Violenta agresión a dos médicos del Hospital Fernández

Dos personas ebrias golpearon a un doctor y a un enfermero en la guardia del sanatorio. Una de ellas tuvo que ser sedada. Denuncian que falta seguridad y control en los accesos

Nuevamente un médico de un sanatorio público de la Ciudad fue agredido. La historia se repitió en el Hospital Fernández, en pleno corazón del barrio porteño de Palermo.

En la madrugada del domingo, dos personas alcoholizadasque habían llegado al lugar tras protagonizar un incidentegolpearon a un doctor, a un enfermero y ocasionaron destrozos. Ambas quedaron detenidas.


Según el titular de la Asociación de Médicos Municipales, Jorge Gilardi, todo sucedió alrededor de "las 5 o 6 de la mañana", cuando "dos personas de mediana edad completamente alcoholizadas ingresaron a la guardia del hospital". No estaban armados, pero eran "muy agresivos, trompearon a los médicos y uno atravesó una puerta de vidrio" para escapar de la Policía.

El abogado de Médicos Municipales, Vadim Mischanchuk, amplió: "Esta gente salió de la cena de los gastronómicos en La Rural, tuvieron un accidente en la calle, estaban alcoholizados, llegaron a la guardia y produjeron los desmanes cuando se activó el protocolo de seguridad".

Hace sólo un mes y medio se registró otra violenta agresión en el mismo hospital. En aquella oportunidad, un hombre persiguió a médicos y pacientes con un caño.

 "Toda la vida entraron borrachos a las guardias, pero hoy hay un nivel de agresividad que tiene que ver con un tema social"

Gilardi aseguró que estos hechos de violencia son producto de una problemática social mucho más compleja que la de alguien que se excede con la bebida: "Toda la vida entraron borrachos a las guardias de los hospitales. Yo llevo 20 años de guardia en el Piñero y vi de todo, pero nunca con este nivel de agresividad".

"Dicen que faltan insumos o que se demoró una operación, pero eso pasó siempre. Tiene que ver con el nivel de agresividad, con un tema social", diagnosticó el médico.

"Las guardias de los hospitales de Buenos Aires están muy expuestas y los fines de semana más todavía", describió Mischanchuk en diálogo con el periodista Luis Novaresio, enRadio La Red.

Entre otros detalles, dijo que uno de los agresores fue sedado por el personal médico como parte del protocolo de seguridad que se comenzó a aplicar hace poco en los hospitales municipales. "Esto está protocolizado: cuando hay una persona con excitación psicomotriz hay que medicarlo con calmantes para que no ocasione daños a sí mismo ni a terceros. Esto está dentro de los protocolos médicos de las guardias de emergencia", finalizó.

Comentarios