10 oct. 2012

denuncia el despido de 200 enfermeros en la provincia

El sindicato de Enfermería de Ciudad Real, SATSE, denuncia el despido de profesionales de enfermería en los distintos centros sanitarios de la provincia de Ciudad Real, "cuyas plantillas se han visto reducidas nuevamente este mes de octubre con el cese masivo de profesionales". En un comunicado de prensa explican que "en lo que va de año se ha despedido a casi 200 enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas de los centros ciudadrealeños" que desglosados por hospitales significan: 29 en el Hospital de Ciudad Real; 31 en el Área de Salud de Puertollano; 7 en el Hospital de Valdepeñas; 40 en el Hospital Mancha Centro de Alcázar; 11 en Tomelloso; 10 en el Virgen de Altagracia de Manzanares; 20 en los equipos de Atención Primaria del Área de Ciudad Real y 10 en los del Área de Alcázar.

SATSE considera que "estos despidos se basan en criterios economicistas y no en las necesidades asistenciales de los centros, lo que unido al hecho de que no se sustituyen bajas por enfermedad, acúmulos de tareas ni jubilaciones y a la disminución de presencias físicas en muchas de las unidades médicas y quirúrgicas, hace que la situación en los centros se agrave cada día al estar las plantillas bajo mínimos". Además, "la reducción del número de profesionales en los centros viene a agravar el déficit de enfermeras que ya se registraba en el SESCAM", y que ya denunció SATSE tras el estudio realizado el pasado año en el que se detectaba un déficit de más de 12.000 enfermeras en los centros de la región para igualarnos a la media europea.

Para SATSE el despido de enfermeras está afectando a las condiciones laborales de estos profesionales, que tienen que asumir más carga de trabajo, pero sobre todo a la calidad de la atención sanitaria que se presta, puesto que son los responsables más directos de los cuidados a los pacientes y porque para dar asistencia al mismo número de usuarios prestando los mismos servicios se dispone de un menor número de profesionales.

SATSE entiende que tanto la reducción de personal sanitario como el cierre de camas que se mantiene en algunos hospitales tras el verano (38 camas en el hospital de Alcázar, 52 en Ciudad Real, 9 en Manzanares, 12 en Puertollano y 10 en Tomelloso los fines de semana) puede ocasionar, en sus casos más extremos, un aumento en la mortalidad de los pacientes. También provoca en los profesionales estrés y desmotivación lo que supone un aumento de la posibilidad de accidentes y errores que se podrían dar en estas condiciones, y que son fácilmente subsanables contando con el número de profesionales adecuados y con los servicios del hospital correctos. La reducción de personal sanitario provocará igualmente la saturación de los servicios de Urgencias, como se ha visto en las últimas semanas en algunos centros, y el aumento de las esperas en las consultas.

SATSE recuerda que, tal y como demuestran numerosas investigaciones, hay una relación directa entre la cantidad de personal de enfermería y los resultados obtenidos con los pacientes puesto que unos cuidados de enfermería de calidad hacen disminuir la tasa de mortalidad, así como el número de días de estancia hospitalaria, contribuyendo notablemente al ahorro del gasto sanitario; de ahí la importancia de mantener los ratios adecuados enfermera-paciente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más del 80% del personal de enfermería

Debemos fortalecer la visibilidad de este protagonismo histórico de las enfermeras y los enfermeros, no solo visto ahora con Nursing Now 2...