La TV refuerza los estereotipos de los enfermeros


Los programas de TV reforzarían algunos de los estereotipos de los hombres en enfermería y contrarrestarían los esfuerzos para lograr que ingresen a la profesión.

Un sondeo de cinco dramas médicos de Estados Unidos detectó que los enfermeros quedaban relegados a papeles secundarios, como blanco de bromas, simples comentaristas o representantes de las minorías.

"La gente no decide qué profesión seguir por lo que ve en la TV, pero los estudiantes no dicen que los programas más populares los han ayudado a elegir una carrera o que la TV perpetúa los estereotipos negativos de la enfermería que, luego, ellos tienen que contrarrestar en la práctica", dijo por e-mail la autora principal, doctora Roslyn Weaver, profesora adjunta de la Facultad de Enfermería y Matronazgo de la Universidad de Sídney Occidental.

"Entonces, cuando un enfermero es casi invisible en la cultura popular o es estereotipado como incompetente o 'no masculino', entonces a los hombres que ingresan a la profesión les cuesta combatirlo", agregó Weaver, que publica los resultados que obtuvo con su estudio en Journal of Advanced

Nursing
.

La Oficina de Censos de Estados Unidos indica que el 9 por ciento del personal de enfermería es varón, una cifra similar a la de Reino Unido y Australia.

El equipo miró una temporada de cinco dramas médicos de la TV estadounidense (Grey's Anatomy, Hawthorne, Mercy, Nurse Jackie y Private Practice). Evaluó los diálogos, el vestuario, los actores, la cinematografía y la edición de cada capítulo para obtener una perspectiva de la caracterización de los enfermeros.

Los programas tendían a exponer y rechazar los estereotipos, pero de manera contradictoria también reforzaban los clichés al caracterizar a los enfermeros como hombres nada masculinos.

Los esterotipos más comunes que reforzaban los programas eran: el enfermero que todos confunden con el médico y el enfermero gay o emasculado. Los enfermeros y los matrones de los programas tendían a ser blanco de la subestimación de sus colegas y los pacientes, además de ser objeto de las bromas.

Los personajes también tendían a representar a las minorías. Los autores crearon el término "carga minoritaria" para describir a los personajes que representaban a más de una minoría, como Angel García en Mercy, un enfermero hispano gay, y Mo-Mo en Nurse Jackie, un enfermero musulmán gay.

Los resultados "coinciden bastante" con un estudio previo sobre los enfermeros de las películas que publicó en el 2012 el doctor David Stanley, profesor asociado de enfermería de la Universidad de Australia Occidental.

"Aparte de 'Nurse Jackie', los dramas médicos analizados representan a los programas con una perspectiva médica de la salud en la que la enfermería tiene un status relativo menor y los enfermeros están en un nivel aún más bajo", dijo Stanley, que no participó del estudio.

Señaló que algunos estereotipos perdurarían fuera de la pantalla. Se puede considerar que los enfermeros son perezosos o se los promueve más rápido, aunque los pacientes suelen aceptar por igual a los enfermeros y las enfermeras.

Comentarios