las precarias condiciones en las que trabajan. "No hay ni alcohol para poder aplicar las inyecciones. Ya se han dado casos de pacientes infectados porque ni siquiera contamos con una sustancia antiséptica".

Denunció que ni siquiera desinfectante hay en el hospital. "Aquí se está dando lampazo solo con agua. No tenemos analgésicos, ni aspirina, ni anticoagulantes. Los pacientes se nos mueren de mengua". Alertó sobre la infraestructura. "Hace dos años iniciaron una remodelación en las áreas de laboratorio y consulta que nunca terminaron".

Ángel Segundo Camacho, uno de los enfermeros, señaló que están cansados de reclamar sin recibir respuesta. Edith del Carmen Chourio, otra de las enfermeras, alertó sobre la situación en el Banco de Sangre. "Trabajamos con una nevera viejita que en cualquier momento colapsa".

Enfermería: más de mil inscriptos

"Es sorprendente porque hasta último momento hubo inscripciones", comentó ayer la decana de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Graciela Alfonso, al informar sobre el número final de ingresantes a la Licenciatura en Enfermería, que este año volverá a dictarse en esa unidad. "Nos estamos preparando para atender esa demanda", anticipó la decana.
Si bien en años anteriores la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales dictó la Licenciatura en Enfermería, la novedad es que merced al compromiso del gobierno nacional y del gobierno provincial a partir de ahora será permanente, y no a término. Esto significa que la inscripción a primer año se abrirá todos los años. En las convocatorias anteriores el número de inscriptos también fue alto, de varias decenas, aunque en ningún caso superó la marca del millar. 
En esta oportunidad, la permanencia de la carrera junto a una importante difusión que tuvo su reapertura, se sumaron para que el número de inscriptos trepe por encima de los 1.000 interesados. "Es notable y estamos sorprendidos", comentó Alfonso. "Hasta último momento siguió habiendo inscripciones, y solo en la última media hora se sumaron 15 personas", detalló.
Al cerrar la jornada, el número de anotados era de 1.033 personas, un número que seguramente disminuirá un poco cuando comiencen efectivamente las clases. "A veces hay personas que se anotaron dos veces; otras tienen dificultades para presentar los papeles y después se bajan, y muchas personas se inscriben pero después no cursan", señaló la decana, repasando un escenario que se repite cada principio de año en todas las carreras universitarias. 
"Aún cuando el número final sea menor, incluso por debajo de 1.000, para nosotros es muchísimo", remarcó Alfonso. "Es la mayor convocatoria a una carrera que haya tenido la Facultad de Exactas que yo tenga conocimiento". Seguramente, el número compite con las convocatorias que tienen otras carreras de muchos inscriptos de la Universidad Nacional de La Pampa, como es el caso de los Profesorados que se dictan en General Pico, Abogacía, Contador Público y Agronomía -estas en Santa Rosa-, que cada año son las carreras que ocupan los primeros lugares de la grilla de ingresantes.
"Sin lugar a dudas que vamos a tener un año intenso y nos estamos preparando para atender esa demanda", anticipó Alfonso.

Documentación.
La decana aprovechó la comunicación para recordar a los preinscriptos que cada uno de ellos recibirá un correo electrónico en el que se le informarán los pasos a seguir, en particular la documentación que deben presentar y en qué fecha deben hacerlo. 
La fecha de inicio de clases en Enfermería aún no está definida ya que está atada a que tanto Nación como Provincia concreten el envío de los fondos para comenzar con el dictado. "Nosotros tuvimos una reunión con el secretario de Políticas Universitarias, Albor Cantard, que nos dio la tranquilidad de que el financiamiento iba a estar y nos dijo que abriéramos la inscripción", recordó Alfonso. Eso ocurrió en una reunión que tuvo lugar a fines del año pasado, de la que tomaron parte el secretario de Deportes de la Nación, Javier Mac Allister, la diputada Josefina Díaz, y el rector de la Universidad de La Pampa, Sergio Baudino, entre otros. A partir de ese momento, Exactas puso en marcha el mecanismo para reabrir Enfermería.
Junto con Nación, la otra parte del financiamiento de la Licenciatura estará a cargo del gobierno pampeano, que ya financió las cohortes de 2002, 2006 y 2010. 
El plan de estudios de la carrera contempla un título de grado -Licenciado en Enfermería- y uno de pregrado -Enfermero Universitario- y cuenta con aprobación ministerial desde el año 2015.

Hidrocarburos.
Otra oferta académica -en este caso también de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales- que también reabrirá este año, será la Tecnicatura en Hidrocarburos que se dicta en 25 de Mayo. Hasta ayer había más de 20 inscriptos y el dato interesante es que algunos de ellos provenían de distintos puntos de la provincia, algo que no había sido tan patente en las cohortes anteriores, donde los inscriptos fueron casi en su totalidad de 25 de Mayo.
En el caso de la Tecnicatura, la inscripción sigue abierta por lo cual se espera que el número final sea mayor.

Una demanda encubierta
El notable número de inscriptos que acumula la Licenciatura en Enfermería habla de la necesidad de una oferta académica que la ciudad y la provincia están demandando: Medicina. 
Esta demanda ya se percibió con fuerza cuando la Universidad Nacional de La Pampa firmó un convenio con la Universidad Nacional de Córdoba para realizar en Santa Rosa el curso de nivelación para ingresar a la carrera de Medicina que se dicta en esa provincia. 
Quien también se suscribió a esta idea y se comprometió a trabajar por ella fue Rubén Ojuez al ser designado como ministro de Salud por el gobernador Carlos Verna para esta gestión. Al hablar con LA ARENA sobre sus planes para el Ministerio, Ojuez anticipó que una de las metas era traer la carrera a La Pampa "para no tener que ir a buscar al recurso humano afuera sino formarlo en la provincia".
En ese momento, cuando la idea estaba aún muy verde, el flamante funcionario barajó al posibilidad de firmar un convenio con la Universidad Nacional de La Plata.
La falta de médicos en las localidades del interior de la provincia, en particular de aquellas más pequeñas, es otro elemento que habilita a debatir esta idea. En estos días en que también se ha puesto en análisis el crecimiento de Santa Rosa -con los problemas de infraestructura que ello acarrea- a costa en parte de captar población del interior, es un dato no menor que muchas personas eligen dejar su terruño y radicarse en la capital por el hecho de no contar en sus lugares con servicios de salud, en particular con un médico de cabecera al cual recurrir sin necesidad de movilizarse a otra población.

"Es una alegría"
"Es una alegría que la carrera de Enfermería pueda dictarse en La Pampa", expresó el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Javier Mac Allister, quien junto a la diputada provincial, Josefina Díaz, realizaron las gestiones con el Ministerio de Educación y Deporte de la Nación para contar con el financiamiento necesario. "Junto con la provincia trabajamos para que la carrera de Enfermería sea una realidad", acotó, y añadió: "Ver que son tantas las personas interesadas en entrar en esta carrera es una satisfacción enorme".

Enfermeras de Essalud realizan plantón exigiendo presupuesto para personal

Aseguran que hay déficit de enfermeras para atender a los pacientes


Enfermeras del Hospital Nacional Ramiro Prialé Prialé realizaron un plantón en las instalaciones del nosocomio. La secretaria general del Sindicato de Enfermeras, Rosario Tapia, explicó que el objetivo es solicitar presupuesto para cubrir el área de recursos humanos. "Hay un déficit de 60 enfermeras y 80 técnicos de enfermería", dijo. Agregó que por norma, una enfermera debe de atender a 14 pacientes, sin embargo, atienden a un promedio de 20 pacientes. "Hace 5 años estamos solicitando este pedido, para así dar una mejor atención a los usuarios de EsSalud", manifestó Tapia.

Acerca de las quejas de algunos usuarios sobre la mala atención de las enfermeras, precisó que debe de haber comprensión, puesto que dejan de lado a algunos pacientes, por otros cuyo estado es más crítico. 

Enfermeras paralizan sus labores en el hospital de Pedernales


EL NUEVO DIARIO, PEDERNALES.-Enfermeras adscritos al Sindicato de Enfermería, (SINATRAE) paralizaron sus labores este viernes por tiempo indefinido en el nuevo hospital Doctor Elio Fiallo de esta comunidad fronteriza, en demanda del nombramiento de más enfermeras y médicos en ese centro de salud.

Las enfermeras una nueve en total que labora en el hospital Doctor Elio Fiallo, fueron vistas  concentradas al frente de la edificación hospitalaria, para exigir del Servicio Nacional de Salud el nombramiento de más enfermeras alegando que ellas no dan abasto para sufrir las 24 horas de servicio en el  hospital Elio Fiallo.

Dijeron que el director del centro doctor Ramón Sócrates Mancebo, a quien han expuesto sus quejas por exceso de trabajo, le prometió dirigirse a la dirección Regional con sede en Barahona, pero que se le dijo  diligenciar el nombramiento de más enfermeras, pero que hace varios meses que se inauguró el hospital y no se les ha cumplido.

Se quejaron de que políticos están interviniendo para nombrar enfermeras de otras ciudades, mientras Pedernales tiene cantidades de mujeres preparadas para ejercen esa función, por lo dijeron oponerse si se nombran enfermeras de otros pueblos.

"Estamos agobiadas por el exceso de trabajo día y noche, en una edificación donde hace falta más médicos especialistas y enfermeras, en medio de demanda de pacientes" expresó una de las enfermeras en el paro.

Por otra parte la sociedad civil de esta comunidad fronteriza anunció para mañana a partir de las 5:00 de la tarde la concentración de la sociedad civil en el parque municipal, para demandar del gobierno que preside Danilo Medina, el cese del desempleo a que ha sido sometida esta población de más de 20 mil habitantes.

La sociedad civil organizada en un Comité Gestor de Luchas popular presentará mañana un pliego de necesidades por la que está pasando los pobladores de Pedernales, con sus empresas generadoras de empleos cerradas, la inseguridad ciudadana, la impunidad la corrupción.

En lo que va de este año 2017 la población los empleos público han disminuido al máximo, mientras las quejas por falta de circulante económico llueven en la ciudad, mientras se han registrado algunos casos de robos, atracos e inseguridad en horas de la noche en la ciudad.

Por Odalís Báez

RE:

Federal Bureau of Investigation (FBI) J. Edgar Hoover Building Building in Washington, D.C., United States of America Attention "BENE...