"Por accidente", quemaron a una beba prematura con un caloventor

En un hospital de La Pampa, enfermeros colocaron el artefacto cerca de la recién nacida y le provocaron quemaduras de segundo grado.


"Se hace lo que se puede", justificó el director del hospital de Neuquén.

"Se hace lo que se puede", justificó el director del hospital de Neuquén. | Foto: Cedoc

Una beba sufrió quemaduras de primer y segundo grado mientras era entubada tras el parto a causa de un error del personal de enfermería que la dejó al lado de un caloventor encendido. "Hacemos lo que podemos con lo que tenemos", explicó el titular del establecimiento.

Según consignó la agencia DyN, el hecho se produjo en elHospital "Jorge Ahuad" de la localidad pampeana de 25 de Mayo, en el sur provincial, y la familia supo lo ocurrido recién cuando llegaron a una clínica de Neuquén, adonde la niña y su madre fueron derivados.

El director del centro de salud,Marcelo Güemes, reconoció el hecho, pero lo justificó al advertir las precarias condiciones materiales del establecimiento. Al relatar lo ocurrido, el médico señaló que las lesiones fueron provocadas "mientras la doctora canalizaba e intubaba" a la beba, en el marco de las tareas de "reanimación", tras el parto. La asistencia a la niña se llevaba a cabo "en un lugar pequeño" por lo que "tenían el caloventor a 50 centímetros y se quemó, lamentablemente", agregó el jefe médico.

"Estaba a 50 centímetros y lamentablemente no se dieron cuenta", subrayó, en referencia al personal que atendió a la nena. La pequeña, de nombre Victoria, nació el domingo último por la tarde con siete meses de gestación, cuando su madre fue atendida de urgencia en el hospital público de la localidad sureña.

Tras la atención de la niña en medio de las cuales se produjeron las quemaduras, la familia fue derivada a la Clínica Pasteur, de la ciudad de Neuquén, pero sin comunicarle sobre las lastimaduras que había sufrido.

"Tenía la pierna morada, casi negra, llena de ampollas", contaron los familiares de la niña a Radio Municipal de 25 de Mayo. Recién cuando llegaron a la Clínica Pasteur, la familia pudo ver a la beba y descubrieron que tenía lesiones.

Los médicos que la asistieron en ese centro de salud determinaron que había sufrido quemaduras de segundo y tercer grado en la pierna derecha y en menor medida en la izquierda y en las manos, por lo que le pidieron a los empleados del Hospital "Jorge Ahuad" que habían trasladado a la beba, que le dijeran a la abuela lo que había ocurrido.

En ese momento, "empleados del hospital de 25 de Mayo me dijeron que la niña, mientras era asistida, luego del nacimiento, requería más calor y por ese motivo debieron ponerle un caloventor y que se había quemado un poquito", relató la abuela, Eva Cerna. La abuela adelantó que iniciaran acciones legales por mala praxis contra el hospital públicopampeano.

Comentarios