4 abr. 2013

EL DESAFÍO ACTUAL DE LA ENFERMERÍA


SANDRO ORTEGA

Por Sandro Ortega

El desafío actual de la enfermería implica adquirir capacidades para construir nuevas estrategias para moverse en todo el país, diseñar nueva identidad que sean valiosas para la comunidad en todo su conjunto, y sobre todo para nosotros mismo, hacerla realidad en redes cada vez mas abierta de colaboración, compromiso, desarrollo profesional con poder de voz y voto en la mesa de gestión de política de salud, ya sea tanto en el sector público y privado.

Los profesionales de la gestión (somos todos los enfermer@s) deberán entonces desarrollar una visión emprendedora que permita ver tempranamente las nuevas posibilidades de creación de valor que se puedan articular. Esa capacidad para ver nuevas posibilidades, es parte del desafío de la nueva enfermería de hoy.

Este nuevo escenario implica un nuevo paradigma de trabajo, aprendizaje y gestión.

El trabajo en equipo tiene ventajas genuinas que bien utilizadas podrían volverse importante, la circunstancias están claras y nosotros mismos ya hemos hecho la autopsia de la enfermería de estos últimos años y ahora debemos modificar nuestra estructura de pensamiento para entender que no podemos quedarnos al margen, que tenemos la responsabilidad de aportar en la construcción y en la elaboración de las propuestas de l@s enfermer@s sobre la nueva enfermería que queremos y además sabemos que podemos hacerlo, una nueva enfermería en este siglo XXI.

La formación, como proceso por el cual desarrollamos nuestras capacidades y habilidades, es nuestra principal herramienta. La formación que desarrollamos junto a otros, que nos permite aprender de la experiencia, de la historia, que nos aporta los elementos para aproximarnos y tener acceso a información precisa, oportuna y adecuada, que ayuda a seguir construyendo nuestra identidad como trabajadores de la salud.

Nuestro desafío es sumarnos a la construcción de lo que nos va a sacar definitivamente de toda injusticia.

Nuestras participaciones tienen que estar vivas, tienen que estar transformándose continuamente y tienen que tener una vitalidad que solamente con la transformación interna y el alto protagonismo de todos l@s enfermer@s garantizaremos que sean genuinamente representativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario