25 feb. 2018

Pasado boxeador, presente militar, futuro enfermero

Marta Brañas, campeona de España de boxeo, estudia Enfermería para combinar la carrera con su trayectoria militar

Marta Brañas es todo un torbellino. Se le agolpan los quehaceres diarios y también las palabras cuando habla de ellos. Está estudiando Enfermería en la Escuela Universitaria de A Coruña y su sueño es convertirse en teniente enfermero para unir sus dos ilusiones: El Ejército y cuidar de las personas, lo que más le gusta de la asistencia clínica. La coruñesa está acostumbrada a luchar por lo que quiere y ha hecho de todo en los últimos años. Aunque ha abandonado la competición profesional, la 'Potrilla de Arteixo', su apodo en el mundo del boxeo, no para quieta y pone todo su esfuerzo en lograr sus metas.
 
La gallega, de 32 años, fue campeona de España de boxeo en 2015, pero se retiró el pasado año y ahora compagina su trabajo como militar con sus estudios: "Mis compañeros me preguntan cómo puedo sacar todo. En la Universidad me apoyaban muchísimo para el tema de las competiciones  y me cambiaban las fechas de los exámenes. En el trabajo también me ponen todas las facilidades y me adaptan los horarios, explica la estudiante de Enfermería, a quien le apasionan los monólogos y montar a caballo.
 
Ya en tercero de carrera, ha pasado por varios hospitales gallegos para realizar las prácticas y ha aprendido en distintas unidades como Urología, Enfermedades Infecciosas o Medicina Interna. "La que más me gustó fue Interna porque descubrí que me gusta el trato con las personas mayores. Nunca pensé en estudiar Enfermería, pero descubrí esa satisfacción de poder ayudar a las personas", confiesa la militar, a quien le encanta la "medicina clínica y el trato con el paciente en el día a día".
 
Humanización

Para Marta, la cercanía con los pacientes es fundamental: "Creo en la humanización de la Sanidad y en la empatía de los cuidados. Hay un dicho que me gusta mucho que es: 'Curar a veces, cuidar a menudo y acompañar siempre'", explica la joven, que añade: "te aporta algo muy bonito, el sentir que puedes mejorar la estancia de alguien en el hospital, el cariño que te dan…", refleja Marta que, afortunadamente no ha sido testigo de ninguna agresión.
 

Marta, militar, aspira a convertirse en Teniente Enfermero

"Yo era deportista de alto nivel y siendo militar, nos fomentan que promocionemos a través de una carrera porque si no, el contrato se acaba a los 45 años. Yo sabía que quería estudiar algo", explica la militar. Su apuesta por la Enfermería no fue clara desde el primer momento: "Soy muy curiosa y siempre me pregunto el porqué de las cosas. Me llamaba la atención el tema de la salud. Estudiando asignaturas como biología me entró curiosidad y al volver a A Coruña me matriculé en Enfermería", relata Marta, que hasta este verano vivía en Madrid para poder entrenar.
 
Arañar minutos
 
Para ella, ha sido todo un acierto: "Fue empezar la carrera y engancharme. Con las prácticas ya descubrí todo lo que me aporta", se sincera Marta, que cada día está más contenta de estar formándose: "No me arrepiento para nada, cada día estoy más enganchada".
 
Pese al gran esfuerzo que hace Marta, las horas del día a veces se quedan cortas para poder llegar a todo. Afortunadamente, le ponen facilidades: "Sigo con la formación militar. Me dan la opción de poder seguir con ambas cosas porque ellos quieren que promociones", relata la gallega, quien hace malabares en su día a día para poder asistir a clase y al trabajo: "Sobre todo saco tiempo los fines de semana para estudiar y hacer los trabajos. Tengo una vida social muy acortada", bromea la joven.
 
Teniente enfermero
 
"Yo soy militar, soy soldado, y quiero presentarme para acceder al Cuerpo de Oficiales para ser teniente enfermero", sentencia Marta con una convicción absoluta. Dentro del Ejército, explica, hay especialistas en Medicina Militar y una es Enfermería. "Me presentaría a una oposición y, si apruebo ese examen, entraría en la Academia militar a hacer el curso, que son nueve meses", detalla Marta, que añade: "Ya saldría siendo teniente enfermero". Un sueño para ella, que tendría que elegir entonces entre los distintos destinos.
 
"Me gustaría mucho participar en una misión internacional, tiene que ser muy enriquecedor", relata Brañas, a la que le encanta viajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Jornadas: La enfermería en Argentina: Continuidades y rupturas entre el pasado y el presente de la profesión

El Instituto de Estudios Sociales en Contextos de Desigualdades (IESCODE) de la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ), en el marco...