15 abr 2013

La ayuda solidaria ha sido clave

Los vecinos ponen un enorme empeño para reponerse después del desastre. La ayuda solidaria ha sido clave. En los últimos días se retomaron las actividades cotidianas. Pero miles de afectados aún están en situación de emergencia

La Ciudad avanza con gran empuje en la recuperación

Después de más de una semana de trabajo intenso descartando lo que ya no sirve, poniendo a secar aquello que puede recuperarse y lavando y desinfectando con esfuerzo las paredes, Matías Ventosi y Paola Paternaín pueden hacer una estimación de cuánto perdieron: "alrededor de 40.000 pesos entre los muebles, las puertas, las paredes que se rajaron, los electrodomésticos que todavía no volvieron a arrancar", dice Matías, quien calcula que les llevará una semana poner la casa habitable y varios meses devolverle el aspecto y la funcionalidad que tenía antes de que el martes 2 de abril entraran en ella 1,75 metros de agua en medio de la inundación que afectó a más de 55.000 hogares platenses. Los Ventosi viven en Tolosa junto a su hijo Valentino y comparten por estas horas el mismo esfuerzo de más de 165.000 vecinos afectados directamente por la inundación en la Región y otros miles que se sumaron espontáneamente con su solidaridad para que la Ciudad comience lenta y trabajosamente a recuperarse tras la tragedia.

A medida que la limpieza en los hogares avanza deja al descubierto cuáles son los daños promedio que afectaron a la mayoría de los hogares.

Según datos manejados por el área de Defensa Civil de la Municipalidad de La Plata, entre esos perjuicios se cuentan: pérdida de muebles, daños en las instalaciones de luz y gas, desbordes cloacales, inundaciones de sótanos, deterioro de paredes y mampostería y pérdida de documentación.

Como en los hogares, también en los hospitales y en las escuelas el fuerte impacto de la tormenta comenzó a superarse durante la última semana a base de esfuerzo y solidaridad. Según indicó a este diario Claudio Ortiz, director de Hospitales de la Provincia, los establecimientos más afectados por la tormenta fueron el Hospital de Niños y el Gutiérrez. En el primero hubo problemas con los techos de una sala y con el lavadero, mientras en el segundo se inundó un subsuelo y se perdió el 30% de los insumos. Pero el desafío más importante que atravesaron los hospitales fue la falta de personal: el día posterior a la tormenta el ausentismo de médicos y enfermeros afectados fue superior al 50%. El problema fue más notorio entre los no profesionales -por caso, en el Hospital San Martín se vieron afectados 254 no profesionales y 83 profesionales, según destacaron su directora Marta Gelemur y la directora asociada Silvina González- y obligó a reprogramar guardias.

"La falta de enfermeros se notó durante toda la semana aún cuando no cubriéramos turnos de más, porque en todo caso teníamos que ocuparnos de más pacientes", contaron Federico Guiñazú y Darcy Hernández, enfermeros de neonatología del mismo hospital.

Clic para ampliarCon el correr de los días, cuenta Ortiz, la asistencia de médicos y enfermeros se fue normalizando y el ausentismo por inundación sobre el fin de semana alcanzaba a entre el 5 y el 6%. Mientras tanto, los médicos y enfermeros no afectados redoblaban el trabajo y no ahorraban actitudes solidarias: "muchos de los que no se inundaron vinieron a trabajar aunque no les correspondía, para participar de las tareas comunes del hospital y de las carpas y móviles sanitarios que recorrían los barrios", dice Gelemur.

En las escuelas la falta de maestros y alumnos afectados por la inundación se fue atenuando hacia el fin de la semana, pero fue notoria en los primeros días, según indicaron desde la Dirección General de Cultura y Educación. Gabriel Cavanna es vicedirector de la Escuela primaria número 31 de Tolosa, donde estudian chicos de barrios inundados como El Mercadito o el Churrasco y dice que la inasistencia de alumnos ascendió al 30% en los momentos más críticos, mientras que 7 de las 12 maestras de la escuela también se vieron afectadas. Cavanna destaca que "la tragedia despertó la solidaridad en los chicos".

Por su parte, Mirta Villagra directora de la escuela secundaria 89 de Tolosa expresó que "durante la semana se priorizó que los alumnos se expresen y se trabajó en la contención y en la ayuda de los inundados y sus familias. Ahora el desafío pasa porque con este imprevisto se perdió mucho tiempo de clase y se va a hacer necesario reforzar los deberes, sobre todo en física, matemáticas y química

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EN MALVINAS ARGENTINAS RECONOCIMIENTO A LOS AGENTES DE DEFENSA CIVIL

EN MALVINAS ARGENTINAS RECONOCIMIENTO A LOS AGENTES DE DEFENSA CIVIL    El intendente Leo Nardini participó de este encuentro, que se realiz...