29 sept. 2012

Abrazo a un centro de salud

Esta mañana, trabajadores del centro de salud Las Delicias y algunos
vecinos del barrio se convocaron frente al edificio ubicado sobre
Alfonsina Storni al 3100 para realizar un abrazo simbólico en reclamo
de más seguridad. Un robo producido en el interior del centro de salud
fue "la gota que rebasó el vaso", tras una seguidilla de arrebatos y
robos en el barrio.

Marcela Gaitán, una de las enfermeras, contó a El Litoral que el 21 de
septiembre el lugar donde trabaja a diario fue víctima de un robo.
Dijo que aunque todos los accesos al edificio están con rejas, una
persona de contextura chica logró ingresar por un ventiluz. Una vez
adentro, acomodó en un mismo lugar un televisor y una garrafa, entre
otras cosas de valor, con la intención de abrir alguna ventana o
puerta y poder sacar las cosas. Pero no pudo, y optó por retirarse por
el mismo lugar que ingresó con varias cajas de leche, un DVD y
medicamentos.

"Lo que pasó fue algo muy triste. Es la primera vez que logran entrar.
Sí nos abrieron los autos en varias oportunidades y nos han robado
cosas de ahí, pero hasta ahora nunca habían ingresado al edificio",
contó Marcela Gaitán. En particular, lamentó la sustracción del DVD.
Es que era suyo, y lo había llevado a su lugar de trabajo por una
razón solidaria. "Hay una nena que está haciendo un tratamiento y
tiene que internarse todos los días acá. Dos horas a la mañana y dos
horas a la tarde. Entones, para que no se aburra, yo le había traído
un DVD. Ahora ya no está, y lo lamento mucho por esa nena", agregó.

Consultada sobre el reclamo puntual a las autoridades del gobierno, la
enfermera indicó "una acción concreta tendiente a reducir los hechos
de inseguridad en nuestro ámbito de trabajo". "Sabemos que se están
reuniendo con la gente de la vecinal por este problema", destacó.

Según pudo saber El Litoral, en el centro de salud de Las Delicias
trabajan unas 10 personas -entre médicos, enfermeros y personal de
limpieza- y por día se atienden alrededor de 50.

Poca presencia

La participación de la gente, según advirtieron desde la vecinal del
barrio y desde el propio centro de salud, no fue la esperada.

Rosalía Acosta, presidenta de la vecinal, indicó que para el abrazo
simbólico aguardaban la presencia de todo el barrio, "porque la
inseguridad es un reclamo generalizado", y sin embargo fueron muy
pocos.

"La verdad es que estamos preocupados con lo sucedido. El centro de
salud es un lugar que todos utilizamos. Lamento mucho la poca
participación de la gente.

Creo que si el vecino no se suma a acciones como éstas, las cosas no
van a cambiar", indicó la vecinalista. Y finalizó: "A las autoridades
del gobierno les pido que empiecen a prestar más atención".

Trabajadores y vecinos pidieron seguridad de una manera particular:
abrazando simbólicamente al edificio donde asisten para cumplir con su
labor o recibir asistencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La notoriedad del personal de enfermería que aporta en todo el mundo

Desde hace más de unas décadas, continuamos afirmando, que con la implicación de las enfermeras y los enfermeros comprometidos con visibil...