Dimite la subdirectora de enfermería del Clínico en desacuerdo con el plan de vacaciones


El Satse denuncia que la falta de contrataciones para el verano agudizará el déficit de la plantilla de profesionales del hospital

La subdirectora de enfermería del Hospital Clínico Universitario de Málaga, Concepción Cruzado, ha presentado su dimisión irrevocable. Aunque de forma oficial se alude a motivos personales, el Sindicato de Enfermería (Satse) afirma que la renuncia se debe a que Cruzado "no quiere ser partícipe de un plan de vacaciones que pondrá en dificultades la asistencia sanitaria del Clínico este verano". Otras fuentes sanitarias consultadas por SUR indicaron que la versión ofrecida por el Satse es la correcta y lamentaron la dimisión de Concepción Cruzado, porque "es una persona muy válidad y aúna a mucha gente en su trabajo diario".

El Satse ha dicho que el plan de vacaciones diseñado por el SAS para el Clínico agravará aún más la situación de déficit de plantilla que este centro viene soportando. A ese respecto, añade que el periodo estival de 2016 se prevé muy complicado para los trabajadores del Clínico, ya que las autoridades sanitarias tan solo han previsto la sustitución de un 39% de los trabajadores que disfruten sus vacaciones, lo que supone que se quedará descubierto más del 60% de la plantilla.

Ese hecho, subraya el Sindicato de Enfermería, "ha supuesto que la subdirectora de enfermería, máxima responsable de forma permanente en el Hospital clínico de enfermería, ya que el director alterna su dirección entre Clínico y Carlos Haya, haya presentado su dimisión, ya que el plan de vacaciones impuesto por el SAS y acatado por la Gerencia del Hospital Clínico es desde todo punto de vista inasumible para el personal de enfermería (enfermeras, auxiliares, celadores) del centro".

En una nota, el Satse afirma: "En un país donde estamos acostumbrados a que los gestores se aferren a sus poltronas, la decisión adoptada por Conchi Cruzado le honra como profesional. Continuar en su puesto hubiese significado tener que asumir unas decisiones que van en contra de los profesionales y de los pacientes".

El sindicato añade: "No estaría de más, que la delegada de Salud, máxima responsable de la asistencia sanitaria en Málaga, se interesase por los motivos que han llevado a una de sus mejores cargos directivos a presentar su dimisión. Aunque estamos convencidos de que la delegada de Salud es perfectamente conocedora de la situación por la que están pasando los hospitales malagueños, dudamos de que sea consciente de lo que va a suponer el plan de vacaciones diseñado por el SAS para la asistencia sanitaria de los ciudadanos malagueños durante el periodo estival".

El Satse recalca que solo en el Clínico se van a cerrar 56 camas en julio, 92 en agosto y 56 en septiembre, a pesar del cierre de estas camas, tan solo se van a realizar contrataciones para cubrir el 39% del personal que se vaya de vacaciones, hecho que repercutirá en los pacientes.

Comentarios