De Habich: acuerdo con enfermeras es parte de la nueva política remunerativa en salud

Lima, ago. 10 (ANDINA). La ministra de Salud, Midori de Habich, afirmó hoy que el acuerdo suscrito con las enfermeras forma parte de la nueva política remunerativa que busca cerrar inequidades históricas entre los trabajadores de salud que laboran tanto en Lima como en zonas alejadas.
ANDINA/Juan Carlos Guzmán
ANDINA/Juan Carlos Guzmán

Explicó que el acuerdo con la Federación de Enfermeras del Perú, con lo cual dichas trabajadoras pasarán a recibir un sueldo mínimo de 2,239 nuevos soles desde el nivel inicial, consolida las bonificaciones que estaban siendo dadas de manera diferenciada entre Lima y las regiones.

"Se trata de un ordenamiento, de un aumento y con ello establecemos una nueva plataforma de política remunerativa que ordena y es equitativa", remarcó tras destacar que el gremio de enfermeras y enfermeros haya entendido el "valor de esa equidad".

Consideró que la "inequidad histórica" que existe a nivel de las remuneraciones también tiene una implicancia sobre la atención de los pacientes, porque el trabajador prefiere laborar en lugares donde recibe un mayor salario.

"Al ser inequitativos con el personal, estamos siendo inequitativos con la población, por ello este es un elemento fundamental que,como atributo, atraviesa toda la reforma en salud que estamos impulsando", apuntó.

De Habich aclaró que si bien una enfermera que labora en un lugar alejado va recibir el mismo salario, a nivel de la remuneración fija, con aquella que hace lo propio en Lima, en el marco de la reforma habrá un reconocimiento para quienes que trabajan en zonas alejadas y de frontera.

"En el acuerdo con las enfermeras hemos dado un paso importantísimo para pasar de una inexistencia de política a una política mucho más clara", puntualizó.

Dijo que la lógica es la misma para los médicos, por cuanto la misión es ordenar el desorden, nivelar y que haya una remuneración equitativa para todos, "a partir de allí se establecerá el piso sobre el cual podemos progresivamente desarrollar la política a futuro".

"Hay otros elementos importantes de la reforma y no es solo las remuneraciones, sino las inversiones en equipamiento y la dotación de medicamentos, por ello dentro de este gran esfuerzo institucional, político, económico y financiero estamos en este momento trabajando el tema de las remuneraciones", anotó.

Hizo hincapié además en que el Gobierno está dando una señal muy clara de compromiso con el sector Salud, pese a que la reforma en ese sector es una de las más complejas.

En ese contexto, la ministra indicó que se están destinando más de 650 millones de soles a la reforma, cuyo presupuesto pertenece a todos los contribuyentes, por lo que consideró que la población tiene derecho a exigir una buena atención.

"El argumento sobre que se les pagaba mal (a los médicos) y por tanto nuestra posibilidad de exigir es muy baja, ahora todo eso va a cambiar porque como sociedad hemos decidido otorgar una parte de nuestros recursos fiscales a estos servidores, porque reconocemos que tienen un retraso en sus remuneraciones, pero esto no puede ser contra nada, sino con el compromiso de una mejor atención", expresó.

Agregó que, de acuerdo a lo conversado y tal como figura en el acta suscrita con las enfermeras, se les descontará a aquellas que no acudieron a laborar debido a la huelga. 

"Va a haber descuentos, porque así se anunció. Las reglas son las reglas", declaró tras señalar que el cobro de sanciones será por plazos.

Huelga médica

Resaltó los avances en las negociaciones entre los médicos del Minsa y la Oficina de Diálogo y Sostenibilidad de la Presidencia del Consejo de Ministros y que se están logrando acercar posiciones e identificar demandas más específicas. 

"Estamos en una actitud positiva de abordar la reforma, no de resistirnos a ello sino más bien a sumarnos. Creo que debemos hacer todos los esfuerzos para que la huelga culmine", dijo.

(FIN) LBH/GCO

Comentarios