3 abr. 2016

Médicos y enfermeros exigen más medios para igualar en calidad a otras localidades

La gerencia del área de salud dice que atenderá la demanda para mejorar la asistencia «en función de la disponibilidad presupuestaria»

El medio centenar de profesionales -médicos, enfermeros, celadores y auxiliares- del centro salud de La Unión ha elevado una protesta a la gerencia del Área de la que dependen -la número 2, Cartagena y comarca- por las condiciones laborales en las que desempeñan su trabajo. En varios escritos a los que ha tenido acceso 'La Verdad', se quejan de la «difícil situación» en la que se desarrolla la atención sanitaria, «de inferior calidad», afirman, al resto de áreas de salud de la Región.

Los profesionales aluden a un «bucle viciado» en la trayectoria de este centro (inaugurado en febrero de 2013), que tiene su origen en «la rotación permanente de médicos debido a las condiciones de trabajo adversas». Si a eso, además, se le suma «la disposición de insuficientes recursos materiales y de personal», la consecuencia es que se producen, afirman, «hechos nada favorables en la atención que reciben los usuarios».

Para los profesionales, la única solución es «erradicar el trato desigual respecto a otros equipos de atención primaria de la región». Un «deterioro progresivo la calidad de la atención», a su juicio, que intentan paliar «con el compromiso de todos los profesionales».

Según las estadísticas que manejan, cada médico atiende un promedio de 44 pacientes al día, cuando la media del área (compuesta por 16 centros de salud) es de 34. El tiempo de consulta por paciente es de 4,8 minutos y la media 5,5. Mientras que el número de usuarios asignados es de 1.470 y la media 1.369. Como hechos que prueban las deficiencias, citan la inexistencia de urgencias en horario de mañana de lunes a viernes. Así, cuando un médico de familia tiene que abandonar su consulta «hace soportar largas demoras a los pacientes hasta que vuelve».

Además, denuncian «la obligatoriedad» de doblar la atención a pacientes en caso de ausencia de los compañeros por cualquier motivo, «lo que masifica las consultas afectadas». También aluden a que «no se garantiza sustituciones por bajas por enfermedad ni el desarrollo de actividades de formación continuada», así como a la «restricción en el disfrute de días de libre disposición».

Como conclusión, afirman que las adversas condiciones sociales y económicas de la población de La Unión «merecería al menos la misma calidad y cantidad de recursos sanitarios que otros centros de salud».

Por su parte, fuentes de la Consejería de Sanidad subrayaron que el director del área de Salud, José Sedes, «se ha interesado personalmente por las demandas del centro y se ha comprometido a estudiar la mejor forma de potenciar las prestaciones sanitarias».

En su reciente visita al centro, señalaron las mismas fuentes, «comprobó el excelente trabajo que realizan todos los profesionales en unas magníficas instalaciones», y dijo que, «en función de las disponibilidades presupuestarias», intentará que se puedan incrementar los medios materiales y de personal.

Quejas del alcalde

Las quejas de los profesionales sanitarios han llegado también al Alcalde, Pedro López Milán, quien se ha comprometido a trasladar «con firmeza» las necesidades del centro de salud a la consejería de Sanidad. Dice que a la falta de personal y medios, «especialmente en el área de Urgencias», se une «la pasividad», en su opinión, de los responsables de la consejería. El alcalde asegura que lleva «muchos meses llamando» para que le reciba la consejera de Sanidad, «sin éxito, pese a la insistencia casi diaria», apostilló. Estas carencias, añadió que «hace que muchas veces el usuario se vaya directamente a las Urgencias del hospital Santa Lucía, contribuyendo a su colapso».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Enfermería y la Economía Sanitaria en la Pandemia por Covid-19

Desde que comenzo la pandemia hace mas de 6 meses, continua aumento la  propagación del coronavius en la comunidad, en muchos instituciones...