Ausentismo de enfermeros es, en promedio, un 20% en todo el país

SINDICATO: "UNA DE LAS RAZONES ES LA SOBRECARGA DE TRABAJO POR EL SNIS"

Ausentismo de enfermeros es, en 


promedio, un 20% en todo el país


"El ausentismo (de los enfermeros) es real y andamos en una media en todo el Uruguay del 20%, es decir que está entre un 15% y un 25%", señala a El País la presidenta del Sindicato de Enfermería, Silvia Santana.

54% corresponde a certificaciones médicas, 26% a las faltas con aviso y 20% a las faltas sin aviso. L.Carreño


A dos semanas de que el director del Hospital Pasteur, Ricardo Ayestarán, declarara a El País que el ausentismo de los enfermeros era de un 25% en esa institución y advirtiera: "Estoy mandando un sumario atrás del otro; me cansé de la irresponsabilidad de esta gente", Santana sostiene que existen razones de peso por la que estos no se presentan a sus lugares de trabajo.
Carlos Tapia

"Por un lado el país tiene un déficit muy grande de enfermeros que nosotros venimos denunciando desde hace ya muchos años, y por otro a esto se le sumó la sobrecarga de trabajo que significó el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS)", precisó Santana.

La líder sindical advirtió que por esto las mutualistas se llenaron de nuevos usuarios, pero no hay una cantidad suficiente de enfermeros para garantizar la atención.

La misma opinión tiene el presidente del Colegio de Enfermeros, Jorge da Rosa. "El SNIS ha sido un adelanto importantísimo a nivel nacional, pero no se dimensionó la cantidad de personas que iban a entrar a las mutualistas y el trabajo se recargó totalmente", precisa a El País.

Da Rosa trabaja en el Hospital de Maldonado, donde el ausentismo es de un 20%. "Pero ojo, no es porque sea un hospital, estas son las mismas cifras que se manejan, por ejemplo, en el Sanatorio Americano", señala el líder del Colegio.

Aumento del 100%.

Desde que en el año 2010 se cambió el sistema de certificación para los trabajadores (por el cual antes quien se encargaba de esto eran los médicos del Banco de Previsión Social (BPS) y ahora queda en manos de los doctores de las mutualistas), hubo un aumento en las certificaciones de los enfermeros de un 100%, según datos brindados a El País por el secretario académico de la Facultad de Enfermería de la Universidad Católica y autor del estudio "Ausentismo laboral, algunas reflexiones en base a la línea de investigación Calidad de la Atención de Salud", Augusto Ferreira.

"Este fue un cambio muy grande, porque ahora el enfermero llama a la institución, va el médico a verlo y es él el que le pasa los datos al BPS. Esto, por múltiples causas que no me animo a decir, provocó este gran aumento en las certificaciones", añade Ferreira.

Para Santana la única explicación que tiene esto "son las certificaciones por la sobrecarga de trabajo que generó el nuevo sistema de salud". Para Da Rosa, este cambio generó "además de las dolencias de columna típicas de los enfermeros, un mayor estrés laboral". Y prueba de esto, sostuvo, "es que los que más faltan son los que trabajan en emergencias, cuidados intensivos y blocks quirúrgicos".

3 años sin un libre.

Ferreira, por otra parte, dice tener reparos por el sistema de 4 - 1 (cuatro días de trabajo y uno libre) que se usa en enfermería, porque si los libres no coinciden entre las distintas instituciones es posible que el trabajador esté meses, sino años, sin un día de descanso. "Deberían trabajar ocho horas por día, tener dos días libres y ganar lo mismo que ganan ahora corriendo de un trabajo al otro", sostiene.

"Hay gente que puede pasar dos o tres años y de repente no tiene un día libre completo. La gente trata de que le coincidan los días, pero eso casi nunca pasa", añade el secretario académico de la Católica.

Esta dificultad fue reconocida también por Da Rosa, que también dice conocer casos "de tres años sin un libre". "Si al principio del año cuando te dan los horarios no lográs que estos coincidan, no descansás nunca", precisa.

Datos preocupantes.

Según el informe de Ferreira, que recoge datos recabados entre 2009 y 2011, el 54% de los ausentismos corresponden a certificaciones por causas médicas, el 26% a faltas con aviso y el 20% a faltas sin aviso.

Los datos de la Ucudal a nivel global son incluso menores a los que maneja el Sindicato de Enfermería, pues sostiene que el promedio anual de inasistencias es de 15,2%, lo que equivale a unas 17 faltas por día por cada enfermero o licenciado en enfermería.

En cuanto a las certificaciones según sexo, las mujeres ocupan la mayor frecuencia, lo cual se explicaría con los embarazos. Las cifras del Sindicato, en tanto, sostienen que el 87% del personal de enfermería son mujeres.

Por otro lado, Ferreira también advierte que el ausentismo del personal de enfermería supone un aumento en los gastos de la salud verdaderamente significativo, pues "quien cubra a ese trabajador cobrará un 50% más y en caso de que lo tenga que hacer en su día libre será un 75% más". Y concluye: "Hablan de los paros, pero con esto se gasta muchísimo más".

Comentarios