26 sept. 2013

Suiza, ¿nuevo Eldorado para la enfermería española?



Solo personal europeo puede ser contratado para responder a la demanda en el sector de enfermería.

Solo personal europeo puede ser contratado para responder a la demanda en el sector de enfermería. (Keystone)

Por Andrea Ornelasswissinfo.ch 
25 de septiembre de 2013 - 11:00

Los Hospitales Universitarios de 







Berna y Zúrich lanzaron recientemente una convocatoria para contratar personal de origen español "por su elevada cualificación y temperamento afable". Una evidencia de la escasez de personal sanitario en Suiza, compensado preponderantemente con contrataciones en Europa.

A Suiza le hacen falta enfermeras y ha decidido encontrar a una parte de ellas en España.
 
En el ecuador del verano, cuando en el Viejo Continente poco sucede a causa de la pausa estival, una convocatoria de CarePers –una firma helvética dedicada al reclutamiento de personal médico- dio la vuelta a la prensa española y fue ávidamente reproducida por los colegios de enfermería y las redes sociales.
 
Los Hospitales Universitarios de Berna y de Zúrich solicitaban enfermeras de nacionalidad española. La oferta incluye 250 plazas permanentes y salarios idénticos a los que cobran sus homólogas de origen suizo.
 
Maná caído del cielo para un gremio que ha visto crecer el paro alrededor de 400% en solo dos años, según el Sindicato de Enfermería de España (Satse), dejando sin empleo a unos 20.000 profesionales.
 
Sin embargo, el camino que conduce a las clínicas y hospitales helvéticos no podría calificarse como llano, además de estrictas pruebas de selección, los candidatos deben tener un buen dominio de alguna de las lenguas nacionales.

Cualificación y empatía

¿Por qué buscar enfermeras de nacionalidad española en vez de lanzar una convocatoria general dirigida a los profesionales de la salud de origen extranjero?
 
René Goldman, director General de CarePers, explica a swissinfo.ch las razones. "Esta iniciativa parte de una experiencia que puso en marcha previamente el gobierno suizo para formar enfermeras filipinas. Los resultados fueron muy buenos, pero por las características del acuerdo, las participantes debieron regresar a su país. Era importante pues desarrollar un proyecto que permitiera a futuras enfermeras quedarse más tiempo en Suiza.
 
Esta convocatoria, en particular, continua, "ha sido dirigida a enfermeras españolas por dos razones fundamentalmente: su elevado nivel de cualificación y su carácter".
 
Goldman añade que la enfermería es una profesión que requiere de una gran habilidad profesional, "pero también de una profunda vocación, y las enfermeras españolas son personas muy empáticas, y suelen ser también gente muy simpática y afable".


Sobre el proyecto, Gerry Pacher, director de Recursos Humanos del Hospital Universitario de Berna, detalla a swissinfo.ch la situación de su nosocomio. "Nos hacen falta enfermeras en distintas áreas; dada la escasez que existe decidimos intensificar y extender la contratación a distintos países europeos. El mercado español presenta un potencial significativo, por ello pedimos a CarePers que operara una iniciativa de reclutamiento específica (para este país.
Formación semejante a la suiza

 
Pacher destaca el elevado nivel de cualificación ya referido y precisa una característica adicional que valora la institución es que "la formación de las enfermeras (españolas) posee una estructura similar a la que existe en Suiza; por lo que creemos que cuentan con los prerrequisitos necesarios para integrarse exitosamente a un espacio laboral multicultural".
 
Una percepción que suscribe Monica Plüss, responsable del área de Recursos Humanos del Hospital Universitario de Zúrich, quien consultada por separado dice a swissinfo.ch que se sumaron a la convocatoria porque se trata de un personal bien preparado y con estándares similares a los que hay en Suiza.

"Estoy lista…"

Pero mudarse a otro país no es una decisión sencilla. A más de 1.500 kilómetros de distancia, María Dolores Alonso, de 25 años de edad y cuatro como enfermera, cuenta a swissinfo.ch vía telefónica que al principio de su carrera laboral conseguía empleos intermitentes. "Hacía suplencias o cubría algunas bajas; había de todo, buenas oportunidades y trabajos de solo 24 o 48 horas. Pero desde el 2011, no pillo nada".
 
Hoy su cabeza es un perol de dudas y temores, y Mariló afirma que "piensa en Suiza desde que amanece hasta anochece". La idea de trabajar ahí la intimida, pero también le genera "una gran ilusión porque en España la situación ya no da para más".
 
A su juicio, lo más difícil es tomar la decisión. "Me lo he pensado mucho, pero creo que estoy lista. El año pasado apunté hacia Noruega e hice algunos contactos, pero la empresa que contrataba no me pareció seria. En Suiza todo parece mucho más formal, así que ya comencé a hacer llamadas y reunir documentos. Vaya, que no sé si me irá bien o mal en el proceso de selección, pero estoy dispuesta a aprender francés o alemán".

Más personal ext

r

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Descubrí Europa y Destinos Exóticos a precios increibles

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...