El Consell deja sin enfermero escolar

En la provincia

El Consell deja sin enfermero escolar a más de 650 alumnos discapacitados

En cinco años Sanidad solo ha dotado de profesionales a 4 de los 16 centros de educación especial. Enfermería denuncia que se asignan unas pocas horas a personal que trabaja en los centros de salud

victoria bueno 15.08.2013 | 20:39
El Consell deja sin enfermero escolar a más de 650 alumnos discapacitados
El Consell deja sin enfermero escolar a más de 650 alumnos discapacitados

Las claves

  • Las instrucciones publicadas este mes concretan para cada colegio «un profesional dentro del centro y en horario escolar»
  • La Conselleria de Sanidad sostiene que cuando empiece el curso se reunirá con los colegios para fijar prioridades
  • Hay 887 alumnos en centros específicos. La matrícula de escolares discapacitados aumenta cada curso. Junto a los 456 distribuidos en aulas específicas de colegios ordinarios se acercan a los 1.400 pero solo tienen enfermero a tiempo completo un 25%
  • Existen 16 colegios de educación especial en la provincia. Se trata de centros de educación especial cuyo alumnado padece patologías sensoriales, motóricas o psíquicas
  • Sólo 4 centros están dotados con enfermeras. Son los colegios de específicos Virgen de la Luz de Elche, Gargasindi de Calpe, Secanet de La Vila y Miguel de Cervantes de Elda

­Más de 650 alumnos discapacitados empezarán el curso próximo sin enfermero escolar en los centros pese a que la propia normativa de Sanidad establece que «los centros de educación especial públicos contarán con un profesional de enfermería dentro del centro y en el horario escolar».

Las instrucciones publicadas este mes por la Conselleria de Educación en el Diario Oficial de la Generalitat, sobre el funcionamiento de estos colegios para el curso que viene que arranca en el plazo de un mes, concretan que los centros de educación especial «estarán dotados de personal de enfermería, que dependerá orgánicamente del departamento sanitario correspondiente».

Desde el Consejo de Enfermería de la Comunidad (Cecova), María del Mar Ortiz entiende que «dotar un centro escolar de enfermero significa que haya un profesional en plantilla, y no que al colegio se le asigne un profesional de un centro de salud que solo va unas pocas horas. Por eso denunciamos que los centros de educación especial no están dotados de personal de enfermería como establece la ley. Apenas se cubre al 25% de los centros».

En los 16 colegios de educación especial que hay en la provincia se escolarizan 887 alumnos, pero poco más de 200 reciben la atención educativo-sanitaria que requieren. Otro medio millar de alumnos están repartidos en medio centenar colegios ordinarios, en aulas también específicas.

Ortiz precisa que la asistencia a estos escolares por parte de los enfermeros no se limita a administrarles la medicación necesaria o a atenderles en situaciones críticas puntuales, sino que requiere de una estrecha coordinación con el resto de sus profesores, los fisioterapeutas, orientadores, pedagogos e incluso con sus familias «porque se les da asesoramiento y educación en temas de salud».

Se trata de alumnos entre los 3 y los 21 años con patologías motóricas, sensoriales o psíquicas «que requieren una atención sanitaria específica, y cuando algún responsable político ha visitado el colegio se ha dado cuenta de la magnitud del problema y le ha impactado. Ven que hacemos falta». Y de ahí la normativa.

Desde 2009
El problema es que pese a contemplar la necesidad de los enfermeros en los colegios de educación especial, lo que no se cumple es la ley 8/2008, que en realidad entró en vigor en 2009 tras el plazo de seis meses que se dio la Conselleria de Sanidad para ponerla en marcha. Hasta la fecha, cinco años después, apenas se atiende al 25% de los centros, como denuncia el Cecova.

Los colegios Virgen de la Luz de Elche, Gargasindi de Calpe, Secanet de La Vila y Miguel de Cervantes de Elda son los únicos dotados de enfermero. Responsables de Enfermería Escolar en Sanidad sostienen que «cada centro escolar tiene asignado un centro de salud y les corresponde la atención de una enfermera, pero esto no quiere decir que tengan asignada una enfermera en particular. Al inicio del curso habrá reuniones entre los responsables de los centros educativos y sanitarios con el fin de establecer las prioridades y necesidades de los alumnos».

En la mayoría de los colegios con alumnos discapacitados, la enfermera asignada solo va unas horas. Ortiz admite que al menos «de una hora se ha conseguido en muchos casos pasar a tres horas, pero estos alumnos precisan una atención educativo-sanitaria durante todo su horario escolar y, los sanitarios, poder coordinarnos con el resto del profesorado, porque el beneficiado es el alumno».

Comentarios