15 feb. 2014

Catalunya limitará a los enfermeros para encubrir más recortes sanitarios

Catalunya limitará a los enfermeros para encubrir más recortes sanitarios

Noticia Extendida  (content)
Noticia Extendida  (content)
Enfermeras en una sala de cuidados intensivos.

Catalunya limitará a los enfermeros para encubrir más recortes sanitarios

Las ambulancias piden a los trabajadores que declaren si tienen otros trabajos para instarlos a elegir sólo uno


Los enfermeros catalanes se enfrentan a un nuevo recorte encubierto. Los primeros afectados serán los trabajadores de las ambulancias de Catalunya, gestionadas por el Servei d’Emergències Médiques, SEM, que deberán declarar antes del 3 de marzo si trabajan en algún otro centro de salud.

Los empleados con más de un trabajo --la mayoría del colectivo— serán obligados a escoger una de sus múltiples responsabilidades o –en todo caso— tendrán que reducir la jornada laboral. El SEM asegura que no se trata de una medida que aplique la empresa sino que el CatSalut los ha instado a controlar los trabajos externos de sus empleados.

¿Reparto o recorte?

Los representantes del gobierno autonómico han trasladado al colectivo que tener más de un trabajo atenta contra el descanso y también produce situaciones de injusticia social: abundan los empleados con dos trabajos en tiempos en los que el paro supera el 26% de la población. Pero los trabajadores están convencidos de que las prisas repentinas por controlar la jornada laboral en el sector sólo tiene un propósito: reducir los servicios y el pago de nóminas.

“Estamos muy quemados por los recortes, las reducciones de horas extras y ahora esto. No hay enfermeras con experiencia en cuidados intensivos que estén en el paro. Eso no existe. Si no dejan tener al personal dos trabajos, habrá necesariamente una reducción de servicios”, explica un integrante del comité de empresa del SEM.

El Institut Català de Salut, que acaba de recurrir a una normativa europea para reducir la jornada de los médicos en formación, asegura que su único propósito es que se cumpla la ley.

La normativa olvidada


La ley de incompatibilidades obliga a un trabajador sanitario a pedir permiso al Institut Català de Salut, ICS, para mantener un segundo puesto en la administración pública. La normativa, vigente desde 1987, no se ha hecho cumplir, según reconocen los propios trabajadores afectados que cuentan con más de un empleo.

Hasta ahora, sólo el colectivo de médicos ha sido excluido de la limitación. Un acuerdo del gobierno autonómico catalán del 23 de diciembre pasado excluye a los médicos del cumplimiento de la ley. Ahora, el colectivo de enfermeros reclama el mismo trato. De lograrlo, los únicos profesionales afectados por la ley serían los técnicos sanitarios.

Trato diferenciado

Los bajos sueldos han obligado a los trabajadores a buscar segundos trabajos, donde también han buscado turnos de noche, festivos y horas extras las mejor pagadas. De este modo, un sueldo básico de un enfermo de ambulancias en Catalunya puede pasar de 1.300 euros al mes hasta los 6.000 euros al mes compatibilizado con otro trabajo de 40 horas –más guardias y nocturnidades-- en los cuidados intensivos de un hospital.

"Si me obligan a elegir, tendré que dejar el SEM porque en el hospital gano el doble", explica un enfermero de cuidados intensivos. El colegio de enfermeros ha pedido el mismo trato que los médicos, exentos desde ahora del cumplimiento de la ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

“ Rcp En tus manos en la Unpaz

Desde el  Departamento de la Ciencia de la Salud y Deporte del a Unpaz, importancia de difundir la técnica de la reanimación cardiopulmon...