13 mar. 2013

Los estudiantes piden poner fin a los problemas de Enfermería


MARGA S. MINGO / CÓRDOBA
Día 13/03/2013

Deterioro y signos de ruina lastran la sede actual mientras la nueva sigue a la espera

«Ruinoso, lamentable y tercermundista». Con estas tres palabras la presidenta del consejo de estudiantes de la Escuela de Enfermería de la UCO, Pilar Ruiz, define el estado actual de las dependencias del edificio. Cuatro años llevan los alumnos de Enfermería denunciado el mal estado del inmueble, pero a excepción de algunas «chapuzas para tapar agujeros», todo sigue «igual o peor» que cuando el colectivo de estudiantes inició las reivindicaciones.

La actual facultad se divide en dos inmuebles: el principal y el anexo. En el primero se encuentran los despachos de los profesores, un pequeño laboratorio «en pésimas condiciones» y algunas aulas ubicadas en el sótano. En estas últimas se impartían clases hasta finales del año pasado cuando «se cayó parte del techo y los alumnos no han vuelto a entrar por miedo», explica la representante estudiantil.

Equipos obsoletos

Además, en este edificio principal se encuentra la sala de simulación, con «equipos obsoletos y en muy mal estado, y con el que no se pueden desarrollar las practicas con normalidad». Pilar Ruiz cuenta que, a raíz de las movilizaciones que realizaron desde el equipo rectoral se comunicó que estaba previsto dotar a Enfermería de nuevo material de simulación para el desarrollo de las prácticas de los alumnos, «promesa que espero que se cumpla aunque por el momento aún no lo hemos visto», explica Ruiz.

El anexo es donde se imparten las clases habitualmente. En la actualidad, lo hacen los alumnos de primer y segundo curso. Son habituales las manchas de humedad, las goteras y agujeros en las paredes. Hace unos meses el sindicato Satse denunció las graves deficiencias detectadas en la facultad tras la caída en un aula de un conducto de ventilación del aire acondicionado y la aparición de lombrices.

A lo descrito se une que los alumnos carecen de equipos de refrigeración que hace muy difícil recibir las clases en verano. En invierno, la calefacción «funciona sólo algunos días y, aunque hemos preguntado las causas en numerosas ocasiones», apunta Ruiz, que explica como es habitual que los alumnos estén en clases con los abrigos puestos además de bufandas y gorros, «porque hace mucho frío». Hace un año, los estudiantes acudieron a clase con mantas como protesta.

A todo ello, se une que las aulas carecen del material, que a día de hoy se podría considerar mínimo. En este sentido, apuntan, por ejemplo, que las sillas se encuentran pegadas en el suelo y que junto con las mesas ofrecen muy poco espacio para realizar determinadas pruebas y, en muchos casos, están viejas y defectuosas. Además la sala de ordenadores tiene columnas que tapan la visión del profesor y de la pizarra, y tanto la iluminación como los equipos de sonido no son los más adecuados. No cuenta con una sala de estudios con capacidad para más de 20 alumnos.

Mientras tanto, desde la UCO se estima inminente la llegada de la documentación de la Junta de Andalucía para proceder a la licitación de las obras de la nueva sede de Enfermería, la antigua Politécnica, que será un inmueble multidisciplinar que albergará las titulaciones de Enfermería y de Fisioterapia. El proyecto está valorado en 12 millones de euros y se financiará con fondos europeos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La notoriedad del personal de enfermería que aporta en todo el mundo

Desde hace más de unas décadas, continuamos afirmando, que con la implicación de las enfermeras y los enfermeros comprometidos con visibil...