12 dic. 2014

Para atender a dos concejales, una ambulancia llegó tarde y sin enfermeros

Sesión agitada por una situación no aclarada respecto del mural de la Plaza Urquiza

Para atender a dos concejales, una ambulancia llegó tarde y sin enfermeros a bordo

Esta mañana, la sesión del Concejo Deliberante fue suspendida debido a los inconvenientes surgidos ni bien comenzó. El derribo del mural con la inscripción "Nunca Más", hecho por el cual no hubo explicaciones públicas del Ejecutivo, fue el detonante de una discusión que terminó con la concejal Graciela Salazar desmayada en el piso por varios minutos y su par Irma Bergalio descompensada. Además la ambulancia que arribó tardó 35 minutos y los asistentes eran dos choferes que no tenían elementos básicos como un tensiómetro para tomar la presión. Finalmente las ediles se recompusieron por cuenta propia y la sesión fue suspendida hasta el miércoles próximo, según pudo corroborar DIARIOJUNIO.

  • Click sobre la imagen para Ampliar

El concejal Alberto Zadoyko (FEF) indicó que la sesión fue "muy lamentable" debido a que arrancó y terminó en los homenajes, tramo que siempre se reserva para el inicio de las mismas. El tema que generó la polémica fue el derribo del mural del "Nunca Más" edificado para el último 24 de Marzo en la plaza Urquiza.

En principio transcendió que había sido un error involuntario de un empleado municipal y que iba a ser rápidamente subsanado, según lo que mencionó un integrante del Concejo hace 48 horas. Pero aparentemente no habría sido así. Por eso, este mediodía, la concejal Salazar envió un comunicado a DIARIOJUNIO donde da cuenta de que se trató directamente de una "acción oligarca" emanada desde el interior del municipio.

Concretamente, en la sesión mencionó a algunos funcionarios lo que generó un revuelo dentro del oficialismo. "No pido tus disculpas, pido una explicación, pero no hacia mi persona, a la sociedad, hacia los familiares y amigos de desparecidos; no voy a respetar ordenes jerárquicas para callarme, no doblegarán un sentimiento que surge de lo mas profundo de mi corazón; por que diariamente recuerdo a mi hermano Sixto Zalasar y a todos los compañeros que estuvieron y siguen estando en la lucha, con quien compartimos disputas, reclamos de Justicia y reivindicación", indicó Salazar en la nota.

Según el texto, la edil sostuvo que de ser necesario recurrirá a las organizaciones provinciales y nacionales por lo sucedido. "No busco disculpas ni palmeos de espalda, busco la responsable, de una acción oligarca que ordenó tirar un Monumento que tanto luchamos para poder conseguirlo, que representa tantas cosas para millones de Argentinos, la Memoria, el Nunca Más", se indica en el  escrito.

Al respecto, Zadoyko sostuvo que pidió concretamente saber que funcionario fue quien dio la orden para que se pudiera derribar el muro y que de las explicaciones al respecto. En tal sentido, cabe acotar que el mural fue edificado como producto de una ordenanza y para derribarlo se necesita otra norma similar que la derogue o la modifique.

En ese tramo de la sesión, Salazar, luego de anunciar prácticamente que se iba del bloque del oficialismo, se desvaneció y quedó tendida en el piso del Concejo durante 35 minutos. Zadoyko llamó al 107 y la telefonista le pidió la dirección del Concejo, ubicado dentro del edificio municipal. El edil se enteró luego de que el servicio de emergencias al que el cliente llame puede ser de otra ciudad, todo depende de la empresa de celulares que se contrate. "Le tuve que explicar que funcionaba dentro del edificio de la municipalidad en Mitre 76, toda una explicación que te causa risa o te da ganas de llorar sinceramente", indicó el edil.

Al llegar los dos tripulantes de la ambulancia, los ediles observaron que no traían los elementos para actuar en un caso de emergencia. En ese sentido, carecían de un tensiometro para tomar la presión. Cuando Zadoyko les preguntó si eran enfermeros, la respuesta fue que ninguno de los dos lo era sino que se trataba de choferes. "Se terminaron yendo avergonzados por la situación", dijo. Y añadió que no le brindaron asistencia a la concejal.

En esos minutos fue Bergalio quien comenzó a sentirse mal. "Lamentablemente tampoco fue atendida. Era la una de la tarde y no vino ningún médico. Uno de los chicos de la secretaria terminó sacando una colchoneta tirándola en el piso, dándole agua y esa es otra cuestión. No tenemos un botiquín serio, organizado. Terminamos consiguiendo algo de alcohol para ponerle", añadió el edil. Zadoyko reflexionó sobre la carencia de un servicio médico de emergencias en el municipio. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Enfermería y la Economía Sanitaria en la Pandemia por Covid-19

Desde que comenzo la pandemia hace mas de 6 meses, continua aumento la  propagación del coronavius en la comunidad, en muchos instituciones...