7 abr 2013

Médicos y enfermeros proponen dotarse, mediante ley orgánica

Médicos y enfermeros proponen dotarse, mediante ley orgánica, de una Agencia del SNS con capacidad ejecutiva

Gobernanza ha sido la palabra recurrente, utilizada por todos los participantes en la presentación de "La Alternativa de los médicos y enfermeros para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud", un trabajo de gran calado en el que han intervenido más de 9.000 personas, realizado conjuntamente por los Consejos Generales de Médicos y Enfermeros.
Miembros de Consejo General de Enfermería y de la Organización Médica Colegial presentes en la presentación del estudio
Miembros de Consejo General de Enfermería y de la Organización Médica Colegial presentes en la presentación del estudio

Aunque las palabras "preocupación" y hasta "miedo" también fueron pronunciadas, se superpusieron las propuestas, la voluntad de trabajar y la esperanza de que entre todos se puede salvar al sistema. Hay que resaltar que el documento se basa en cuatro grupos de trabajo tan diferentes entre sí como son médicos, enfermeras, expertos y ciudadanos y que, pese a su heterogeneidad, dan respuestas muy coincidentes. Un trabajo en cuya elaboración se ha tardado siete meses. (Se adjunta documento)

 

Salvar a la gran joya

 

El acto comenzó con la presentación el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González, preguntándose el por qué se ha abordado este trabajo, para seguidamente responderse que el Sistema Nacional de Salud es la "gran joya" y que, por tanto, "tenemos la obligación de preservarlo". Destacó la importancia de la iniciativa, ya que está sustentada en los 500.000 profesionales que conforman las profesiones médicas y de enfermería. Incidió en el calado de un trabajo elaborado desde el conocimiento de dos organizaciones que apuestan por el futuro.

 

Juan José Rodríguez Sendín y Máximo González Jurado
Juan José Rodríguez Sendín y
Máximo González Jurado
Máximo González Jurado, Juan José Rodríguez Sendín, y José María San Segundo 
Máximo González Jurado, Juan J. Rodríguez Sendín,
y José María San Segundo 

Máximo González expresó en varios momentos de la presentación la preocupación que provoca los extremismos que presentan los dos partidos políticos mayoritarios en sus respectivas posiciones. Por eso insistió en la necesidad de una posición intermedia, que es la que representan médicos y enfermeras ya que, entre otras cosas, "nuestras vías de financiación son internas y propias, lo que nos da independencia".

 

Por la reforma, no por el destrozo

 

"Queremos reformar el sistema para garantizar su funcionamiento y no destrozarlo", aseguró resolutivamente Máximo González. Se refirió a las 17 Consejerías de Sanidad de las Comunidades Autónomas como 17 sistemas de salud y no servicios de salud, quer sería lo suyo. Al tema recurrente de las autonomías se unió el factor crisis, a la que el presidente del Consejo General de la Enfermería achacó que sacara a relucir "las vergüenzas de la situación", una situación "sin posibilidad de gobernanza por la actual anarquía del sistema". Se refirió en su exposición a las normas marcadas por Bruselas que no permiten el déficit, cuando hasta ahora nuestra norma ha sido precisamente la acumulación de déficit.

 

Posibles soluciones

 

Desde el punto de vista médico, el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, dijo que creían tener soluciones y habló de la necesidad de ilusionar a los profesionales; indicó que han buscado un método en el que han intervenido 4.508 médicos, 2.724 enfermeros y 2.000 ciudadanos, lo que confiere al trabajo un gran valor. Rodríguez Sendín argumentó que la tercera vía que representan los profesionales, frente a las desavenencias políticas, consiste en "reducir la carga política, incrementar la vertiente profesional y buscar fórmulas que apuesten por la eficiencia y el ahorro, preservando la calidad y los derechos". En definitiva, una frase muy lampedusiana, que se puede resumir en reformar el Sistema Nacional de Salud para preservar sus principios y esencia, garantizando en todo momento la sostenibilidad.

 

Primer documento conjunto

 

Quizás la coincidencia más relevante entre los dos presidentes, que por primera vez suscriben un trabajo conjunto, es la necesidad de crear, mediante ley orgánica, una Agencia del Sistema Nacional de Salud , eso sí, con capacidad ejecutiva y en cuyos órganos de gobierno participen las autoridades sanitarias, los profesionales y los pacientes. Insistieron en la figura jurídica de "ley orgánica", puesto que requeriría la mayoría absoluta o cualificada del Parlamento y, además, porque es de obligado cumplimiento, lo que evitaría que algunas comunidades autónomas se descolgaran de acuerdos con los que hubiera estado de acuerdo la mayoría.

 

Propuestas que ahorran hasta un 30 por ciento

 

José María San Segundo, director del estudio de investigación, hizo un repaso de lo más destacado del estudio, del que aseguró que era tan completo que no se había querido dejar nada fuera en pro de la mejora del sistema. Antes de entrar en las medidas que generan más ahorro, resaltó que muchas de las propuestas ahorrarían hasta un 30 por ciento en las partidas referentes a los gastos. Y entre las más importantes señaladas por los expertos, cabe citar la implantación de un sistema de compras centralizado para medicamentos, productos sanitarios y tecnología sanitaria, que funcione con criterios homogéneos y que estén aprobados por el Consejo Interterritorial; la armonización de competencias sanitarias de las administraciones locales, suprimiendo las duplicidades y solapamientos; la creación de una Agencia Estatal Única de Calidad, con la consiguiente supresión de agencias regionales, así como el cobro de las prestaciones sanitarias a extranjeros y a terceros.

 

A por la supresión de las peonadas

 

Los expertos hacen coincidir la mayoría de las medidas de ahorro con las medidas prioritarias, que en los primeros puestos del ránking son prácticamente idénticas. Parece interesante apuntar que la eliminación de las peonadas está en el décimo puesto en las medidas de ahorro y en el cuarto lugar en la lista de las medidas más prioritarias. En palabras de Rodríguez Sendín, los expertos valoran a las peonadas como una perversión y abogó por cubrir las necesidades de una forma "adecuada".

 

Entre las conclusiones del documento cabe destacar, como la que más consenso suscita, la igualdad de derechos y garantías de accesibilidad del paciente en todo el territorio nacional, la tarjeta sanitaria única e inteligente. Por otra parte son significativas las medidas que suponen una mejora de la gobernanza del sistema, abordando reformas políticas.

 

Rechazo a la colaboración pública/privada

 

En la parte negativa están la colaboración público-privada, que curiosamente son los ciudadanos los que peor nota le dan; la centralización y externalización de todos los servicios asistenciales; el copago por parte de los jubilados y la congelación de nuevas estructuras hospitalarias.

 

Máximo González incidió en la falta de un modelo de gestión política, rechazó el actual modelo de "gestión politizada" y apostó por trabajar en la búsqueda de la excelencia y la eficiencia con medidas de gobernanza.

 

A vueltas con el Pacto de Estado por la sanidad

 

Rodríguez Sendín, por su parte, hizo hincapié en reclamar el "imprescindible" y "urgente" Pacto de Estado por la Sanidad y se preguntó con cierta indignación como algunos se atreven a tocar un modelo reconocido internacionalmente y que es Marca de España; miedo fue la palabra empleada por el presidente de la OMC para referirse a lo que pueda ocurrir con el SNS.

 

En cuanto a la falta de dinero que arguye el Gobierno para respaldar el cambio de modelo, Rodríguez Sendín contrapone un "si no hay dinero, no lo hay ni para este modelo ni para ninguno". Añadió que otros países gastan mucho más y con peores resultados y afirmó "esto es un servicio y no un ejercicio de poder" refiriéndose al ordeno y mando de unos políticos que imponen normas sin hacer consultas con los profesionales.

 

Al referirse a la nota de castigo que, sobre todo los ciudadanos, le otorgan a la colaboración entre pública y privada, Rodríguez Sendín aseguró que él no estaba en contra de los intereses ni del ánimo de lucro, aunque precisó que a nivel sanitario no se puede jugar: "el ánimo de lucro es legítimo, pero aquí no". Y en este punto echó de menos el Decálogo del Buen Gobierno, aún vigente y que se firmó hace unos 10 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Función del Delgado parte II

Constitución Nacional: Art. 14 bis: "... Queda garantizado a los gremios: concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conc...