Piden la impugnación de las pruebas de idioma en Enfermería

Alumnos de cuarto curso denuncian que la UCA no ha establecido vía para la obtención del B1

Beatriz Estévez cádiz | Actualizado 17.04.2013 - 
zoom

Imagen de la fachada de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de la UCA en el campus de Cádiz.


Alumnos de los grados en Enfermería y Fisioterapia de la Universidad de Cádiz piden la impugnación al procedimiento establecido por la institución académica gaditana para la obtención, en esas dos especialidades, del título acreditativo y verificable de conocimiento de una segunda lengua, indispensable para la expedición del título de ambos grados. Con tal fin, más de 260 estudiantes de cuarto curso de estas titulaciones de los campus de Cádiz, Jerez y Algeciras rubricaron días atrás un documento redactado por un letrado y que entregaron el pasado 20 de marzo en el registro general de la UCA.

En la Memoria del Título de Grado en Enfermería de la Universidad de Cádiz (aprobada el 4 de noviembre de 2009), se indica que la propuesta inicial para este grado es que los alumnos acrediten "conocimientos de inglés a un nivel igual o superior a B1". Sin embargo, el colectivo de estudiantes denuncia que los centros donde la UCA imparte Enfermería no han establecido desde el curso 2009/10 (el primero de implantación del grado) "ninguna vía propia para la preparación y obtención de los conocimientos necesarios de ningún segundo idioma para obtener un certificado que pueda validarse por la ANECA y poder extenderse, a su vez, el título universitario de grado". Y agregan que dicha "obligación" viene establecida en el Real Decreto 1393/2007 y en la Memoria, desarrollada a raíz de la aprobación de ese Real Decreto.

En dicha Memoria, en lo referente a la acreditación del nivel de idiomas, se lee que la Universidad de Cádiz definirá "una política de formación en idiomas de aplicación a la nueva Ordenación de Enseñanzas Oficiales" y, entre otras acciones, esta política "definirá los niveles a alcanzar en un segundo idioma, especialmente en inglés, en cada grado, revisándolos periódicamente por si procede su ajuste a un nivel distinto". Asimismo, "determinará los procedimientos para acreditación de nivel, dentro del MECRL (Escala Global), en la Universidad de Cádiz". "Promoverá la inclusión de actividades de aprendizaje, dentro de las materias propias del título, que desarrollen las competencias idiomáticas mediante el uso de recursos de aprendizaje en una segunda lengua por los alumnos". "Contemplará la opción de incluir asignaturas o partes de asignatura a impartir en una segunda lengua". "Desarrollará gradualmente procedimientos para requerir niveles acreditados de formación idiomática para poder acceder a programas de movilidad internacional, ofertando cursos a los alumnos que lo requieran". Y por último, "contemplará la opción de elaboración y presentación del Trabajo o Proyecto Fin de Grado en una segunda lengua como una de las vías posibles para acreditar el nivel requerido, si no se ha acreditado con anterioridad".

Ante todos estos puntos, los universitarios firmantes manifiestan que no han podido realizar una "ruta de aprendizaje" de un segundo idioma durante el transcurso de su carrera "por la falta de aportación de los medios necesarios para poder acreditar al final de los estudios el conocimiento exigible en segundas lenguas para la obtención del título". Es por ello que piden al Rectorado de la Universidad gaditana que reconozca que se ha "incumplido" lo establecido en la Memoria del Grado en Enfermería. De no ser así, están dispuestos a llevar el asunto a los tribunales e interponer un recurso contencioso-administrativo.

El portavoz de los estudiantes explica que, con anterioridad al escrito presentado el pasado 20 de marzo, se remitió otro al Rectorado, fechado en el registro general el 26 de noviembre y en el que se solicitaba al Rectorado se acreditase "cuáles son los medios que ofrece la UCA para la obtención de dichos conocimientos del idioma necesario para el otorgamiento del grado en Enfermería". La respuesta se hizo esperar. Llegó cuatro meses después, el pasado 22 de marzo, dos días después de haber entregado el segundo escrito, reclamando la impugnación al procedimiento. En esa respuesta rubricada por la secretaria general de la institución académica, se explica que la UCA pone a disposición de sus alumnos las actividades formativas del Centro Superior de Lenguas Modernas (CSLM), que oferta desde su creación en 2003 cursos de formación lingüística, cuya superación implica la obtención de la certificación para el nivel de idiomas. Y además, se indica que "desde 2012 se oferta la posibilidad de hacer exámenes para la obtención del certificado oficial de nivel según el MCREL".

Esto último resulta una incongruencia para los alumnos de cuarto de Enfermería, ya que consideran que la Universidad debería "haber ofrecido las herramientas necesarias para obtener el B1 desde el primer curso, desde que iniciamos la carrera en 2009 y no en 2012. Ninguna de las políticas que se recogen en la Memoria se han cumplido, no hemos dado nada en inglés en ninguna asignatura, por ejemplo". Asimismo, el representante del colectivo asegura que el B1 "no se exige en todas las instituciones académicas. Me consta que en otros grados de otras universidades españolas no se les pide a los universitarios, lo que resulta discriminatorio".

Asimismo, considera desproporcionado que pasar de nivel de idioma en el CSLM suponga, según dice, un desembolso de 194 euros. "El B1 equivale al nivel 6, y quien tenga, por ejemplo, el nivel 3 deberá superar cada uno de los niveles intermedios, lo que supone unos tres o cuatro meses por nivel y 194 euros por cada uno de ellos. Un auténtico negocio".

Comentarios