Rajoy encarga a Ana Mato que desmonte la ‘marea blanca’ dividiendo a los médicos







E.B.

La delicada situación del Gobierno al tratar de cambiar el modelo sanitario con todos los profesionales en contra se ha convertido en un problema tal que, desde el Ejecutivo, se ha encargado a la ministra Ana Mato que trate de desmontar la denominada 'marea blanca'. ¿Cómo? : Con reuniones frecuentes en las que intenta dividir a este colectivo y hacer ver a los médicos que su opinión importa. Sin embargo, los profesionales han endurecido su discurso y, a través de los colegios de médicos y de enfermería, han avisado hoy al PP de que el sector sanitario "tiene mucho poder y está bien organizado".

Mariano Rajoy es consciente de que 500.000 médicos y enfermeros que integran el Sistema Nacional de Salud (SNS) "pueden pasar factura en la urnas", como le ha advertido hoy del presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, por lo que ha encargado a la ministra que desactive las movilizaciones. Para ello, Ana Mato se reúne con importantes facultativos en hospitales públicos y les pregunta por sus opiniones sobre fórmulas de ahorro, lo que algunos médicos han calificado a elboletin.com de "paripé".

En la misma línea de 'conciliación' marcada desde el Gobierno central se enmarcaría la 'mano tendida' del consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, tras el varapalo judicial que recibió María Dolores de Cospedal en relación a sus recortes en la atención sanitaria rural.

Cospedal no ha tenido más remedio que dar marcha atrás y derogar su plan de cierre de las urgencias nocturnas después de que las resoluciones del Tribunal Superior de Justicia regional dieran la razón de forma cautelar a los ayuntamientos afectados. De ahí que Echániz asegurara este lunes en Ciudad Real que cuenta "con la colaboración de los médicos de esta provincia y de todo Castilla-La Mancha en el camino de transformación y modernización de la sanidad".

Pero ni los encuentros periódicos de la ministra en la que trata de de convencer a los profesionales de que su opinión importa, ni la marcha atrás de María Dolores de Cospedal han impedido que esta mañana que los médicos advirtieran al Gobierno que no van a permitir que "se desmantele" el sistema nacional de salud.


85 Medidas contra la privatización


Para evitar la privatización, los consejos generales de colegios de médicos y personal de Enfermería de toda España, que en total representan a cerca de 500.000 profesionales sanitarios, han presentado un conjunto de 85 medidas consensuadas para garantizar la sostenibilidad y la calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) e impedir que el modelo español se vaya "al garete".

Las propuestas están recogidas en el documento "La alternativa de los médicos y enfermeros para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS)", que ha sido presentado hoy en rueda de prensa, y son el resultado de un macroestudio en el que han participado 80 expertos, 4.508 médicos, 2.724 enfermeros y 2.000 ciudadanos, tal y como informa Europa Press.

Las medidas más prioritarias, según médicos y enfermeros, son las destinadas a dotar de más gobernanza y menos politización a la sanidad pública, dando una mayor capacidad de decisión a los propios profesionales.

Para ello, entre las principales iniciativas está la creación a través de una Ley Orgánica de una Agencia estatal de alta inspección para todo el SNS, con capacidad ejecutiva y con un órgano de Gobierno "a modo de consejo de administración" formado por poderes políticos, profesionales y pacientes.

Además, proponen mecanismos de gobierno más participativos, "empezando por la propia gerencia de los centros, donde los profesionales tengan la responsabilidad de decidir como aplican los recursos que tienen". "Porque esto ahora está en las mismas manos de los que pretenden privatizar", afirmó el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín.

El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, explicó que dichas propuestas van a ser presentadas en los próximos días al Ministerio de Sanidad y las comunidades, a los partidos políticos y a la sociedad, confiando en que "no caigan en saco roto" y advirtió que si no son tenidos en cuenta, podrían barajar otras formas de llevar a la práctica sus propuestas, como la presentación de una Iniciativa Legislativa Popular.

El representante del Consejo de Enfermería recordó que afortunadamente en un sistema democrático las urnas son las que pasan factura" y también ha insistido en ello Rodríguez Sendín, quien avisa de que el sector sanitario "tiene mucho poder y está bien organizado

Comentarios