4 mar. 2019

Las enfermeras somos el futuro de la salud"


ENTREVISTA

Marga Esteve: "Las enfermeras somos el futuro de la salud"

La presidenta de la Associació Catalana de Direccions Infermeres (ACDI) advierte de que la población está cada vez más envejecida




Cree que la profesión enfermera es clave porque la población está cada vez más envejecida. Marga Esteve es enfermera en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona y también presidenta de la Associació Catalana de Direccions Infermeres (ACDI). Esta entidad nació con el objetivo de ser un foro de participación y debate, en presencia de las enfermeras que se dedican al ámbito de la gestión. La enfermería cuenta con una alta credibilidad entre la ciudadanía, como refleja la última encuesta 'America's Most & Least Trusted Professions' de la empresa Forbes Statista, en la que esta profesión ocupa el primer puesto de la lista. "Y en España es exactamente igual", asegura Esteve.

-¿Qué es una directora enfermera?
-La que vela por la calidad de los cuidados a los pacientes e imparte las políticas de los cuidados dentro de la organización donde trabaja. También potencia el conocimiento y la docencia. La directora enfermera no trabaja con pacientes, sino que el suyo es un trabajo más bien de despacho y de relación con profesionales.

-En Catalunya faltan 17.000 enfermeras, según el Consejo General de Enfermería, ¿por qué?
-Ocurre desde hace mucho pero, desde la crisis, más. Es un problema de toda España, no solo de Catalunya. Catalunya tiene una ratio de enfermeras por debajo de la media europea: 578 por cada 100.000 habitantes, mientras que la ratio europea es de 825 [España tiene 559 por cada 100.000 habitantes]. De los 28 países de la UE, nosotros estamos en el puesto 24. Yo no me atrevería a decir cuántas faltan porque depende del modelo organizativo de cada institución, pero todas coincidimos en que deberíamos incorporar a más.

-¿Cómo es, en general, el modelo de salud que tenemos?
-Mucho más basado en la enfermedad -muy paramédico- que en el cuidado. La población está envejecida y tenemos más pacientes crónicos porque la esperanza de vida ha subido muchísimo. Por eso hacen falta las enfermeras, porque estos pacientes necesitan cuidados enfermeros. Nos hemos de replantear el modelo.

"El actual modelo de salud está más basado en la enfermedad que en el cuidado. Debemos replanteárnoslo"

-¿Faltan más enfermeras que médicos?
-La ratio de médicos sí está por encima de la media de la UE. Faltan enfermeras porque estamos en un momento de cambio generacional. Todas entramos de golpe y la mayoría de gente se está jubilando ahora. Y muchas suplencias están cubriendo estas jubilaciones. No encontramos gente, y eso también tiene que ver con la contratación. Los contratos son mejorables. Deberían ser a largo plazo en vez de tan temporales, porque es la manera de fidelizar a los profesionales. Las condiciones no son atractivas.

-¿No hay suficientes graduadas en Enfermería?
-Hay graduadas, pero ocurre que en épocas concretas, como por ejempo la de la gripe, se contrata a mucha gente y, una vez pasado este período, se van al paro. Debemos cuidar a las enfermeras porque son el futuro de la salud, ya que la gente necesita cada vez más cuidados enfermeros. Nuestras enfermeras están súper bien preparadas, pero se van fuera de España porque les ofrecen mejores condiciones. Tenemos mucho trabajo que hacer y grandes retos por delante.

-¿Debería haber, como se acordó para los médicos tras la huelga, un máximo de pacientes por enfermera?
-Depende de la complejidad de los pacientes. A veces un enfermo necesita una enfermera solo para él. A mí no me gusta hablar de ratios, sino de necesidades. Según la necesidad del paciente, tú asignarás una enfermera, dos o tres. Por eso los hospitales no tenemos todos el mismo número de profesionales porque no tenemos el mismo número de pacientes.

"En Sant Pau se han jubilado 154 enfermeras en los últimos dos años. Todos estamos igual. Hay una estampida dentro del sector"

-¿Se prevén jubilaciones para los próximos años?
-En el Hospital de Sant Pau, en los dos últimos años se han jubilado 154 enfermeras. Todos estamos igual: los médicos, fisioterapeutas, trabajadores sociales… Hay una estampida enorme dentro del sector. También es verdad que sale mucha gente formada de las universidades. Tenemos a los profesionales, pero hay que darles contratos de larga duración. Y debemos plantearnos temas organizativos, es decir, roles y competencias de los profesionales. Hay cosas que hacen los médicos que podrían hacer las enfermeras como por ejemplo, en la atención primaria, el cuidado del niño sano. Si el niño está sano, la enfermera está súper preparada para atenderlo.

-La profesión enfermera está bien valorada.
-Tenemos un gran reconocimiento de la ciudadanía. Según las encuestas de la Conselleria de Salut, la satisfacción del usuario con nosotras es altísima. Pero la enfermería es una profesión joven. El médico es el que cura y diagnostica, y hasta hace unos años la enfermera estaba considerada la ayudante del médico. Eso ha cambiado. La enfermera, ahora, tiene unos estudios reglados, másters, está súper formada, tiene una autonomía e iniciativa propia. La nuestra es una profesión humanista y de ayuda a los otros. 

-¿Qué consecuencias para la salud acarrea que haya pocas enfermeras?
-Obviamente, hay repercusiones. No tanto en las necesidades agudas porque eso lo cubrimos de sobra, sino que en el hecho de que a veces trabajamos con más presión, transmitimos angustia y dedicar al paciente menos tiempo del que nos gustaría. Otro gran reto es que actualmente los pacientes son muy demandantes del sistema de salud, y yo creo que hemos de trabajar para que el ciudadano tenga más conocimiento y se pueda autocurar él. Es decir, debemos acompañar al paciente, darle información para que pueda tomar sus propias decisiones y hacerlo más independiente y menos demandante del sistema.

"Debemos trabajar para que el ciudadano tenga más conocimientos sanitarios y sea menos demandante del sistema de salud"

-Recientemente la enfermera Maria Sardà Raventós fue nombrada directora general de Ordenación y Regulación Sanitaria por el Govern. La ACDI celebró esta noticia. ¿Por qué?
-Ha sido un paso importantísimo. Constantemente estamos reivindicando que la mirada enfermera debe estar en las políticas de salud. No existían precedentes de algo, con lo que se ha hecho una apuesta importante. Se están poniendo a enfermeras de gerentes en el Govern.

- Hace unos meses, el Gobierno publicó el Real Decreto 1302/2018 que regula la prescripción enfermera. ¿Cómo valora esta medida?
-Es una reivindicación histórica, una buena noticia para toda España. Sin embargo, queda pendiente cómo acreditar a las enfermeras para que puedan prescribir, algo que es competencia de cada comunidad autónoma. En Catalunya se han presentado alegaciones y enmiendas, y yo creo que la norma estará vigente antes del verano. Desde Catalunya defendemos que una enfermera que lleva un año trabajando puede prescribir -tenemos estudios farmacológicos-.

-Ustedes a menudo denuncian que las enfermeras son invisibles.
-Cada vez las enfermeras somos más visibles, pero es verdad que cuando se habla de salud, se del médico. Y no, el mundo de la salud lo conformamos todos: médicos, enfermeras, fisioterapeutas, trabajadores sociales, psicólogos...

-Además, es una profesión sobre la que existen muchos estereotipos. ¿Cuáles?
-Por ejemplo, en algunos anuncios siempre nos ponían con faldillas y cofia. Por suerte, eso está cambiando y desde el Col·legi Oficial d'Infermeres i Infermers de Barcelona (COIB) estamos batallando para cambiar eso.

-La mayoría del colectivo son mujeres.
-Sí, el 85%. Es una profesión básicamente femenina.

https://www.elperiodico.com/es/sanidad/20190304/entrevista-marga-esteve-directora-enfermera-futuro-salud-7288127

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Programa Rcp Aprendiendo a Salvar Vidas en Malvinas Argentinas

El programa de Rcp Aprendiendo a Salvar Vidas, continúa recorriendo el distrito de Malvinas Argentinas, a través de la Dirección de Defens...