Escalofriante relato de dos enfermeros de Alto Verde


Débora Greco y Daniel Dayer

En diálogo con LT10, Débora Greco, enfermera que trabaja en Alto Verde, contó que "el domingo por la tarde, estaban mis compañeras trabajando, cuando a las 19:45hs se hizo presente un paciente de sexo masculino, de mediana edad, con una herida de arma de fuego en su miembro inferior derecho. Mi compañera le pidió los datos, el tipo se negó y la apuntó con un arma. El sujeto pretendía que le extrajera la bala de la pierna sin dar aviso a la policía".

Además, Débora Greco agregó que "mi compañera le dijo que ella no estaba capacitada para hacer esa curación. El tipo la empujó a la compañera, sacó material de curación y le exigió que no llame a la policía. Justo sonó el teléfono y el tipo pensó que había llamado a la policía. El sujeto se enojó mucho con la situación y se fue".

Por su parte, Daniel Dayer, enfermero, sostuvo que "nosotros queremos trabajar seguros y protegidos. Mucha gente del barrio necesita atención pero en estas condiciones no se puede".

Consultada sobre si se incrementó la atención de personas heridas por hechos violentos, Débora Greco manifestó que "últimamente, hay mayor cantidad de atenciones a personas con heridas de armas de fuego, de arma blanca, con golpes por violencia doméstica o gente con sobredosis de drogas. El ministerio de Salud hizo un acuerdo para que contemos una custodia pero últimamente no contamos con el policía".

Comentarios