17 ene. 2013

PEN Prensa desde Ginebra sobre convenio de mercurio

                                                                                                                                                                                                                Creciente preocupación de que el Convenio de mercurio no reducirá las emisiones globales

 (Ginebra) - IPEN y otras organizaciones no gubernamentales expresaron hoy su preocupación  de que  el convenio internacional de mercurio, que actualmente se está negociando en Ginebra, es poco probable que reduzca las emisiones  mundiales de mercurio, e incluso puede dar lugar a un aumento de la contaminación por mercurio. IPEN es una coalición de organizaciones no gubernamentales que representa a 700 organizaciones de interés público en 116 países. "Esperamos que muchas de las disposiciones de este convenio todavía se puedan mejorar, pero tal y como está ahora el texto ofrece sólo vagas o ninguna opción para el control de las emisiones de los peores fuentes mundiales de la contaminación por mercurio. Sin un esfuerzo más decidido para frenar estas fuentes, podemos anticipar que la contaminación mundial por mercurio es probable que continúe aumentando ", dijo el Dr. Joe DiGangi,  asesor científico y técnico de IPEN.

Las principales áreas de preocupación señaladas por IPEN incluyen:

Minería de Oro Artesanal  y en Pequeña Escala (ASGM en ingles)  el mayor uso deliberado e incontrolado de mercurio

El texto del convenio actual requiere una acción sólo si las Partes determinen que ASGM es "más que insignificante", pero el convenio no ofrece directrices para determinar lo que es " significante ". El Programa de Naciones Unidas por el Medio Ambiente (PNUMA) identificó la minería de oro artesanal como la mayor fuente de emisiones de mercurio al aire. Sin embargo, durante el proceso de negociación, los países decidieron que el mercurio tenga en este sector un "uso permitido" sin ninguna fecha clara para su eliminación. Además, dos países  grandes propusieron que miles de toneladas de mercurio procedente del cierre de plantas de cloro-álcali puedan entrar en el mercado  en lugar de su depósito seguro permanente. Este mercurio extra iría probablemente a la minería de oro artesanal exponiendo  a comunidades pobres, poniendo en peligro su salud y el de las generaciones futuras. Por último, no hay obligación de identificar o limpiar sitios contaminados resultado de la minería de oro artesanal y en pequeña escala.

Carboelécricas (Centrales eléctricas de carbón)

Las disposiciones del  borrador del texto del convenio hasta el momento solo ofrecen opciones vagas  para el control de las centrales carboeléctricas existentes. Aún no existe acuerdo de  que las medidas deberán reducir las emisiones de mercurio a la atmósfera de este sector, pues pueden quedar como medidas de control con disposiciones para plantas individuales, a cierta escala, que no  serían suficientes para compensar el aumento  probable de las emisiones de mercurio de las nuevas plantas, resultado del rápido crecimiento de este sector.

Uso de mercurio en instalaciones de  cloro-álcali

El texto del convenio actual propone la eliminación del uso del mercurio en las plantas de cloro-álcali, ya sea en el  2020 o 2025. Sin embargo, no existe acuerdo sobre si los países deben identificar y caracterizar el uso del mercurio en las plantas de cloro-álcali o si se debe permitir, bajo ciertas circunstancias, que se use mercurio en las nuevas instalaciones en el futuro. En la actualidad, se discute una propuesta que permitiría inundar el mercado con mercurio de las plantas  cloro álcali que estarán fuera de servicio. Este excedente podría ser vertido comercialmente en las comunidades mineras empobrecidas de los países que permitan las importaciones y el uso de mercurio en la minería artesanal en pequeña escala.

Sitios Contaminados

El texto actual del borrador del convenio no requiere la identificación y limpieza de sitios contaminados. Además, no proporciona orientación para establecer un nivel sobre el contenido de mercurio en los desechos que los defina como desecho peligroso para proteger la salud, ni requiere minimizar o evitar la generación de desechos que contienen mercurio. Finalmente, como el convenio vincula el cumplimiento de las medidas del convenio con el financiamiento y porque la acción en los sitios contaminados no es obligatoria, es probable que no habrá apoyo económico disponible a través del mecanismo financiero del convenio para identificar o limpiar los sitios contaminados.  Además, algunos países empujan eliminar la obligación de hacer frente a las liberaciones de mercurio a la tierra y el agua, quedando como medidas voluntarias.

Por último, la propuesta de nombrar el convenio mundial sobre mercurio como "Convenio de Minamata" sugiere que este convenio sería suficiente para prevenir futuros brotes de la enfermedad de Minamata. Un convenio con ese nombre debería exigir respuestas adecuadas a cualquier tragedia  futura coma la de  Minamata  y reducir significativamente los niveles globales de contaminación por metilmercurio en el pescado y frutos del mar. Sin embargo, el convenio que se está negociando es probable que no sea suficiente para prevenir futuros brotes de envenamiento por mercurio (conocido como enfermedad de Minamata), ni  reducirá los niveles globales de contaminación por metilmercurio en el pescado y frutos del mar. Por estas razones, muchos representantes están sugiriendo que el convenio se llame "Convenio de Mercurio".

Los nuevos informes, tanto el de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Mercurio, es hora de actuar) y BRI-IPEN (Global Mercury Hotspots) dados a conocer  la semana pasada, alertan sobre el aumento de los niveles de mercurio en el ambiente, peces y ser humano alrededor del mundo.  "El pescado y el pelo humano de todo el mundo regularmente supera los niveles de advertencia establecidos para proteger la salud ", dijo el Dr. David Evers, Director Ejecutivo del Instituto de Investigación en Biodiversidad (BRI). "Los resultados demuestran la necesidad de un convenio del mercurio que establezca la obligación de reducir las emisiones reales de mercurio - no sólo a la atmósfera, sino también a la tierra y al agua".

"El mercurio es una amenaza mundial, grave para la salud humana que exige una respuesta  sólida y ambiciosa a nivel mundial ", dijo la Dra Olga Speranskaya, Co-Presidente de IPEN. Los peligros de envenenamiento por mercurio son conocidos desde hace siglos. La exposición a altos niveles de mercurio puede dañar permanentemente el cerebro y los riñones. El mercurio también se puede transmitir de la madre al feto en desarrollo y esto puede resultar en daño cerebral, inteligencia reducida y retraso mental.

*******************************

IPEN  tiene la misión de contribuir para un futuro libre de tóxicos para todos. IPEN es una red compuesta por más de 700 organizaciones de interés público en 116 países. Los líderes de IPEN incluyen a activistas de base a nivel nacional y expertos reconocidos internacionalmente en los campos de la ciencia, la salud, el medio ambiente y las políticas públicas.  www.ipen.org             twitter: @ToxicsFree

BRI (Instituto de Investigación de la Biodiversidad) tiene como misión evaluar las amenazas emergentes para la vida silvestre y los ecosistemas a través de la investigación colaborativa y utilizar los resultados científicos para fomentar la conciencia ambiental e informar a los tomadores de decisiones. www.briloon.org
 

FIN

 

Fernando Bejarano Punto de enlace IPEN para America Latina

Centro de Análisis y Acción en Tóxicos y sus Alternativas (CAATA)
www.caata.org

 


Para darse de baja de la lista envíe un email a saludsindanio-unsubscribe@lists.riseup.net desde la misma dirección en la que recibió este correo y será borrado automáticamente de la lista.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Enfermería y la Economía Sanitaria en la Pandemia por Covid-19

Desde que comenzo la pandemia hace mas de 6 meses, continua aumento la  propagación del coronavius en la comunidad, en muchos instituciones...