27 ago. 2013

La supresión de médicos y enfermeras en centros de salud 'calienta' la calle

colectivos sociales y sindicales avisan de que salud quiere eliminar unidades en 11 centros

La decisión obligará a pacientes a cambiar de médico y sobrecargará a profesionales

m. gonzález - Sábado, 24 de Agosto de 2013 - Actualizado a las 06:14h



Cartel para recoger firmas contra la supresión de un médico y una enfermera en Burlada.

Cartel para recoger firmas contra la supresión de un médico y una enfermera en Burlada. (Oskar Montero)

pamplona. El temor a una reorganización en Atención Primaria que conlleve la eliminación de unidades asistenciales -médicos y enfermeras- en varios centros de salud a partir de septiembre ha movilizado a diferentes colectivos sociales. Vecinos de barrios con centros afectados, ciudadanos en contra de los recortes en la sanidad y profesionales del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) han hecho pública su oposición a esta medida, que no ha sido expuesta ni a la Mesa Sectorial ni a la Comisión de Personal, según informaron ayer fuentes sindicales.

La primera acción planeada para frenar la eliminación de unidades asistenciales es la convocatoria por diferentes entidades, entre ellas la Plataforma de Salud de Navarra, de una concentración el 28 de agosto frente al centro de salud de Burlada, uno de los que perderá un médico y una enfermera. Además, el colectivo Vecin@s de Burlada ha anunciado una marcha que saldrá desde el centro de salud el mismo día a las 19.30 h. También la asociación vecinal Alde Zaharra ha expresado su rechazo a la supresión de un médico y una enfermera en el centro de salud del Casco Viejo y estudia protestas.

"Sin negociación de ningún tipo, ni con agentes sociales ni sindicales, la dirección de Atención Primaria impone un recorte de personal que afectará de manera importante y negativa al funcionamiento de los equipos de Atención Primaria y probablemente a la calidad del servicio prestado a los pacientes", sostuvo la Plataforma de Salud.

Aunque según este colectivo las supresiones que están sobre la mesa estos días son las de los centros de Burlada, Casco Viejo y Ermitagaña, el sindicato ELA calcula que pueden ser 11 los centros que vean reducida su plantilla. La razón que ha expuesto Salud para justificar esta decisión, según expusieron tanto la plataforma como ELA, es la necesidad de adecuar los cupos de pacientes por profesional a la realidad poblacional de las zonas atendidas por los centros. "La justificación de aumentar el número de pacientes por profesional de 1.500 a 1.650 por cada unidad asistencial básica no está basada en informe sanitario alguno que garantice una atención óptima a la población. Al revés, la Organización Mundial de la Salud recomienda 1.300/1.400 tarjetas individuales sanitarias por profesional de medicina/enfermería, y 800 en el caso de pediatría", argumentó la plataforma, que recordó que la media de tarjetas por profesional en los centros urbanos de Navarra es de 1.458.

Según las cifras manejadas por la la plataforma, si la medida, que obligaría a pacientes a cambiar de médico y conllevaría una sobrecarga laboral para algunos profesionales, se extiende a todos los centros de salud urbanos, supondría una reducción en 20 profesionales de medicina y otros 20 de enfermería, es decir, el 10% de las plantillas.

"Queremos hacer un llamamiento a la cordura a la dirección de Atención Primaria. Este comportamiento de imponer sus objetivos sin tener en cuenta las necesidades de salud de la población y las plantillas nos lleva al desastre. No necesitamos más experimentos en Osasunbidea. Deberían estar escarmentados con los ya realizados en las cocinas de los hospitales, la unificación desastrosa de los laboratorios y el rechazado decreto de modificación de las urgencias en Atención Primaria", sostuvo la plataforma, que rechaza el argumento de falta de recursos económicos como justificación. "Estamos viendo cómo para arreglar el desastre del funcionamiento de una empresa privada, Mediterránea de Catering, han contratado un coach, un entrenador, para no se sabe muy bien qué. Otro despilfarro que no tiene explicación", censuró.

El plan de Salud implicará movimiento de plazas en Atención Primaria, según expuso ELA. "En los centros que pierden plantilla, supone una imposición de traslados y cambios de jornada, además, obligan al resto del personal a asumir un aumento de pacientes y todo ello en periodo vacacional", censuraron sobre una estrategia diseñada por Salud, dijeron, "para colar de extranjis el decreto que le tumbaron". El sindicato, que pide la convocatoria de una OPE para la cobertura de plazas, ha sido citado por Salud para una reunión el 27 de agosto y ha solicitado la reunión de la Mesa Sectorial para que los sindicatos sean informados de las modificaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Descubrí Europa y Destinos Exóticos a precios increibles

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...