4 may. 2014

La enfermería: la cara más humana de la sanidad


Un congreso elige Málaga para debatir las técnicas con las que tratar al paciente en quirófano

25.04.2014 | 05:00
El muelle 2 acogió un simulacro de rescates el miércoles.
El muelle 2 acogió un simulacro de rescates el miércoles.

Están 24 horas en sus puestos de trabajo y siempre que suena un timbre, acuden. La profesión enfermera es la cara más humana de la sanidad, puesto que, además de estar en quirófano, en planta, en el exterior en un accidente o en un centro de salud, estas profesionales se ocupan de «traducir» las indicaciones del médico al paciente para el afrontamiento de la enfermedad.

Precisamente, esta humanización ha sido la clave del XVIII congreso nacional de la Asociación de Enfermería Traumatología y Ortopedia (AEETO) que se celebra en Málaga y concluye hoy, cuyo lema en esta ocasión es «Integrando ciencia y emociones». La presidenta de la junta directiva de la asociación, Elena Miguel, asegura que el objeto de las ponencias no es otro que ayudar a expresar las emociones para guiar y manejar al paciente desde el punto de vista de la inteligencia emocional. Y es que hay que tener en cuenta que cuando el paciente llega al quirófano es importante saber cómo llega, cómo está durante la intervención y qué perciben a su término. «Ellos ven ruido, luces, personas extrañas y es importante cuidar la intimidad, que alguien le hable y explique, le coja la mano y le dé tranquilidad», señala la presidenta, que reconoce que el paciente tiene miedo a lo desconocido.

Además de esta incertidumbre, también teme la «agresión» que va a sufrir su cuerpo. «Hay un tratamiento que puede salir bien o mal, y hasta entonces puede pasar por fases muy negativas», señala. Por eso, es fundamental que el profesional de enfermería esté al lado del enfermo, pues se trata del personal que más horas acompaña al paciente durante el ingreso, quien le explica qué le van a hacer, le hace las curas, le solventa las dudas y, una vez se da de alta, le da indicaciones sobre qué hacer en casa para una correcta recuperación. «La enfermera es la que traduce el tratamiento para unos cuidados prácticos y útiles», señala Miguel.

De hecho, reconoce que las prisas y los recortes a menudo dejan de lado una correcta humanización de la atención sanitaria. «Es fundamental que no pierda ese horizonte. No son máquinas, son personas con un pasado, un presente y un futuro», afirma la presidenta de la AEETO.

No obstante, reconoce que el paciente ha de poner de su parte. Tiene que proporcionar información para adecuar sus tratamientos y aprender a ser autónomo tomando decisiones. «Al fin y al cabo se trata de un equipo. Tiene que tener una relación muy cercana con un feedback continuo, es muchos más fácil que con el médico, porque la enfermera está 24 horas. Y cuando se va, llega otro compañero», recuerda.

Además de la humanización de la profesión, el congreso, que comenzó el pasado miércoles, también tratará estudios de investigación, las nuevas aportaciones de la enfermería, la actualización de la enfermería en traumatología y ortopedia, avances quirúrgicos o la necesidad de la continuidad de los cuidados. «La salida del hospital no debe verse como un punto y aparte, sino seguido», subraya.

Elena Miguel explica que las funciones de esta rama de la enfermería no solo se enmarcan en los quirófanos o el hospital, sino que también en los centros de salud o en los primeros auxilios. De hecho, el miércoles tuvo lugar una simulación práctica de un accidente en el mar, a la que asistieron diferentes sectores intervinientes en este tipo de siniestros. También se trató la importancia de la ayuda psicológica tanto a la víctima como al familiar.

Así, reconoce que este tipo de atención quizás sea una asignatura pendiente para la que es importante estar entrenado. «Hay que controlar y detectar quién necesita la atención. Por eso, hay que separar a la persona en cuestión de ese ambiente negativo en el que hay sangre o cuerpos. Hay que situarle pero sin engañar. No se pueden crear falsas esperanzas», destaca la enfermera coordinadora del Instituto madrileño de Traumatología, que señala como vital ahondar en el conocimiento y la información de la persona, pues puede ser fundamental para su tratamiento o para saber más sobre las causas del accidente.

Por eso, señala como imprescindible recibir formación psicológica que ayude a saber estar al límite pues, recuerda, ellos también son personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El 21 de septiembre se conmemora en todo el país el Día de la Sanidad

El 21 de septiembre se conmemora en todo el país el Día de la Sanidad . Conforme a lo dispuesto en el Estatuto de los Trabajadores de la Sal...