4 oct. 2015

URUGUAY, Cada hospital público pierde al menos dos enfermeros por día

Directores de hospitales dijeron a El País que auxiliares y licenciados en enfermería renuncian a diario, y que solo trabajan allí los novatos que se forman y luego migran a las instituciones privadas. En algunos sanatorios les llegan a pagar hasta el doble.


Dos enfermeros renuncian por día de los hospitales públicos y los pequeños sanatorios, según precisó a El País la presidenta del Sindicato de Enfermeros, Silvia Santana. Hoy por hoy, en Uruguay existe un déficit de 13.000 enfermeros y el panorama se torna cada vez más difícil para aquellas instituciones que ofrecen solo el laudo.

"Todos los días se va personal de enfermería. Nosotros semanalmente hacemos una evaluación de daños. Se trata de reponer, pero como la oferta económica es baja no se sienten muy atraídos", precisó a El País el director del Hospital de Clínicas, Víctor Tonto. Y añadió: "se quedan unos meses, como mucho un año".

En esta misma línea se expresó su colega al frente del Hospital Maciel, Fernando Villar, quien sostuvo a El País que los profesionales "se quedan un par de años y se van".

También afirmó que "todos los días entran enfermeras nuevas" y describió las situación como "una lucha permanente".

Villar advirtió que los licenciados en enfermería son los más difíciles de retener y denunció que se suelen quedar en las instituciones públicas solo "el tiempo suficiente como para capacitarse". "En Uruguay todavía hay algunas áreas para las que no existen posgrados. Entonces vienen, hacen un tiempo en CTI, otro en la emergencia y después se van a trabajar al sector privado", precisó el director del Maciel.

l salario mínimo para un auxiliar de enfermería grado tres es de 16.362 pesos, el de un grado dos es de $ 17.989 y el de un grado uno es de $ 19.794. Un nurse o licenciado en enfermería llega a ganar $ 21.798. Y un jefe del departamento de enfermería alcanza los $ 31.910. Todos ellos trabajan con un régimen de 4 y 1, es decir que cada cuatro días de trabajo tienen uno de descanso.

La magra diferencia entre un sueldo de auxiliar y uno de licenciado (que debe estudiar el doble), se debe a que este no tiene gremio propio y entonces la negociación salarial la hizo la Federación de Salud Pública.

El Hospital de Clínicas y los sanatorios comprendidos dentro de la Federación Médica del Interior (FEMI) cobran estos sueldos. En tanto, los hospitales que forman parte de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), superan unos 2.000 pesos el laudo en cada uno de los puestos.

Las instituciones privadas más grandes, o sea las que tienen mayor número de afiliados, pagan el laudo pero le agregan otros beneficios (porcentajes de aumento por área de especialización y presentismo, por ejemplo) que en algunos casos hacen que se llegue a duplicar el sueldo.

Según señala Santana, la movilidad de funcionarios se da casi siempre en el mismo sentido: "del interior a instituciones pequeñas de Montevideo, de éstas al sector público y desde ahí al privado de mayor porte".

Santana advirtió también que muchos profesionales escapan de ASSE, debido a que "aunque tiene un mejor salario, los beneficios que tienen que ver con la licencia y con la situación jubilatoria son malos".

Más allá del dinero. De todas formas, las fuentes coinciden en que el dinero no es lo único que mueve a los enfermeros de una institución a otra.

"La rotación del personal claro que tiene que ver con un tema económico, pero también responde a la carga de trabajo", sostuvo Tonto, el director del Clínicas. Sobre esto, Santana advirtió que este hospital, administrado por la Facultad de Medicina, "está muy lejos de ser, como debería, un centro de referencia" y que las "condiciones de trabajo allí son difíciles".

Por otra parte, el sindicato calcula que un 10% del personal de enfermería que renuncia sale de la profesión para desempeñar otro tipo de tareas no vinculadas a su formación.

Déficit histórico

Uruguay firmó en 2012 un convenio con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), por el cual se establecía un plan con la meta para 2015 de que por cada médico exista un enfermero. Esto parece difícil de lograr, siendo que hoy hay un déficit de 13.000 profesionales de enfermería.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Jornadas: La enfermería en Argentina: Continuidades y rupturas entre el pasado y el presente de la profesión

El Instituto de Estudios Sociales en Contextos de Desigualdades (IESCODE) de la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ), en el marco...