12 dic 2014

Citarían a dos enfermeros por la muerte de un bebé

El caso ocurrió en 2010 y por el supuesto suministro de opiáceos. 
LA MUERTE DEL BEBÉ EN EL HOSPITAL SAN MARTÍN,  QUE ESTÁ SIENDO INVESTIGADA POR LA JUSTICIA, SE REMONTA A 2010
Habría otras tres criaturas con secuelas LA MUERTE DEL BEBÉ EN EL HOSPITAL SAN MARTÍN, QUE ESTÁ SIENDO INVESTIGADA POR LA JUSTICIA, SE REMONTA A 2010 Hace cuatro años, la muerte de un bebé en el Policlínico San Martín dejó enormes interrogantes, los cuales motivaron la presentación de una denuncia para que el caso sea investigado por la Justicia Penal. Precisamente, de acuerdo a lo que pudo averiguar ayer este diario, la causa, luego de atravesar por una serie de presuntos vaivenes judiciales, recayó en la Fiscalía Nº 10 de La Plata, que habría dio el impulso definitivo hasta llegar a una aparente individualización de sus posibles responsables. Los voceros consultados por EL DIA indicaron que en las próximas horas esas personas podrían ser citadas para que comparezcan ante la titular de ese organismo, María Scarpino. Los informantes explicaron que el deceso de la criatura se habría producido por el suministro de algún derivado del opio, sustancia utilizada generalmente por su gran acción analgésica y depresora del sistema nervioso central. Cabe destacar que los opiáceos derivan de la planta del opio, más conocida como adormidera. Para su obtención se realizan cortes en el bulbo de la planta cuando ya está madura, extrayendo un líquido que, tras su oxidación, adquiere una consistencia gomosa y una coloración oscura. Tras un tiempo de reposo y secado, pasa a un estadío de fermentación, con lo cual ya está apta para consumo. Los opiáceos pueden fumarse, en pipa de forma tradicional; beberse, muy característico en forma de infusión y hasta comerse, como pasta. Con el correr del tiempo el opio fue perdiendo su preponderancia como droga, para dejar paso a sus derivados actuales: la morfina y la heroína. LAS SOSPECHAS Respecto del terrible episodio que es investigado por la Justicia platense, trascendió estarían en la mira dos enfermeros y un empleado del sector de farmacia. También se supo que habría otros tres chiquitos con secuelas, por el suministro de la misma sustancia, y hasta se mencionó otras cuatro muertes, pero de las que no se tiene mayores pruebas sobre sus causas, porque cuando la UFI Nº 10 tomó a su cargo la pesquisa, ya era materialmente imposible poder practicarle el estudio de autopsia. "Sin la certeza pericial, uno puede tener sospechas, pero no evidencias concretas", expresó una fuente del caso. Por eso todo quedaría supeditado a la muerte de uno de los bebés y a los padecimientos que sufrieron los otros tres, de los que no se conocieron otros datos como su sexo ni edad. Demás está decir que la UFI interviniente se especializa en delitos culposos, que son los que no se producen con dolo o intención y tienen una pena en expectativa de menor cuantía. En otras palabras, se investiga un acto negligente o que no observó los protocolos de actuación médica o del área de la salud y que, como resultado de esa conducta, se produjo las graves consecuencias antes apuntadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los Profesionales de Enfermería, se Están Agotando

La pandemia por COVID-19 continúa siendo el principal problema en los sistemas de salud para la mayor parte de los países del mundo. l...