31 dic. 2013

Los enfermeros en España salvan vidas a muy bajo coste”

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife
Foto: FRAN PALLERO

Amelia Amezcua Sánchez, directora de FUDEN. | FRAN PALLERO

Enfermera pediátrica y licenciada en Antropología Social y Cultural, Amelia Amezcua Sánchez es experta en maltrato infantil y especialista en asistencia a domicilio. En la actualidad, y tras una amplia trayectoria profesional, es la directora de la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN), entidad encargada, entre otras, de orientar, asesorar y formar a los profesionales del sector, a los que también ofrece la posibilidad de salir al extranjero en proyectos de cooperación y apoya en el ámbito de la investigación. Recientemente participó en Tenerife en unas jornadas organizadas por el sindicato SATSE, en las que se debatió sobre los retos a los que se enfrenta la profesión enfermera, en un momento tan complejo como el actual. De todo ello dialogó con DIARIO DE AVISOS en esta entrevista.

– Llevamos años escuchando hablar de un déficit crónico de profesionales de la enfermería en España. ¿Es tan grave la situación como la pintan?
"Realmente, se trata de una deuda histórica con la profesión. En los informes de sostenibilidad del propio Ministerio de Sanidad se dice que se van a desarrollar las especialidades, para mejorar el desarrollo profesional, pero no ha ocurrido nada. Tampoco se han emprendido las medidas necesarias de reorganización del sistema; y a pesar de eso los enfermeros siguen salvando vidas a bajo coste.

Y serían una figura todavía más rentable si estuvieran mejor formados, hubiera un número suficiente y cubrieran los espacios que deberían cubrir".

- ¿Se consideran maltratados por el sistema?
"No es que estemos maltratados, pero sí que existe una invisibilidad de los profesionales en las administraciones públicas".

- Canarias es uno de los ejemplos más significativos de esta situación, sobre todo si tenemos en cuenta las ratios a nivel nacional y europeo, las ofertas públicas de empleo paralizadas, las precarias condiciones laborales,…
"La inestabilidad está generando muchos problemas para los enfermeros en Canarias. La cohesión y calidad es otra deuda pendiente en el sistema sanitario, porque se han configurado 17 realidades muy distintas en el Estado, tanto en términos de los profesionales como para la propia población y en el acceso a los servicios. Cada región tiene una cartera de servicios y una calidad de asistencia diferente, y eso no es justo".

- En los últimos años se está produciendo una importante diáspora de profesionales al extranjero, lo que contribuye a empeorar el sistema en nuestro país. ¿Es la única salida que tienen los enfermeros actualmente?
"Creo que la oferta de fuera no es excesivamente atractiva, pero los enfermeros siempre hemos tenido cierto desequilibrio entre las competencias para las que estamos formados y las que podemos desarrollar en el sistema. Si a eso le unes que no hay muchas vías de acceso al mercado laboral, las generaciones de ahora han entendido el concepto de globalización y tienen menos problemas para viajar, porque fuera encuentran esos retos que aquí no tienen. Es una cuestión de frustración de sus expectativas, porque se han formado con una nota de acceso a la universidad y un nivel de exigencia muy alto; están convencidos de que pueden hacer un buen trabajo con la población y sin embargo salen al mercado laboral y no les ofrecen un hueco para ellos, porque tampoco se diseñan nuevos espacios de trabajo. Por eso, aunque la oferta del extranjero no es muy atractiva, será mejor que la frustración que encuentran aquí".

- Quizá el otorgarle más competencias a los profesionales de la enfermería sería una solución para esas personas que no hallan salidas aquí. ¿No cree?
"Los enfermeros tenemos competencias suficientes para resolver muchas demandas y problemas de salud, como puerta de acceso al sistema, pero el sistema está hipertrofiado. En el hospital, por ejemplo, todo se deriva a los especialistas, tanto en pacientes crónicos como en no urgentes. Además, existe un mal uso del sistema, que quizá se resolvería si la enfermería se acercara más a los domicilios, a los centros escolares, a los centros de drogodependientes,.., a la comunidad, en definitiva; se desarrollaría mucho más. Para ello, los enfermeros deberían tener una autonomía del trabajo y unas competencias avaladas, entre ellas la prescripción de muchos productos sanitarios. Está demostrado que en los centros en los que el triaje de urgencias lo llevan a cabo las enfermeras, la atención es mucho mejor y la clasificación y el orden de prioridad clínica por riesgo vital es más eficiente. Por eso, sería mucho más rentable si se crearan unidades lideradas por enfermeros, porque el proceso asistencial sería más rentable y eficaz. En el Hospital Puerta de Hierro de Madrid ya existe una unidad de mama que está coordinada por una enfermera, que es la que dirige la gestión de los casos, y se ha demostrado que funciona muy bien".

-El suyo es un trabajo muy sacrificado y poco reconocido…
"En los últimos 30 años la enfermería ha vivido varios picos complicados. Una vez que llegó a la universidad, nos costó mucho el desarrollo académico de la profesión; ahora también ha ocurrido con el acceso al grado, que nos ha abierto las puertas al doctorado y al mundo de la investigación. Siempre hemos jugado en una segunda división, sin tener protagonismo real; posiblemente, también por el devenir de la sociedad española, al aumentar la esperanza de vida y al construirse más hospitales y centros de salud".

-¿Cuáles son los retos actuales de la profesión y del propio sistema sanitario español?
"Los nuevos retos son la cronicidad de las enfermedades y la dependencia, y en este sentido la gente lo que demanda son cuidados de enfermería, porque es mejor mejorar su calidad de vida que alargarla durante más años. Por eso, el profesional que está entre lo social y lo sanitario, que puede llevar esos cuidados a los domicilios, es la enfermera. Es un momento difícil, pero hay que diseñar estrategias para visibilizar eso".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más del 80% del personal de enfermería

Debemos fortalecer la visibilidad de este protagonismo histórico de las enfermeras y los enfermeros, no solo visto ahora con Nursing Now 2...