25 sept. 2012

Sindicatos denuncian la destrucción de 500 puestos de trabajo sanitarios desde junio

Satse cifra en un 6% el empleo eliminado en sólo dos meses y medio y
Salud lo niega
R. AGUILAR / Córdoba
Día 25/09/2012

Los profesionales sanitarios siguen en pie de guerra. Los sindicatos
Satse (que es el mayoritario en la sanidad pública cordobesa y que
representa sobre todo a los enfermeros), CC.OO., CSI-F, USAE y UGT han
convocado para hoy a las 11.30 horas una concentración de veinte
minutos en el acceso principal al Hospital Reina Sofía para protestar
por los recortes que están llevando a cabo los gobierno nacional y
autonómico y que son, en ocasiones, incompatibles con una asistencia
de calidad y con unas condiciones de trabajo dignas. La protesta llega
en un momento de máxima tensión entre la Administración autonómica y
los sindicatos debido a la ampliación de la jornada a 37,5 horas y
media, que se prevé que entre en vigor a comienzos del próximo mes de
octubre y que recrudezca el malestar de los trabajadores.
Crispación

A este elemento que crispa las relaciones laborales se suma el que
denunció ayer Satse, y que es la pérdida de 260 empleos de enfermería
en los dos últimos meses y medio, todos ellos vinculados con la
sanidad pública. De este número, 150 corresponden al Hospital Reina
Sofía. Si a estos puestos de trabajo de enfermería se suman los que
corresponden a otras categorías laborales se alcanza la cifra de 500
plazas laborales que han desaparecido desde el pasado mes de junio. El
número no es baladí, pues representa el 6,25 por ciento del total de
la plantilla que tenía hasta la fecha el Servicio Andaluz de Salud
(SAS) en la provincia, y que era de en torno a 8.000 personas, 5.200
de las cuales se empleaban en el Reina Sofía.

Según Satse, las circunstancias que han motivado esta destrucción de
empleo son varias. El sindicato detalla que 32 de los 260 empleos de
enfermería desaparecidos han sido eliminados de manera directa y sus
titulares enviados al paro, «al no renovarles directamente los
contratos, a pesar de que muchos de ellos llevaban renovando
periódicamente sus contratos sin problema desde hace muchos meses». La
disminución del 18% de la contratación estival ha provocado la
destrucción de 120 empleos, según el mismo sindicato.

Por otro lado se han destruido 20 puestos de gestión asistencial en
Reina Sofía, mientras que la contratación de sólo al 75% de la jornada
laboral a los contratos que antes se realizaban al cien por cien ha
acabado ya en la provincia con cerca de 90 empleos, «pues por cada
cuatro contratos al 75 por ciento se está destruyendo un empleo».

«Sin embargo -afirma Satse-, la destrucción de empleo en los centros
sanitarios públicos del SAS en Córdoba pertenecientes a la Junta de
Andalucía aún no ha terminado, pues la implantación de las 37,5 horas,
buscando hacer "negocio" con la misma, provocará próximamente la
destrucción de cientos de empleos».
Interés por «hacer caja»

En una nota de prensa remitida a ABC, Satse consideró que «la Junta de
Andalucía utiliza en Córdoba la demagogia y la confusión para intentar
ocultar el atentado laboral que se está llevando a cabo en los centros
sanitarios, provocando la mayor destrucción de empleo que nunca haya
ocurrido, con el único fin de hacer "caja", mientras permanecen
intactos los nichos de clientelismo subvencionado y se sigue
consintiendo el despilfarro y la incompetencia gestora en algunos
centros sanitarios».

La Consejería de Salud y Bienestar Social, por su parte, señaló que es
«es rotundamente falsa la afirmación del sindicato Satse sobre la
destrucción de puestos de trabajo», porque «se está realizando un
esfuerzo ímprobo para mantener los puestos de trabajo en el sector
sanitario y ello pese al incremento de la jornada laboral de 35 a 37,5
horas, derivado de la reforma laboral impuesta por el Gobierno
central, y que supone un superávit de jornada y por tanto de horas de
trabajo, que repercute en la contratación del personal eventual».

En este sentido, la Junta recordó que «la apuesta del Gobierno andaluz
por el empleo público ha permitido salvaguardar las contrataciones del
personal eventual, puesto que el incremento de jornada podía haber
supuesto una pérdida de uno de cada cuatro puestos de trabajo, un
hecho que no se ha producido en Andalucía».

Salud hizo hincapié en que «la Junta de Andalucía ha optado por una
manera diferente de llevar a cabo esta medida a la que obliga el
Gobierno central y ha elegido una ruta distinta que se fundamenta en
el mantenimiento de lo público, que protege a la ciudadanía, mantiene
el empleo en la administración y escucha a los ciudadanos, manteniendo
siempre un diálogo con los sindicatos».

En este sentido, la Delegación de Salud y Bienestar Social aclaró ayer
que «durante el periodo estival se ha contado con los efectivos
necesarios para garantizar una adecuada atención sanitaria a la
población cordobesa». Salud finalizó con una referencia implícita a
los responsables de Satse: «Como cada año, las voces agoreras
pronostican una hecatombe sanitaria durante el verano y, como cada
año, la atención sanitaria se realiza con normalidad».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Falta de enfermeros pone en riesgo a los pacientes

¿El Estado y las Instituciones de Salud y deberían generar políticas para evitar que los enfermeros no abandonen a la profesión? S...