3 abr. 2018

Hospital Garrahan: enfermeros franqueros continúan en lucha contra la insalubridad

La dirección de enfermería y RRHH, mediante aprietes, pretende imponer a los enfermeros franqueros que trabajen cuatro o hasta cinco días, en una jornada de 14 horas, cuando lo máximo estipulado son tres días.

Como fue reflejado por este medio, los enfermeros franqueros del Hospital Garrahan hace tres semanas que vienen siendo hostigados y prácticamente obligados a trabajar de manera continua durante este fin de semana largo de cinco días.

Paradójico en un efector de salud. Todos los gobiernos buscaron flexibilizar las jornadas de los trabajadores sobrepasando las 35 horas semanales y aumentando la precarización laboral, que trabajen 14 horas con pacientes críticos durante cuatro o cinco días seguidos, sin el descanso correspondiente entre jornadas. En el año 2010, durante el gobierno Kirchnerista el Consejo de la Administración del hospital era codirigido por el PRO y el FPV. Entonces, a través de la organización en asambleas y lucha los trabajadores, los franqueros lograron arrancarle las jornadas de tres días por fin de semana largo para quienes velan por el cuidado de los pequeños. Esta conquista se hizo extensiva a todos los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires.

En el marco de los tarifazos que llegan este fin de semana de Pascua y la crisis que quieren cargar en la espalda de la clase obrera, Cambiemos buscó pasar la reforma previsional con un costo político en su imagen pública. Miles de trabajadores y estudiantes se manifestaron en contra. Ahora intenta que la reforma laboral que no pudo sesionar en el Congreso pase por etapas dentro de los convenios de trabajo, donde habilita a las patronales a la persecución individual de los trabajadores. Al igual que en el Posadas, pretenden profundizar la precarización y el vaciamiento de la Salud Pública. Los trabajadores del Posadas también marcaron un rumbo: enfrentar este avance, porque si ganamos en el Garrahan, ganamos todos los trabajadores de la salud.

Te puede interesar: Hospital Garrahan: "Andá a laburar vos, 14 horas 4 días"

Las acciones previas que se llevaron adelante desde que los enfermeros fueron "notificados" de la maratónica jornada, muestran la predisposición de los franqueros a plantarse y defender sus derechos. Muchos de ellos dijeron "NO" en las asambleas, al fin de semana largo que les pretenden imponer como si fueran material descartable.

Los trabajadores denuncian la persecución de la patronal

Dos trabajadores cuentan que van a trabajar los cuatro o cinco días por necesidad económica. Esto implica dormir en el hospital durante esos días y encontrarse lejos de sus familias. Uno de los enfermeros dice que le "hubiese gustado hacer los tres días como veníamos haciendo estos últimos años. Trabajando cuatro días seguidos 14 horas, afecta bastante. Al tercer día, el cuerpo no te da más y se manifiesta el cansancio, no podés trabajar tranquilo".

Una compañera del mismo sector agrega que "tendría que estar haciendo reposo porque voy a operarme, tengo hernias de disco. Repercute en los pacientes porque si no me siento bien, el paciente no va a estar bien atendido y no voy a poder suplir las necesidades. Mis compañeros me ayudaron para estar en un sector más tranquilo, si no, no podría estar los cinco días en un sector con mayores complejidades".

Al consultarles cómo fue la notificación de parte de los jefes, cuentan que hay una disposición del año 2010 "gracias a la lucha de los franqueros que no fue fácil, después de una larga pelea, ahora que la patronal haga caso omiso y no obedezca, la verdad es un apriete".

Recorriendo los pasillos del gigante Garrahan, una trabajadora cuenta que "este fin de semana extra largo son tres días lo que me corresponden trabajar. Esto juega mucho con el tema del cansancio no sólo físico, sino mental. A la hora del cuidado con los pacientes afecta más que nada el tema de la concentración y uno está propenso siempre a cometer algún tipo de error, tenés que estar puntilloso con la edad del paciente, el peso y la medicación".

"Les digo que no voy a asistir la cuarta jornada", cuenta la enfermera "y por ese mensaje que aviso, me llaman de supervisión de enfermería y me dice que todos los de arriba informan que el cuarto día es obligatorio y no opcional. Lo sentí como una amenaza. Si yo no venía tenía que atenerme a las consecuencias. Me siento mal, anímicamente y ni siquiera para predisponerme bien al trabajo. Vengo a ganarme un centavo pero también vengo a hacer lo que me gusta"

Los franqueros en pie de lucha

Los trabajadores saben que luego de la lucha del año 2010 queda un hilo que la patronal no pudo cortar y del que hoy se valen para llevar esta pelea adelante.
"En retrospectiva nosotros somos un grupo que siempre está en la lucha de las cosas que creemos y estamos convencidos de eso, pero pesa que siempre seamos los mismos. De los jefes siempre hay aprietes por el miedo al descuento o por la plata".

"Nosotros siempre fuimos firmes con la jefatura, si decimos que no venimos porque es lo que nos corresponde, sabemos lo que tenemos que hacer", añade otra trabajadora. "Este grupo salimos todos con el conflicto. Somos franqueros y desde el 2010 estamos al frente con los otros compañeros y estamos unidos por eso el apriete no lo recibimos, sí los hubo de manera individual".

"Estamos convencidos que no tenemos que trabajar más de tres dias, ya 14 horas trabajando es muchísimo, estamos continuamente con pacientes graves. No solamente está en riesgo la salud de los chicos, también la nuestra".

Leé también: Hospital Garrahan: en pie de lucha contra la insalubridad

En función de la experiencia con la que cuentan, una de las enfermeras sostiene que "si luchamos en el 2010 y logramos trabajar los tres días, es ultra necesario que lo sigamos haciendo ahora, ya sabemos que nos van a amedrentar pero tenemos que seguir con la lucha. Lo que hemos logrado, incluso la comida de los franqueros, fue mediante la lucha. Lucha y unidad porque más unidos podemos conseguir las cosas". Queda demostrado a partir de sus palabras, que el común denominador de los relatos que los llevó a ganar sus conquistas, es la lucha.

Como se ve, los mismos trabajadores son quienes a diario dejan lo mejor de sí en pos de atender y sanar a los más pequeños, mientras que a las autoridades del hospital poco (o nada) les interesa ni su salud, ni la de los miles de niños que pasan por el gigante de pediatría.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Enfermería Atraviesa el Momento más Difícil de su Labor

El sector de la salud se encuentra en su mayor crisis por el déficit del personal de enfermería, las tensiones sociales, políticas, cultur...