En España hay tres enfermeros por cada mil habitantes

AMELIA AMÉZCUA GÓMEZ DIRECTORA DE LA FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO DE LA ENFERMERÍA

"En España hay tres enfermeros por cada mil habitantes y en Europa ocho"

G. Maestre, S/C de Tenerife

Es una de las personas de referencia en el ámbito sanitario, ya que desde la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (Fuden) conoce de primera línea los problemas de la profesión y batalla con el Ministerio de Sanidad por cuestiones tan básicas como que en España haya los mismos profesionales por habitante que en el resto de Europa. Amelia Amézcua participará mañana en las III Jornadas de Enfermería organizadas por Satse bajo el título "Nuevos rumbos en enfermería y fisioterapia" y lo hace convencida de que "cada vez es más necesario debatir sobre cómo está el sistema sanitario y por qué".

¿Cuál es la principal preocupación de los enfermeros?

Sin duda son las consecuencias que puedan tener los recortes en la seguridad del paciente y qué consecuencias evitables se pueden estar dando por no tener un número de profesionales adecuado o una formación válida. Y es que no solo se puede hablar de sostenibilidad pensando en la mortalidad o en acortar la lista de espera sino que hay otros objetivos que no son a corto plazo y en los que rara vez se piensa.

¿Considera que los enfermeros han minimizado el impacto de los recortes trabajando más?

Creo que las enfermeras tenemos un compromiso con los ciudadanos y un sentimiento de que somos un servicio público muy arraigado y por eso intentamos hacer todo lo posible por salvaguardarlo con la máxima calidad. El problema es que los efectos varían según quién y cómo los mida; obviamente la esperanza al nacer no ha empeorado porque es muy pronto, pero a largo plazo si se están recortando vacunas, profesionales y demás...

A su juicio, ¿cuáles son las líneas rojas que los enfermeros no van a traspasar pase lo que pase?

El problema es que cuando se pasan es cuando se es noticia y cuando se pone de manifiesto el déficit de recursos humanos. Yo creo que la línea roja es la seguridad del paciente, pero el problema es cómo se mide. Puedo decir que hay muchas complicaciones que se podrían evitar y salir otro estudio diciendo que no. Lo que no podemos irnos es a la última línea roja que es la muerte porque hay muchos otros pasos intermedios pero que son difíciles de medir y registrar y que se basan en la calidad de vida. Si se salvan muchas vidas pero se aumentan las bolsas de dependencia tampoco funciona el sistema. El problema es que cualquier línea roja se puede manipular estadísticamente.

¿Cómo ha impactado la reforma sanitaria en la enfermería?

Ha afectado a las condiciones laborales pero no por la cuestión económica, sino a la autonomía en el trabajo y el cumplimiento efectivo de las funciones. La realidad es que se bombardea la autoestima y valía profesional en el entorno laboral y eso supone que se resiente la motivación del profesional que, por otra parte, no olvidemos que trabaja con pacientes.

¿Cuál es la ratio de enfermeros por habitante en España?

El último dato es que tenemos 3,1 enfermeros por cada mil habitantes, mientras que en Europa la media es de ocho. La disparidad es enorme. Con el acuerdo firmado entre el sindicato Satse y el Consejo General de Enfermería con el Ministerio se ha acordado una hoja de ruta para alcanzar los ratios europeos. El problema es que los objetivos se siguen diseñando pensando en bajar las listas de espera y la mortalidad, pero no se miden los resultados en calidad, seguridad y satisfacción del usuario y hay un grave problema de fondo.

¿Cómo se explica una ratio tan ajustada cuando miles de enfermeros están emigrando?

Porque no están diseñados los perfiles competenciales adecuados a los puestos de trabajo; estamos muy por debajo de la media y asumimos muchísimo más trabajo. Probablemente no se concibe que haya una diferencia de trabajo tan grande, pero ahora mismo no hay ofertas de empleo y desde hace unos años hay paro. Ahora mismo no somos un país atractivo para evitar que se nos vayan los mejores profesionales y esto lo pagaremos a la larga.

En Canarias, para muchos enfermeros encontrar un trabajo es casi ciencia ficción...

Es que además Canarias tiene pendiente desde 2007 su Oferta Pública de Empleo y el reclutamiento de trabajadores no es atractivo. Es lógico que cada vez se vayan fueran más profesionales si las condiciones son estas.

¿Cuál cree que es el futuro de los que actualmente están estudiando Enfermería?

Como en todo, hay oportunidades y amenazas. Yo creo que se abren nuevos espacios, sobre todo los relacionados con cronicidad y la dependencia y la atención fuera de los hospitales y estamos capacitados para hacerlo. El problema será demostrarlo, pero creo que por ahí tirarán y lo conseguirán, pero entiendo que formarse y no ejercer es frustrante.

No le sorprende la falta de respuesta social a los recortes...

Cuando sacan estadísticas en las que te dicen que te quejas por gusto pues es fácil tener esa versión tan sesgada de la realidad y eso está produciendo una falta de sensibilización, pero los problemas van a venir a largo plazo, de eso no hay duda. La falta de sensibilidad además viene porque se ve a los enfermeros como funcionarios y no como un servicio determinante. Ha calado el mensaje de que mientras esté a salvo la prestación básica lo demás no importa y bajo ese paraguas se está perdiendo calidad asistencial.

Comentarios