17 mar. 2010

Almería, España.-

Acepta un año y medio de cárcel por agredir a un médico y a una enfermera del Hospital de Poniente (Almería) 
Europa Press ALMERÍA
Un vecino de El Ejido (Almería) ha aceptado la pena de un año y medio de prisión y el pago de una indemnización de 2.759 euros por agredir, en junio de 2007, a un médico y una enfermera del hospital de Poniente, a quienes además insultó y amenazó al despertar de forma brusca del estado de semiinconsciencia en el que ingresó mientras estaba siendo atendido de urgencia en la sala de críticos.

La sentencia del Juzgado de lo Penal número 5 de Almería, a la que tuvo acceso Europa Press, considera al acusado autor de un delito de atentado a funcionario público y otro de lesiones, por los que le impone 12 y 6 meses de cárcel respectivamente. La juez le condena, así mismo, a 18 días de localización permanente por tres faltas de lesiones cometidas contra los guardias de seguridad del centro que intentaron reducirle.

El hombre, que llegó al hospital a primera hora de la madrugada del 25 de junio acompañado de un amigo también enjuiciado por participar en el ataque, se despertó "de repente" mientras que las dos víctimas procedían a su reconocimiento y, sin mediar palabra, le dio un "codazo" a la enfermera, se levantó de la camilla y propinó un "fuerte empujón" al médico.

A continuación, y mientras que gritaba "os tengo que matar, hijos de puta, asquerosa, zorra, me he quedado con tu cara, abandonó la sala de críticos y la emprendió con un guardia de seguridad, con el que forcejeó y al que golpeó. En ese momento, "al oír lo gritos", entró en la zona reservada a los pacientes y comenzó junto al principal acusado a dar "patadas a los carritos y a la pared".

Cuando otros dos vigilantes intentaron reducirlos, redoblaron el ataque hasta que pudieron detenerlos y separarlos, no sin antes romper de un golpe el cristal de una puerta. Los perjudicados sufrieron diversas contusiones y contracturas y, en el caso de uno de los guardias, fue necesaria una intervención quirúrgica ante la fractura de los huesos propios de la nariz.

El fallo recoge, asimismo, una pena de seis días de localización por una falta de lesiones para el compañero del principal acusado que deberá abonar también una multa de diez días con una cuota diaria de cuatro euros por una falta de amenazas. Los daños causados en el centro hospitalario de Poniente ascienden a 1.136,80 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Trabajo Diario del Personal de Enfermería

Si podemos decir los que estamos en la trinchera, como sujeto real de la evidencia de nuestro trabajo, que nos está pasando, día a día. Vem...